29 abril, 2010

Bizcocho de yogur con mermelada de fresas

Signos inequívocos de que el verano nos espera a la vuelta de la esquina:

- Me despierto sudando en mitad de la noche (hora de cambiar el edredón).
- Dormir con mi gato supone sentir una bola de fuego en la espalda.
- Imprescindible abrir la ventana.
- Las terrazas se llenan (aún más) de gente casi a todas horas.
- La plaza de toros empieza a acoger conciertos.
- Las hormigas invaden mi cocina.
- Ya no me apetecen cremitas calentitas de verduras para cenar (hora del gazpacho).
- Vuelven los agobios por el final de curso y la incertidumbre del año que viene.

Pero bueno, como bien aprendió a decir Rincewind, calma y tranquilidad. Y qué mejor manera que tomarse las cosas con calma que dedicar un ratico a hornear algo dulce, mientras encender el horno aún no suponga una actividad de alto riesgo. 
Esta receta es sencillamente la de un bizcocho, al que he intentado no sumar demasiada grasa, con una capa de mermelada casera de fresas dentro. Es una idea tremendamente sencilla pero que no se me había ocurrido usar hasta que lo vi en alguna parte hace unas semanas. El resultado es genial, da un toque diferente a cualquier bizcocho o pan rápido, y se pueden combinar muchos sabores distintos. Incluso se podría usar una compota de fruta para no sumar demasiadas calorías. La mermalada además da más jugosidad a la miga, aunque en este caso el resultado de la masa en sí misma me ha gustado mucho, resultando en un bizcocho jugoso de miga firme y con mucho aroma; lo repetiré como base para otras recetas.



- 1/3 taza (80 ml) de mermelada casera de fresas
- 1 y 1/2 tazas de harina de repostería
- 1 cucharadita de levadura química
- 1/4 cucharadita de bicarbonato
- 1/8 cucharadita de sal
- 1/2 taza de azúcar
- 2 cucharadas (30 ml) de puré de manzana
- 2 cucharadas (30 ml) de aceite de girasol
- 2 claras grandes
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- ralladura de un limón grande
- 3/4 taza de yogur natural

Precalentar el horno a 175ºC y preparar un molde rectangular.
Tamizar en un recipiente la harina con la levadura, el bicarbonato y la sal. Aparte, batir con batidora de varillas las claras de huevo con el azúcar, el aceite, el puré de manzana, la vainilla y la ralladura de limón, hasta que quede homogéneo. Añadir de forma alternativa, empezando y terminando con harina, la primera mezcla de ingredientes secos y el yogur, mezclando con movimientos suaves hasta que quede una masa homogénea. Repartir un poco más de la mitad sobre el molde, dejándolo uniforme. Colocar la mermelada encima, dejando un poco de hueco en los bordes. Cubrir con el resto de la masa. Hornear a media altura durante unos 50-55 minutos, hasta que al pincharlo con un palillo o brocheta salga limpio. Esperar unos 10 minutos fuera del horno antes de desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

32 comentarios:

  1. cambio tortita por trozo de bizcocho, hace????
    Que rico tiene que estar con ese punto de la mermelada....

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Qeu buena pinta tiene!!
    Esta claro que tengo que pasar de la familia. no les gustan los bizcochos con cosas dentro...y claro me lo tendria que comer yo solo, o hablar con el vecino... tambien es buena idea ¿no?

    Gracias esta genial.

    ResponderEliminar
  3. Una idea estupenda!!! Tiene que estar muy jugoso!!
    Lo probaré enseguida!
    Besicos

    ResponderEliminar
  4. Oh, qué rico!! Yo ya cambié el edredón hace como un mes, pero en mi caso no son las hormigas las que me hacen ver que llega el calor, sino las cucarachas! En esta ciudad las cucarachas aparecen por el calor y no por la suciedad, como mucha gente se empeña en creer.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  5. Con la de veces que hago magdalenas rellenas de mermelada y no se me había ocurrido hacerlo en el bizcocho.
    gracias
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo contigo, qué mejor manera de relajarse que horneando algo dulce, y si encima lo hacemos más ligero no hay excusa de remordimientos de conciencia jeje, me ha encantado tu bizcocho con el toque de mermelada.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Adoro los bizcochos.
    Adoro las mermeladas caseras.
    El resultado no podía ser otro que una gran bocado lleno de placer.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Que rico ha de estar y con la mermelada...dos preguntas, la medida de taza a cuanto equivale, porque claro puede ser una cacho taza o una pequeña y yo las que tengo son tazas tazas....y la esencia de vainilla que es exactamente? gracias
    besos

    ResponderEliminar
  9. mmmm....muy buena idea eso de poner la mermelada en medio....

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  10. simplemente delicioso este bizcochito!que bueno!un beso

    ResponderEliminar
  11. Yo quiero un trocín si queda aún, te ha quedado exquisito.

    besines

    ResponderEliminar
  12. Ay que bueno!

    Estaba pensando de qué hacía un bizcocho para mañana, tengo la respuesta!

    Me copio tu receta, pensaba hacer el clásico de yogur pero esto me seduce más...

    ResponderEliminar
  13. Has combinado mi mermelada favorita (de fresa) con el bizcocho. Menuda pinta tiene...
    ¡¡¡Espectacular!!!

    ResponderEliminar
  14. Exacto tenemos el verano por aquí ya, sobretodo lo noto en el agobio de final de curso...jumm. Me encanta este bizcocho con el toque de la mermelada, que rico!

    ResponderEliminar
  15. Por estos lados , se nos esta viniendo el invierno ...pero , este bizcocho tambien se presta para un buen cafe caliente al lado del fuego.
    Yo tambien vi la idea de la mermelada dentro, en algun blog, y me gusto mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Que rico budín!!
    Se ve delicioso... voy a probar de hacerlo algún día seguro... y por acá.. está empezando el invierno...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Me encanta el corte con la mermelada dentro.... yo ya quité las mantas y todo, hace una semana que dormimos con pijamas ligeros y con la sábana solo, y los tirantes por la mañana pues hace un calor que no es normal para esta época...
    Un besote

    ResponderEliminar
  18. Yo no tengo gato, ni plaza de toros cerca, pero también me han invadido las hormigas, he cambiado el edredón..jaja

    Me encanta este bizcocho, yo uso mi bizcocho base para hacer cosas asi, siempre sale bueno, aunque aun no le he puesto mermelada, lo hice con nutella, que yo soy mas golosa. Anoto la idea, con mi mermelada de fresa a la pimienta rosa ha quedar tremendo..
    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Es verdad encender el horno con este calor pasa a ser sencillamente peligroso, como me he reído con tu listado :)).
    El bizcocho quedó superbonito con ese toque de color interior.
    Bss

    ResponderEliminar
  20. Fácil...y se ve rico! a ver si un día de estos pruebo a hacer un bizcocho con compota de manzana, que dices que sale tan bueno. Ánimo con los calores, "calma y tranquilidad", como bien dices!

    ResponderEliminar
  21. Pero que exquisitez se ve!! me encanta como quedó esa mermelada adentro..
    te mando un abrazo
    Gaby

    ResponderEliminar
  22. Un bizcocho delicioso, ummm con la mermelada de fresa. Que rico!!
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Pues yo ya tenía ganas de que hiciera calorcico, me encanta el ambiente y el aroma de estos días.
    Qué rico el bizcocho con la mermelada!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  24. Me encantan los bizcocos, pero con mermelada nunca he preparado uno, que rica idea. Se me antoja ya mismo!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. guau, que delicia!!! me llevo una porción ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  26. je! je! las hormigas han llegado al patio y además tienen el mismo camino que el año pasado! ayer me di cuenta! ja! ja!
    este bizcocho tiene una pinta deliciosa!
    y tu incertidumbre del año que viene ni te enteraras!
    besitos

    ResponderEliminar
  27. Espectacular ese corte. Rico, rico.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Pero por favorrrrr, qué bonito te ha quedado, qué pinta... me comía un trozo ahora mismo :D

    Sin embargo, a falta de tu bizcocho y un ático, me voy a bajar a una terracita a tomar una cañita para disfrutar del veranito de San Miguel, a ver cuánto dura... que al menos por aquí me temo que es sólo momentáneo...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Rico, rico ricoooooo este bizcocho, me encantan así rellenos!
    Y lo del calor que te voy a decir, me pasa lo mismo del edredón jaja pero soy muy reaccia, hasta hace una semana aún tenía sábanas polares y sigo con el nórdico y eso que llevamos unos días de más de 30º por el norte pero yo...jajaja
    Bicos!

    ResponderEliminar
  30. Anda, fíjate que no se nos había ocurrido tampoco la idea esa de poner mermelada, pero por lo que vemos da muy buen resultado.

    Ay el calor... que ya nos ha dado un aviso estos días y parece que este año viene fuerte. Hay una temporada que es imposible encender el horno o al menos estar en la cocina si se enciende (a no ser que se utilice como sauna XD).
    Un beso!

    ResponderEliminar
  31. Huuummmm que rico tiene que estar ...un besito y feliz finde

    ResponderEliminar
  32. Ohh, qué idea mas rica!! voy a tener que probar y ponerle mermelada a mi bizcocho también , se ve divino y muy jugoso. Muchas gracias. Calores a mi por favor!!!pero hormigas no, te las dejo , jeje, tu crees que si les digo que alli tienen paisanas se irian contigo las mias? si ruido no dan....
    Un besote

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...