22 mayo, 2011

Mermelada de fresas con vainilla

Día de elecciones en gran parte del país. Muchos ya habréis votado, otros lo haréis más tarde; algunos irán con ilusión y esperanzas, otros con escepticismo, muchos con casi desgana; a otros os habrá tocado ejercer de presidente o vocal de mesa y estaréis ya a estas alturas cansados (ánimo). Sea como sea, día de elecciones. Parece algo rutinario pero cuando me pongo a pensar que hasta no hace tantos años no teníamos sufragio universal, o que en muchos lugares del mundo aún no conocen el significado de esas palabras...

Strawberry vanilla jam

Yo ya voté hace días, usando el sistema por correo. Ha sido cómodo y me ahorra tener que modificar los planes de domingo para sacar un hueco y acercarme a las urnas, aunque ahora hasta echo de menos tener que hacerlo. Si no recuerdo mal, mi primera votación fue aquella en la que teníamos que decidir si aceptábamos la Constitución Europea (¿qué fue de ese proyecto?); el año que cumplí los 18 había elecciones generales, pero por un maldito mes no pude participar en esa votación. Me fastidió bastante, tenía muchas ganas de mi primera votación. Hasta ese momento, era mi madre la única de mi casa que iba a echar sus papeletas, pues a mi padre le costó años de papeleos conseguir la doble nacionalidad. Creo que mi primera votación coincidió con la primera de mi padre.
Y ahora echo de menos ir con ellos por la tarde, cuando está todo más tranquilo, a mi antiguo colegio buscando nuestra mesa. Era extraño atravesar esas puertas y pasar delante de esas aulas en las que durante años fui creciendo. Ya ni siquiera reconozco a ninguno de los profesores que dan ahora las clases, y hasta veo todo mucho más pequeño de lo que recordaba... Me hubiera gustado visitar el colegio otra vez.


Strawberry vanilla jamHoy vengo con mermelada casera. Creo que cada año lo comento, pero desde que hice la primera vez mermelada de fresas, no se me puede pasar la temporada de esta fantástica fruta sin preparar unos cuantos tarros con mermelada o compota. Pongo la receta de nuevo aunque no tiene ningún misterio; simplemente cociendo con tranquilidad la fruta con el azúcar se consiguen maravillas. Yo uso una proporción 2:1, la mitad de azúcar que de fruta, y si tengo gelificante o pectina especial para mermeladas la utilizo, pero tampoco es imprescindible. No quedará tan cuajada, pero a mi particularmente me gusta menos "gelatinosa", y también prefiero no trocear demasiado las fresas para encontrarme trocitos tiernos de la fruta cuando la unto sobre el pan. Esta vez he añadido una buena vaina de vainilla para darle un toque diferente. No recuerdo cuántos botes exactamente pude llenar, pero me salieron suficientes como para guardarme en la despensa y regalar a mis padres y a la familia política.
Es maravilloso el olor que inunda toda la casa cuando se cuece fruta a fuego lento.

- 2 kgs de fresas o fresones
- 1 kg de azúcar
- el zumo de un limón grande
- 1 vaina grande de vainilla de calidad
- 1 sobre de gelificante para mermeladas (opcional)

Lavar bien las fresas. Cortar el rabito y posibles partes dañadas, y trocear. Colocar en una olla grande, regar con el limón, cubrir con el azúcar y remover bien. Tapar con un paño y dejar reposar varias horas, mejor toda la noche, para que suelten bien los jugos.

Strawberry vanilla jam

Si se va a usar gelificante, proceder según las instrucciones del fabricante.
Abrir la vaina de vainilla cortándola en dos; separar las semillas con  un buen cuchillo de punta y añadir todo a las fresas. Destapar la olla, remover un poco y poner al fuego. Cuando empiece a hervir, bajar la temperatura para que se cueza a fuego bajo pero constante. Remover de vez en cuando e ir quitando la espuma a medida que la vaya soltando. Continuar hasta que se tenga la textura deseada. Yo, usando parte de gelificante especial, lo tuve más de media hora a fuego lento, me gusta más así (y el olor que inunda la casa es maravilloso). Para asegurarse de la textura que tiene, poner unas gotas en un platito que hayamos tenido en el congelador y esperar a que se enfríe unos segundos. Retirar la vaina.
Debemos tener los botes y sus tapas ya esterilizados y aún calientes. Llenar con cuidado justo hasta el borde, tapar bien y poner boca abajo para que haga efecto vacío.
Si se envasan bien, aguantan perfectamente varios meses guardados en un lugar oscuro y fresco.

Strawberry vanilla jam

46 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Qué buena pinta tiene esa mermelada! Si aún quedan fresas, aprovechando que tengo buena vainilla, la pruebo hacer! Deliciosa...
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hoy he comprado yo 3 cajas de fresas para hacer mermelada... Así que me llevo tu recetilla con tu permiso, por supuesto...

    No había oido hablar del gelificante, ¿donde se puede encontrar?

    Besicos!

    ResponderEliminar
  4. Hola, he descubierto hoy tu blog. Me he hecho seguidora. Me gusta tu mermelada. Yo esta semana he hecho tb mermelada de fresas pero diferente a la tuya. Tb prefiero poner menos azúcar pero lo que hago es cocerla un poco mas de tiempo. Te invito a conocer mis blogs. Un saludo desde Valencia

    ResponderEliminar
  5. En casa nunca hemos sido mucho de mermeladas, eso sí, si me tengo que tomar una que sea de melocotón, albaricoque o bien fresas. Nunca la he probado de fresas con vainilla, pero estoy segura que debe quedar genial, ya que la vainilla me encanta el gusto que da a muchas cosas!

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  6. miscelanea
    Todavía se pueden encontrar buenos fresones, anímate que luego merece mucho la pena tener mermelada meses más tarde :)

    RoMe
    Qué bien, tres cajas llenas de fresas! El gelificante, o pectina, o azúcar especial para mermeladas, lo venden en tiendas especializadas, herbolarios y sitios así. Aunque yo lo compré en Suiza, donde es más común. Si no encuentras, simplemente cuece más tiempo. Aunque no quede tan sólida como las comerciales, sale muy rica sin añadir nada.

    Marisa
    Bienvenida! Muchas gracias por pasarte y comentar :)
    Me alegro de conocer más gente aficionada a preparar sus conservas caseras. Voy corriendo a visitarte!

    Muchas gracias a todas por comentar

    ResponderEliminar
  7. Qué mono te ha quedado el botecito de la mermelada, con fecha y todo!
    un besito

    ResponderEliminar
  8. Hay que aprovechar las frutas que tenemos para preparar deliciosas mermeladas. Me ha encantado el toquetito de vainilla, muy aromático.

    Besitos,

    ResponderEliminar
  9. Hola Akane
    Puedes creer que no he votado nunca, y no tengo prisa... en mi país siempre prometen, se llena los bolsillos y luego vienen otros que hace lo mismo...

    En cuanto a tu mermelada estoy segura que tiene un sabor delicioso... con ese saborcito de vainilla mmm...
    Yo también hago mermelada de fresa cada año, de hecho las tengo en el frigorífico, espera su turno... Ahora estoy haciendo una mermelada de cerezas, que estas tampoco me las puedo perder...
    Te deseo una buena semana.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  10. Que rica se ve Akane, yo uso las mismas galletas para desayunar :).
    Nunca he probado una mermelada de fresas y vainilla, pero ambos ingredientes por separado me encantan, estupenda tu idea.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. La mermelada de fresa creo que es mi preferida, con vainilla debe ser una delicia!!

    Besos

    ResponderEliminar
  12. niñaaa :) síi fui yo la del cardamomo jajajaj gracias pues habra q visitar al carero del corte ingles jajaaja
    hace poco hice esta mermelada de fresa con vainilla, se la vi a teresa y me chiflo esta deliciosaaaaaaaaa.
    y hace unos dias la he vuelto a repetir pero echando por kilo de fresa nada mas q 200 gr de azucar y un pellizco de agar-agar. el resultado es sorprendente, la he repartido a familiares y amigos y les ha encantado, y mira q poco azucar, te lo digo por si te intresa saber, un besazo guapa

    ResponderEliminar
  13. Qué rica la mermelada!! Te ha quedado con una textura y color especial...xDD

    ResponderEliminar
  14. Que magníficas fotos y maravilla de mermelada, hoy yo también he hecho mermelada de fresas, en mi caso con vainilla y naranja... Que coincidencia¡ Tambien me encanta¡ Un besazo, Teresa

    ResponderEliminar
  15. ESSA GELEIA FICOU COM UMA COR LINDA.
    UMA DELICIA COM CERTEZA...ADORO MORANGOS.
    BOM DOMINGO
    BESITOS

    ResponderEliminar
  16. Ay, sí, ese olor de la fruta cociéndose!!! Es de lo más entrañable que hay!
    Me encanta el toque de vainilla :-)

    Me han entrado ganas de poner manos a la obra y preparar un par de botes ;-)

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Una pasada de mermelada, excelente textura, color y ya me imagino el sabor.

    Desde luego yo también prefiero encontrarme trocitos de fruta en las mermeladas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Un color precioso,en la proxima pongo vainilla!!!! Besos

    ResponderEliminar
  19. Que rica y que fotos nenica.
    Besicos

    ResponderEliminar
  20. Prefiero no hablar de política, me sienta mal ahora mismo :(
    A mí también me gusta echarle algo menos de azúcar pero a la mitad no llego si no casi no espesa sin pectina y es un poco rollo, no por mí, si no porque a los que les regalo no suele gustar :?
    A mí también me gusta encontrarme trocitos, así se sabe que es de fruta buena buena! Este año al final no hice, no sé si me animaré antes de que se terminen y encuentre alguna caja todavía a buen precio ;)

    ResponderEliminar
  21. Como me gusta la mermelada casera!!! Esta tiene una pinta espectacular!!! Y que fotos tan bonitas!!!
    La suerte esta echada... Espero que el sufragio universal sea total!!! No se si me entiendes... estoy cansada que me mangoneen...
    Un besote
    Sònia

    ResponderEliminar
  22. Si no recuerdo mal yo tambien vote por primera vez de la manera en que cuentas! de todos modos no cuesta nada sacar 5 minutitos, a mi esque me toca al ladito de casa.
    Por otro lado, la mermelada tiene una pinta tal y como a mi me gusta sin grumitos tan lisita... que maravilla nena, toda una artistaza!

    ResponderEliminar
  23. Akane! por qué me haces esto! de tan solo leer "fresas con vainilla" quede totalmente encantada n_n, lástima que no es época de fresas aquí, pero creo que ingresaré esta receta a mis apuntes.

    Cariños

    ResponderEliminar
  24. La verdad es que cuando te acercas a los colegios electorales ves a mucha persona mayor, ellos siempre votan porque saben lo que ha costado conseguir el voto, pero la política cada vez pasa más del ciudadano, en fin... el mapa actual tiene una pinta mucho peor que esa mermelada!! que pintaza!
    besitos

    ResponderEliminar
  25. Liliana te ha quedado perfecta el color maravilloso, me encanta la mermelada pero me gusta sin azúcar, sabes la manera de substituir el azúcar??
    muchos besos

    ResponderEliminar
  26. Pues yo soy poco (nada, de hecho) de mermelada, pero esta debo decir que me llama mucho la atención. ¡Vaya pinta!

    ResponderEliminar
  27. El otro día precisamente encontré una receta de mermelada de fresa con vainilla, y ahora la tuya. Creo que es una señal: tengo que hacerla.
    Se ve deliciosa, y con lo que a mi me gustan ambos ingredientes por separados, seguro que también me encantarán juntos.
    Respecto a lo de las elecciones, nunca me tocó votar en mi antiguo colegio, pero hace poco, tuve que ir a por una documentación, y después de tantos años sin verlo, tuve esa sensación que describes de que todo es más pequeño.
    No se, a veces, prefiero dejar los recuerdos como están, y quedarme con lo que guarda mi mente.
    Besotes

    ResponderEliminar
  28. Guauuuu con vainilla, esta mezcla no la he hecho nunca y debe estar de muerte, seguro.
    Que rica!!
    bsss

    ResponderEliminar
  29. Una combinación perfecta la de las fresas con la vainilla. Mi más sincera enhorabuena!!! Me ha encantado ;)

    Un beso
    Patri

    http://thecookrocker.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  30. Akane, la mermelada de fresas tiene un color extraordinario. Me gusta mucho sobre un buen pan recién hecho. En fin, al menos me endulzas la mañana, porque no está siendo buena. Menuda depre llevo... Ya me lo esperaba, pero siempre se me encoge el estómago. Viva la democracia, sí... pero menudos bofetones nos vamos a llevar en los años que quedan.
    Un besote preciosa... que tengas un lunes mejor que el mío.

    ResponderEliminar
  31. Me encanta la mermelas de fresa, te ha quedado muy bien ,un besico

    ResponderEliminar
  32. Me encantan las mermeldas!! y la de fresa es una de mis preferidas! tiene un sabor tan dulce y bueno, y con el toque de la vainilla..mmmm! me comía estas tostaditas ahora mismo!
    Muchos Besoss guapa

    ResponderEliminar
  33. Fantástica!
    Mermelada de fresa, mi favorita!

    Saludos

    ResponderEliminar
  34. Pues ayer me lei tu entrada, y sali corriendo a la cocina a poner las fresas en azúcar...me olvide de dejarte el comentario! Le puse otras frutas porque no tenía suficientes fresas pero ya hoy esta mi mermelada lista! QUé divina debe estar esta!
    Un besito!

    ResponderEliminar
  35. Qué buena, aunque pase el tiempo la mermelada de fresa creo que será siempre mi favorita :)

    Qué buena combinación con vainilla :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Vengo del blog de Kako, y aunque veia tu blog en diversos comentarios, no me dio por visitarte, pero hoy ya no me pude resistir al ver esa tarta que Kako edito, asi que con tu permiso me hago seguidora tuya y te pongo en favoritos en mi blog, me encantaria verte por mi cocina.
    La mermelada un escandalo de buena, un beso

    ResponderEliminar
  37. Es la segunda mermelada de fresas con vainilla en pocos días, se que me gustaría... normalmente la hago con un toque de pimienta rosa pero la de tomate con vainilla me gustó mucho.
    Besicos sorianos:)

    ResponderEliminar
  38. Lilina,
    Echaba mucho de menos leerte!!! Siempre con anécdotas interesantes, de esas con las que siempre tenemos mucho que ver. Y por supuesto siempre, siempre con unas recetas estupendísimas!!!
    Qué rica tu mermelada!!!
    Besotes,
    IDania

    ResponderEliminar
  39. Mmmm, me la imagino acompañando mis tostadas con mantequilla en una mañana soleada de domingo, desayunando en el jardín ! Tosatadas, mermelada casera y zumito de naranja... qué más se puede pedir?
    Gracias por la receta !
    Un beso ;O)
    PS.- Necesito la receta de la 'Selva Negra', pero he visto que sólo la tienes en versión helado. No tendrás por casualidad la del pastel? Plis, plis...

    ResponderEliminar
  40. Que buena pinta,parece deliciosa,de sabor mmmlastima no poder meter la cucharita:)
    Besos

    ResponderEliminar
  41. No hay nada como las mermeladas caseras, nos encantan.
    Nunca la tome con vainilla pero tiene que estar muy buena.
    besos
    Toñi y Tere

    ResponderEliminar
  42. Estamos en plena temporada de fresas, hay tantas que luego no sabes que hacer con ellas, la mermelada es una muy buena opciòn. :)

    ResponderEliminar
  43. Mmmmm!! Como algo tan sencillo puede tener una pinta tan deliciosa??? Me apunto tus truquitos!

    He sabido de tu blog a través de otro que tenemos en común y me ha encantado todo lo que haces!!

    Te invito al mio por si te apetece conocerme mejor, enhorabuena por tu profesionalidad!!

    http://ilusionescolorpastel.blogspot.com

    ResponderEliminar
  44. Me encanta la mermelada casa, pero nunca la he probado casera, tiene que ser todo un lujo para el paladar. Me apunto tu receta, tiene una pinta bárbara!
    Un besote

    ResponderEliminar
  45. que cosa más rica, por favor!!! te cojo un tarro que esta tarde quiero hacer tarta de queso!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...