20 enero, 2018

Bizcocho Lebkuchen de nata con centeno, espelta y avellana - ¿Hasta pasado San Antón, Pascuas son?

Mi ilusa intención era publicar este bizcocho lebkuchen o de pan de especias el día de San Antón, como excusa para alargar los sabores navideños, pero claro, la vida tiene la manía de seguir su ritmo. Sin embargo, ni me autoflagelo ni me avergüenza haberme retrasado otra vez; mi único propósito de año nuevo real es agobiarme menos por tonterías y dejarme llevar un poco más. Además, tampoco es es que venga publicando un turrón o polvorones; es un bizcocho estupendo para cualquier día de otoño-invierno, por su miga húmeda y tostada, su aroma penetrante y todo el sabor de las especias.



Es una adaptación del Luzerner Lebkuchen que os mostré hace un tiempo, y os aseguro que es ideal para una tarde fría en casa, mejor aún si por la ventana vemos la lluvia o la nieve caer. En este caso es una versión más sanota a mi gusto de la receta original usando la misma base: nata para montar -sin lactosa-, melaza y la mezcla de especias. Como nos enseñó Carlos en Mercado Calabajío cuando se animó a probar la receta -¡gracias!-, queda estupendo también con melaza o miel de caña.

Hablando de nieve... ¡vi nevar hace una semana! Fue poquita cosa y no llegó a cuajar, pero mi gato Lito y yo nos pasamos un buen rato como tontos mirando por la ventana. Después de pasar una Navidad en Murcia alcanzando, y superando incluso, los 20 grados durante el día, agradecí mucho el frío con el que me recibió Madrid después de Reyes.


Por cierto, aviso ya que mañana a más tardar sacaré un pequeño repaso de las fiestas, mis fiestas. Ya se me ha pasado un poco el bajón melancólico de la primera semana y me apetece recordar con una sonrisa estas últimas navidades con la familia. Entonces sí cerraré definitivamente el capítulo navideño para pensar en carnavales o lo que se ponga por delante. Aunque vale, confieso que me traje unas tortas de Pascua que estoy reservando como oro en paño... ¡están taaaaan ricas! Además las muy malditas mejoran con el paso del tiempo, incluso semanas después de hornearlas. Pero se acabaron las sobras navideñas ya. Lo prometo.


Receta de bizcocho Lebkuchen de nata con centeno, espelta y avellana
Inspiración: receta adaptada del Luzerner Lebkuchen
Ingredientes para un molde de unos 22 cm de diámetro

- 200 g de nata para montar
- 200 g de leche de soja o bebida vegetal (o leche)
- 150 ml de melaza (miel de caña o melaza de pera)
- 50 g de azúcar moreno (mejor si es oscuro)
- ralladura de naranja
- 1/4 cucharadita de esencia de vainilla
- 100 g de harina de centeno
- 100 g de harina de espelta integral
- 50 g de avellana molida
- 150 g de harina de repostería
- 1/2 cucharadita de sal
- 1 y 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
- 2 y 1/2 cucharadas de mezcla de especias de pan de especias (canela, anís estrellado, anís, jengibre, nuez moscada, clavo, cilantro en grano, pimienta de Jamaica, cardamomo...)
- 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar

Precalentar el horno a 180ºC y engrasar o forrar un molde redondo desmontable.

Batir en un recipiente grande la nata con la leche, la melaza, el azúcar moreno, la vainilla y la ralladura de naranja, usando unas batidoras de varillas, sin montarlo mucho.

Aparte mezclar con unas varillas manuales el resto de ingredientes, procurando que no se queden grumos gordos.

Combinar ambas preparaciones y batir a mano hasta que no queden grumos secos, removiendo bien pero con suavidad.

Llenar el molde de forma homogénea y hornear durante unos 40-45 minutos, hasta que al pinchar el centro con un palillo salga prácticamente limpio. Es mejor que la miga quede jugosa a seca. Dejar enfriar un poco antes de desmoldar sobre una rejilla.


Se puede servir con azúcar glasé tamizado para darle ese contraste de color, y está muy rico acompañado de frutas ligeramente ácidas. En Suiza lo toman a veces con más nata montada y seguro que con mermelada casera también está de muerte. Eso lo dejo a vuestra elección ;)

Confesad, ¿os quedan adornos navideños rondando por casa? ¿Alguna taza festiva? ¿Quizá una tableta de turrón sin abrir? ¡Y qué más dará!
Buen fin de semana :)
05 enero, 2018

Galletas de estrella rellenas de chocolate (por si faltan ideas para la Navidad que viene)

Hoy es la víspera de Reyes, esa noche mágica para los niños y algo estresante para los padres que tienen que ultimar las compras o pelearse un poco por conseguir sitio en la cabalgata. Es también noche de roscones, de preparar galletas con leche y paja para los camellos y de muchos nervios antes de irse a la cama. Pero yo estoy ahora mismo con niveles mínimos de ilusión o alegría por nada.

Chocolate filled star cookies

Tampoco quiero ponerme trágica; en realidad un paseo matutino con mi padre por la ciudad me ha hecho volver a creer en los Reyes Magos. Por fin he podido ver el Belén de Playmobil y la ciudad estaba llena de niños ya ansiosos, correteando y sin poder parar de hablar de los regalos que iban a recibir. Ay, la inocencia infantil.

Cuando mi hermano y yo todavía conservábamos esa ilusión ingenua sí recibíamos algún regalo la noche de Reyes. ¡Cómo íbamos a quedarnos sin nada! Solían ser cosillas pequeñas que compraba mi madre, y algún regalo que llegaba de Suiza, normalmente con forma de Playmobil -nos encantaban y siempre siempre pedíamos algo "grande" de su catálogo a Papá Noel, pero nos llegaban cosas extra por parte de la familia-. Pero nunca quisimos ir a ver la cabalgata, y una vez dejamos de creer, en Reyes lo único especial era el Roscón.

Chocolate filled star cookies

Pero este año, por comodidad, voy a hacer el roscón mañana para tomarlo en familia el domingo, cuando estaremos todos juntos, justo antes de volverme a Madrid. Así que hoy solo estoy un poco amargada en casa, después de trabajar un poco con un portátil que me está dando sustos, un catarrazo que acaba de arrancar -regalito de fin de fiestas- y una maldita discoteca en la plaza de toros. Porque sí, es súper navideño y muy de Reyes Magos poner una discoteca desde las 16 de la tarde hasta la medianoche, con un sonido infame y música terrible, en pleno centro de una ciudad. Se supone que es "extra" de la Nochevieja, que ya nos echó a los cuatro a dormir al campo, después de las uvas.

Chocolate filled star cookies

¡En fin! Quiero ser positiva -es mi propósito de Año Nuevo, casi el único- y disfrutar de los últimos raticos de Navidad que me quedan en casa. Así que para no ponerme más gruñona he querido venir con las últimas galletas navideñas de esta temporada, mi regalito virtual a sus Majestades de Oriente, y una idea ya para las navidades que vienen. Porque sí, quedan menos de 12 meses para empezar de nuevo con el Adviento, no os quiero agobiar ;).

Es una masa sencilla y simple pero que queda genial para cualquier ocasión. La base es similar a las Spitzbuben, otro clásico suizo, o las más conocidas Linzer, típicas de Austria. En este caso rellenas de ganaché de chocolate casera y solo con forma de estrella, que me parece la forma navideña más universal, simple y bonita, también válida para fuera de temporada. ¿O acaso no hay estrellas todo el año?

Chocolate filled star cookies

Receta de galletas de estrella rellenas de chocolate
Inspiración: un libro alemán de Navidad cuyo nombre no recuerdo
Ingredientes para unas 30 unidades

- 200 g de harina de repostería
- 85 g de almendra molida
- 70 g de azúcar tipo caster o fino (o usar normal)
- 1/4 cucharadita de canela molida
- 1 pizca de cardamomo molido
- 1 pizca de sal
- 80 g de mantequilla fría sin sal
- 1 huevo L
- ganaché de chocolate para rellenar (yo suelo usar 200 g de chocolate muy negro y 200 g de nata para montar sin lactosa, preparada con suficiente antelación para que esté fría)
- azúcar glasé

Mezclar en un recipiente la harina con la almendra molida, el azúcar, la canela, el cardamomo y la sal, usando varillas para quitar los grumos más gordos.

Picar la mantequilla en cubitos pequeños y añadir a los ingredientes secos junto con el huevo. Trabajar con un procesador de alimentos, con una batidora o con las manos a lo bruto, hasta tener una consistencia de migas. 

Continuar ahora amasando para obtener una masa lisa, homogénea y suave. Dividir en dos discos, envolver en plástico film y llevar a la nevera, como mínimo, una hora. Mejor más tiempo.

Precalentar el horno a 180ºC y preparar unas bandejas. Estirar cada porción de masa dejando un grosor de unos 6 mm. Recortar galletas con forma de estrella, procurando emparejar una base completa con una cubierta "agujereada".

Distribuir en las bandejas sin necesidad de dejar demasiada separación y hornear durante unos 8-10 minutos, hasta que se empiecen a dorar. Dejar enfriar en una rejilla completamente, rellenar con la ganaché -sin pasarnos o se desbordará- y decorar con azúcar glasé tamizado al gusto.

Chocolate filled star cookies

¡Que os aproveche el roscón y que los Reyes se porten muy bien, que sé que habéis sido muy buenos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...