03 diciembre, 2013

Mandelprinten - Receta de galletas navideñas de miel y almendra

La semana pasada acabé cansadísima pero muy feliz :). Fueron unos días estupendos con mi madre, fríos y sin parar de aquí para allá, pero lo pasamos muy bien. Eso y otros asuntillos me han tenido algo desconectada estos días, y como Paula adivinó por eso he tardado un poquito más de lo habitual en mí en vestir el blog en modo navideño.

Mandelprinten

Pero sólo el blog, que mi casita ya tiene el ambiente desde hace días. Al igual que el año pasado, que mi madre viniera de visita es la gran excusa para sacar las cosillas navideñas antes de tiempo. Empecé a preparar algunas galletas para que pudiera llevarse a Murcia, y al mismo tiempo decoré nuestro mini arbolito y fui dejando detalles festivos por todas partes. El elfo llegó un día y se encontró la casa llena de cosas de Navidad en los rincones más insospechados. Discretos, pero un poco por todas partes :P.

Mandelprinten


Estas galletas son de esas típicas centroeuropeas que tanto me gustan. Miel, especias, frutos secos, poca mantequilla... Cuando salen del horno el aroma a Navidad se queda durante varias horas en la cocina, o en nuestro caso, por toda la casa (es lo bueno que tiene de vivir en un mini apartamento). Aguantan de maravilla muchos días si se guardan en un recipiente hermético, y dependiendo del grosor quedarán más o menos tiernas.

Mandelprinten

Mandelprinten o Galletas de miel y almendra
Receta ligeramente modificada de Weinachts- bäckerei
Ingredientes para unas 40 unidades

- 250 g de miel
- 75 g de mantequilla sin sal
- 70 g de azúcar moreno
-  380 g de harina
- 75-100 g de almendra cruda fileteada
- 1 cucharada de mezcla de especias de Lebkuchen (canela, jengibre, pimienta de Jamaica, anís, nuez moscada, clavo...)
- 1 pizca de sal
- 1 cucharadita de bicarbonato de amonio
- 1 poco de agua tibia
- un poco de leche

Colocar la miel, la mantequilla y el azúcar en un cazo y llevar al fuego. Calentar a temperatura media, removiendo constantemente, hasta que todo se derrita y consigamos una mezcla homogénea. Dejar templar un poco.

Mezclar en un recipiente amplio la harina con la sal y la mezcla de especias. Disolver el bicarbonato de amonio en un poco de agua tibia. Echar sobre la harina la primera preparación de miel, el bicarbonato disuelvo y la mitad de las almendras. Trabajar todo bien hasta obtener una masa homogénea. Tapar y dejar en la nevera como mínimo una hora.


Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja con papel sulfurizado. Extender la masa con un rodillo hasta dejar el grosor deseado, no más de 1 cm. Recortar porciones rectangulares o cuadradas, de unos 3-4 cm de lado. Colocarlas en la bandeja, pincelar con leche y decorar con el resto de almendra.  Hornear durante unos 15-20 minutos, hasta que se hayan dorado. Esperar un par de minutos fuera del horno y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Mandelprinten

Ya he activado el índice navideño, pero me temo que le hace falta una mano de obra. Tengo que añadir las recetas del año pasado y arreglar algunos fallos (soy un desastre en estas cosas). Además, hay fotos de cierta épcoa que he perdido por haberlas tenido alojadas en su momento en otra página; no sé si las podré recuperar... Quizá me plantearé volver a cocinarlas y sacar fotos nuevas. Sólo me faltan días de 36 horas para llegar a todo.

20 comentarios:

  1. Qué bonitas!! Además puede ser un regalo precioso para estos días. Bss.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja mujer calma... yo también me agobio a veces con esas cosas, como haber perdido fotos... por suerte no tengo tiempo entre mis reuniones de todos los colectivos con los que colaboro y el curro normal por el que me pagan y esas cosas, de hacer decoraciones... de hecho... a veces, ni galletas... uf!

    Tengo varias recetas en el blog sin foto, porque se perdieron, y opté por dejarlas ahí y poco a poco ir cocinando de nuevo esas recetas y fotografiando todo otra vez...

    Y una lista pegada a la nevera que dice "Recetas sin foto"

    Faltan esas 12 horas de más que necesitamos cada día :)

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, ya sabía yo que, si no era por un buenísimo motivo, no seguían ahí esas hojitas marrones :)

    Ya te veo preparadísima, así que ya me puedo llevar el enlace del índice, jajaja Y con calma, ya sabes que, poquito a poco, todo sale ;)

    Al lío, me chiflan las fotos... Huelen a: "Comer galletas navideñas mientras decoramos la casa con los calcetines hasta arriba" Y además, han quedado muy bonitas :)
    Yo también pongo un poquito en ciertos sitios, pegatinas de navidad en la mampara del baño, un adorno colgado de un imán en la nevera... :P Que no sea exagerado, pero que esté en todos sitios, ¿verdad? :P

    Tienen muy buena pinta, se parecen mucho en la receta a unas que hice el año pasado, atmbíen con amonio, y de sabor me las imagino idénticas, pero el color es muy distinto, las mías eran más oscuras (y no te rías, ¡no se me quemaron!), quizás fuera el tipo de miel ;)

    Un beso, Liliana!!!

    ResponderEliminar
  4. Mira que te han quedado apetecibles!! me encanta que lleven tanta miel, me llevo un par.

    besazos

    ResponderEliminar
  5. uf que buenisima pinta y que bonito tu modo navideño y la foto :) una dudaa si no tengo bicarbonato de amonio que pongo y en qué cantidad. Un besazoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes usar la misma cantidad de levadura química (impulsor, la royal de toda la vida) o 1 cucharadita y 1/4 de bicarbonato sódico. La textura que dejan es ligeramente diferente, pero salen ricas también ;).

      Eliminar
  6. xo q buena pinta q tienen estas galletas no???? encima llevan miel???? ponme unas pocas q me las llevo pero ya

    ResponderEliminar
  7. Muy bonitas y seguro que riquisimas. Besos.

    ResponderEliminar
  8. y tienen textura de galleta? parecen bizcochitos! (y en cualquiera de las dos formas me las zamparía con alegría XD)

    ;***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenom es que hay muchas galletas con texturas diferentes :D. Si te refieres a si son crujientes, no, son más bien tiernas :). Aunque depende del grosor y el tiempo de horneado, y si se guardan varios días se vuelven más duritas, al gusto de cada uno.

      Eliminar
  9. Ficaram tão lindos e devem ser tão bons....adorei
    bj

    ResponderEliminar
  10. Vale más tarde que nunca, el caso es que el blog está vestido estupendamente =)
    Además, inaugurar la temporada navideña con esta receta de galletas tan ricas, tiene su aquel ^^
    Qué curiosas, parecen mini-bizcochitos! pero tienen que estar buenísimas!!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  11. tienen que ser deliciosas!, me encantan las galletas de miel, pero no las hago porque me las trago todas!
    Esos adornos navideños que tienes en la cajita (baumschmuck) son típicos de aquí!!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Que buena pinta, seguro que sabe a cielo. Me encanta la receta.
    bss

    ResponderEliminar
  13. Fáciles y Deliciosas!!!
    Gracias por la receta.,

    ResponderEliminar
  14. mmm qué buena pinta tienen esas galletitas, te han quedado con un aspecto estupendo y el olor que deben desprender al hornearse debe ser una delicia, pura esencia Navideña.
    Quizá te las copie próximamente :P.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  15. Interesante artículo, gracias por la publicación.

    ResponderEliminar
  16. super buenas estas galletas! el toque de la miel y las almendras seguro que las hacen deliciosas, gran receta

    ResponderEliminar
  17. Anónimo5:34 p. m.

    ¡Hola!
    Quería saber si se puede sustituir el bicarbonato de amonio por el sódico normal, y por qué usaste el de amonio.
    También si pasa algo si echo pimienta blanca normal o pimienta negra y roja en vez de pimienta de jamaica y, si puedo sustiuir la leche por agua con azúcar ¿qué proporción sería?
    Gracias y espero respuestas para poder hacerlas.
    ¡Tus recipientes para galletas son un a pasada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, encantada de tenerte por aquí! :)

      El bicarbonato de amonio es el antecedente de la levadura química que usamos hoy, antes de que se inventara. Los dulces tradicionales centroeuropeos aún lo usan en sus recetas, porque deja una textura muy característica, pero se puede sustituir sin problemas. Es mejor que uses levadura (impulsor) de tipo Royal, en la misma proporción, o 1 cucharadita y 1/4 de bicarbonato sódico. No hace falta que estos impulsores los disuelvas, añádelos directamente con la harina.

      La pimienta de jamaica me temo que no teien nada que ver con la pimienta negra o blanca. Se llama allspice en inglés, y deja un aroma muy típico de dulces navideños, no es picante sino muy aromática, similar a la nuez moscada. Si no la puedes encontrar, simplemente aumenta la cantidad de las otras especias.

      Claro que puedes usar agua con azúcar en lugar de leche :). Pero me temo que no sé darte las proporciones. Yo lo que busco con ese glaseado es apenas dar un toque húmedo para que la masa quede más bonita al cocerse, y para que las almendras se peguen mejor. Puedes hacer la proporción que más te guste a ojo, más o menos espesa y más o menos dulce según el azúcar que añadas.
      Tienes dos opciones: un glaseado (agua más azúcar glasé, cuanto más azúcar más espeso y blanco) o un almíbar (mismo volumen de agua que de azúcar, cocido hasta que el azúcar se disuelva).

      No me gusta acosejar mucho sobre sustituciones porque yo no las he podido probar, pero seguro que te salen muy ricas igualmente :).

      Muchísimas gracias por visitarme!

      Un abrazo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...