Bürli, panecillos suizos. Receta para el Día Mundial del Pan

by - 12:23 p. m.

¡Feliz Día Mundial del Pan!

Un año más vuelvo puntual a mi cita con todos los amantes de la panadería para celebrar nuestra pasión por el buen pan. Yo no podría vivir sin pan, lo siento pero me niego a renunciar a él. Al pan bueno, de calidad, elaborado con buenos ingredientes y siguiendo la tradición de los maestros panaderos de verdad. Un oficio que me parece tremendamente sacrificado y que admiro muchísimo, hoy es un día para homenajearles a ellos también. Este año además vuelvo a mi querida suiza con uno de mis panes favoritos del pequeño país, Bürli, unos panecillos muy populares.

Bürli - Swiss bread

Si me seguís desde hace tiempo sabréis que empecé a indagar en esto del mundo del pan casero en los inicios de este blog, justo el primer año que Zorra lanzó su iniciativa de celebrar el World Bread Day. Poco a poco me fui dejando atrapar por todo lo que rodea al proceso de elaborar pan en casa, y cuando me mudé a Madrid preparé mi primera masa madre de forma seria. Y la muy campeona sigue conmigo, casi seis años después, aguantando en la nevera largos periodos de inactividad para volver a regalarme panes maravillosos cuando la despierto.

Bürli - Swiss bread

Me queda mucho por aprender y me encantaría poder dedicar tiempo en serio a todos los secretos del pan artesano, de la masa madre, de porcentajes, técnicas de amasado y fermentaciones, pero por el momento estoy muy contenta con los resultados de andar por casa que consigo. Tengo mis recetas fetiche infalibles que nunca me fallan, y de vez en cuando me animo con recetas nuevas. No siempre es obligatorio usar masa madre, me gusta probar recetas solo con levadura para animar a más gente a probarlas, y esta es una de ellas.

Bürli - Swiss bread

Es probable que mi amor por el pan venga del lado suizo de la familia. Cuando yo era pequeña esto del pan de calidad no era todavía una tendencia en España, y por desgracia el pan de verdad apenas era apreciado por la gente. Todavía queda mucho camino por recorrer en cuanto a desterrarlos panes de fábrica que parecen de plástico o de cartón, pero afortunadamente cada vez surgen más emprendedores que apuestan por pan-pan, y más público que sabe disfrutarlo. A mí me fascinaba ir a Suiza y encontrarme panes tan maravillosos incluso en el supermercado del pueblo, con formas y sabores tan diferentes a lo que yo estaba acostumbrada.

Bürli - Swiss bread

Años más tarde empecé a investigar sobre los tipos de pan que hay en Alemania, Austria y Suiza, y descubrí que mi otra patria tiene un patrimonio cultural del pan impresionante, para ser un país tan pequeño. Por supuesto que se encunetran panes muy similares en centroeuropa, con algunas características comunes, pero hay muchas regiones que guardan su variedad especial. El Zopf, la trenza ligeramente dulce típica de los desayunos de los domingos, sigue siendo de mis favoritos, pero hay otro pan que me gusta mucho desde cría y que va más a la rama rústica de los panes.

Bürli - Swiss bread

No sabía que era una variedad específica pero sí me di cuenta de que era un pan muy típico para acompañar las salchichas de los festivales y barbacoas de verano. Los Bürli son unos panes en tamaño de panecillos grandes que se hornean por parejas, junticos para que se unan en el horneado, y luego se separan una vez fríos. Deben tener una corteza oscura, crujiente y craquelada, con una miga tierna y fresca, rústica pero sin ser densa. La textura de estos panes y su sabor los tenía grabados en mi memoria, y volvieron a renacer este verano cuando me lancé a comprarlos en una panadería. Me comí uno entero, solo, en el momento.

Bürli - Swiss bread

Así que he aprovechado este Día Mundial del Pan para probar una versión casera. Recopilando diferentes recetas que he visto por la red al final he conseguido lo que tanto ansiaba, mi receta de Bürli caseros sin complicaciones, muy similares a los panes de mi memoria. El miércoles pasado, mientras llovía y el elfo estaba fuera jugando a Magic, se hizo el milagro en casa y volví a disfrutar muchísimo horneando pan. Y devorándolo después, por supuesto.

Bürli - Swiss bread


Receta de Bürli, panecillos suizos
Inspiración: mi amor por el pan y Suiza, receta ideada por mí a partir de otras de la red
Ingredientes para 6 unidades (3 parejas)

* Prefermento:
- 120 g de agua
- 2 g de levadura fresca de panadería
- 160 g de Ruchmehl (harina "rústica", sustituir por harina tipo candeal)

* Masa final:
- 220 g de agua
- 9 g de sal
- 6 g de levadura fresca de panadería
- 200 g de harina de fuerza
- 150 g de Ruchmehl (o harina candeal)
- todo el prefermento

El día antes mezclar todos los ingredientes del prefermento hasta obtener una masa homogénea pegajosa. Dejar a temperatura ambiente, tapado, durante 2 horas. Llevar a la nevera y dejar reposar como mínimo 10 horas, mejor 12.

Sacar de la nevera y dejar que se atempere un poco. Mezclar con 100 g de agua para aligerar el prefermento y combinar el resto de ingredientes en un recipiente mediano. Añadir el prefermento y mezclar. Tapar y esperar 30 minutos.

Amasar hasta tener una masa homogénea, lisa y elástica, húmeda. Se puede hacer también con amasdos cortos estilo Dan Lepard, o todo de corrido. Dejar en un recipiente ligeramente engrasado, tapar y esperar a que doble su tamaño. Pasada la primera media hora, hacer unos pliegues estilo amasado francés.

Dividir la masa en 6 porciones del mismo tamaño (recomiendo pesarla entera y calcular el peso de cada unidad). Formar pequeñas bolas y colocarlas por parejas juntitas en una bandeja cubierta con papel de hornear. Sí, mi papel está ya en las últimas, es que lo reaprovecho todo lo posible :P. No sobrevivió a ese horneado, tranquilos.

Espolvorear un poco de harina, tapar con un paño limpio y dejar que doblen su tamaño. Cuidado que suelen tardar poco. Mientras precalentar el horno a 230ºC, con una bandeja de metal en la parte inferior.

Hornear echando agua fría en la bandeja para crear vapor. Bajar la temperatura a 200ºC cuando pasen 20 minutos. Continuar el horneado hasta cumplir unos 50-60 minutos. Los panes tienen que estár oscuritos por fuera y sonar huecos en la base. Dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Bürli - Swiss bread
Es típico comerse los Bürli a pellizcos, un poco a lo bruto, como decía antes acompañando una barbacoa o algo así. Pero abiertos con cuchillo para preparar bocadillos también son deliciosos. Están más ricos el mismo día, porque la corteza ofrecerá todo su crujir, pero aguantan bien hasta el día siguiente. Además se pueden congelar envueltos en plástico film cuando se hayan enfriado.

¿Vosotros habéis horneado algo especial hoy? ¿Habéis cogido ideas para darle caña a las harinas este otoño? Animáos con el pan casero o apostad por panes de calidad, seguro que en vuestra ciudad o pueblo hay panaderías y hornos que merecen la pena :).

¡Aquí tenéis todos los panes publicados en el blog!

You May Also Like

12 comentarios

  1. Hola cielo!

    No hay más que ver tus fotos para reconocer a un pan-pan de los que llamas tú, el tuyo cumple todas las condiciones. Es verdad que poco a poco nos vamos introduciendo en la cultura del pan que ya nos hacía falta. Aprender y conocer más de un alimento tan básico y que nos ha acompañado siempre y que tan poco hemos cuidado, y eso que nos gusta a todos!
    Tu pan una maravilla, sigue creando estas delicias y ojalá poco a poco puedas familiarizarte más con las técnicas y medidas para seguir disfrutando de este manjar ;)
    1 beso grandote reina y disfruta del domingo!

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa!
    Estos panecillos me han enamorado! No los conocía, pero qué pintas! Con esa corteza crujiente y miga tan tierna!
    Me llevo tu receta y los probaré pronto! Estoy segura!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Esos panecillos son todo un lujo, se ve una buena corteza crujiente y la miga esponjosa. Y lo bien que huele la casa cuando horneamos pan.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Te han quedado perfectos estos panecillos, realmente tienen que ser delicioso, me encanta como se ve la corteza y la miga mucho más jeje, imagino el fabuloso aroma que tienen que hacer al cocerlos,besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Liliana
    Me pasa como a ti, adoro el pan, no puedo comer si no tengo un trozo de pan al lado. Me gusta como comensal y también como cocinera me encanta preparar mi propio pan, aunque esto último, por falta de tiempo, lo hago mucho menos de lo que quisiera.
    El pan que preparaste hoy tiene muy buena pinta, se le adivina una corteza crujiente, como a mi me gusta;)
    Jn beso grade y feliz semana

    ResponderEliminar
  6. Hola Liliana
    Me pasa como a ti, adoro el pan, no puedo comer si no tengo un trozo de pan al lado. Me gusta como comensal y también como cocinera me encanta preparar mi propio pan, aunque esto último, por falta de tiempo, lo hago mucho menos de lo que quisiera.
    El pan que preparaste hoy tiene muy buena pinta, se le adivina una corteza crujiente, como a mi me gusta;)
    Jn beso grade y feliz semana

    ResponderEliminar
  7. Cuando has dicho que este verano compraste y te comiste uno solo me han entrado ganas de irme a la panadería, desde luego son unos panecillos preciosos, curiosos eso de hornearlos de dos en dos pero a la vez quedan tan bonitos juntos, igual son cursilerías, jaja. Últimamente ya van dos veces que me habláis sobre masa madre, al final seguro que me pongo a ello, la mía la regalé hace mucho tiempo y no volví, ahora es buen momento, adoro el pan.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  8. Yo no tengo tanta suerte con mis masas madres! Y sí, en plural. En mi piso anterior se contaminaban, yo no sé que les pasaba, pero caían como moscas. Ahora son más estables, y llevo con la misma MM casi tres años, pero he tenido que recurrir en un par de ocasiones a copias de seguridad congeladas xD

    Algo que hago, o que les doy... ni idea, pero no triunfo tanto!

    ResponderEliminar
  9. Creo que son preciosísimos. Yo también me tengo que poner en serio con el pan. Pero claro, con mi pauta dietética tengo tan pocos hidratos que prefiero gastarlos en arroz integral, pasta integral y cosas así y no en pan. Así que al final nunca me pongo. Pero quiero ponerme. Etc.

    ResponderEliminar
  10. Te voy a contar una (otra) manía que tengo: en Lima los panes son así "individuales" y yo siempre elijo los que tienen más lados que hubieran estado en contacto con sus hermanitos panes xDDD

    ResponderEliminar
  11. tus bürlis son mejor que aquellos en suiza. ;-) muchas gracias por tu participación World Bread Day 2016

    ResponderEliminar
  12. Wow. Congratulations! I live in Switzerland and can only confirm that your rolls look spectacular and exactly the same as the one I see in the bakeries.
    Well done.
    All the best.
    Carola

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...