30 octubre, 2014

Cebada con chirivía asada [Cereales y pseudocereales con Ventanas Verdes]

A principios de la semana pasada el elfo se levantó un día acatarrado. Y, por supuesto, me lo pegó, justo para el fin de semana. Menos mal que tan sólo se ha quedado en un resfriado molesto sin más, así que pudimos exprimir al máximo el fin de semana con mis padres de visita: Museo Arqueológico, exposición de Givenchy en el Thyssen, Jardín Botánico, Retiro, callejeos varios por el centro, tiendas, buena comida... Y encima, como es habitual cuando viene mi madre, tuvimos avistamiento de famosos varios: Javier Cámara y Ricardo Darín en pleno rodaje de película, y el exfutbolista Solari con su familia, que está ahora más guapo que cuando jugaba.

Hubert de Givenchy retratado por Doisneau, 1960

Normalmente habría dedicado ese fin de semana a jugar un poco de cara a Halloween, y aunque no he tenido casi tiempo libre, mañana sin embargo dejaré por aquí alguna cosita. Pero hoy es día de publicación en Ventanas Verdes y el tema de este mes son los cereales y pseudocereales. Por distintas circunstancias de la vida en esta ocasión somos pocas pero ya he echado un ojo a las recetas de mis compañeras y he visto propuestas muy interesantes con buenísima pinta. ¡No os las perdáis!

Roasted parsnip with barley

Los cereales y sus familiares cercanos han sido durante siglos la base de la alimentación del ser humano, y lo siguen siendo en gran parte del mundo. El problema es que hoy, al menos en nuestra sociedad, parece que nos hemos limitado al consumo del trigo y del arroz refinados, y es una pena, ya que podemos encontrar muchas más variedades con diferentes propiedades. Os animamos a probar cereales diferentes y a combinarlos en distintos platos, además así se evita caer demasiado en la monotonía :).

Yo he elegido la cebada porque hace tiempo que quería probarla. En blogs y libros de recetas anglosajones veo muchas recetas con barley, así que no me pude resistir a traerme un paquete del supermercado británico que tenemos cerca de la casa de campo de mis padres en Murcia. Pero en cualquier tienda de productos ecológicos, herbolarios o tiendas veganas se encuentra fácilmente.

Roasted parsnip with barley

Cebada con chirivía asada
Receta inspirada por Naturally Ella
Ingredientes para 1 ración generosa

- cebada perlada (pelada) cocida al dente
- 3 chirivías medianas
- 1 cucharadita de mostaza
- 1/2 cucharadita de salsa Worcestershire
- 1-2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- ajo granulado
- comino molido
- tomillo
- sal y pimienta negra
- semillas de amapola o sésamo

Cuando preparo cereales de este tipo prefiero cocer una buena cantidad para tener sobras y usarlas a lo largo de toda la semana. Para prepararla, seguir las instrucciones del paquete. Normalmente es conveniente enjuagarla bien y cocerla en 3 partes de agua por 1 de cereal. Se escurre y se enjuaga para refrescarla bien.

Precalentar el horno a 190ºC. Lavar y pelar ligeramente las chirivías. Cortar en cubos pequeños, más o menos del mismo tamaño. Mezclar con el aceite de oliva, la mostaza, la salsa Worcestershire y especias al gusto. Disponer en una capa sobre una bandeja de horno y hornear hasta que esté tierna y ligeramente tostada.

Servir la chirivía con la cebada, que podemos saltear ligeramente en una sartén con una pizca de aceite de oliva. Salpimentar al gusto y añadir un poco de semillas de amapola o sésamo.
Para hacer más completo el plato, añadir una porción de legumbres cocidas, por ejemplo unos buenos garbanzos especiados, o tofu salteado. Tambén puede ser una buena guarnición de un menú más completo, incluso con pescado o carne como plato principal.

Roasted parsnip with barley

28 octubre, 2014

Galletas de jengibre otoñales (y alguna de Halloween) que (casualmente) recuerdan a la Navidad

No me peguéis por mezclar Halloween y Navidad en una misma receta, es todo casual. Bueno, en realidad no. Pero su explicación es muy sencilla.

La semana pasada tenía mil cosas que hacer porque el viernes llegaron mis padres en visita exprés de fin de semana, aprovechando que uno de los viejos amigos de mi padre hacía escala en Madrid en su viaje Suiza-Colombia. Quería tener unas galletitas en casa para ofrecerles, y ya que tenemos Halloween a la vuelta de la esquina pensé en usar los cortadores que tengo. La idea de hacer galletas decoradas este año estaba totalmente desechada, salvo que me pasara algunas noches en vela. Mejor no.

Fall gingerbread cookies


Hojeando varios libros de cocina me encontré con unas galltas navideñas que empezaron a llamarme a gritos, y claro, no me puedo resistir. Y bueno, las llamo navideñas aunque seguro que para muchos de vosotros no lo son tanto, pero yo tengo totalmente asimilado el olor y sabor de esa mezcla de especias con la miel o melaza como algo navideño. Claro que yo empiezo a hornear recetas "navideñas" a principios de noviembre, así que tampoco pasa nada :P.

Galletas de jengibre con Golden Syrup
Receta ligeramente adaptada de Nordic Bakery
Ingredientes para unas 25-40 galletas, dependiendo del tamaño

- 120 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 120 g de azúcar tipo caster (grano fino, no glasé, opcional)
- 100 de golden syrup (o miel suave)
- 1 huevo L a temperatura ambiente
- 260 g de harina
- 1 cucharadita de levadura química
- 1 cucharadita de bicarbonato sódico
- 1 buena pizca de sal fina
- 1 y 1/2 cucharaditas de canela molida
- 1 y 1/2 cucharaditas de jengibre molido
- 1/2 cucharadita de nuez moscada
- 1/2 cucharadita de cardamomo molido

Batir la mantequilla ablandada con el azúcar hasta que quede esponjoso y suave. Añadir el huevo y el golden syrup y batir un poco más, hasta conseguir una masa homogénea. Tamizar encima la harina con los impulsores, la sal y las especias, y trabajar todo junto hasta tener una masa suave, muy blanda, sin rastros secos. Aplanar, envolver en plástico film y dejar en la nevera como mínimo 1 hora, mejor toda la noche.

Precalentar el horno a 170ºC y preparar unas bandejas. Estirar la masa con ayuda de un rodillo sobre una superficie limpia, usando un poco de harina o papel sulfurizado para evitar que se pegue. Estirar hasta dejar el grosor deseado. Yo hornené algunas con 5 mm y otras más finitas, apenas 2-3 mm, para dejarlas bien crujientes.

Recortar las galletas, colocarlas en las bandejas bien separadas y hornear durante unos 8-10 minutos. Vigilar bien que se queman en un suspiro! A nosotros nos gustan bien tostaditas, pero en su punto están también muy ricas, y no hay tanto riesgo de acabar con galletas carbonizadas. Dejar enfriar sobre una rejilla antes de guardar en un recipiente hermético.

Fall gingerbread cookies


PD. Otoño, ¡vuelve de una vez!

21 octubre, 2014

Otoño, regresa - Bizcocho integral de manzana y canela

Yo tenía miedo de que el otoño tardase en llegar porque tuvimos un inicio de verano tardío. Lo que no esperaba era que a mediados de octubre fueran a subir tanto las temperaturas por estos lares. Por supuesto, ha sido justo cuando yo había guardado ya casi toda la ropa veraniega, pero menos mal que me dejé la de correr a mano por si acaso.

Whole wheat apple cinnamon 
bread

Así que nada, sigo con el mini pantaloncito en mis carreras rutinarias, pero eso sí, ya no llevo la depilación al día. Lo siento pero es un coñazo muy grande y me niego a tener que elegir entre ese suplicio o achicharrarme :P.

Tengo unas semanas movidas por delante, sobre todo desde que empezamos el nuevo curso de alemán. Me encanta pero el nivel ha subido mucho y voy a tener que aplicarme en serio-de-verdad este año. Por cierto, en nuestra clase tenemos 12 plazas libres, ¿alguien se anima?

Whole wheat apple cinnamon 
bread

Mis padres vienen este fin de semana de visita con un amigo que hace escala en España en su viaje Colombia-Suiza; el mes que viene recibo a mis tíos (los de Suiza) y justo después me toca a mí un viaje exprés a Murcia. Y con la Navidad acercándose peligrosamente (yeah)...

Por fortuna, hornear sigue siendo terapéutico y en otoño, aunque sea un falso otoño, mucho más. Así que vamos a intentar invocar a unas temperaturas más racionales con recetas como esta, con manzana y muuuucha canela. ¡Qué bien combinan la manzana y la canela!

Whole wheat apple cinnamon 
bread

Bizcocho integral de manzana y canela
Receta inspirada por Skinny Taste
Ingredientes para 1 bizcocho

- 1 y 1/2 tazas (200 g) de harina integral
- 1 cucharadita de levadura química
- 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 1/2 cucharadita de sal
- 1 y 1/2 cucharaditas de canela
- 1 pizca de nuez moscada
- 100 g de azúcar moreno
- 250 ml de puré de manzana
- 125 ml de queso fresco batido desnatado
- 2 huevos XL *
- 2 cucharadas de aceite
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 1 manzana grande o 2-3 pequeñas
- azúcar moreno mezclado con canela

* Compré sin querer tamaño XL. Para usar tamaño L, reducir un poco la cantidad de harina, hasta unos 180 g.

Precalentar el horno a 180ºC y engrasar o forrar un molde rectangular de bizcocho.

Disponer todos los ingredientes secos en un cuenco y mezclar con unas varillas.

En otro recipiente más grande, batir los huevos con el azúcar moreno, el puré de manzana, el queso fresco batido desnatado, el aceite y la vainillas. Añadir los secos y mezclar con suavidad ligeramente.

Pelar las manzanas y cortar en cubitos desechando el corazón. Añadir a la masa y seguir mezclando hasta conseguir una textura homogénea, sin rastros secos.

Llenar el molde, igualando la superficie, y espolvorear por encima azúcar moreno mezclado con canela al gusto. Hornear sobre rejilla durante unos 45-50 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro salga limpio.

Esperar un poco fuera del horno, desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla antes de servir. Sabe mejor si está lloviendo fuera y tenemos lista una película para ver en compañía bajo la manta ;).

Whole wheat apple cinnamon 
bread

16 octubre, 2014

World Bread Day 2014: Panecillos fáciles de quark con espelta y centeno #wbd2014

Por algún motivo que no logro averiguar, estaba convencidísima de que el Día Mundial del Pan era el próximo sábado 18. Y encima cuando me levanté de madrugón ayer, al darme cuenta de la fecha correcta, pensaba que el 16 fue ayer miércoles. Así que apenas pasando de las 7 am ya estaba estresada editando las fotos a toda prisa. Luego se me ocurrió mirar el calendario, me insulté a mí misma un poco, y se acabó el estrés.

World Bread Day 2014 (submit your loaf on October 16, 2014)

No sé en qué día vivo últimamente, y es que parezco nueva celebrando este fantástico día internacional de amor por el pan. Mucho ha llovido desde mi primera incursión, allá por el año 2006, cuando me atreví con mi primera receta de pan. Era mejorable en todos los aspectos, pero qué a gusto nos lo comimos en casa :). Desde entonces no he dejado la vena panarra, aunque me sigue quedando muchísimo por aprender.

Panecillos de centeno y 
espelta

El año pasado participé con una receta algo más elaborada, usando masa madre y soaker para un panaco bien gordo. En esta ocasión he preferido optar por una receta muy sencilla para dar un empujoncito a los que todavía no se hayan animado a meter las manos en la harina del pan casero. Basándome en un librito que compré de casualidad hace años en Suiza, la receta de estos panecillos es fácil, rápida y proporciona pocas raciones, ideales si no somos muchos en casa.

Panecillos de centeno y espelta

Receta de panecillos fáciles de quark con centeno y espelta
Ingredientes para unos 6-8 panecillos pequeños

- 100 ml de agua templada
- 10-15 g de levadura fresca de panadería (podemos usar 15 si hace ya fresquete)
- 15 ml de miel
- 200 g de harina de espelta integral
- 100 g de harina de centeno integral
- 1/2 cucharadita de sal
- 100 g de queso quark
- 50 ml de leche
- semillas de amapola o sésamo para decorar

Mezclar la miel con la leche, desmigar la levadura y remover bien. En un recipiente mediano, mezclar las harinas con la sal y formar un hueco en el centro; verter la mezcla de levadura, espolvorear por encima una pizca de harina y tapar con un paño. Dejar repoar 20 minutos.

Incorporar el quark y la leche y mezclar todo bien. Amasar hasta conseguir una masa suave y homogénea. Formar una bola y colocar en un cuenco engrasado con aceite. Tapar con plástico film y dejar levar hasta que doble su tamaño, unas 2 horas.

Volver a amasar ligeramente. Dividir la masa en 6-8 porciones pequeñas del mismo peso y formar bolas tensas. Repartirlas en una bandeja de horno y pintar con leche. Dejar levar 20 minutos. Mientras, precalentar el horno a 220ºC.

Pintar los panes con leche y decorar con semillas de amapola. Hornear durante unos 15-20 minutos, bajando la temperatura a 200ºC pasados los primeros 10 minutos. Tienen que estar bien doraditos. Dejar enfriar sobre una rejilla antes de servir.

Panecillos de centeno y espelta


¡Feliz Día Mundial de Pan!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips