Una tarde repleta de café de la mano de Adrián Fernández y Mocay Caffè

by - 3:29 p. m.

Una de las ventajas que tiene Madrid es la cantidad de eventos y actividades de todo tipo que se nos ofrecen a lo largo del año. Para los foodies - término algo repelente, lo sé - es algo fantástico, ya que la gastronomía vende y lleva años estando muy de moda en todos los ámbitos, algo que las marcas y el mundo hostelero aprovecha bien. Claro que hay que saber separar el grano de la paja, pues a los blogueros, editores y periodistas del mundillo nos llegan decenas de invitaciones y no todas valen la pena, ni mucho menos. Pero si me ofreces pasar una tarde muy cafetera en un local con encanto del centro madrileño, y encima de la mano del gran Adrián Fernández, no puedo negarme.

Coffe tasting masterclass

A finales de octubre, Mocay Caffè reunió a un pequeño grupo de blogueros en Sugar Factory, una coqueta pastelería en el barrio de las Salesas que llama mucho la atención por su decoración y ambiente, recargado y con un aire decadente que te traslada a las antiguas cafeterías y salones de té europeos de finales del siglo XIX o principios del XX. No pude evitar sentirme en una película de Wes Anderson, aunque los productos que elaboran se han rendido a las modas actales con su gama de cupcakes y otros dulces. Pero nosotros íbamos a catar café al pequeño salón, donde ya nos esperaba Adrián Fernández con un buen despliegue de cafeteras, tazas y productos para la cata.

Adrián es barista profesional, tricampeón de España, apasionado de su trabajo y del café y un estupendo divulgador de las bondades de este producto al que da gusto escucharle y verle trabajar. El evento, que formaba parte de las actividades organizadas por la marca bajo el nombre de Mocay Caffèxperience, pretendía divulgar las bondades del café y un poco de su cultura, derribando ciertos mitos e intentando que el bebedor habitual conozca mejor cómo tiene que ser el verdadero buen café. España es un país muy cafetero pero por desgracia sigue tratándose fatal, con miles de tazas de penosa calidad servidas cada día en barras de todo el país y consumidores que no saben cómo tratar el producto o cómo reconocer cuándo le han servido bazofia en taza.

Coffe tasting masterclass

Adrián nos contó que cada vez se está avanzando más en el campo de la investigación y se están conociendo las virtudes que el café tiene para la salud, con aplicaciones muy diversas. La problemática de la cafeína es un tema aparte y algo complicado, porque tendemos a pensar que el café es el producto que más cantidad contiene y nos olvidamos de que otros como el té, el chocolate, o refrescos pueden aportar mucha más cafeína que un par de espressos. Se suele fijar el tope de cafeína recomendada por persona al día en 400 mg, estando la media razonable entre 100 mg y 300 mg. Lo cierto es que depende mucho del origen del grano de café y de cómo se ha elaborado la bebida en la cantidad final de cafeína que nos aporta. Sin entrar en muchos más detalles, como mínimo deberíamos tomar siempre, siempre, café natural, y olvidar y desterrar el torrefacto para siempre al inframundo.

Para hacer la cata probamos dos espressos elaborados al momento, por supuesto con café recién molido y natural. Un café se tiene que catar sin añadir azúcar - estamos demasiado acostumbrados a tomar el café dulce, en parte por esa afiliación al incomible torrefacto cuyo horrible sabor hay que rebajar - ni, por supuesto, leche. Hay que valorar la crema, que sea elástica, sin manchas extrañas aceitosas en la superficie, y percibir primero los aromas. El café se aspira fuerte, haciendo ruido, y se deja que despierte diferentes sensaciones por toda la lengua y la boca.

Coffe tasting masterclass

Catamos en primer lugar un espresso 100% arábica, que contiene 40 mg de cafeína por taza, siempre que esté bien preparado, con agua mineral de calidad, recién molido y una cafetera en condiciones y limpia. El molido del grano, el agua, el tiempo de infusión, la presión... todo son factores que influyen en el sabor y en la cantidad de cafeína. Un arábica tiene aromas y sabores afrutados, complejos, con tonos de chocolate y frutos secos, nos hace salivar y despierta matices por toda la boca al agitarlo antes de tragar.

A continuación probamos una mezcla con 80% robusta, y al diferencia era clara ya en los aromas. Es un café mucho más basto, con recuerdos de tierras, frutos secos tostados, maíz y pipas, con aromas de bosque y campo pero menos matices. El robusta es más amargo, no despierta la típica acidez frutal y deja la lengua áspera. Además, tiene más cafeína.

Coffe tasting masterclass

Después Adrián nos quiso enseñar cómo preparar café con algunas de las cafeteras de filtrado portátiles que están cada vez más de moda. Estos aparatos necesitan cafés más claros porque no se busca crear cuerpo ni crema, y el resultado final depende de tres factores: temperatura, tiempo y turbulencia. Se puede elaborar café filtrado con cafeteras como el Cono de goteo V60 o la práctica Aeropress, que pudimos catar. Hay que hacer una preinfusión de 30 segundos y luego infusionar café y agua durante 1 minuto y 30 segundos. Si se deja demasiado tiempo se amarga y se extrae más cafeína.

Una de las cafeteras más de moda, sobre todo gracias a los hipsters, es la elegante Chemex. Esta concentra los sabores abajo y necesita una molida del grano más gruesa para filtrarlos mejor. Pero la estrella del evento fue la preciosa Cafetera de Sifón o Cafetera de Vacío, cuyo montaje es en sí un espectáculo que hace el acto de tomar café toda una experiencia. La esfera de cristal inferior se llena de agua y se deja calentar con un quemador de gas, haciendo que hierva y suba al espacio superior. Se incorpora el café, que empieza a infusionar, y al retirar la fuente de calor, la bola se enfría y se produce un efecto vacío que extrae el café ya infusionado. Sólo queda servir y disfrutar.

Coffe tasting masterclass

Pudimos catar esta bebida, muy clarita y súper suave, con diferentes productos para extraer distintos matices: mango y piña deshidratados, avellanas, nueces de macadamia, chocolate con leche y chocolate puro. Qué delicia este café con el chocolate negro sin endulzar. Sabéis que me chifla el buen café solo con chocolate puro, disfruté como una enana.
Después disfrutamos de un rico y refrescante cóctel sin alcohol elaborado con sirope de limón, café y hielo, buenísimo. Yo ya sabía que el limón combina de maravilla con el café, pero no se me hubiera ocurrido nunca preparar una bebida refrescante como esta. Me la apunto para el verano porque me pareció deliciosa y muy fresca.

Por último tocó el turno de la parte más conocida del arte del barista, el latte art. Es un placer poder degustar un buen café decorado con dibujitos y formas bonitas, siempre que el café esté bien preparado, por supuesto, y eso a Adrián tampoco se le da nada mal. Parece tan fácil al verle mover con tanta maestría las muñecas jugando con la jarrita de leche y las tazas que luego es frustrante intentarlo en casa. Claro que hay que preparar bien la leche y usar una materia prima adecuada, para que consiga la textura y la consistencia necesarias. Luego se puede jugar con siropes, una espátula de modelismo y otras cositas para hacer verdaderas monerías.

Coffe tasting masterclass

Lo pasamos muy bien, aprendimos mucho y degustamos cafés exquisitos, así que no tengo más que agradecer a Mocay la invitación y a Adrián por ser tan majo y explicarse tan bien. Ojalá tenga razón y los profesionales del café consigan que tanto el público como los hosteleros se preocupen por preparar y ofrecer un producto de verdadera calidad, mimando los procesos y los ingredientes.

Es una pena que en tantas cafeterías sirvan cafés tan malos, y nadie se preocupe por ello, encima a precios absurdos. ¿O no os parece vergonzoso terminar una comida en un buen restaurante con un café cutre? Yo desde luego termino con muy mala impresión de una comida o una cena si el café final es malo o mediocre, especialmente en restaurantes que se presuponen de calidad. Ah, tampoco olvidemos que el café puede ser un ingrediente fantástico tanto en recetas dulces como en multitud de platos salados.

Podéis echar un vistazo también a las crónicas del evento en los blogs de Gastroaventuras de Carmen y La Cocina de ile.
Y a vosotros, ¿cómo os gusta el café? ¿Habéis asistido alguna vez a una cata?

You May Also Like

9 comentarios

  1. Pues en mi caso nunca he ido a ninguna cata, y no sé si sabría apreciar las diferecias entre unoy otro, porque me gustan todos :-)
    En mi caso la cafeína no es un problema, soy hipotensa y me hace falta algún estimulante para espabilarme, de modo que el café, aparte de gustarme me sienta bien:-)
    Muy interesante tu entrada de hoy.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Qué buen resumen! La verdad es que es un placer aprender de primera mano tantos detalles de la mano de un profesional como Adrián.

    ResponderEliminar
  3. Qué gusto poder haber disfrutado de tus impresiones sobre esta cata del café tan fantástica. me hubiera encantado asistir y aprender tanto como hiciste tú, porque es verdad que hay muchísimas cosas que se nos escapan de esta bebida a pesar de ser tan archiconocida por todos.
    Yo también soy de las que prefiero pagar más por un buen café servido, y me sabe fatal que no cuiden muchas cafeterías el mero hecho de servir un buen café cuando debería ser su producto estrella. Al final tendemos a tener unas cafeterías predilectas para ir sobre seguros y no equivocarnos.
    Por cierto, me ha encantado el dibujo del perrete en el café :)
    1 besazo Liliana!!

    ResponderEliminar
  4. Mi querida amiga, si que pasaste una tarde preciosa, la verdad que como bien dices vivir en Madrid tiene ventajas de lo mas apetecibles, y esos cafes bien merece la pena aunque solo sea verlos. Mil besicos princesa

    ResponderEliminar
  5. Una tarde fantástica, genial poder disfrutar y aprender de la mano de un maestro como adrián, yo reconozco que no soy mucho de café sólo, pero mi marido habría disfrutado mucho de esta cata,besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Buenas!
    Jo, te leo y me das una envidia cochina mala que no te puedes imaginar xDD (Soy fan incondicional de Adrián Fernández). Me encanta el café (y eso que he tenido que reducir cantidades porque se me iba de las manos). Pero soy de las que tiene 4 cafeteras distintas en casa (ninguna de cápsulas ni chorraditas de esas y mi favorita es la de sifón) y 40 tipos de café. Lo tomo solo, sin azúcar, sin leche (que tampoco es que me siente muy bien), recién molido y a ser posible en una taza hasta arriba :) Yo me agarro al clavo ardiendo de los beneficios que supuestamente tiene porque si no ni idea de cómo justificarme xD
    La verdad que tuvisteis que pasar un muy buen rato y Sugar Factory es un sitio que visitar (siempre que estoy por los alrededores tengo que acercarme obligatoriamente). Besoos!

    ResponderEliminar
  7. Creo que fue una tarde inolvidable y digna de poder vivir.
    Para mi hubiera sido super importante y no lo hubiera cambiado ni por el mejor espectaculo...Felicidades

    ResponderEliminar
  8. Me encanta el café, una lástima que ahora no pueda tomarlo, pero es por una buena causa :D
    Parece muy interesante todo lo que os contaron, al leerte me he dado cuenta de que me queda mucho por aprender sobre el café...
    Me flipa la cafetera chemex!

    Un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
  9. esto sí que es un evento chulo! me ha encantado leer la crónica, he ido saboreando los olores en cada párrafo! mi café preferido es el arábica precisamente porque me gusta esa acidez, creo que alguna vez te lo comenté, pero en muchas cafeterías de BCN siento que lamo ceniceros... y luego se quejan del café en América... siejque... XD

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...