09 octubre, 2007

Galletas de jengibre

Tengo muchas entradas pendientes pero este comienzo de curso me está quitando mucho tiempo. No sé si voy a poder participar en el genial meme de las cocinas que organiza cannella (pero me encanta ver vuestras zonas de trabajo culinario!), aunque la verdad que mi cocina no está muy presentable últimamente ^^U

Aunque el otoño aún se hace de rogar la semana pasada tuvimos unos días más fresquitos y por suerte con lluvia y todo. Yo estaba encantada a salvo en casita con mi gato viendo a la gente correr con los bolsos en la cabeza por la calle y con el pantalón remangado :P así que aproveché la lluviosidad para darle trabajo al horno.
Hacía ya tiempo que quería probar alguna receta de galletas de jengibre pero me faltaba siempre un ingrediente que parece clave, la melaza o miel de caña [información de dudoso interés: mi padre me contó que daban melaza a las vacas y yeguas después de parir como reconstituyente]. Encontré hace poco un bote sin buscarlo así que ahí va la receta:

jengibre2



- 2 tazas de harina de repostería
- 130 g de margarina (mejora temperatura ambiente)
- 1/4 taza de miel de caña
- 1/3 taza de azúcar integral de caña
- 1 huevo
- 2 cucharaditas de jengibre en polvo
- 1/2 cucharadita de canela
- 1/2 cucharadita de levadura química
- 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 1/2 cucharadita de sal

Precalentamos el horno a 180º y preparamos una bandeja engrasándola o con papel antiadherente.
En un cazo ponemos a fuego lento la margarina con la melaza removiendo con una cuchara de madera hasta que se hayan fundido y mezclado bien. Tamizamos en un bol todos los ingredientes secos añadiendo al final el azúcar; batimos ligeramente el huevo y lo incorporamos. Vertemos la mezcla de melaza y margarina y batimos toda la masa hasta que quede homogéneo.
Formamos bolitas con porciones del tamaño que prefiramos y las colocamos un poco espaciadas sobre la bandeja. Las podemos aplanar un poco con un tenedor y/o decorarlas con algún fruto seco o jengibre confitado (yo las dejé tal cual).

jengibre


Las horneamos entre 12- 15 minutos, dependiendo del tamaño y de si las prefiramos más o menos tostadas. Esperamos unos minutos antes de pasarlas a una rejilla para dejarlas enfriar completamente. Bien guardadas aguantan perfectamente hasta casi una semana (si se quedara alguna triste galleta olvidada en la caja demasiados días y ha perdido algo de sabor o consistencia siempre puede mojarse en leche, café, té o chocolate; no tires a la pobre a la basura! ;) ).

8 comentarios:

  1. La venden en Mercadona, ¿no? Tienen muy buena pinta las galletas.
    1beso.

    ResponderEliminar
  2. Estas galletas tienen una pinta para hincarles el diente YA!!!
    Venga, que no queremos cocina relamidas y ordenadas, queremos cocinas con vida! Pon la tuya!!! Un beso

    ResponderEliminar
  3. Pues creo que va a ser el primer comentario que deje en tu blog...pero no es ni mucho menos, la primera vez que lo visito y siempre que entro, me llevo una grata sorpresa, hoy han sido estas preciosas galletas que me están haciendo la boca agua, no tardaran en caer.

    Un saludo

    Auro

    ResponderEliminar
  4. Qué ricas, me encantan las galletas de gengibre y además con este tiempo otoñal, parece que están hasta más buenas. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Maria
    Sí, allí es donde la encontré ;)

    cannella
    Bueeeeeeno, se lo comentaré a la cocina a ver si se deja sacar un par de fotos :P

    auro
    Me alegro mucho de que visites mi blog y de que te hayan gustado algunas cosas; yo me paso siempre que puedo por el tuyo y me encantan tus recetas, sobretodo las dulces (me pierden) :)

    inmaculada
    Sí que es verdad, el jengibre da un aroma especial muy peculiar, y parece tiempo fresco y lluvioso ^^

    ResponderEliminar
  6. Seguro que trataré de hacerlas..... bonito y sabroso blog....
    te seguiré visitando....

    Salu2

    ResponderEliminar
  7. Hola!!

    Buscando el google recetas de galletas de jengibre di con tu blog, enhorabuena por él :)
    Acabo de intentar hacerlas, pero la masa me ha quedado demasiado líquida para extenderla y hacer formas. He hecho tu recetas tal cual la tienes en tu blog, en que puedo haber fallado?

    Graciasssss

    ResponderEliminar
  8. Hola Ambar! Muchas gracias por visitarme :)

    Ais, me sabe mal que hayas intentado la receta y no te haya salido bien... la cocina a veces tiene algo de misterio, y la suerte tambien influye un poco ^^U. Yo hice las galletas tal y como aparece en la entrada, pero a ver si conseguimos averiguar por qué te salió demasiado líquida la masa.

    Quizás no empleaste el mismo juego de medidas para las cantidades. Cuando hablo de 1 taza uso un recipiente con capacidad de unos 250 ml. Se que es un fastidio dar las cantidades asi, deberia acosumbrarme a pesar los ingredientes...

    A veces el clima y la temperatura tambien influyen, y segun el lugar y la epoca una masa puede salir mas o menos liquida.

    De todas formas estas galletas en concreto no sirven para extender la masa y cortar formas con moldes, hay que formar bolitas blandas con las manos (si humedeces las manos es mas facil).

    A las masas de galletas hay que pillarles el punto, con experiencia (yo tambie he tenido muchos fracasos ^^U) se aprende a ajustar las cantidades a ojo.

    Una ultima cosa, para las galletas "recortadas", con formas, siempre ayuda dejar la masa unas cuantas horas enla nevera, asi se extiende mejor.

    Espero haberte ayudado un poco. A ver si pronto pruebas esta u otra receta que encuentres en cualquier otro sitio y te salen unas galletas bien ricas y que no den tantos problemas :)

    Un abrazo, y gracias!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...