11 junio, 2011

Rollitos de pavo con queso de cabra y mermelada de tomate

Es curioso cómo funciona el cuerpo humano. Y más concretamente el de la mujer, que, no nos engañemos, es el que mejor conozco. Lo interesante es darse cuenta de cómo con el paso de los años una llega a conocerse a sí misma, a identificar cada pequeño detalle de nuestro organismo, a comprenderlo cada vez un poco más. Porque aunque todos seamos "iguales" yo creo que cada cuerpo tiene sus pequeñas diferencias que lo hacen único, y es importante estar atento, escucharle y responderle.
No sé muy bien lo que pretendo decir con esto, son ideas que se me han cruzado por la mente estos días. Y es que a principios de semana me sorprendí a mi misma con unos cambios de humor tontos, pasando al mal humor absurdo mezclado con un toque de tristeza y, lo que es peor de todo, cierta mala leche hacia mi probre elfo cuando no se lo merecía. Menos mal que me di cuenta de mi tonto comportamiento y me frené un pocoa tiempo, porque sabía perfectamente por qué estaba así. Nos pasa a millones de mujeres, qué le vamos a hacer, una de esas gracias de la naturaleza. Y unos días más tarde, mal estar, dolores, falta de energía... pues nada, sofá, series, y algo de chocolate (el gran remedio) hasta que se pase.

En realidad no me quejo de todo esto. Porque aunque es un soberano coñazo (por llamarlo de alguna manera) es la belleza (sí, hay belleza en todo esto, aunque suene ñoño) del ciclo de la vida. Pero es que además yo llevo arrastrando ya varios años de ciertos problemas de salud con desórdenes hormonales que me han hecho valorar lo maravilloso que es tener que pasar por lo mismo cada mes. En serio, se es afortunada por tener un ciclo normal. Yo ahora mismo no lo tengo; la cita médica que tuve la última vez que fui a Murcia concluyó en que volviera a un tratamiento con hormonas para intentar ayudar a mi cuerpo a calibrarse él solito, y ojalá que lo haga. No lo he tratado bien en los últimos años, y ahora lo lamento mucho. A veces somos idiotas por maltratarnos a nosotros mismos, y no nos damos cuenta hasta que es demasiado tarde.

Rollitos de pavo

Bueno, ya no os aburro más con estas cosas. No tenía ni pensado actualizar hoy el blog, pero me encontraba sola en casa, en un extraño estado de tranquilidad interior, y sin premeditarlo me he sentado a escribir, sin tener ni idea de adónde me llevaban las teclas. Pero como no iba a actualizar sin una receta que compensara el rollo, aprovecho para publicar mi participación al Hecho en cocina de este mes. Entre unas cosas y otras, ya ni recuerdo cuándo fue la última vez que me apunté, así que cuando vi la propuesta de la gran Sonia, Rollitos, improvisé sobre la marcha una receta con lo que tenía por casa, antes de que se me pasara la fecha límite. Con unas pechugas fileteadas de pavo, un poco de queso de cabra cremoso y el último bote de mermelada de tomate casera del verano pasado, salió un plato sencillo pero resultón. También improvisé una salsa de tomate normalita con el toque de unas zanahorias y un poquito de picante.

Las cantidades variarán en función de los comensales:

- pechugas de pavo fileteadas
- queso de cabra en rulo cremoso
- mermelada de tomate
- hierbas provenzales
- sal y pimienta
- harina
- aceite de oliva virgen extra

Precalentar el horno a 200ºC.
Abrir bien las pechugas y eliminar la grasa que pueda tener, dejando cada pieza lo más uniforme posible. Salpimentar. Untar con queso de cabra; poner mermelada de tomate encima y hierbas provenzales al gusto, dejando libres los bordes. Enrrollar sobre sí mismas; pinchar con palillos para que conserven bien la forma. Enharinar ligeramente y poner en una fuente para horno. Añadir un poco de aceite de oliva por encima y hornear unos 15 minutos, regando con los jugos a mitad de cocción.
Colocar en la sartén con la salsa, tapar y dejar cocinar a fuego medio unos 10-15 minutos más. Retirar los palillos y servir con la salsa acompañadas de arroz blanco.



Rollitos de pavo


Para la salsa (aunque se puede usar cualquier otra que apetezca más)

- 1 chalota

- 1 diente de ajo

- 2 zanahorias

- 1 lata de tomate troceado al natural

- 1/2 vaso de vino tinto o blanco

- sal y un poco de azúcar

- una pizca de pasta de guindilla

- tomillo y pimienta negra

- aceite de oliva virgen extra

Picar la chalota y el diente de ajo, lavar y trocear las zanahorias. Calentar un poco de aceite en una sartén de paredes altas y pochar la chalota unos minutos. Añadir el ajo y las zanahorias, cocinarndo unos minutos. Incorporar el tomate, regar con el vino y dar unas vueltas hasta que se evapore el alcohol. Salpimentar y añadir un poco de azúcar al gusto para contrarrestar la acidez. Añadir la guindilla y tomillo al gusto. Bajar el fuego, tapar y dejar cocinar hasta que todos los ingredientes estén bien blandos. Dejar enfriar un poco; triturar con la batidora y pasar por el chino si se desea una textura más suave (yo no lo hice). Devolver a la sartén y continuar según lo descrito en la receta de los rollitos.

39 comentarios:

  1. Que indentificadas nos vamos a sentir muchas¡¡ Cuidate mucho preciosa¡ El plato espectacular, con pocas cosas que rico puede salir un plato¡ Un beazo + pasa un feliz domingo, Teresa

    ResponderEliminar
  2. Madre mía!! Esto es una exquisitez!! Me encantan todos sus ingredientes. Besos y animate!!!

    ResponderEliminar
  3. Por Diossss, Akane, pero si eres una reina de la improvisación... !!! Tienen una pintaza que pa'qué... Enhorabuena, eres un genio ;O)
    Feliz fin de semana largo !

    ResponderEliminar
  4. Que plato más rico!!!
    Impresionante!
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. El cuerpo hay que cuidarlo, que es muy sensible. Yo soy de las que aprecia cada mes esos días, pese a ser molestos bien recibidos que son, señal de que todo marcha bien.

    Respecto a la receta, una delicia, me encanta el pavo y con el queso debe resultar delicioso.

    Un besazo y buen domingo

    ResponderEliminar
  6. Que pinta tan rica,y yo sin probar la mermelada de tomate,ya sé lo que tengo que comprar el lunes, un besico.

    ResponderEliminar
  7. Lo primero es cuidarse!!.....asi que toma todo con calma....y que rollitos has hecho....se ven deliciosos!!...........Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  8. Qué rollitos tan ricos y originales!!
    Un besitO y cuidate mucho guapa!! ;)

    ResponderEliminar
  9. El cuerpo humano es un misterio en ocasiones, pero tienes razón, conocemos el nuestro perfectamente.
    Cuídate mucho que necesitamos tus recetas como el agua para beber!!!
    Me encanta

    ResponderEliminar
  10. Unos rollitos excelentes!!!besos y buen finde!

    ResponderEliminar
  11. La verdad, es que no nos damos cuenta de lo importante que es la salud hasta que la perdemos. Así que cuídate, aunque con esos rollitos tan buenos, seguro que lo consigues. Bss y ánimo.

    ResponderEliminar
  12. Con la experiencias de la vida y el pasar de los años he descubierto que cada año cada edad tiene sus cosas maravillosas. Y es en eso que debemos concentrarnos en encontrar la belleza de cada etapa que vivimos en la vida. Y estar pendiente de nosotras mismas un poco mas y es que tendemos a pensar en todos y luego en nosotras.
    Que estés bien pronto. Y con estos rollitos de pollo cualquiera se siente bien de inmediato
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Me encanta la mermelada de tomate, y con ese corte dan unas ganas de darle un mordisco enormes.
    Cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  14. Buena improvisación.¡Pa matarse!.

    Lo importante es que te sientas bien contigo misma. El equilibrio y la paz mental, ayudan al equilibrio del cuerpo físico.

    Sé tú misma y aprovecha lo bueno de cada momento.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Menuda intro más filosófica! Espero que todo vaya bien y el tratamiento funcione. Qué tal la espalda, por cierto?
    Me gusta mucho tu receta, a algo con queso de cabra no le digo nunca que no!

    ResponderEliminar
  16. Pues me alegra esta gran improvisacion, debe estar delicioso...

    Cuidate mucho!!!

    Gracias por tu aportacion al HEMC, recuerda q puedes participar hasta con dos recetas

    ResponderEliminar
  17. Las mejores entradas del blog son las imprevistas ¿no crees? Un claro ejemplo es que la que hoy nos traes.
    Intensa, en reflexión, y rica, en receta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Eso tiene que ser algo divino! Que receta mas original, me encanta con el toque de la mermelada mmm...
    bss!

    ResponderEliminar
  19. Grrrr!!!Qué buenos!!!!!!Pues a mí me has convencido con esta receta. Besos!

    ResponderEliminar
  20. Akane, la mayoría de las veces no escuchamos a nuestro cuerpo, sus reacciones... Y el cuerpo femenino es más complejo hormonalmente que el masculino, por lo que es aún más importante prestar mucha atención. Por ejemplo, a mediados de nuestro ciclo hormonal deberíamos bajar el consumo de sodio a menos de la mitad y huír de los dulces. Deberíamos tomar pocas proteínas y grasas y mucha fibra, vitaminas y minerales. Estaríamos menos hinchadas, menos alteradas, más activas... El deporte también es bueno, pues eleva el nivel de endorfinas que se nos baja mucho en la segunda mitad del ciclo. Además, esas hormonas nos ayudan a no perder el nivel de actividad.
    Los rollitos te quedaron ricos, ricos... me gusta mucho el colorcito de la salsita de tomate.
    Un besoteeeeeeee

    ResponderEliminar
  21. niñaaaaa menudos rollitos !! q ricos, y tratate biennn que hay q tratar bien al cuerpo, a ver si te arreglas pronto ese desordencillo, ya veras como si, a calibrarse se ha dicho! jjj, un besin muy fuerteee

    ResponderEliminar
  22. Te entiendo tanto Liliana, el cuerpo es muy sabio y si lo tratas mal todeo vuelve...tu cuídate guapetona y ya verás como todo vuelve a su cauce.
    Los rollitos te los copio, me encantan.
    un besazo

    ResponderEliminar
  23. Me ha gustado lo de la mermelada de tomate

    ResponderEliminar
  24. El cuerpo, sólo tenemos uno y hay que cuidarlo mucho, al menos hacer la intención. He alucinado con la contestación de Laube, qué bueno, esta mujer es un pozo de sabiduría.

    Cuídate mucho.

    Tus rollos fantásticos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Anónimo10:19 p. m.

    hola,soy Marcia.buenisimos los dos bizcochos q he hecho.Al de buttermilk con orejones le añadi un poco mas de azucar y una manzana rallada.Tambien hice para el desayuno de la semana el de avena y arandanos,pero como no tenia le puse nueces y pasas.Tambien eche un poco mas de azucar,aunq la proxima vez q lo haga,echare un poco menos de harina y avena.nos han gustado muchos los dos.dentro de poco hare el de chocolate y calabacin.gracias por todo

    ResponderEliminar
  26. Es bien cierto que el cuerpo nos da toques de atención que muchas veces solo entendemos a destiempo, y que si se repiten una segunda vez, puede que no se manifiesten igual. Hoy era de esos días en que una se pone nostálgica, y creo que el encontrarte sola hace que una se sienta mucho mejor.

    Y sobre los rollitos, seguro que el relleno es muy bien avenido con el pollo y la mermelada de tomate, qué rico. ¡Suerte!

    Besos ... y que empieces mejor la semana de como la terminaste ...

    ResponderEliminar
  27. Me imagino que más de una nos habremos sentido identificadas con tu relato. Y es que conforme pasan los años los malestares hormonales aumentan, si tan solo hiciéramos unos pequeños cambios en nuestros hábitos alimenticios cuando estamos en pleno ciclo, otra cosa sería.

    ResponderEliminar
  28. El problema es que nos alejamos cada vez más de nuestro cuerpo, y no le escuchamos. Hace tiempo que leí sobre todo esto y como el ciclo menstrual afecta nuestro estado de ánimo, y s erefleja en el apetito, la motivación y demás, si empiezas a escucharte, llegará un momento en que sabras cuando te llega la regla sin necesidad de calendarios.

    Mola escribir cuando estás de buen ánimo, verdad? Tendrías que hacerte un blog de tu vida, aunque amenizado con recetas mola más, la verdad

    Besazos y feliz semana

    ResponderEliminar
  29. Hola :)
    Acabo de conocer tu blog y es... muy apetitoso :)
    qué recetas más ricas nos ofreces.
    Me encanta y, sin duda, me apunto esta.

    Un besito.
    Buen día.

    ResponderEliminar
  30. Unos rollitos estupendos, que ricos.Cuidate, un beso

    ResponderEliminar
  31. Me gusta como tehan quedado. Seguro que estaban muy ricos.

    Cuidate!

    Besos

    ResponderEliminar
  32. Es verdad querida mía! cuidamos a los nuestros hasta aburrir pero nos maltratamos a lo tonto, sin sentido a veces... y si no te quieres a ti misma, ¿cómo podrás saborear el amor que los demás sienten por ti? una vida entera, y siete si hace falta, esforzándome por hacer cumplir esta regla... y la otra, pues mira, a mi me ha dicho adiós antes de tiempo pero con mi vida como madre plena y completa... pero tú, tienes que esforzarte por ser dócil con tu organismo. Es muy importante para tu equilibrio físico y psicológico -pero en tus palabras leo que lo sabes muy bien-. Necesitas armonizar con tus hormonas y disfrutar de una vida plena y saludable... tan solo, déjate llevar y hacer. Tu elfo se tiene que acostumbrar que las mujeres somos muy nuestras en esos días. Sin rencores ni mala conciencia que la naturaleza es así... por cierto, yo he visto en el national geographic como algunas hembras la emprenden a mordiscos o coces contra los maromos que intentan a cercarse... solo acercarse... así que un par de bufidos no creo que sea cosa tan grave:-D

    un besazo! y estos rollitos son flamboyantes a más no poder...

    ResponderEliminar
  33. Que ricos rollitos por Dios!.
    Cuidate.
    Besicos

    ResponderEliminar
  34. Akane guapa, qué rollitos más ricos nos has traído!
    Y al cuerpo, como tu dices, a cuidarlo, que es la casita de nuestra alma mientras estamos por aquí (y si, suena ñoño también). Espero que las cosas vayan mucho mejor con tu nuevo tratamiento.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  35. Desde luego que yo también me he sentifdo identificada con tu relato, cuando estoy en esos días tengo unos cambios de humor terribles de repente muy triste, de repente cabreada (y lo pago con quien esté a mi alrededor) y de repende en ese estado que dices de paz interior... Pero como dices, y aunque es un poco coñazo, a mi también me parece bonito por lo que conlleva, que le vamos a hacer si nos a tocado a nosotas!!

    El caso es que ellos no llegan a comprenderlo del todo, pero es lo que hay...

    Los rollitos son estupendos!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  36. Aix!! pues sí que te entiendo. yo tengo los ovarios poliquísticos y ahora porque tomo anticonceptivos pero si no, la tendría muy irregular... y eso a nivel hormonal es terrible!! cuídate mucho!!

    Los rollitos muy ricos, una improvización deliciosa!! ;)

    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  37. hola guapa, te entiendo muy bien, tengo el mismo problema. Espero que te encuentres mejor.
    Me encantan esos rollitos, gracias por la receta. besotes ;)

    ResponderEliminar
  38. Uy creo que no había leído el post de los deliciosos rollitos, hasta que me topé con el de arriba agradeciendo los comentarios. Yo siempre dije, no ami no me hacen mucho las hormonas oh sí, cuando caes ne la cuenta de que sí hacen o dejan de hacer, para mi cocinar es desestrezante, pero la tarde de series y chocolate me puso a pensar en hoy bajo prexto de NADA. Abrazos y no dejes el tratamiento!

    ResponderEliminar
  39. Yo me pongo muy mal los dias antes, sobre todo dolor de cabeza y puff mala leche monumental seuido de una llantera increible... que manera de llorar oiga.. xD

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...