24 marzo, 2015

Crumble ligero de frutos rojos y avena - Paciencia, la primavera llegará

Hay que ver los murcianos, cómo somos, tanto anhelar el agua durante todo el año y cuando llueve unos cuantos días empiezan las quejas y lamentos. Vaaaale, desde la distancia se ve diferente, y es que un murciano no está acostumbrado a estas cosas, lo tengo más que comprobado con mi familia al hablar con ellos estos días. Mi hermano se queja de que no puede salir a hacer deporte, mi madre me llama cuando se aburre de esperar a que deje de llover para salir a comprar... Por más que les digo que en muchos lugares del mundo la vida no se paraliza cuando llueve, digamos que son más de secano :P.

Red fruit oat crumble

Sé que en algunos sitios la lluvia se está pasando de más, y en Madrid también llevamos nuestros días de mal tiempo - para mí es un tiempo maravilloso -, pero me extraña que a la gente le extrañe. Seamos serios: la imagen idílica de la primavera, con todo verde, flores, solecito y tiempo agradable con pajaritos cantando, no existe. O al menos por aquí existe unos pocos días en sitios muy contados. Y para que eso ocurra tiene que LLOVER. Los campos no florecen por arte de magia, así que un poco de paciencia, que ya está pasando el temporal y tendremos una Semana Santa estupenda para disfrutar antes del verano.

Red fruit oat crumble

A mí me gustaría disfrutar de la lluvia murciana cuando llegue el viernes, pero me temo que no me va a tocar. Aunque casi mejor, porque mis tíos de Suiza irán de visita y milagrosamente coinciden conmigo, así que tenemos planeada barbacoa familiar en el campo el fin de semana que viene, y todo apunta a que va a ser genial :). Mi tío - que en realidad él es alemán - daba unas barbacoas impresionantes cuando aún tenían la casa grande con su jardín en Suiza, y las disfruta como nadie. Va a ser curioso revivir aquellos momentos esta vez desde Murcia :).

Red fruit oat crumble

Dicho esto, estos días de reclusión hogareña siguen apeteciendo platos reconfortantes y cositas al horno, y no sé por qué a mí los crumbles y recetas similares me recuerdan más al otoño y al invierno. Será porque se pueden comer calentitos, recién hechos, y porque la mezcla de la fruta con la cobertura crujiente inunda de olores maravillosos la cocina - en mi mini apartamento es la casa entera -.  Después de ver varias recetas de crumbles más ligeros me apetecía darme un capricho, así que aproveché que tenemos fresones en el mercado para mezclarlos con unas grosellas y frambuesas que me esperaban en el congelador.

Si queréis un señor crumble de verdad, la mantequilla es un ingrediente que no puede faltar, pero se puede hacer una versión más sana y ligera sin usar esa cantidad pecaminosa de grasa que suelen tener estas recetas. Tampoco es un crumble muy dulce, aviso, así que cada uno ajuste las cantidades de endulzante a su paladar. Yo he buscado el protagonismo de la fruta, con fresones muy dulces y el toque ácido de las grosellas, que combinan tan bien con la cubierta crujiente de avena y almendras.

Red fruit oat crumble

Crumble ligero de frutos rojos y avena
Receta ideada por mí
Ingredientes para 2 buenas raciones o 4 más comedidas

- 4-6 fresas o fresones (dependiendo del tamaño)
- 1 puñado de grosellas
- 1 puñado de frambuesas
- 1 cucharadita de miel, sirope de ágave o de arce
- 1/2 cucharadita de zumo de limón
- 75 g de copos de avena
- 15 g de almendras laminadas o picadas crudas
- 1 pizquita de sal
- 1 pizca de levadura química
- canela al gusto
- 2 cucharadas de miel, sirope de ágave o de arce
- 60 ml de leche sin lactosa (mejor si es de almendras o avena)
- 1 cucharadita de "mantequilla" vegetal sin grasas hidrogenadas (en herbolarios suelen tener)
- un poco de azúcar moreno (opcional)

Red fruit oat crumble

Precalentar el horno a 180ºC y engrasar ligeramente un molde o fuente pequeña, de unos 15 cm.
Lavar y escurrir bien las frutas, retirando los rabitos de las fresas. Trocear las piezas más grandes para dejar todas más o menos del mismo tamaño.

Colocar las frutas en el molde, añadir el limón y la cucharadita de miel, mezclando bien. En un cuenco, mezclar con las manos el resto de ingredientes, ajustado la cantidad de leche si hiciera falta. Tiene que quedar húmedo pero no chorretoso, es decir, que al estrujar la masa se quede compactada sin ser muy pegajosa.

Red fruit oat crumble

Cubrir la parte superior de la fruta con la masa de avena, apretando bien. Espolvorear con un poco más de canela y azúcar moreno, si se desea. Hornear 5 minutos, bajar la temperatura a 170ºC y continuar horneando hasta que la fruta borbotee y se haya tostado la cubierta al gusto.

Servir caliente, templado o frío, sólo o con una bola de helado, yogur natural o nata. Personalmente me gusta un toque de menta fresca picadita en esta combinación de frutas.

Red fruit oat crumble

11 comentarios:

  1. Nunca lo he probado pero tiene buena pinta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un postre (o desayuno, o merienda...) muy sencillo pero muy rico, y lo genial es que puedes adaptarlo como más te apetezca, con las frutas que más te gusten, añadiendo otros frutos secos, otras especias... Si lo pruebas cuenta qué tal! :)

      Eliminar
  2. Muy buena y seguro que si la preparas para tus familiares le encanta tanto como a mí.Que disfrutes de estos días merecidos .Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Doris! Algo tendré que prepararles, siempre me esperan con ganas de galletas y bizcochos, jajaja.

      Eliminar
  3. Pues a mi la lluavia un rato me gusta, pero lo justo y necesario, jeje, lo que si me encanta es el crumble!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Carmen, al final la lluvia termina por cansar si son muchos días seguidos, y se disfruta mejor desde casa :P. Pero es una buena excusa para encender el horno! :)

      Eliminar
  4. hola niñaaa, pues claro que sí, ya llegará el buen tiempo, pero no sé yo si eso va con las costumbres...algo sí pero otro tanto lo hacen los genes porque mi madre es de Santander de toda la vida y si llueve no sale a comprar jajaajjajaaja, mi madre es caso aparte jaajaj. Esperamos fotos de esa barbacoa en tu blog eh :) y con tu tío puedes hablar en alemán que ya tienes que saber bastanteeeeeeeeeeeeee. Me gusta tu crumble, menos grasa, más fruta, más sano. Un beso fuerte fuerte.

    ResponderEliminar
  5. Aquí estamos tan acostumbrados a la lluvia, que a veces, he visto a gente en la playa lloviendo, jajaja. Pero bueno..es muy extremo. A mí particularmente, me gusta, aunque de vez en cuando, también viene bien un poco de sol... Ahora mismo, más que lluvia, tenemos granizo..que tampoco falta nunca.
    Me ha encantado el crumble, tiene que estar delicioso =)
    Un besote!

    ResponderEliminar
  6. loooove crumbles!!! y barbacoas y familia... y todo! x)

    ResponderEliminar
  7. Pues si, nos quejamos pero la verdad es que en esta época es normal que llueva y además, como bien dices...de donde saldrían las florecillas si no?? ;)
    Ya llegará el sol..entonces nos quejaremos de calor ...que nunca estamos contentos!
    Tu crumble me encanta, no soy loca de los frutos rojos, pero cubiertos por un delicioso crumble estoy segura de que ni yo me resistiría!!!
    Miles de besos Liliana guapa!!!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo9:10 p. m.

    aqui inicio el otoño-Argentina-y hoy es un dia frio, pero ya volvera el sol.y hubo bastante lluvia en algunas provincias.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...