Receta de zarangollo murciano ligero a mi manera para la morriña post navideña

by - 10:40 a. m.

Tengo que confesar que cuando mi madre me dijo ayer por teléfono que tiene un resfriado tremebundo encima en mi cabeza sonó un "¡Ja!". Y el elfo está también empezando a mostrar síntomas de lo mismo. Y sí, me temo que soy la responsable. Es que después de pasar una semana malísima con la nariz en carne viva de tanto sonarme, en la soledad incomprendida de mocos y estornudos, ver cómo caen los demás por tu culpa tiene algo de maléfico.
Que no, pobreticos. Ahora me entra el instinto maternal y me preocupo por ellos, lástima que el elfo sea un cabezota y no sea nada aficionado de los platos de cuchara o las tazas con líquidos calientes. El muchacho no admite cosas calientes ni en invierno, pero bueno, peor para él.

Zarangollo ligero

Yo ya he recuperado casi del todo la rutina y hasta me he adaptado a que mi calle esté congelada prácticamente toda la mañana -el primer día que salí a correr casi me rompo el culo en el suelo, eso sí-. Me falta hornear algo, y es que todavía tengo restos de dulces navideños que mi madre casi me obligó a traerme. Pero este fin de semana algo caerá, especialmente si por fin tenemos un día de lluvia, que falta con este aire lleno de polución.

Os advierto que me quedaron un par de recetas pseudo-navideñas en el tintero, dulces de esos alemanes/suizos que supuestamente son para hacer en diciembre pero que, puesto que en realidad no es nuestra tradición, a mí me valen todo el año :P. Así que no os extrañéis si veis algunas recetas con la fecha todavía del año pasado, que no es porque todavía no me haya acostumbrado a la nueva cifra.

Freshvana - Verduras ecológicas

El día antes de partir llegó a casa de mis padres una estupenda caja con verduras ecológicas, obsequio de Freshvana, equipo que nació de una cooperativa agrícola tradicional de Murcia, que hoy apuestan por el producto local mediterráneo de cultivo ecológico, y venden online a toda la península. Me dio rabia no poder probarlo todo por un cambio de planes de viaje, pero en casa han quedado encantados con el regalito que les dejé de forma indirecta :).

Zarangollo murciano
Este es el aspecto habitual de una tapa de zarangollo tradicional. Nótese que el calabacín y la patata están casi deshechos, y la textura es muy jugosa, ideal para untar en pan.


Mientras tanto, para terminar con la típica morriña y pensando en platos más ligeros después de las fiestas, os propongo una versión (MI versión) mucho más ligera de uno de mis platos favoritísimos de la cocina murciana: el zarangollo. Si es que me encanta hasta su nombre.

El zarangollo es una receta tradicional de esas típicas, humildes, básicas y sencillas, con productos locales baratos y deliciosísima. Con calabacín, cebolla, huevos y las opcionales patatas se consigue un plato buenísimo que no falta nunca cuando hay fiestas en la ciudad.
No es una receta ligera porque la cantidad de aceite que coge es más que notable, pero yo he hecho una versión en la que he reducido las grasas al máximo, con más calabacín que huevo, y he omitido la patata. La textura también va al gusto, se puede pelar los calabacines y dejarlos finitos para que casi se deshagan, aunque yo quería esta vez que se notaran bien en el conjunto.


Zarangollo ligero

Receta de zarangollo murciano ligero
Ingredientes un poco a ojo

- 1 cebolleta pequeña
- 1 calabacín hermoso
- 1 huevo y 1 clara
- 1 cucharadita de aceite de oliva
- caldo de verduras
- sal

Cortar la cebolleta en juliana fina, pelar si se desea el calabacín y cortar en medias lunas no muy finas. Calentar el aceite en una cazuela o sartén antiadherente y añadir la cebolleta, removiendo bien. Cuando se empiece a pegar, añadir caldo para cubrir el fondo. Añadir un poco de sal y cocinar hasta que esté transparente.

Añadir el calabacín y un poco más de caldo. Cocinar a fuego bajo, vigilando el nivel de líquido, durante unos 15-20 minutos, hasta que el calabacín tenga la textura deseada. Agregar entonces el huevo batido con la clara y mezclar hasta que se cuajen. Corregir de sal y servir.

Repito: es una versión muy ligera,con todo el protagonismo del calabacín. Si pasáis de dietas os animo a probar un zarangollo como la huerta manda, placer humilde de dioses.

You May Also Like

10 comentarios

  1. Ayyy me acuerdo la primera vez que probé el zarangollo ^_^ Fue en mi primera visita a la capital, en una terracita de esas plazas tan bonitas que hay por el centro.

    Me parece un plato buenísimo y que nos enseña lo ricas que pueden estar las verduras y lo afortunada que es esa tierra de tener la huerta que tiene.

    Me parece una versión ideal para quien quiera una opción más ligera, porque de sabor seguro que están igual de deliciosas.

    1 besazo gordoooo!!!

    ResponderEliminar
  2. Nunca comi mas pelos ingredientes que leva acho que ia gostar
    O aspecto esta excelente
    bj

    ResponderEliminar
  3. Que ahora que leo lo de la calle helada ¡¡¡ te entiendo ¡¡¡ que he empezado a correr ¡¡¡... bueno... aún ando más que corro... pero estoy en ello, llevo desde el 22 de diciembre, tres días a la semana... por ahora voy bien, ya te contaré.

    Un besazo y feliz año ¡¡

    ResponderEliminar
  4. Qué buena pinta... hasta hoy no había oído hablar de esta exquisitez de la gastronomía murciana, pues soy de Andalucía y vivo en Cataluña... pero quizás me atreva a probarlo, soy vegetariana y todas estas cositas me gustan mucho. Gracias por tu blog, lo sigo hace tiempo y me encantan tus historias y recetas. Te invito a pasar y visitar el mío,http://laollavegetariana.blogspot.com.es/ , si algún día tienes tiempo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hum... yo cuando lo hago para cenar también omito la patata, que lo convierte en una cena excesivamente pesada para mí, pero lo del caldo... eso me ha parecido una idea genial, y tomo nota, que es verdad que aún con todo absorbe bastante aceite!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta en todas las versiones, con o sin patata, con calabacines pelados o sin pelar, tengo que hacerlo que llevo tiempo que no sé por qué no lo preparo.

    Que termines de mejorarte del resfriado!

    ResponderEliminar
  7. ay no sabes las ganas que tenía de saber como se hace el zarangollo, graciasss, me encanta la pinta. Eso del resfriado..a mi me pasa en casa, y también en eltrabajo, es lo que tienen trabajar en un colegio, es peor que en cualquier sitio para ese tema, coges de todo jajaajaj. Menos mal que he pasado la varicelaaa. Oye, esta mañana hice tu crostata de fresas, ya la he merendado, está super rica. Un besoo

    ResponderEliminar
  8. Creo que yo estoy en esa etapa de nariz roja y morriña navideña también...Es que enero se hace muy nostálgico...Pero bueno, con cosas así de ricas se pasa mejor =)
    Un besote!

    ResponderEliminar
  9. A mi me dan ganas de ponerme malica para que me cuides y me hagas todos los platos y sopas que quieras jaja
    Besicos sorianos:)

    ResponderEliminar
  10. zarangollo cuchibili cuchibili xD

    me encanta el nombre y lleva mi verdura preferida, no solo se ve riquísimo, parece fácil!!! va, esta semana lo haré con mis manitos, lo prometo! ^___^

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...