30 diciembre, 2011

Adiós al 2011 - Frutos secos especiados

La Navidad transcurre sin prisas, pero a lo tonto mañana ya es Nochevieja y se nos termina el año 2011. Llevo unos días en los que no tengo tiempo de aburrirme pero al mismo tiempo me los tomo con calma, y me están sentando de maravilla, sobre todo mentalmente. Mucho cine y series, paseos por mi Murcia, cafés y tés con familiares y amigas, excursiones por el monte, juegos con mi gato... Por mí podría durar varias semanas esta rutina :).

Hoy he terminado de retocar el menú para despedir el año junto con mi madre, nada complicado (algún picoteo con quesos y embutidos murcianos, un primero a base de masa brick rellena de algo que tengo que concretar, rape al Pedro Ximénez, copa de helado), y después de las uvas quizá salga un rato por el centro de la ciudad; pero la verdad que salir en Nochevieja me da ya mucha pereza, que lo disfruten los jóvenes (de cuerpo y espíritu) :P.

Espero terminar la carrera de San Silvestre sin sobresaltos y, sobre todo, pasr un buen rato con el buen ambiente que suele impregnar este acontecimiento. Y el día 1, a primera hora, no me quitará nadie mi paseo matutino para recibir el año; me encanta recorrer la ciudad bajo los primeros rayos de sol de enero, se respira una calma extraña, con notas de ilusiones y esperanzas ante el nuevo año; o quizá soy yo...

Spicy nuts

No sé si mañana tendré tiempo de publicar nada nuevo, así que mejor me voy despidiendo ya del 2011 hoy. Tengo que reflexionar un poco sobre lo que ha dado de sí el pasado año y lo que espero del que viene, y puede que deje caer las conclusiones por aquí en los próximos días, si consigo sacar algo en claro. Pero mientras tanto, os dejo con una receta sencillísima que resultó un éxito en Nochebuena y Navidad. Un picoteo estupendo que puede completar una buena comda festiva o ser una receta para todo el año.

Receta ligeramente modificada de Nigella Christmas

- 250 gr de frutos secos variados crudos (avellanas, anacardos, nueces, cacahuetes...)
- 250 gr de almendras crudas peladas
- 1 cucharadita de jengibre molido
- 1 cucharadita de comino molido
- 1/4 cucharadita de cilandro seco molido
- 1/4 cucharadita de canela molida
- 1/4 cucharadita de clavo molido
- 1 cucharadita de sal
- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- 2 cucharadas de azúcar moreno
- 1 cucharadita de miel
- 2 cuhcaraditas de romero seco
- sal Maldon o sal gruesa
- romero fresco, o un poco más de seco

Poner a calentar una sartén amplia a fuego medio. Mezclar mientras en un cuenco las especias. Cuando esté caliente la sartén, añadir la mezcla de frutos secos y tostar ligeramente, removiendo con una espátula o cuchara de madera, unos 3-5 minutos. Añadir las especias y la sal, mezclando bien. Incorporar el aceite, el azúcar moreno, la miel y el romero, removiendo todo bien para que los frutos secos se impregnen de forma homogénea con todos los sabores. Mantener en el fuego, sin dejar de remover, hasta que estén bien dorados, con cuidado de que no empiecen a quemarse. Volcarlos en una bandeja o un par de cuencos anchos, espolvoreando con un poco de sal y romero fresco (o seco) para decorar. Servir a temperatura ambiente o cuando aún estén ligeramente calientes.

¡Feliz Nochevieja, y Feliz 2012!

26 diciembre, 2011

Un poquito de mi árbol y Feliz Navidad

¡Comienza la última semana del año!
Pasada la Nochebuena y el primer día de Navidad, ahora en mi casa tenemos unos días más tranquilos por delante. La noche del 24 fue genial, tranquila, sin demasiados excesos (bueno, un poquito quizá sí :P), familiar. Aunque ha sido un año algo complicado, Papá Noel se portó y trajo buenos regalos para todos :).
Ayer me desperté demasiado temprano por culpa de los borrachos que se recogían al amanecer, mi gato que no entiende el concepto "vacaciones" y una contractura en la espalda que no consigo quitarme del todo. Pero no me importó ya que así pude salir a correr un poquito; me he apuntado con mi hermano a la carrera de San Silvestre de Murcia y tengo que recuperar algo la poca forma que tenía antes del viaje a Suiza.

Presents under the Christmas tree

Hoy os dejo con algunas fotografías de nuestro árbol (que, por cierto, ayer nos dio otro susto y tuvimos que amarrarlo mejor) y de los nuevos adornos que compramos en Suiza. Es un pino carrasco, típico de la zona mediterráne. Es un árbol local y resistente a este clima que tras las fiestas mi padre planta en el campo, y es que me resulta muy triste encontrar después de Reyes árboles tipo abeto secos o medio muertos abandonados en los contenedores de basura... ¡pobres! Lo malo de este tipo de pinos es que no están "diseñados" para acoger adornos navideños y dan ciertos problemas, y encima vienen maltrechos del Vivero, pero todo esto sólo hace que me guste más como luce al final :-).

Christmas Ornaments

Christmas Ornaments

Christmas Ornaments

Christmas Ornaments

Christmas Ornaments

Christmas Ornaments

Christmas Ornaments

Esos ratoncitos que se ven en algunas imágenes son una delicia que nos encanta a mi hermano y a mí desde que éramos peques, riquísimos ratones de chocolate rellenos de una crema totalmente adictiva!

Christmas Ornaments

Y siento repetirme pero...

Feliz Navidad

;-)

24 diciembre, 2011

Gingerbread Cookies y Feliz Nochebuena

Gingerbread cookies

¿Cuántos habéis madrugado hoy? Intuyo que somos muchos! Y los que no, seguramente porque salieron anoche ;) Qué tiempos aquellos en que me pasaba el día de Nochebuena viendo dibujos en la tele hasta que iba con mi padre y mi hermano a ver los belenes de la ciudad, mientras mi madre preparaba la cena y, oh, sorpresa, ¡al regresar Papá Noel había dejado su rastro de regalos bajo el árbol! :-)

Gingerbread cookies

Esta mañana he madrugado para terminar de decorar unas galletas y ultimar unas compras de última hora. Por cierto, me he encontrado con una "sorpresita" al volver que... ya os lo contaré otro día :P.

Gingerbread cookies

Hoy no hay tiempo para mucho más, y seguro que la mayoría no leeréis esto hasta que pasen unos días pero... ¡Feliz Nochebuena! Yo os dejo con las galletas de jengibre de este año, hechas con un poco de prisa esta vez, y mis mejores deseos para todos. Celebréis como celebréis esta noche, pasadlo muy bien ;).

Gingerbread cookies

Gingerbread cookies


¡Un abrazo a todos!

23 diciembre, 2011

Operación Lebkuchen IV: Copo de nieve

Miro el calendario y noto cosquillas en el estómago, y es que el 23 de diciembre es una fecha que tengo marcada desde que era niña. El día previo a la Nochebuena, ¡qué emoción! La Navidad ya si que "casi que sí", solía ser el último día de clase, aunque no había clase porque teníamos fiesta, con villancicos, chocolate con monas, concurso de postales navideñas; nuestra casa ya resplandecía y olía a Navidad, todos los belenes de la ciudad estaban inaugurados, papá ya tenía vacaciones, daban muchos dibujos por la tele... Y al día siguiente venía Papá Noel; no se podía pedir más :).
Por eso aún me sigue gustando el día 23, el día antes de la víspera de Navidad. Aunque ahora me estrese un poco, ultimando compras, envolviendo regalos, preparando el menú de Nochebuena con mi madre, terminando de decorar galletas, organizando la agenda para ver a todo el mundo que quiero los días siguientes... Pero no pasa nada; a disfrutar y listo ^_^.

Lebkuchen

Seguro que muchos estáis liadísimos también, algunos preparando el hogar para recibir a la familia, otros de viaje o ya en destino, compromisos, reuniones familiares... Yo no despido el blog cuando llegan las fiestas y espero poder seguir compartiendo "estampas" navideñas estos días. Prometo para empezar fotografías del accidentado árbol, y por supuesto, la ya pactada crónica de Suiza ;).
Pero hoy vuelvo con una receta de Lebkuchen o Pan de Especias. Me repito: no me cansa :P. Esta vez es fruto de mi enamoramiento instantáneo con un molde de copo de nieve que vi en una tienda en Zürich; ¡tan grande, tan bonito! ¡Y con receta incorporada! Era obligatorio comprarlo...

Lebkuchen

Esta es la receta que viene en esa etiquetita de la foto (además, en cinco idiomas), pero dividida por la mitad. Salió una masa perfecta, muy manejable para recortar un dibujo tan complejo, y una vez horneados los copos no resultaron tan frágiles como temía. Y están bien ricos!

Lebkuchen

Para unos 4 copos grandes y sus correspondientes "copitos" del dibujo interior:

- 60 ml de agua
- 50 gr de miel
- 50 gr de melaza
- 140 gr de azúcar moreno
- 1 cucharada y media de especias (mirar aquí)
- una pizca de sal
- 165 gr de mantequilla
- 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 375 gr de harina

Poner en una cacerola o sartén honda los líquidos y llevarlos a ebullición.Añadir las especias y la sal con unas varillas, mezclando a mano. Añadir la mantequilla cortada en cubos y mezclar (al estar caliente la mezcla se incorpora enseguida). Añadir el bicarbonato. Dejar enfriar a temperatura ambiente. Incorporar la harina, amasar bien y envolver en papel film. Dejar reposar toda la noche, en la nevera o a temperatura ambiente si es invierno y hace frío.
Precalentar el horno a 190ºC y preparar un par de bandejas. Estirar la masa con un rodillo hasta dejar unos 5-7 mm de grosor. Cortar las formas usando el cortador adecuado y hornear a media altura con calor arriba y abajo, 5-10 minutos, hasta que se haya dorado bien. Dejar enfriar antes de decorar.

Lebkuchen

Si se quiere crear el efecto "cristal de colores", sólo hay que mañacar unos caramelos del tono deseado y rellenar el hueco del copo cuando éste ya lo hemos colocado sobre la bandeja. Dejar enfriar totalmente antes de tocarlo, una vez horneado.

Para la decoración, usar una glasa sencilla de clara de huevo pasteurizada batida con azúcar glas, hasta tener consistencia de delineado (bien espesa), unos 200 gr de azúcar por cada clara.

21 diciembre, 2011

Casita de jengibre

Por fin en casa, en Murcia :) Aunque desde que llegué casi no he parado!
El mismo lunes me puse a hornear las galletas de jengibre de cada año, y ayer estuve toda la mañana de compras, que me faltan todavía unos cuantos regalos. Por la tarde por fin ibamos a poner el árbol y decorar la casa... tarea que se complicó y se alargó más de lo previsto.
El problema es que este año los árboles que trajeron al vivero municipal eran pocos y aún en peores condiciones de lo que suele ser habitual (porque parece que los descargan como si fuera grava, o la gente rebusca tirándolos al suelo, no sé, pero se amontonan, doblando y quebrando las ramas). Mi padre el pobre tiene que lidiar ahora solo con la responsabilidad de conseguir un árbol bonito y se desespera de la frustración. Pero consiguió uno bastante bonito, grande, con buenas ramas, y empezamos a decorarlo. Problema: raíces irregulares y tronco torcido... de pronto se empezó a caer, tirando adornos al suelo, rompiendo uno precioso que traíamos este año de Zürich... Jo, me sentó fatal (estas cosas tontas me afectan). Así que a quitar adornos, empapelar el suelo, sacar el árbol de la maceta, reorganizar la tierra, volver a plantar... Finalmente conseguimos estabilizarlo atando un cordón a la pared para hacer de contrapeso, y ya pudimos llenarlo de figuritas ^_^. ¡Odisea Árbol de Navidad 2011 concluida!

Casita de jengibre

Hoy vengo con una de las últimas cositas que preparé en Madrid. Dentro de la campaña navideña de Silikomart hay muchos moldes festivos que me gustaron demasiado, pero al final se me fueron los ojos hacia el molde Home, Sweet Home. Y es que llevo muchos años queriendo hacer una casita de jengibre por Navidad, aunque también em daba algo de miedo porque se ven maravillas por la red y temía crear una chapuza (la arquitectura no es lo mío). La idea de tener moldes de silicona con cada pieza ya marcada me encantó, y gracias a Silvia pude recibirlo y probarlo la semana pasada. 
Aunque con todos sus defectos, especialmente en la decoración (improvisando con prisas con lo que tenía no ayudaba a mi falta de creatividad), me ha encantado hornear y montar la casita :). El año que viene espero poder hacerlo con los niños de la familia, que seguro será mucho más divertido :-).

Para la masa:

- 170 gr de mantequilla derretida
- 140 gr de azúcar moreno
- 250 gr de melaza (miel de caña)
- 1 cucharadita de sal
- 1 y 1/5 cucharadas de mezcla de especias (canela, jengibre, nuez moscada, clavo)
- 1 huevo L
- 1 cucharadita de levadura química
-1/2 cucharadita de bicarbonato
- 425 gr de harina

Mezclar en un cuenco la mantequilla derretida con el azúcar moreno y la melaza. Dejar atemperar un poco y añadir el huevo; batir ligeramente hasta conseguir una mezcla homogénea. En un recipiente más grande, tamizar la harina junto con la sal, las especias, la levadura y el bicarbonato. Formar un hueco y verter la mezcla de melaza; trabajar la masa hasta que quede homogénea. Resulta más sencillo si se amasa a mano sobre una superficie limpia. Dividir en dos rectángulos planos, envolver cada uno en papel film y dejar en la nevera como mínimo unas dos horas.

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un par de bandejas.
Estirar cada porción de masa sobre una superficie limpia ligeramente enharinada, con ayuda de un rodillo, hasta dejar un grosor de unos 5 mm. Colocar una de las planchas del molde encima para marcar suavemente las formas de cada pieza de la casita. Recortar con ayuda de un cuchillo y encajar cada una en su hueco correspondiente, presionando bien, procurando que no lo llenen del todo. Hornear a media altura durante unos 25 minutos, hasta que se hayan dorado y estén firmes al tacto. Esperar unos minutos fuera del horno, desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Sobrará un poco de masa, por lo que podemos estirarla y hornearla del mismo modo, directamente sobre una bandeja de horno preparada, para que haga de base de la casita.


Casita de jengibre


Para montar y decorar la casita:


- azúcar glas (la cantidad que haga falta)
- un poco de agua
- 1 clara de huevo grande (mejor pasteurizada)
- 200-300 gr de azúcar glas, tamizado
- gominolas, caramelos, coco rallado, sprinkles... para decorar

Primero, recomiendo formar la casa con cuidado, sin pegarla todavía, para tener claro cómo encajan las piezas. Rallar con un cuchillo los posibles salientes o irregularidades que puedan haberse formado, para que encaje todo bien.
En un cuenco, mezclar unas cuantas cucharadas de azúcar glas con agua, añadiendo el líquido muy poco a poco, hasta conseguir una textura similar a la cola, espesa. Usar esta mezcla como "pegamento" para unir cada pieza y dar forma a la casita. Esperar a que se seque del todo antes de decorar.

Batir la clara de huevo con el azúcar glas hasta conseguir una glasa espesa. Con ayuda de una manga pastelera, decorar la casita siguiendo las marcas de los moldes o usando la imaginación y el gusto personal. Se puede colorear la glasa, pero a mí siempre me han gustado más las casitas de jengibre con líneas blancas. Emplear la glasa que sobre como "pegamento" para añadir decoraciones de gominolas o lo que se nos ocurra.
Para decorar la base, cubrirla con glasa y repartir coco rallado por encima antes de que se seque, presionando con cuidado.

Casita de jengibre

Estoy segura de que todos la habéis visto ya, pero por si acaso no os perdáis la preciosa casita de galleta que nos enseñó Miriam en El Invitado de Invierno usando los mismos moldes :).

19 diciembre, 2011

Film&Food - Intercambio de Galletas

Muchísimas gracias a todos por la gran respuesta que habéis dejado en la entrada anterior :) Tenía mucha ilusión puesta en mi participación en el genial Calendario de Adviento, y temía no estar a la altura, o pasarme poniendo fotos y contando mis cosas. Me alegro muchísimo de que os haya gustado, de verdad ^_^.

¡Pero hoy venimos con otra fecha señalada! Y es que el día 19 era el fijado por las chicas de Film&Food para publicar el reto del mes de diciembre. Yo y mi estrés mental pensábamos que la fecha era más cercana a Nochebuena, menos mal que me di cuenta ayer de que no! Así que escribo esta entrada el domingo, entre hornadas de galletas y lío de maletas, para dejarla programada ya que cuando esto se publique estaré de nuevo en un tren camino de Murcia :-).

Tomando como ejemplo la famosa novela "Recetas y Confidencias" de Ann Perlmann, Ingrid y Alba nos proponían algo muy navideño: ¡un intercambio de galletas o de recetas de galletas! Me encantó la idea y me apunté sin dudarlo :).
Mi "amiga invisible galletil" ha sido Verónica, de Tequila y Yo. He podido descubrir su fantástico blog gracias a este reto y no podía estar más agradecida, porque Verónica no sólo es un sol de mujer sino que cocina de maravilla, hace unas fotos preciosas y siempre comparte con sus lectores cosas muy interesantes. Además tiene una perrita adorable, que es la que da nombre al blog :).

recetasyconfidencias1

En pleno caos prenavideño, esta semana me llegó su paquete, ¡casi me había olvidado! Me hizo muchísima ilusión, y más al abrirlo y ver una caja muy bonita, tan bien adornada, y encima con regalitos además de las galletas! Un regalo de Papá Noel anticipado :D


recetasyconfidencias4

Un bastón de caramelo adornando el lazo que cerraba la caja (me encantan); un muñequito de un ángel encantador; un cuaderno precioso donde Verónica ha compartido conmigo algunas cosas de su vida (gracias por permitirme conocerte un poco mejor) además de la receta, y con espacio más que suficiente para que yo lo vaya llenando con muchas recetas más; y las galletas! Una estrellas de chocolate con relleno de praliné de avellanas, ¡riquísimas! Una masa crujiente de sabor suave que combina a la perfección con ese cremoso relleno, con el aroma inconfundible de la avellana que tanto me gusta.
Y encima ha tenido el detalle de hacer mantequilla casera sin lactosa para usarla en la receta, por mi intolerancia. Ya lo he dicho, un sol!!

recetasyconfidencias2


Estrellas de chocolate y praliné de avellanas, receta de Verónica

- 200 gr de harina de repostería
- 30 gr de cacao en polvo (Valor)
- 75 gr de mantequilla sin lactosa
- 100 gr de azúcar glasé
- 1 huevo M
- 1 cucharadita de extracto puro de vainilla
- 3 gr de levadura química (Royal)
- 1 pizca de sal
- praliné de avellanas para el relleno
- azúcar glasé para espolovorear

Batir la mantequilla con el azúcar para que quede cremosa, añadir luego el resto de ingredientes y mezclar rápidamente, hasta conseguir una masa homogénea. Hacer una bola, envolver en papel film y dejar reposar en la nevera durante una hora.

Estirar la masa entre dos papeles vegetales con ayuda de un rodillo, dejar medio centímetro de grosor. Cortar la masa con el cortador para galletas y disponer estas sen una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Introducir las galletas en horno precalentado a 180ºC durante 10-12 minutos. Dejar enfriar en una rejilla.

Cuando estén frías, unir las galletas a modo de sándwich con el relleno de praliné de avellanas y decorarlas con azúcar glasé espolvoreado por encima.
¡Ahora sólo queda disfrutar de estas riquísimas galletas!!

recetasyconfidencias3

Si queréis ver las galletas que yo le envié, pasad por su blog (y curiosearlo bien si no lo conocíais, merece mucho la pena). Aunque os podréis imaginar que es una receta suiza, jejeje, una bastante original, que además no ha aparecido nunca por aquí. 

¡Gracias Verónica por los regalos y unas galletas deliciosas!

18 diciembre, 2011

Tortas de Pascua y Navidad en Murcia

Se acerca la Navidad y las pastelerías, panaderías y hornos tradicionales en Murcia llenan sus escaparates de los dulces típicos de estas fechas: mantecados, turrones, rollos de anís, cordiales, yemas, mazapanes... y con un especial protagonismo, las tortas.

Tortas de Pascua murcianas


Por tercer año tenemos la suerte de contar con el Calendario de Adviento de Intercultura y Cocina, un fantástico evento que ya se ha convertido en toda una tradición y que nos hace más amena la espera hasta Nochebuena descubriendo experiencias, recuerdos, tradiciones, y muchas ricas recetas relacionadas con la Navidad. ¡Me hizo mucha ilusión que Noema me ofreciera la oportunidad de participar! 

Me puse a pensar a qué podría dedicar mi ventanita...me di cuenta de que en cuestiones navideñas la nostalgia de lo lejano me lleva a Suiza, cuando en Murcia también tenemos unas estupendas tradiciones y siempre he pasado unas fiestas muy felices. 

La ciudad de Murcia se viste de Navidad como muchas otras ciudades; luces que adornan las calles, árboles decorados, mercadillos de artesanía, espacios para los más pequeños, belenes con distinta personalidad, conciertos por toda la ciudad, desfiles y pasacalles, escaparates con sus mejores galas... Pero, también como cada ciudad, todo tiene un "algo" que lo hace a la vez tan particular. Me gusta mucho pasar la Navidad en mi Murcia....


arboles

Ir con mi padre a "adoptar" un árbol en el Vivero Municipal, aunque estén un poco pachuchos los pobres...

Nevada en Murcia - Diciembre 2009


Vivero que está dentro del Parque Natural del Valle Perdido, donde, si hay mucha suerte, a veces una mañana amanece cubierto de una capa blanca que en pocas horas se desvanece...

Belén del Club Montañero


También está en ese Parque la Cresta del Gallo, donde cada año el Club de Montañeros monta su particular belén...

 caseta

... Asistir a la llegada de Papá Noel y visitar su cabaña, porque una tiene su lado infantil y le encanta el ambiente de cuento que tiene...

belen1

Hacer la ruta de los belenes por la ciudad, dedicando especial atención al de la Peña La Pava, con su característico toque murciano en la escenografía y las figuras...


lights

Salir a tomar un chocolate o un té con las amigas y disfrutar de las luces que decorar las principales calles y los escaparates...

Figuras para el belén

Recorrer el Paseo de Alfonso X, o "tontódromo", para comprar en la feria de artesanía un regalo, algún producto típico, un buen dulce, o simplemente pasar el rato.


Dulces

Mazapán


Quesos

Dulces

Dulces


Hay muchas delicias navideñas en Murcia, algunas comunes a toda la región, otras más típicas en cada municipio o cada pueblo. Mis favoritas son las tortas, las de recao, y las de Pascua. Ya os he hablado de ellas en otros años (aquí): características por su forma plana y sus típicos ingredientes (almendra, anís, naranja, aceite), se pueden encontrar de tamaños variados y distinta textura, pero en mi casa siempre nos han gustado mucho más las duras.

Las tortas y otros dulces típicos, siguen recetas que beben de los productos locales y la herencia árabe, y que en cada casa era típico, y sigue siéndolo sobre todo en los pueblos, dedicar jornadas a elaborar entre muchos familiares grandes hornadas de dulces, que en muchos casos se cocían en el horno del pueblo.

Dulces

Mi madre me ha contado muchas veces los recuerdos que tiene de mi abuela y sus tías elaborando infinitas tortas y otros manjares los días previos a la Navidad, pero por desgracia ella no continuó la tradición y mi abuela nos dejó antes de que yo mostrara interés en la cocina (ay abuelita, con lo maravillosamente bien que cocinabas). Pero este año me apetecía intentar hacer tortas caseras, así que mi madre me pidió la receta a su tía, y vía telefónica la apunté... Pero claro! Las recetas tradicionales de los pueblos, esas que se heredan generación tras generación, son muy poco precisas y parten de cantidades industriales de ingredientes. Cosas como "harina la que admita", "que repose un tiempo", no me daban mucha confianza en una prepación para la que parto a ciegas. Y encima había que usar "la creciente que te dan en el horno del pueblo", s¡in cantidades ni nada!

Pero bueno, cruzando los dedos y adaptando la "receta", me lancé a ello... y salieron bien! Bueno, bastante bien para ser la primera vez :-). Tortas de las duritas (duras pero no como una piedra, no os asustéis), con forma mejorable pero con su sabor y aroma inconfundibles. Hacía mucho tiempo que una receta exitosa no me hacía tan feliz ^_^.

Pongo los ingredientes que que siempre ha usado mi tía, y a continuación la adaptación que he empleado, básicamente dividiendo las cantidades dos veces por la mitad.

- 3 kg harina -> 750 gr (550 gr de harina de fuerza, 200 gr de harina común)
- 1 litro de aceite de oliva -> 250 ml
- la corteza de un limón pequeño
- 1'5 kg azúcar -> 375 gr
- 1/2 litro zumo de naranja -> 125 ml (recién exprimido)
- 1/2 l anís -> 125 ml
- anís en grano (al gusto, como 1 cucharada, tiene un aroma fuerte)
- canela molida al gusto (1/2 cucharadita nada más, apenas debe ser perceptible)
- 1 kg almendra cruda molida - 250 gr
- creciente de panadería -> 40 gr de levadura fresca de panadería

Además:
- harina extra, para amasar
- almendras troceadas
- azúcar

Desmigar la levadura en un cuenco. Cubrir con medio vaso de agua templada, añadir una pizca de sal, un par de cucharadas de la harina (la que hemos pesado) y mezclar bien. Espolvorear con un poco más de harina, cubrir con un paño y dejar fermentar como mínimo 15 minutos.

Tortas de Pascua murcianas

Calentar el aceite con la corteza de limón y dejar templar un poco.

En un recipiente bien grande, mezclar la harina con el azúcar y la almendra molida. Hacer un hueco y añadir la mezcla de levadura, el aceite aún templado, el zumo de naranja y el anís. Empezar a trabajar todo; incorporar un poquito de canela molida y anís en grano. Amasar bien con fuerza hasta conseguir una masa homogénea, húmeda pero no excesivamente pegajosa, maleable. Formar una bola, colocar en un recipiente limpio y tapar con film y/o unos paños de cocina húmedos. Dejar reposar en un sitio cálido sin corrientes de aire, como mínimo dos horas. Tiene que fermentar, pero no esperéis que crezca como si fuera un pan.

Precalentar el horno a 160ºC y preparar unas bandejas.

Tortas de Pascua murcianas

Disponer una superficie limpia donde poder trabajar las tortas. Espolvorear con harina. Tomar una porción de masa* y trabajarla con energía, amasando como si fuéramos a preparar bollitos, para dar elasticidad; si está muy pegajoso añadir más harina a la mesa. Formar una bola creando tensión superficial y aplastar con las manos hasta formar un disco finito. Decorar los bordes, "pellizcándolos". Continuar con el resto de masa hasta llenar una bandeja. Dejar reposar 10 minutos. Decorar con un poco de almendra cruda troceada y azúcar. Hornear a media altura durante unos 20-30 minutos, dependiendo del tamaño, hasta que se hayan dorado bien. Esperar unos minutos fuera del horno y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Ese licorcito de las fotos es mistela, muy típico para acompañar este tipo de dulces, opcional, pero recomendable ;-).

Tortas de Pascua murcianas

* El tamaño de las tortas es otra de las cosas que varía de unas recetas a otras; las favoritas de mi padre son extremadamente grandes, de modo que compra dos o tres y las parte en muchos trocitos para guardarlas. Puesto que se aplastan, las "bolitas" de cada porción no deben ser muy grandes; las mías eran algo más grandes que una pelota de golf.

16 diciembre, 2011

Operación Lebkuchen III - Figuras tiernas para regalar

¡Qué poquito falta ya! 
El día 24 se acerca y cada vez que miro el calendario (presidido en este mes por una preciosa imagen del majestuoso Matterhorn) me acuerdo de los nervios que tenía cuando era niña y llegaba la última semana previa a Nochebuena. Ahora me entran nervios, pero del estrés! Me queda un fin de semana en Madrid y mucho por hacer todavía. Y es que encima estos días se han juntado varias cosas. 
El miércoles fuimos invitados por la familia política a ver Zarkana, del Circo del Sol (aunque con un escenario estilo teatro, una maravilla de espectáculo, luz y música), esta tarde acompañamos a los niños de la prima del elfo al fútbol (bueno, algo parecido a fútbol, y es que son muy pequeñines todavía!) y por la noche salimos en parejita a cenar, de despedida navideña y por su cumpleaños, que es la semana que viene. Menos mal que el fin de semana me quedo sola en casa sin ningún compromiso :-).


Lebkuchen

Tercera entrega de Lebkuchen, pan de especias o gingerbread. No paro de probar recetas difernetes (sumándolas a las de otros años) y todas me encantan; la combinación de especias con miel es sencillamente maravillosa. En esta ocasión, una masa que nos sirve para recortar formas, ideal para usar moldes grandecitos, envolverlos bien y tener un detallito con alguien. Esta versión mejor no hacerla muy finita, ya que la gracia creo que está en que queden tiernas por dentro, así que vigilad bien también el tiempo de horneado, que no se tuesten demasiado o quedarán los bordes crujientes.

Lebkuchen

Receta adaptada ligeramente de Cake Journal

- 200 gr de miel
- 85 gr de azúcar
- 1 huevo L
- 1 cucharadita de bicarbonato sódico
- 1 cucharada de mezcla de especias
- 1 pizca de sal
- 360 gr de harina

Para decorar:

- chocolate de cobertura
- mermelada de albaricoque
- almendras crudas
- guindas
- decoraciones de tipo sprinkles
- azúcar glas y agua, para hacer de "pegamento"

Calentar la miel a fuego suave hasta que se vuelva muy liquída, sin dejar que llegue a hervir. Poner en un recipiente grande junto con el azúcar y mezclar; dejar enfriar un poco. Añadir el huevo y la mezcla de especias; tamizar encima la harina junto con la sal y el bicarbonato. Trabajar todo con una espátula o con las manos (más sencillo), amasando hasta conseguir una masa homogénea, húmeda, ligeramente pegajosa. Envolver en film y dejar enfriar como mínimo media hora en la nevera.

Lebkuchen


Precalentar el horno a 170ºC y preparar un par de bandejas.
Tomar una porción de la masa, estirar con un rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada, dejando un grosor de entre 5 y 10 mm (cuanto más gruesa, más tiernas saldrán). Recortar galletas con cortadores medianos-grandes y colocar en las bandejas, separadas por unos centímetros. Hornear durante 10-18 minutos, hasta que se hayan dorado. Dejar enfriar sobre una rejilla antes de decorar.

Lebkuchen tree


Yo pinté los árboles con chocolate fundido y a los corazones les di un poco de brillo con mermelada de albaricoque. Tan sólo hay que calentar unas cucharadas de mermelada hasta que se licúe, y tamizarla para descartar los grumos; se pinta una capa fina con un pincel y se deja secar. Para pegar las decoraciones, usé una glasa sencilla mezclando azúcar glas y gotitas de agua. Para la decoración de los árboles, se puede aprovechar el chocolate antes de que se seque.

Envolver en bolsitas individuales, añadirles algún toque personal-decorativo-navideño, y regalar :).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips