30 abril, 2015

Apfel Omeletten - El crêpe que no es un crêpe

Esta receta de Apfel Omeletten puede sonar exótica, pero que el alemán no os lleve a engaño. Es uno de esos platos simples, humildes y familiares que tanto me gustan, una vez más de la mano de mi padre. Está pasado por mi filtro personal, claro, su versión es más consistente y lleva años y años de experiencia detrás. Pero ahora que vivo lejos del nido paternal me gusta reincorporar a mi día a día este tipo de recetas con las que he crecido.

¿No os encantan las tormentas de primavera? En realidad las de verano molan mucho más, pero cada año son más escasas, la verdad. El caso es que el domingo pasado a Madrid le tocó el temporal que atravesó el país, y yo, por supuesto, la tenía que aprovechar. La compra mañanera en el mercadillo sólo fue un poco húmeda, aunque llovió más mientras yo estaba poniendo patas arriba la cocina envasando mermelada de fresas. Por la tarde me puse a trabajar un poco con el portátil, y, para mi disgusto, el cielo se abrió un poco. Pero era todo una ilusión.

Apfel Omeletten

Me dispuse a salir a correr un poco y justo en ese momento, zas, ¡tormentón! Al principio empecé feliz, luego me congelé, después maldecí las calles por crearse charcos enormes imposibles de evitar, y más tarde pasé de todo y me rendí ante el agua. Ya entrada en calor, disfruté mucho, la verdad. El problema llegó al volver, cuando quise entrar en casa y me di cuenta de que tenía las manos congeladísimas, hasta el punto de que no conseguía usar las llaves para abrir la puerta O_o. En serio, me asusté y todo, los dedos no me respondían! Menos mal que llegó un vecino y me abrió. Luego el elfo me tuvo que ayudar a quitarme la ropa empapada, y por fin una ducha calentita me devolvió al mundo de los vivos. Pero bueno, fue divertido ^^U.

Volviendo a la receta, tengo que hacer una aclaración. "Omeletten" es como llaman muchos suizos a los crêpes (no sé si es en toda la suiza germanoparlante, hablo por mi familia), y sí, la palabra se parece sospechosamente a "omelette", que es la tortilla francesa.
Mi padre cocina poco, pero tiene varios platos fijos en su repertorio que tienen un algo especial. Recuerdo que el día que decidía hacer Omeletten, normalmente en fin de semana o festivo, los peques nos emocionábamos. Cenábamos crêpes salados sin saber aún qué eran los crêpes, pero como mi padre los llamaba por el término suizo, para nosotros eran "omlets". Años más tarde salí de mi error ingenuo.

Apfel Omeletten

La versión en forma de Apfel Omeletten es un plato muy humilde que preparaba mi abuela, y que a mi padre le encanta. Se mezclan a ojo huevos, leche, algo de harina y azúcar, con manzana troceada, y se hace un mejunje en la sartén. Se parece al Kaiserschmarrn austriaco, porque la masa del crêpe se trocea con la espátula a medida que se cocina. Mi versión es para una ración ligera y va cargada de canela, por eso tiene el color más oscurito.
Y aquí se acaba la historia de este plato tan simple :).

Apfel Omeletten
Receta de mi abuela tuneada por mi padre tuneada por mí
Ingredientes para 1 persona

- 1 huevo L
- 50 ml de leche (de vaca, de almendra, de soja, sin lactosa...)
- 20 g de harina
- 1 pizquita de sal
- 1 pizca de levadura química
- 1 cucharadita colmada de azúcar moreno
- canela al gusto
- 1 poco de mantequilla o aceite para la sartén
- 1 manzana pequeña o media
- opcional: pasas u otra fruta

Tan sólo hay que mezclar los ingredientes secos, batir el huevo con la leche, y mezclar todo con unas varillas hasta que no haya grumos. Se deja reposar una media hora y se calienta un poco de mantequilla o aceite en una sartén antiadherente.

Echar la masa como si hiciéramos un crêpe, dejándola más o menos gruesa. Añadir la manzana pelada y troceada, canela al gusto y remover. Hay que romper la masa y dejar que se cocine bien con la fruta, a fuego suave. Si sois unos adictos a la canela como yo, echad un poco más a la hora de servir.

Apfel Omeletten

Espero que disfrutéis del falso puente! Y digo falso, porque un sólo día de fiesta ni es puente ni es nada, por mucho que se junte con el fin de semana. Además, el día 2, festivo en Madrid, cae sábado y eso es una estafa.

6 comentarios:

  1. OMG, TE AMO!!!

    hace unos años probé el Kaiserschmarrn en Viena, me encantó y no recordaba su nombre!!! esta versión está mucho mejor porque los postres con manzana me vuelven loca... LOCA!

    me emocioné xD

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:10 p. m.

    en mi casa ademas de la comida habitual argentina mi madre hace ciertos recetas alemanas, como bolas de masa de levadura con chucrut.
    y hay un monton de feriados puente por nada,debido a la presidente que quiere esconder la realidad

    ResponderEliminar
  3. Pues será simple pero sólo leyendo ya huelo la canela y seguro que está riquísimo!!! Un gran desayuno para mañana domingo :)
    besos

    ResponderEliminar
  4. Llevo 3 días que cada vez que bajo a correr tengo la esperanza de que me llueva un poco encima y oye, nada (el agua de los maceteros de las terrazas no cuenta jajaja). Pero el cielo nublado y la amenaza de lluvia ya me cambian el humor y de repente estoy zen en el mundo. No entiendo que a la gente le encante el solano y las chicharras veraniegas porque a mí sólo me recuerda esos momentos de mi infancia después de comer en verano a las 4 de la tarde, con el melón de postre en el plato, viendo el ciclismo en televisión española mientras el ventilador (que misteriosamente apuntaba a mi padre) removía un poco el calufato del salón. ¡Un horror! Así que estos días tontos de primavera a mí me encantan y las tormentas de verano ni te cuento, son un respiro profundo. Bueno, que me lío! (vaya charlas!) No había visto nunca esas crêpes de manzana (ni otras parecidas tampoco) y con lo que me chiflan a mí las manzanas! Menudo desayuno para este sábado me voy a marcar! :) Besucooos!

    ResponderEliminar
  5. Ya pasó el "falso" puente y aquí hace un calor de muerte ;)
    Me encanta tu tortilla "crepé" de manzana..una receta que sin duda a mis hijas les encantaría :)
    Cariños Liliana :)
    muackssssssss

    ResponderEliminar
  6. En realidad, igual que lo de Pfannkuchen para las tortitas tiene sentido, también se lo encuentro al Omeletten, realmente las crêpes son poco más que una tortillita en dulce :P

    Me encantan tus Apfel Omeletten, estos desayunos que no dan nada de trabajo, reposan mientras te duchas y luego tienes listo en unos minutos, me chiflan.

    Tienes que probar una receta de Kaiserschmarrn que descubrí y que es una pasada, ya te la pasaré. Es como la cuarta versión que pruebo, y ya me costará probar otras :P

    Un besito, Liliana!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...