17 junio, 2008

hemc23: Daifuku mochi

Ana y Víctor desde su estupendo blog Caminar sin Gluten han escogido el tema de este mes para la edición 23 de HEMC: sin gluten, recetas aptas para celíacos. Me ha gustado la idea porque es un modo de dar a conocer un poco más esta enfermedad que afecta a más gente de la que creemos. Seguro que se recopilan un montón de recetas variadas, originales y riquísimas :)

Yo he aprovechado para probar a hacer algo de wagashi casero, que ya tenía ganas desde que mi padre nos trajo dulces de Japón. Wagashi son dulces japoneses, cuyo concepto es algo diferente al occidental. No suelen tomarse como postre y se acompañan de té. Hay muchos tipos distintos y se suelen relacionar con alguna fecha especial. Sus ingredientes pueden chocar un poco por aquí, pero a mi me gustan mucho, es algo distinto a lo que estamos acostumbrados. Además son muy ligeros, y en realidad no demasiado dulces.

He seguido la receta de un libro de cocina japonesa que compré hace unos meses. He probado a hacer daifuku, bolitas de harina de arroz rellenas de anko. El anko es una preparación muy típica en Japón que se usa para rellenar distintas cosas (como dorayaki), una pasta dulce de judías azuki, una legumbre muy dulce que se cuece a fuego lento con azúcar. Al ser mi primera vez no me han salido muy bien (no sabía cómo hacer las bolitas perfectas ^^U) pero me lo pasé bien pringando la cocina (y a mí misma) y al final el sabor fue bueno :)

mochi

Para las bolitas (mochi):
- 250 gr de harina de arroz
- 300 ml de agua
- 100 gr de azúcar
- harina de maíz

Poner al baño maría la harina con el agua, mezclar bien y cocer durante unos 20 minutos, removiendo con una cuchara de madera para que se vaya formando una masa homogénea. Colocar en un cuenco y añadir el azúcar. Me resultó más fácil trabajarla con las manos, ya que es una masa muy compacta; tiene que quedar firme y de superficie lisa. Espolvorear la superficie de trabajo con harina de maíz (y también un poco las manos) para amasar un poco e ir formando las bolitas. Tomar porciones pequeñas de masa, aplanarla, rellenar con el anko y cerrar las bolas (como buenamente se pueda, creo que tiene que hacer una técnica pero yo no se la cogí ^^U).

DSCN2906

Para el anko (sale mucha cantidad):
- 500 gr de azuki
- 450 gr de azúcar (más o menos dependiendo de si te gusta más o menos dulce)
- un poco de sal

Dejar en remojo las azuki durante toda la noche. Enjuagar y poner a calentar en una olla cubiertas de agua. Cuando empiece a hervir, añadir poco a poco el azúcar y una pizca de sal, sin dejar de remover. Bajar el fuego y dejar cocer lentamente durante unas tres horas, removiendo de vez en cuando, hasta que se obtenga una textura como de mazapán. Si el agua se perdiera muy pronto, añadir más y/o cocinar medio tapado. Dejar enfriar antes de utilizar.

Mochi with anko

En la foto el anko aún no está terminado, la textura tiene que quedar más cremosa y casi sin rastro de las alubias (aunque a mí me gusta encontrarme algún trocito). El aspecto puede no ser muy bueno pero a mí el anko me encanta, es un sabor que sorprende y deja un olor fuerte en la cocina. Un modo curioso de comer legumbres :P
Se puede usar en cualquier otra cosa, y los mochis se pueden rellenar de forma distinta (por ejemplo, con fruta).

16 comentarios:

  1. Muy curioso este postre, pero se ve apetecible y rico. Las bolitas es mejor que no salgan perfectas que así tienen toda la esencia de ser artesanales, jejejeje.
    Te han quedado estupendas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me parece que te han quedado muy bien, y tienen pinta de ser difíciles de rellenar, las probaré!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Akane!. muchísimas gracias por este dulce japones, que nunca habíamos oido y menos produnciado: "Daifuku mochi", y que además de tener que estar riquísimo, debe tener una textura especial y distinta.

    Por otra parte con tu estupenda explicación, don las fotografías, has conseguido trasladarnos a la cocina japonesa.

    Nosotros somos de la opinión de Pereken y Salvia, ya que es mejor que las bolitas no salgan perfectas, ya que eso demuestra que son artesanales.

    Besotes,

    Ana y Víctor.

    ResponderEliminar
  4. Eres la leche!! yo no me atrevería con algo así ni loca!! BS

    ResponderEliminar
  5. Tampoco me atreveria, oye y tus bolitas pues perfectas!!!!!!!!
    La verdad es que la cocina japonesa no es lo mio... mi unica incursion en la cocina japonesa fue esta
    http://cerise.blogia.com/2006/011901-suzi-wog-cai-o-sushi-andalu-.php

    ResponderEliminar
  6. Oh.. gracias por la receta! Siempre he querido hacer esto, algún día de este verano lo probaré. Se pueden rellenar de otras cosas verdad? es que yo había provado algunos que contenian como fresa o algo parecido.

    ResponderEliminar
  7. Qué estupenda idea, Akane y que bien te han quedado. He probado esos dulces en el restaurante Shunka de Barcelona y, como dices, es un sabor diferente al que no estamos muy acostumbrados, pero saben muy ricos aunque es otro concepto de pastelería muy diferente al occidental. Gracias por compartir la receta. Saludos.

    canela

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por esta receta. Nos va a encantar hacerla en casa. Precisamente el sábado pasado los niños estuvieron en un taller en un restaurante japonés de Badajoz haciendo dorayakis :-)

    ResponderEliminar
  9. Qué rico! Yo probé unos pastelitos de arroz también rellenos de anko hace meses en un restaurante japonés y estaban deliciosos. Por mi parte a lo más que he llegado es a preparar el anko para unos dorayaki, pero el resultado tampoco fue demasiado... digamos... satisfactorio :P Pero tus mochi tienen una pinta estupenda!

    saluditos

    ResponderEliminar
  10. mooooooooooooooooooooooooooooochi! :DDDDDDDD

    jo, siempre he tenido ganas de hacerlo pero nunca me he atrevido, pero despues de ver esto igual me atrevo ;)

    bueno, retorno a mi cueva de estudios que tengo un examen pasado mañana! >.<

    ResponderEliminar
  11. He leido en alto "daifuku mochi" a lo que mi hija, la tenia a mi lado, a contestado ¡uuuuummmmmmm!

    Creo que tengo que hacerlos... para los tres ;)

    ResponderEliminar
  12. estuve buscando esta receta hace días.... pero en todos lados me aparecía una preparacion para microondas y no me tincaba....mil gracias....y sip, con fruta queda muy rico....

    de nuevo, gracias!

    ResponderEliminar
  13. Anónimo7:37 p. m.

    Hola, he intentado hacer daifuku, y lo hago al pie de las instrucciones, lo que pasa esque me queda la masa super pegajosa y muy dificil de trabajar, al añadir azucar se forman grupos y no se pone la masa blanca, e desperdiciado un montonazo de arina y me he puesto guarrisimo, si puedes especificar los pasos a seguir para la preparación de la masa te lo agradecería ;)

    ResponderEliminar
  14. ¡Felicidades! Una receta muy bien explicada y documentada. Me encantan los daifukus. ¡Gracias!
    Por si no los has probado nunca, también los hay rellenos de pasta de cacahuete y (mis preferidos) de pasta de sésamo. ¡Mmmm...!
    Si eres de Barcelona o vas por ahí alguna vez, hay una pastelería que se llama Ochiai que mezcla postres típicos japoneses con pastelería internacional y tradicional. Una passada, vaya: http://ochiaipastisseria.com/

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo9:41 p. m.

    ¿Hay que ser la harina de arroz glutinoso?

    Yo también me gusta el Daifuku Mochi pero otra versión como Daifuku de crema de azuki/fresa/ frambuesa, lo que venden en Yamane Cafe Barcelona. Si alguien tiene la receta.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...