23 noviembre, 2014

Biscotti de calabaza con glaseado de café

Hace años que me saqué el carné de conducir, pero al no necesitar moverme con ruedas por Murcia terminé perdiendo la práctica. Desde que estoy en Madrid mis suegros y el elfo me animan a que me suelte por sus carreteras, pero la verdad es que me da algo de pánico. Es que la gente conduce fatal.

Aparte de que el funcionamiento de las rotondas parece física cuántica para la mayoría de conductores - porque de otro modo no me explico que tanta gente las use mal - y de que los pasos de peatones sean ignorados con muchísimas frecuencia, me fastidia especialmente el uso escaso o nulo de los intermitentes. En serio, ¿TANTO cuesta usarlos? Y no, no sirve darle cuando YA estás efectuando o terminando la maniobra, gracias.

Pumpkin coffee biscotti


En la calle de mis suegros, que es básicamente residencial, se produjo un nuevo accidente, esta vez mortal. Unos chicos que debían ir demasiado rápido se llevaron por delante a un hombre que cruzaba un paso de peatones. Falleció en el mismo lugar del siniestro. El año pasado otra mujer falleció atropellada en otro paseo de peatones en el barrio. Y, sinceramente, viendo cómo conduce la mayoría, me extraña que no se produzcan más tragedias.
Yo por el momento me mantengo alejada del volante...

Pumpkin coffee biscotti


Antes de entrar en la vorágine navideña os dejo otra receta otoñal con calabaza, unos nuevos biscotti. Lo que me gusta de este tipo de galletas es que sean bien crujientes, y añadirles sabor con ingredientes añadidos. La masa en sí es poco dulce para que el glaseado no se haga empalagoso. Unas nueces picadas irían también muy bien.


Biscotti de calabaza con glaseado de café
Receta adaptada de The Paper Mama
Ingredientes:

- 2 huevos L
- 125 g de azúcar
- 125 ml de puré de calabaza
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 320 g de harina de repostería
- 1 cucharadita de canela molida
- 1/2 cucharadita de jengibre
- 1/4 cucharadita de nuez moscada
- 1/4 cucharadita de sal
- un puñado de ciruelas secas, arándanos, pasas...
- 2 cucharadas de café con leche
- azúcar glasé necesario

Precalentar el horno a 175ºC y preparar una bandeja. Batir los huevos con el azúcar en un cuenco usando batidora de varillas, hasta que espume. Añadir la calabaza y la vainilla, batiendo un poco más. Incorporar encima la harina con las especias y la sal, mezclando bien. Agregar la fruta ligeramente picada y remover hasta que quede una masa homogénea.

Echar la masa sobre la bandeja de horno formando un rectángulo estrecho ´de unos 1-2 cm de grosor. Hornear unos 20 minutos o hasta que esté firme al tacto. Dejar enfriar ligeramente fuera del horno y cortar los biscotti de forma ligeramente diagonal.

Disponer los biscotti boca arriba en la bandeja y hornear 10 minutos. Dar la vuelta a cada uno y hornear unos 8 minutos más, sin dejar que se tuesten. Dejar enfriar totalmente sobre una rejilla. Mientras, preparar el glaseado mezclando azúcar glasé tamizado necesario con el ´café con leche. Pintar con la glasa  los biscotti al gusto y dejar secar.

Pumpkin coffee biscotti


¡Feliz domingo!

14 comentarios:

  1. Voy a desayunar ahora mismo y me cogería uno, se ven deliciosos con ese sabor otoñal..Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te mando uno virtual! :)
      Feliz domingo Carmen!

      Eliminar
  2. Me encantan, con mis problemas de alergias no puedo comer nada con conservantes y estos biscottis me vienen perfectos para mis desayunos, los hare y ya te contare, besitos guapa

    ResponderEliminar
  3. Me encantan como te han quedado! Yo hace poco los prepare con chocolate y avellanas pero la idea de añadirle calabaza me ha gustado mucho! Así que me guardo la receta con tu permiso porque tengo que probarlos! Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Pero qué ricos! Acabo de comer y ya me está entrando hambre otra vez viendo tus biscottes, y encima con ese glaseado por encima, irresistibles!

    A mi me pasa lo mismo, me saqué el carnet hace años, y al no tener necesidad de coger el coche (o conducía mi chico o optaba por usar transporte público) perdí la práctica, y me negué a cogerlo. Ahora que vuelvo a necesitarlo, reconozco que no me gusta conducir, así que si lo cojo es para bajar a comprar y poco más, pero aún le tengo pánico a ponerme en carretera. Y lo de los intermitentes es increíble! Yo prefiero ponerlos demasiado que no ponerlos, pero la gente ha olvidado esa costumbre, y donde se ve claramente es en las rotondas.

    Buen wapa, disfruta lo que queda del domingo y feliz semana!

    ResponderEliminar
  5. Tienen que estar riquísimos. Sólo he hecho biscotti una vez, pero me encantaron, o sea que tengo que probar con esta receta :)
    besos

    ResponderEliminar
  6. Mi querida amiga , estos biscotti, tienen toda la pinta de estar delicioso, dan ganas de ponerse hacerlos ya mismo, por que para un rico desayuno son todo un lujo, Bueno cielo decirte que estoy total mente de acuerdo contigo en lo de conducir, me da cada dia mas miedo y no cojo el volante por nada del mundo . Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  7. Uy mi niña, yo conduzco desde hace muchísimos años y, aunque aprendí y conduje los primeros años en una jungla que poco tendrá que ver con Madrid, créeme, entre Bélgica y Mallorca he perdido la costumbre y es verdad que cuando voy a la capi me sorprende cómo se conduce (tranqui que París o Roma, lo sabrás, son igual de caóticas) pero lo que sí es que NADIE usa los intermitentes como toca, es un hecho!! me da una rabia!! en fin, que no hay que tener miedo, pero si se puede evitar, mejor, en las grandes ciudades, transporte público o, si se puede, bici y andar...

    buenísima forma de cerrar temporada, yo también he cerrado pero que sepas que estos biscotti no me quedo sin probarlos (aún tengo puré de calabaza congelado para rato) aunque antes seguramente pruebe esos muffins de más abajo...

    ¡qué vivan las calabazas!

    un besote!!

    ResponderEliminar
  8. Me llevaría unos cuantos!! Que pinta tan rica.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  9. Los biscotti tienen una pinta deliciosa con el glaseado! me encantan como quedan, parecen más navideños.

    En cuanto a conducir, no sé por qué pero da más inseguridad cuando vas de copiloto que cuando vas conduciendo. Yo de Murcia no había salido apenas conduciendo, pero por necesidad cuando fuí a Israel tenía que coger el coche. Al principio sólo por mi ciudad, después más lejos... total que en poco tiempo conducía sin problemas por Tel Aviv, y en oriente medio sí que las normas.... pero te acostumbras y realmente no tuve ni un roce. Y gracias a eso podía ir a mercados, conocí más la ciudad.... Con transporte público hubiera sido imposible por el idioma y horarios. Pero prefiero conducir en Murcia ahora que ya he vuelto.

    ResponderEliminar
  10. Me encantan tus recetas. Cuando veo recetas de Centroeuropa (Suiza, Alemania, Austria, Suecia), me acuerdo de ti y me descubriste qué eran los biscotti.

    Ahora quiero tu fuerza de voluntad para salir a correr. En mi caso, subirme a la elíptica, que me sobran 18 kilos. Y llega esa bacanal que son las Navidades...

    Yo me saqué el carnet porque me lo exigió mi empresa (que me lo podía haber pagado, por cierto, porque me lo saqué a la quinta) y no he vuelto a coger un coche. A veces quiero. A veces pienso que no me puedo permitir otro gasto más.

    ResponderEliminar
  11. Pues si, la gente conduce mal..aunque he de reconocer que a veces soy yo la que olvido poner el intermitente :( no muchas, pero alguna vez me ocurrió
    De cualquier modo deberías perder el miedo al coche, piensa en lo cómodo que es y lo bueno que es para ser independiente ;) además, siendo peatona tambien corres peligro !!!
    De tus biscotti solo puedo decir que se ven perfectos..hace mucho que no hago y con calabaza deben ser deliciosos!!!
    Muchos besos mi linda peatona!!!

    ResponderEliminar
  12. Entiendo que viviendo en una capital no necesites el coche, o sí, quizás sí, pero lo usarías poco, a mi me pasaba cuando vivía en el centro de Palma, la verdad es que no lo usaba pues todo estaba muy cerca, y cuando salía de la ciudad me llevaba Tomás, pero si sabes conducir, con prudencia, anímate! no le tengas miedo, inténtalo, conducimos todos como locos y seguramente la mayoría no aprobaríamos el examen si tuviéramos que examinarnos otra vez, cuanto más grande la urbe peor se conduce...Sergi me dice que yo conduzco muy bien, y si él se siente seguro yo estoy satisfecha, jajajaja, soy cuidadosa y respetuosa con los demás, también conduciendo y quiero pensar que como yo somos muchos.
    Tengo que atreverme con los biscottis, la verdad nunca los hice y me parecen deliciosos solo con verlos, de calabaza tengo en casa, apuntado queda.
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  13. Yo no sé conducir, no podría por el terror que me dan los coches!!!

    Por otro lado, me asombra la cantidad de jugo que le sacas a la calabaza, con café debe estar riquísima! ^^

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...