12 enero, 2012

Operación Lebkuchen V: Läckerli I

Madrid me recibió con una tarde soleada y fría, y es que después de la Navidad anticiclónica en Murcia, con temperaturas de más de 20ºC, me ha chocado un poco volver al frío. ¡Pero me gusta! Pasear abrigadita sintiendo el frío en la cara pero con el sol sobre la cabeza es una de mis sensaciones favoritas; el frío con lluvia/viento/nieve mejor vivirlo tras una ventana calentita :P.

El lunes, al llegar a casa, me agobié un poco bastante. Me esperaban algunos regalitos que los Reyes me dejaron aquí, tenía la maleta a tope, el apartamento desorganizado, decoración navideña que quitar, y todo con un nudo en la garganta contra el que intenté luchar sin demasiado éxito. Qué absurdo es el ser humano con sus emociones si lo pienso... Recuerdo la primera vez que vine a Madrid a casa del elfo, con llorera antes, durante y después de la despedida en la estación. Volver a Murcia era una experiencia amarga, y ahora ocurre al contrario. Aunque la verdad es que por otro lado, estas idas y venidas me hacen valorar mucho más cada momento que paso con la gente que quiero :-).

Leckerli v.1

Después de esta reflexión improvisada (me he puesto a escribir sin saber qué iba a salir de las teclas), nueva receta. Y ya pido disculpas porque es dulce, y encima con aire navideño. Lo advertí en la otra entrada, voy a hacer un poquito de trampa mientras dure el invierno... Sigo en mi "investigación" sobre recetas de Lebkuchen y es que había tanto que hornear y tanto dulce durante las fiestas, que ha sido imposible ceñirme a fechas navideñas para esta operación. Además, yo creo que las preparaciones de pan de especias, en todas sus variantes, no deberían limitarse a la Navidad. Los aromas especiados, la miel, los frutos secos... son sabores geniales para el invierno, que no acaba más que empezar. Y tras esta excusa, la versión de hoy :P.
Típica caja de Käckerli Huss, a la venta por todas partes.
Quiero centrarme ahora en recetas de Basler Läckerli,/Leckerli uno de los productos navideños estrella en Suiza, consumido en realidad todo el año, que de hecho nosotros compramos siempre que vamos en verano. Se trata de una galleta/bizcocho rectangular, tierna, con una textura y un sabor muy típicos. La receta original es de Basilea y data del siglo XV; hoy los más famosos los comercializa Läckerli-Huus, toda una institución. El problema es que yo he recopilado varias recetas diferentes, parecidas pero cada una con algo distinto. Conseguir el mismo resultado que Huus será imposible, pero quiero dar con la recreación casera más excacta para poder pasarlo a mi recetario navideño habitual. Hoy empiezo con una versión encontrada en un libro de dulces navideños alemanes que compré en Suiza el pasado diciembre.

Receta ligeramente modificada de Weihnachts-bäckerei
  
-170 gr de miel clara
- 140 gr de azúcar
- 1 cucharada de agua
- 280 gr de harina de trigo
- 10 gr de mezcla de especias
- 75 gr de naranja confitada, picada
- 100 gr de almendra cruda, picada
- 1/2 cucharadita de bicarbonato de amonio
- 1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio
- 2 cucharadas de leche
- 2 cucharadas de clara de huevo ligeramente batidas


Glaseado:


- 250 gr de azúcar
- 100 ml de agua
- 1 cucharada de azúcar vainillado

Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja.

Poner en una cazuela la miel con el azúcar y el agua, calentando a fuego medio y removiendo hasta que el azúcar se haya disuelto (que no llegue a hervir). Dejar enfriar un poco hasta que quede a temperatura ambiente. Añadir la harina y las especias, y mezclar bien hasta obtener una masa homogénea. Incorporar la naranja confitada y la almendra.
Disolver el bicarbonato de sodio en la leche y el bicarbonato de amonio en las claras de huevo; añadir cada mezcla a la masa, mezclando un poco antes de incorporar la segunda. Amasar bien todo hasta conseguir una textura homogénea y suave.

Leckerli v.1

Estirar sobre una superficie limpia hasta dejar un grosor de entre 6-10 mm. Colocar sobre la bandeja, pinchar un poco con un tenedor y hornear a media altura durante unos 20 minutos.

Mientras tanto, calentar en un cazo el agua con el azúcar hasta que se disuelva (si se tiene un termómetro, hasta que alcance 105ºC). Añadir el azúcar vainillado y mezclar bien. Pintar la superficie del dulce recién sacado del horno, cuando aún esté caliente. Dejar enfriar y que solidifique el glaseado. Cortar con un buen cuchillo de sierra en pequeños rectángulos y guardar en un recipiente hermético. 

Veredicto: textura similar, aunque faltan matices de sabor del Läckerli suizo, pero son una delicia muy recomendable igualmente. Están más buenos con el paso de los días, si es que el olor que deja en la cocina te deja evitar caer en la tentación de probarlo antes ;-).

40 comentarios:

  1. Yo concuerdo contigo Akane, no veo por que estas cosas no pueden hacerse siempre. Ya tienes una fiel seguidora que hará esta receta, te quedaron super lindos y se ven exquisitos.
    Voy a probarlos y te daré mi veredicto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Lo que si veo es que la receta suiza lleva miel, quizás sea eso lo que falte??
    Bss.

    ResponderEliminar
  3. Me pasa como a ti y pienso como tú. No solo hay que disfrutar de estas delicias en Navidad.
    Esta está genial, me encanta, de verdad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Esto apetece en cualquier momento del año...se ven deliciosas...un besazo

    ResponderEliminar
  5. uyuyu que buena pinta! pero he prometido a mi familia no hacerles dulces hasta pasados unos meses( Que los pobres han engordado por mi culpa!)jeje

    Besitos

    http://ohmylookbook.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Tú sigue! las estoy guardando todas ;)
    Pienso que no hay por qué respetar los tiempos en gastronomía, hago roscón en agosto si me apetece comerlo, y por qué no estas galletas?
    Tienen una pinta deliciosa!!

    ResponderEliminar
  7. Los matices que faltan los proporcionarán algunas esencias fuera del alcance del cocinero real, seguro que están de muerte!!

    Siempre debes de pensar que por muy lejos que te vayas tu familia y amigos jamás te van a dejar, y estás en Madrid por lo que estás, que es ahora mismo tu mayor apuesta personal :).

    Tienes una suerte tremenda en tener todo esto, y sólo por eso, estarás de acuerdo conmigo en que al final no es tan doloroso ¿a qué sí?. Las emociones humanas, lo que dices.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Estupendo con los trocitos de almendras y los grumillos de miel!!!

    ResponderEliminar
  9. Menuda pinta! Tengo que probar esta receta! Mi tía que vive muy cerca de Basilea cada vez que viene me trae bolsas de 1 kg porque me encantan, aunque ya se sabe, lo hecho en casa tiene otro encanto....

    ResponderEliminar
  10. un receta genial. por mí sigue haciendo trampas con las recetas navideñas... me encantan y ya las estoy echando de menos :)
    besos guapa!

    ResponderEliminar
  11. Yo tengo ese libro! Me lo compré en Munich la última vez que estuve allí y todas las cosas que he hecho han salido geniales, las zimtsterne, el stollen, los lebkuchen...Le vas a sacar mucho partido!
    ya sabes que Murcia y madrid están muy cerquica, así que puedes disfrutar de los dos sitios sin problemas...eso es una suerte!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  12. Tiene todo la razón pq solo podemos comer estas delicias en estas fechas cualquier día es bueno besos

    ResponderEliminar
  13. Como bien dices, lo importante es disfrutar cada segundo con las personas que quieres!!! Asi que ya sabes, nada de morriñas y positivismo al poder!!!
    La receta? Me parece magnifica!!! Y, estoy contigo, no entiendo como estos manjares se intentan delimitar a la epoca navideña cuando son productos invernales al 100%.
    Un besote
    Sònia

    ResponderEliminar
  14. Hola Akane! te comprendo perfectamente... yo llevo 12 años viviendo fuera de mi ciudad y mi familia.
    Y otra cosa que quería decirte...estas recetas incluso en agosto...le estoy cogiendo una afición al lebkuchen, por tu culpa claro...un saludo!!

    ResponderEliminar
  15. Akane, ¡¡no sabes lo que te entiendo!! Y más porque antes, cuando solo tenía que ir a la uni, si necesitaba ir a casa, podía escaparme en cualquier momento. Pero con el trabajo uno no puede ir cuando le da la gana tan ricamente, y lo valora aún más...

    Aunque a mí estas recetas me salen más en Navidad, no dejan de ser recetitas de invierno, así que ¡¡bienvenidos sean tus experimentos con lebkuchen durante todo el invierno, y parte del verano!!

    Aunque no he probado los originales, lo que dices de su textura no pinta nada mal, así que me voy a llevar la receta, y estaré atenta, por si tengo que sustituirla por un nuevo experimento ;) Aunque lo del bicarbonato de amonio yo todavía no lo he tocado!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  16. jo me parece que estas van a caer fijisimo. cielo no te lleves mal rato cada vez que tengas que despedirte, es como dices, para valorarlo más aun :) disfruta d cada momento! te mando un beso muyy fuerte y te doy las gracias por compartir siempre recetas tan ricas

    ResponderEliminar
  17. ay se me ha olvidado preguntarte...que puedo echar si no tengo bicarbonato de amonio??

    ResponderEliminar
  18. Me encanta esta sección en la que nos vas descubirnedo cositas suizas...me ha encantado, tiene una pinta tremenda! :)
    un besico y que sepas que en Murcia, ya se han ido esos más de 20ºC...

    ResponderEliminar
  19. Que razón tienes tu Akane, yo creo lo mismo, cuando algo nos gusta no hay que esperar las navidades en prepararlos.
    Me encanta cono te han quedado las galletas-bizcocho, y con los ingredientes que lleva seguramente es a nuestro gusto.
    Besitos

    ResponderEliminar
  20. Que ricossssssssssssssssss.
    Me encantan.Y me encanta que nos enseñes estas recetas tan especiales.

    Seguro que este año encontramos trabajo las dos!Dime de que buscas por si puedo ayudarte.Muak!

    ResponderEliminar
  21. Pues que quieres que te diga... qué siga la Navidad si gracias a ello nos traes estas recetas tan especiales.
    Nuevamente un dulce para mi desconocido pero que plasmado en tus fotos se me hace muy apetitoso.
    Tiene una textura realmente interesante, no sé por qué me ha recordado a los "miguelitos" de Albacete, en fin una conexión Albacete-Suiza tendría su gracia (aunque me da que seguramente no tengan nada que ver jaja).
    En cuanto a las angustias por la vuelta a Madrid, la verdad es que te entiendo demasiado bien, debes estar dividida en tus cariños, por un lado tu familia y por otro el elfo; pero es cuestión de unos días y todo volverá a la normalidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Me fascinan este tipo de panes, así que yo también apoyo que publiques este tipo de recetas. De hecho tengo pendiente el roscón de reyes, de este año no pasa! Un beso

    ResponderEliminar
  23. Como siempre genial y con unas fotos estupendas! Enviamos tu receta al FB y al Twitter.

    ResponderEliminar
  24. te entiendo bien, pero mira, piensa que al menos puedes ir a Murcia en coche, en tren, en avión o como haga falta, los que tenemos el océano de por medio no tenemos más remedio que tomar el avión, y si hace mal tiempo o hay huelga.... pues nos quedamos sin volver a casa. Así que ánimo, y quédate con lo positivo de ambos sitios.
    Y por mi sigue haciendo dulces, los que haces tú me encantan, cargados de miel y cosas ricas.

    ResponderEliminar
  25. Hola, acabo de descubrir tu blog gracias a "Deutsche Bäckerei"... Soy alemana, y llevo en la aventura de los blogs solo algunos meses.. :)
    Pareces, igual que yo, una aficionada a los dulces navideños. Me encanta tu receta y para los próximas Navidades la probaré!!!
    Los Lebkuchen que yo hago son de chocolate, muy sencillos y buenissimas! Si te interesa puedes echar un viztazo! Ahi va! http://naranjalimon.com/lebkuchen/
    Espero que te guste!

    ResponderEliminar
  26. No sé cómo sabrán, pero tienen una pinta estupenda!!!
    Tu sigue investigando y luego compartes con nosotros, jajaaa!!!
    Besosss

    ResponderEliminar
  27. El estar lejos es lo que tiene, cuando vuelves al final siempre falta un trocito de tí! pero bueno verás como con el tiempo te irá acostumbrado cada vez más, y como bien dices! asi valoras mucho mas a la gente que quiere!
    El pastelito riquisimo, me encanta el glaseado jiji ^^

    ResponderEliminar
  28. Bueno, espero que se te haya pasado ese nudo en la garganta, Liliana... Paseando al solecito y al frío de enero madrileño seguro que todo se pasa.
    Por cierto, qué dulce más bonito y me da que tiene que estar delicioso. Me llevo la receta y probaré a hacerlo.
    Un besoteeeeeeee

    ResponderEliminar
  29. Buenooo pero que buenisima pinta ,,,me lo apunto se ve fantastico . Las fotos de los paisajes de SUIZA un encanto , los muñequitos u¡con un gran colorido ...besos MARIMI

    ResponderEliminar
  30. Akane, guapa, estas galletitas o dulcecitos te han quedado deliciosos. Tienen que estar riquísimos. Un besazo desde una Murcia un poquito más frescas que cuando te fuiste.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  31. Así así por las fotos, se ve espectacular! Seguro que lo está! Claro que nunca será igual que el comprado porque ellos tienen unos polvitos mágicos. Pero casero, mejor siempre! Es cierto que los aromas mejoran con el tiempo, lo mismo me pasó con los lebkuchen que publicaste (los que llevaban noseque de amonio) que pasados unos días estaban mucho mejor...
    Disfruta del frío mi niña!

    ResponderEliminar
  32. Que buena pinta tienen!! Típico en Suiza pero creo q gracias a ti van a ser tipicos tb de aquí! Lo anoto pa hacerlo!!

    Un beso guapa y buen finde!

    Vanesuky

    ResponderEliminar
  33. Hola niña! que rica deben estar! me encanta este tipo de masitas
    besos

    ResponderEliminar
  34. Dices que el frío con lluvia/viento/nieve mejor mirarlo desde detrás de la ventana, yo añadiría: NIEBLA, estoy hartita de tanta niebla, dirán de Londres que se lleva la fama pero aquí en LLeida es horrorosa... bueno, yo yambién le doy demasiado a la tecla y ahora lo que hay que valorar es ese PEDAZO dulce que me has puesto que no se escribirlo siquiera, pero si que se comerlo!

    Petons y buen año preciosa!!!

    ResponderEliminar
  35. Dios mio. Mi lista de "esta receta debo probarla si o si" no deja de crecer..

    Saludos.

    ResponderEliminar
  36. Yo sigo comiendo aún pannetone, pero es que no puedo evitarlo, está tan rico.... No se que haré cuando se acabe, o si... quiza lo haga jeje...

    Un receta muy interesante y con una pinta deliciosa!

    Un besito!

    ResponderEliminar
  37. Huy, precisamente probé esas galletas en Reyes, que nos las trajo mi sobrino, que está trabajando en Suiza. Las encontré un poco gomosas, si bien el sabor de fondo de canela me encantó.

    Me apunto la receta, gracias!

    ResponderEliminar
  38. ¡¡¡¡¡Los läkerli que mi hermano nos trae siempre de Basilea!!!!! :-D

    A mi padre le chiflan, así es que le paso ahora mismo la receta a ver si anima a hacerla!

    Genial idea la de traernos dulces tradicionales de otros sitios.

    Tschuess!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...