15 octubre, 2006

Receta austriaca: Semmelknödel

En realidad, según tengo entendido, es una receta especialidad del sur de Alemania, Austria y otras regiones de Bohemia, pero como en casa la hemos heredado de mi abuelo que era austriaco, yo la sitúo en el país de Mozart :)
Es uno de esos platos familiares que te acompañan toda la vida, sólo con su delicioso olor me entra de lleno la nostalgia; es un plato especial para mí. Ahora que (parece) que por fin llega el frío apetece más hacerlo, y aprovecho que mañana es el Día Internacional del Pan para mostrar su preparación, aunque no sea un pan en sí mismo.

Semmelknödel - Bolas de Panecillo

Semmelknödel and Gulasch

- 4 paquetes de 6 unidades de pan de Hot Dog (también sirve de hamburguesas, pero es más sencillo este para cortarlo). Importante: que no lleve sésamo
- 2 ó 3 huevos
- aceite de girasol
- algo de leche
- un poco de harina (opcional)

Semmelknödel

Cortamos en primer lugar en pequeños cubos todas las piezas de pan. Con 24 unidades da para cuatro personas y sobran, así que se puede variar el número de panecillos dependiendo de las cantidades de comensales que vayamos a tener.

Semmelknödel

Colocamos todo el pan troceado en un gran bol, mejor si lo tenemos con tapadera. Ahora para crear una masa con consistencia añadimos un buen chorro de aceite de girasol. El de oliva no es muy recomendable en este caso ya que variará el sabor final, al menos eso decía siempre mi abuelo :)

Semmelknödel


Rompemos los dos huevos y los añadimos a la masa. Podemos echar 3 huevos de entrada sobretodo si hacemos más pan, pero nosotros solemos reservar el tercero por si no hiciera, aunque generalmente, y si no son muy grandes, siempre usamos los 3 ya que suele quedar algo seco.
Ahora echamos un chorro de leche a ojo, con cuiddo que no sea demasiada, es mejor que falte y añadir luego si hace falta antes que pasarnos. Removemos y mezclamos bien para que todo el pan se empape de la mezcla de huevos, aceite y leche, pero con cuidado, sin movimientos muy bruscos. Mejor usar una espátula de madera.
Una vez bien mezclado lo tapamos y dejamos que repose una hora u hora y media.

Semmelknödel

Destapamos pasa el tiempo y con la espátula mezclamos ahora haciendo buena presión para que el pan se haga más homogéneo. Es muy posible que necesitemos otro huevo o un poquito más de leche (pero sin pasarse). Si vemos que nos queda demasiado pegajoso o húmedo usaremos un poco de harina.
Ponemos una olla amplia con agua a hervir y mientras se calienta hacemos las bolas.

Semmelknödel

Nos mojamos las manos con agua fría y vamos cogiendo cantidades de masa y creando las bolas manualmente, haciendo formas compactas pero no muy apretadas. El truco está en conseguir que queden algo esponjosas, con el pan algo suelto, pero teniendo en cuenta que deben conservar la forma una vez en el agua. La primera vez que mi padre intentó hacerlas salió una especie de revuelto de pan :P Lo mejor es la práctica y encontrar el truco.

Semmelknödel

Cuando el agua esté hirviendo las vamos echando con cuidado. Simplemente deben calentarse y hacerse un poco, con unos 10 minutos debería valer aunque es un poco a ojo y al gusto de cada uno. Cuando han subido a la superficie es señal de que ya están casi hechas. Es posible que pierdan algo de masa en el proceso. Las sacamos, escurrimos un poco el agua y servimos en una fuente. Si sobran pueden congelarse perfectamente. Lo mejor es acompañarlo con un plato de carne con buena salsa, ya que las Semmelknödel solas pueden quedar algo sosas, aunque yo de pequeña odiaba que me las "mancharan" con salsa :D . A nosotros nos encanta con un buen gulasch.

---------------------------------------


Dedicado a mi abuelo Eric Fuchs; gracias por todo lo que nos enseñaste a pesar de lo poco que pudimos conocernos.

5 comentarios:

  1. Que bueno... Este plato lo probé en Viena acompañando al famoso Gulasch y me encantó... Aprovechando tus antecesores austriacos ¿no conocerás una especie de ensalada de patata con una vinagreta y "creo" que algo de cebollino? La probé y me encantó pero no me quedé con el nombre... Cachis...

    ResponderEliminar
  2. Sí que está bueno sí... :P

    El plato que dices me suena mucho! Voy a intentar investigar a ver si damos con el nombre.

    ResponderEliminar
  3. ¿Puede ser la kartoffelsalat? En Austria también se conoce más como erdäpfelsalat. Es típico de Suiza, Alemania y Austria aunque según la zona puede variar en ingredientes, salvo la patata que es el principal. Creo que se puede tomar frío o caliente y, sobretodo en Austria, suele servirse con una vinagreta, como bien has dicho.

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente. Tiene que ser algo así. La verdad es que recuerdo ese plato con verdadera gula...
    A ver si pillo alguna recetilla decente...
    Danke...

    ResponderEliminar
  5. Hola Akane:

    Gracias por el comentario. Mmh, los tuyos sí que están bien, a mí me falta en este caso la "referencia familiar" que tú tienes. Quiero intentar también hacer otros e ir probando los diferentes tipos, a ver cómo sale. A mí me vuelven loca. ¿Te puedo preguntar si tengo alguna duda? Estoy además abierta a críticas ;-)
    Me apunto también tu blog.
    Muchas gracias y hasta pronto,
    Noema :-)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...