16 octubre, 2017

Cuchaule, pan tierno de azafrán suizo. Receta para el Día Mundial del Pan #WBD2017

Ha sido una semana intensa, agotadora pero en la que he disfrutado un montón de la visita de mis padres. Se marcharon el sábado y me dejaron sola con nuestro gato Lito, porque el elfo sí tiene una vida más normal y pudo escaparse de puente a sus cosas de cartas Magic. Y aunque tenía muhcas cosas que hacer, jamás me perdería mi cita con el Día Mundial del Pan :). Este año vuelvo a mirar a mi Suiza con la receta de Cuchaule, una especialidad de Friburgo que llevaba tiempo queriendo probar.

Cuchaule - Swiss bread

Cada 16 de octubre, desde el año 2006, dejo que se desate mi pasión panadera. Me encanta el pan, el buen pan, me apasiona descubrir panes tradicionales y probar recetas innovadoras de panaderos emprendedores. Me enamora viajar a través de los panes del mundo, disfruto muchísimo comiendo panes ricos de harinas, migas, cortezas y sabores diferentes. Me gusta liarme en la cocina con masas y fermentos, aunque no le dedico toda la atención y tiempo que querría, y me hace muy feliz el aroma a pan casero o el sonido de la corteza cuando cruje al enfriarse.

Es fantástico que tanta gente se haya ido animando a hacer pan desde que empezó todo este evento en las redes, que ahora haya tantos libros, páginas, blogs y talleres dedicados al pan casero. Que estén surgiendo tantas panaderías artesanas, con tantos panaderos jóvenes que demuestran que estábamos hartos del pan malo precongelado industrial. El pan me fascina en muchos sentidos, gastronómicamente hablando y también por el valor histórico y cultural que tiene.

Cuchaule - Swiss bread

En fin, no me quiero enrollar mucho más, siempre me dejo llevar demasiado cada año. Pero ya sabréis que en Suiza hay una cultura panadera muy rica, con panes deliciosos en cualquier supermercado, y que además esconde muchas especialidades regionales de las cuales me faltan muchas por descubrir. Como me puede la morriña, este año he vuelto a indagar en el recetario suizo para reconectar con mi otro país, y hoy toca viajar a la parte francesa de la verde Suiza.

Cuchaule - Swiss bread

El Cuchaule es un pan enriquecido tipo brioche, con menos grasa pero también muy tierno, aromático y ligeramente dulce. La peculiaridad que tiene es su forma, con el dibujo en rombos de la corteza, y el aroma a azafrán que además tiñe un poco la miga. Es una especie de mezcla entre el Zopf, el brioche francés y el lussekatter sueco. ¡Hay que ver lo ricos que quedan los panes con azafrán! Al parecer es un pan que se sirve tradicionalmente en la fiesta de Bénichon, que celebra las cosechas y que tuvo antiguamente gran significado religioso. Hoy es una celebración popular en la que se come y se bebe muy bien, y el Cuchaule se toma con la mostaza de Bénichon de la región.

Cuchaule - Swiss bread

La receta en sí no es muy complicada, pero como queremos un pan bien tierno hay que cuidar la hidratación de la masa. Recordad, nada de pasarse echando harina, lo mejor es dejar que la masa repose y no tener prisa con ella. Podéis hacer un pan grande o dos más pequeños, y está muy rico con mantequilla, mermelada, miel, queso, jamón, aguacate, fruta, mostaza o lo que se os ocurra. No hay normas escritas a la hora de degustar un buen pan :).

Receta de Cuchaule, brioche de azafrán típico del cantón suizo de Friburgo
Inspiración: mis viajes por Suiza, Rosa's Yummy Yums y Betty Bossi
Ingredientes para 1 pan grande o 2 medianos

- 500 g de harina de fuerza
- 1 sobre de levadura seca de panadería (7 g aproximadamente)
- 200 ml de leche
- 100 ml de agua
- 1 huevo
- 50 g de azúcar (me gusta poco dulce, se puede incrementar la cantidad hasta 70-80 g)
- 40 g de mantequilla en pomada
- 1 buena pizca de azafrán
- 1 cucharadita de sal
- 1 huevo para pintar con un poco de leche

Disponer la harina en un recipiente amplio y mezclar con la levadura. Añadir la leche, el agua, el huevo batido y el azúcar, y trabajar lo justo para que todo esté incorporado. Tapar y dejar reposar 30 minutos.

Añadir la mantequilla en pomada, el azafrán y la sal, y empezar a amasar. Si estuviera muy pegajoso, volver a dejar reposar tapado unos 20 minutos más. Amasar con energía unos 10-15 minutos, hasta tener una masa suave, elástica y homogénea. Colocar en un cuenco engrasado, tapar y dejar levar hasta que doble su volumen.

Deshinchar la masa, reamasar un poco y formar una bola grande o dos más pequeñas, con buena tensión superficial. Colocar en una bandeja de horno con papel sulfurizado y pintar con el otro huevo batido con un poco de leche.

Precalentar el horno a 180ºC mientas reposa de nuevo la masa unos 20 minutos. Dar otra capa de huevo y dibujar unos rombos o cuadrícula con un cuchillo, haciendo cortes no muy profundos. Hornear durante unos 35-40 minutos, o hasta que se haya dorado bien y suene hueco al golpear la base.

Dejar enfriar por completo sobre una rejilla antes de cortar en rebanadas. Aguanta bien un par de días, después es estupendo para hacer un pudding o torrijas. Se pueden congelar las rebanadas individualmente y así tener tostadas muy ricas a lo largo de la semana.

Cuchaule - Swiss bread

No os perdáis el recopilatorio de panes del mundo que sacará zorra en 1x umrühren aka kochtop, seguro que os inspira para hornear muuuuchos panes en los próximos meses 😋
Y aquí está mi propuesta del año pasado, los riquísimos Bürli suizos.

¿Y vosotros, habéis horneado algo estos días? ¿Os daréis un homenaje panadero en honor a la celebración de hoy? Sea como sea, ¡feliz Día Mundial del Pan!
12 octubre, 2017

En la presentación del 'I Estudio sobre la Vitalidad en España' | ¡con recetas incluidas!

Espero que estéis disfrutando del puente/festivo; yo para variar tengo una semana muy ajetreada, pero ya sabéis que sarna con gusto no pica ;). Se me han juntado compromisos y asuntos varios con una visita de mis padres, así que estoy que no paro. Y encima llegaron a mi casa justo cuando yo salía de un evento en el centro de Madrid, la presentación del 'I Estudio sobre la Vitalidad en España' de la mano de Zespri. La verdad es que me picaba la curiosidad saber exactamente de qué iba el tema y salí contenta de la experiencia. Nos contaron cosas interesantes y encima había cositas ricas para comer :D. ¡Al final os dejo las recetas!

Smoothie de kiwi y mango

No creo que Zespri necesite ninguna presentación, sus kiwis verdes de Nueva Zelanda y la  variedad Sungold llevan muchos años en nuestro país y por medio mundo. He visto a personajes de muchas series con kiwis Zespri en sus fruteros -me fijo constantemente en lo que comen en la televisión- y en la vieja nevera de mis padres teníamos muchas pegatinas de la compañía -llené el frigorífico de pegatinas de fruta, cuando era pequeña, acabó siendo un caos-.

El caso es que han desarrollando una iniciativa para definir y analizar la vitalidad entre la población para profundizar en su significado y conocer cómo andamos de vitalidad los españoles. ¿Se os viene a la mente la canción de El Libro de la Selva? Yo la tenía en la cabeza todo el día, y creo que hubiera sido una buena banda sonora para el evento :).

¿Qué es la vitalidad?


 Tu Receta de Vitalidad

Al ser un término un poco difuso supongo que todos tenemos una idea algo distinta de qué significa tener vitalidad, aunque seguro que visualizamos a alguien alegre, con energía, salud, motivación y muchas ganas de hacer cosas con actitud positiva. ¿La vitalidad nace o se hace? ¿Se puede cultivar o entrenar? Yo estoy segura de que un componente genético tiene, pero está claro que los hábitos de vida y la propia actitud ante nuestra vida son factores determinantes.

En el equipo multidisciplinar del Informe se encontraban Patricia Ramírez, Teresa Baró y Mireia Porta (como profesionales de psicología, comunicación interpersonal y nutrición), que nos presentaron el estudio y sus conclusiones. Primero se estableció una definición de vitalidad, identificando los cinco pilares que la conforman, para después establecer parámetros de medición que permitieran estudiar el grado de vitalidad en España.
“La vitalidad es un estado de energía que nos ayuda a relacionarnos positivamente con nosotros mismos y con nuestro entorno, nos moviliza para conseguir nuestros retos y nos permite llevar una vida plena”.
Sus cinco pilares son:
  1. Actitud positiva.
  2. Capacidad de adaptación y resiliencia.
  3. Motivación y curiosidad.
  4. Sociabilidad y empatía.
  5. Hábitos saludables.

 
La suma de todos determinan el índice de vitalidad o IV , que para ser óptimo debería ser superior a 7,4 en una escala del 1 al 10. El mío está en 7,5, aprobado por los pelos, ¡pero ya sé muy bien qué debería mejorar! ¿Y los españoles en general? Aquí podéis hacer el test para ver cuál es el vuestro y comparar resultados.

Los resultados del estudio y conclusiones


El estudio muestra resultados interesantes si se analizan por grupos de edad y sexo. En general en España los resultados son positivos, pero mejorables. El 50% tiene un IV alto, solo un 5% lo tiene bajo, pero un 45% está en la media y es mejorable. Lo curioso es que los mayores de 65 años tienen una vitalidad más elevada, y los más jóvenes muestran un índice mucho más bajo. Analizando las causas tiene lógica, pero es algo que da que pensar. 

Vitalidad

Si os obsesionan las cifras, datos y estadísiticas como a mí, podéis echar un ojo a los resultados más concretos del estudio (en PDF). Entre hombres y mujeres hay diferencias reseñables... aunque, para ser sinceros, no muy sorprendentes. Seguimos pecando de lo mismo en muchas cosas como sociedad.

Entre algunas de las conclusiones más reseñables del estudio, destacan puntos como que los profesionales por cuenta ajena tienen más vitalidad, que solo un 37% se sienten descansados por las mañanas aunque también es cuando más vitalidad sentimos, que casi todos consideramos que la principal fuente de vitalidad es uno mismo, o que los hombres se sienten más realizados con las obligaciones diarias y la actividad física que las mujeres.

Kiwis

Yo tengo claro que necesito mejorar en mi actitud personal hacia la vida diaria en general, tener una mejor valoración de mí misma y aprender a disfrutar de ratos de ocio, de desconectar y de pasar más tiempo con familiares y amigos. Me estreso yo sola y me preocupo por demasiadas tonterías, y también estoy durmiendo poco. Muchas veces no priorizo las cosas realmente importantes de la vida, y al final todo pasa factura.

Por suerte tengo aprobadísimo el tema de alimentación como receta para mejorar en vitalidad :D. Aquí la “dieta vital” coincide a grandes rasgos con una dieta saludable: muchas frutas, verduras y productos vegetales naturales, destacando las fuentes más ricas de vitaminas y los frutos secos, pero incluyendo también un poco de buen chocolate negro. Eso que no falte :P.

Madrid

Si hacéis el test de vitalidad recibiréis consejos para mejorar los pilares en los que os haga falta -si os hace falta, claro-, pero como sé que al final las cosas entran mejor si van acompañadas de comida rica, os dejo las recetas completas de los “desayunos que aportan vitalidad” que pudimos degustar en el evento. No hace falta preparar el smoothie pedaleando, aunque sienta mejor después de hacer algo de ejercicio ;). Ah, las vistas eran espectaculares, por cierto, seguro que eso también influye en la vitalidad :D.

Yogur natural con kiwi Zespri Green y Zespri Sungold en cubitos y granola
Tiempo de preparación: 10 minutos
Ingredientes para 4 personas

 Yogur con granola y kiwi

- 500 g de yogur natural
- 2 kiwis Zespri Green
- 2 kiwis Zespri SunGold
- 80 g de granola
- 4 cucharadas de miel (opcional)
  1. Pela los kiwis y córtalos en daditos. 
  2. Reparte el yogur en 4 cuencos, cubre con granola y daditos de kiwi.
  3. Termina con hilos de miel.

Pan negro de centeno con salmón ahumado y picadillo de kiwi Zespri Green
Tiempo de preparación: 10 minutos
Ingredientes para 4 personas

Tostas de salmón y kiwi

- 4 rebanadas finas de pan negro de centeno
- 4 lonchas de salmón ahumado
- 1 kiwi Zespri Green
- 1/2 cebolla orada
- 2 cucharadas de zumo de lima
- 1 cucharada de aceite de olvia virgen extra
- 1 cucharadita de perejil y eneldo picados
- pimienta negra
- sal
  1. Pela el kiwi y córtalo en daditos.
  2. Corta la cebolla en brunoise.
  3. Bate el zumo de lima, el aceite, las hierbas y una pizca de sal y pimienta. Añade la cebolla y el kiwi, remueve bien y deja reposar unos minutos.
  4. Cubre el pan con las lonchas de salmón y reparte encima el picadillo.
  5. Corta en trozos.

Pincho de kiwi Zespri Green y Zespri Sungold, bolitas de queso y fruta de temporada
Tiempo de preparación: 10 minutos
Ingredientes para 4 personas

 brochetas de frutas

- 1 kiwi Zespri Green
- 1 kiwi Sungold
- 200 g de queso fresco en bolitas (mozzarella, queso de Burgos, queso de cabra)
- 100 g de granos uva
- 1 manzana
- 2 mandarinas
  1. Pela los kiwis y córtalos en dados del tamaño de la uva.
  2. Lava la manzana, córtala en cuartos y elimina el corazón.
  3. Pela las mandarinas y separa los gajos.
  4. Lava los granos de uva.
  5. Ensarta la fruta en pinchos de madera alternando con las bolitas de queso.
  6. Sirve enseguida o reserva en el frigorífico tapado hasta el momento de servir.

Rebanadas de pan integral con jamón ibérico y ensalada de kiwi Zespri Green
Tiempo de preparación: 15 minutos
Ingredientes para 4 personas

Tostas de jamón y ensalada de kiwi

- 4 rebanadas de pan de pueblo integral
- 4 lonchas de jamón ibérico
- 2 tomates rojos
- 1 pepino
- 2 kiwis Zespri Green
- 1/2 lima
- 1 pizca de guindilla picante (opcional)
- 1/2 diente ajo
- 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- pimienta negra
- sal
  1. Pela el pepino, lava el tomate y córtalos en daditos muy pequeños.
  2. Pela los kiwis y córtalos también en daditos.
  3. Pela el ajo y pícalo.
  4. Mezcla todo en un cuenco y aliña con aceite, pimienta y sal, y remueve. Deja reposar 5 minutos.
  5. Tuesta el pan y coloca sobre una fuente de servir.
  6. Reparte encima el picadillo y termina cada tostada con una loncha de jamón.
  7. Espolvorea con una pizca de guindilla si te gusta.

Smoothie con kiwi Zespri Sungold y mango
Tiempo de preparación: 15 minutos
Ingredientes para 4 batidos

Bicicleta saludable

- 6 kiwis Sungold
- 1 mango (300 g de pulpa)
- 1 trocito de jengibre de 1 cm
- 1 lima
- 300 ml de zumo de manzana
- 6-8 cubitos de hielo
  1. Pela los kiwis y el mango, y trocéalos.
  2. En el vaso de la batidora introduce el kiwi, el mango, el jengibre pelado, el zumo de lima y el zumo de manzana. Tritura bien hasta obtener una mezcla fina.
  3. Agrega los cubitos y vuelve a triturar.
  4. Reparte los vasos y sirve enseguida.

Hacía tiempo que no iba al centro-centro madrileño, y me acordé de lo que te puede enamorar esta ciudad. Echo mucho en falta la lluvia y ya me estoy hartando de sol-sol-sol y más sol, pero ese día se agradeció tener todo el cielo de Madrid a nuestros pies :).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...