06 diciembre, 2013

Grittibenzen - Panecillos de San Nicolás (Samichlaus)

¡Feliz San Nicolás!

Sí, este año me he acordado a tiempo, aunque por poco :D. Y es que en Suiza, como en tantos otros países de centroeuropa, se celebra con especial entusiasmo el día de San Nicolás, hoy 6 de diciembre. Como en España siempre nos pilla en pleno puente y nada más empezar el mes de diciembre, siempre me doy cuenta demasiado tarde.
Pero el miércoles caí en la cuenta y aproveché el madrugón de ayer para intentar hornear mis primeros Grittibenzen!

Grittibänz

Venga, un poquito de historia y cultura, que nunca viene mal :).
San Nicolás de Myra o de Bari fue un obispo del siglo IV con una vida agitada y al que se le atribuyen numerosos milagros. Pero lo que realmente nos interesa es su relación con la figura de Santa Claus o Papá Noel, y su relevancia en las festividades navideñas de muchas zonas de Europa. En los distintos países tienen sus propias tradiciones y variantes alrededor de este día, pero yo conozco más las alemanas, y sobre todo las suizas.

Para los suizos, St Nikolaus es Samichlaus (suena mucho más simpático), y es una figura entrañable que acompañada del "malo", Schmutzli , recorre todos los ciudades y pueblos dejando regalos para los niños. Tradicionalmente son regalitos muy simbólicos: mandarinas, nueces, galletas, algún chocolate... Obviamente, para nosotros hoy son muy humildes, pero hay que pensar que hasta no hace mucho poder disfrutar de una simple mandarina y unos chocolates era todo un lujo para los niños, sobre todo en los pueblos. A Samichlaus y a Schmutzlig se le pueden ver en las distintas ciudades recorriendo durante estos días las calles en su carro, coche o trenecito, en algunos lugares acompañados de muchachas guapas vestidas para la ocasión (ejem). Viste de rojo con los atributos de obispo y barba blanca.

Nikolaus bei der Kinderbescherung

Mi padre siempre dice que las mandarinas y las nueces le recuerdan a la Navidad y a su infancia, y por eso a mí me encanta combinar ambas delicias en las tardes frías, al final he terminado asociándolas yo también a tradiciones familiares navideñas ^_^. Tengo un cuento infantil precioso, regalado hace muchos años por la familia de Suiza, que ilustra una pequeña historia de San Nicolás, a ver si el año que viene lo traigo de Murcia y lo escaneo.

Kako de En Guete!!! ya nos habló de este día y sus tradiciones hace unos años en el calendario de Adviento de Noema, os recomiendo que le echéis un vistazo si os lo perdísteis en su momento :).Tenía muchas ganas de hornear estas delicias tan simpáticas, pero con miedo porque dar forma de hombrecillo a una masa de pan no es precisamente fácil...


Este monstruo me esperaba en casa al volver de una carrerita.

Dejé la mezcla amasando mientras hacía otra receta, luego salí a correr mientras levaba y con prisas al volver me puse a darles forma. No son lo que se dice bonitos, pero sinceramente, me esperaba un resultado muuucho peor, así que estoy contenta :). Lo más importante: ¡son diverditos de hacer y están riquísimos! Además, si son feos da menos pena comérselos :P.

Grittibänz

Grittibenzen - Panecillos de San Nicolás
Receta ligeramente modificada de Betty Bossi
Para 4 Grittibänz

- 500 g de harina de fuerza
- 60 g de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente (I can't believe it's not butter, en mi caso)
- 45 g de azúcar (mejor tipo caster)
- 1/2 cucharadita de sal
- 15-20 g de levadura fresca de panadería (si no hace mucho frío, recomiendo usar 15 g)
- 300 ml de leche (de soja, en mi caso)
- 1 huevo L ligeramente batido
- uvas pasas, almendras, avellanas... para decorar

Calentar ligeramente la leche (que puedas meter el dedo y no te queme), añadie un poco de azúcar, una cucharada de harina, la levadura desmigada y mezclar bien. Dejar fermentar tapado unos 20-30 minutos. En un recipiente amplio, colocar la harina y añadir el resto del azúcar y la sal.

Formar un hueco y echar el fermento y la mantequilla troceada. Mezclar hasta conseguir que se integren todos los ingredientes. Comenzar a amasar siguiendo el método que se prefiera (yo he empleado mi maquinita amasadora, que para estas masas va de maravilla, y me permite hacer otras cosas). Cuando se tenga una masa suave, elástica y lisa, formar una bola. Colocar en un recipiente ligeramente engrasado, tapar y dejar levar hasta que doble su tamaño. A mí me bastó una horita.

Grittibänz

Precalentar el horno a 180ºC y preparar dos bandejas.
Deshinchar ligeramente la masa y dividir en cuatro porciones de más o menos el mismo peso. Formar cuatro bolas, tapar tres y empezar a formar el primer Grittibänz. Cortar un trocito para hacer la cabeza, y otro poco para los detalles. Dar forma de huso ovalado y formar las extremidades dando unos cortes con unas tijeras. Formar la cabeza y unirla al cuerpo con ayuda de un trocito de masa que hará de bufanda. Añadir un gorrito, detalles en el cuerpo, etc.

Pintar con el huevo batido y añadir los últimos detalles con frutos secos y pasas. Formar otro de los nicolasitos y hornearlos durante unos 25ºC, hasta que estén bien doraditos. Continuar mientras tanto con las otras dos porciones de masa y hornearlas cuando estén los primeros listos. Dejar enfriar sobre una rejilla.

¡A disfrutar del puente!

23 comentarios:

  1. La tradición la conocía, pero estos panecillos no, son preciosos!!! y si encima dices que están ricos, igual los hago para el 25, tienen un aire a papá noel. Anoche una amiga que vive aquí, su marido es alemán, estaba preparando todo para St Nikolaus para los niños, que celebran todo, lo alemán y lo español. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que las familias "mestizas" celebren estas fiestas combinando tradiciones, un poco como en mi casa :). Estas cosas se disfrutan sobre todo con niños en casa, seguro que disfrutarían mucho ayudando a hacer estos hombrecitos, y a comérselos luego claro :).

      Eliminar
  2. ¡¡¡Esta vez sí!!!

    Los vi el otro día en Un déjeneur y me acordé de ti, pero convencida de que este año, con visitas y demás, tampoco. ¡Qué malpensada!

    Te han quedado preciosos, son super divertidos con esas sonrisitas, ¡qué cute!

    Feliz puente, Liliana, ¡¡un beso!!

    PD: Sé que tú me dejas decir cute
    PPD: El mantel y el árbol son preciosos.
    PPPD: Y la foto super hogareña, ¡me ha gustado mucho! :)
    PPPPD: Yo por primera vez, y accdientalmente, he tenido mi regalo de Samichlaus (a mí que me venga el simpático :P)

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encantan!! Qué ricos, y qué buena pinta tienen!!!

    ResponderEliminar
  4. Qué hábil eres, Liliana. Te han quedado monísimos y seguro que deliciosos, yo que me pego con unas tristes madalenas, no sé si me atrevería con ésto... Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El "esto" va sin acento, perdona :)

      Eliminar
    2. He leído tu segunda respuesta primero y me pensaba que tenía la errata yo, que soy muy dada a estos lapsus! Iba a decirte que no hace falta que te corrijas, que errores tontos de darle a la tecla que no es tenemos todos, pero como yo también me molesto conmigo misma cuando los hago... Gracias por la anotación ;)

      Y te aseguro que no soy nada hábil con las masas, seguro que te quedarían mejor que a mí! Lo divertido es hacerlos y ver cómo de doran en el horno, bueno, y comerlos claro :).

      Eliminar
  5. Hola! Aterrizo en tu blog por el post en Facebook de "Jaleo en la cocina" y me quedo como seguidora encantada!!
    Yo soy española pero nací en Suiza y tengo los mismos recuerdos infantiles que tú y unas bases culinarias muy parecidas a las tuyas, por lo que veo. Mi ídolo es Betty Bossi!!! :)))
    Ahora vivo en Bruselas pero esta misma tarde cojo un avión para ir a celebrar San Nicolás a Friburgo... Como ves hay cosas que quedan ancladas en el corazón por mucho que pasen los años!
    Nos seguiremos viendo por aquí seguro.
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  6. Jajajaj pero que monos! A mí me encantan todas estas cosas, las masas de bollería y todo lo que dan de sí... Porque a pesar de que soy muy escéptica de las celebraciones en general y de la navidad en particular, cosas mías, me encantan los dulces típicos de cualquier sitio y que celebren cualquier cosa, y no me daría ninguna pena liarme a bocados con un muñequito por muy mono que sea y mucha carita de Samichlaus que tenga!

    ResponderEliminar
  7. ayyyy sí que son bonitoooos!!! y ya me has antojado (además de los panbichos, claro) mandarinas y nueces! <3

    ResponderEliminar
  8. Que preciosos tus panecillos de nuestro Papa Noé ;)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  9. Qué majos los panecillos ^^ Da pena darles un mordisco!!
    Me encanta que hayas preparado una receta suiza porque tengo raíces suizas y le tengo especial cariño al país. Te han quedado estupendos =) Y me ha encantado tooooda la información, nunca viene mal saber un poquitín de historia.
    Estamos de sorteo en el blog por si te animas a participar.
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  10. son monísimos, me encantan!

    ResponderEliminar
  11. Ficaram lindos, acho que não conseguia faze-los
    Bom fim de semana
    bj

    ResponderEliminar
  12. A mí me parecen graciosísimos, y muy apetitosos!

    ResponderEliminar
  13. Que chula la historia yo no la conocía..por cierto!hoy seria el cumple de mi abuelo Nicolás! No llegó a probar mis recetas pero se que le hubieran gustado era de buen comer jj.Espero ansiosa ese escaneo de tu cuento suizo.tu padre es suizo no?)tiene nombre raroñ?)me ha entrado curiosidad.ay por cierto esta semana he salido en las salsas de la vida.com y te menciono jjj.un abrazoooo

    ResponderEliminar
  14. que cucada de panecillos, me encantan, son preciosos, parece un poco complicado de formar pero seguro que enseguida salen y estaran deliciosos

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué bonitos! Me encantan.... Dan ganas de arrancarles la cabecita de un mordisco! ;)

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué graciosos! Y sin duda deliciosos!!
    En Bélgica y en el Norte de Francia hay mucha cultura de San Nicolás también, yo recuerdo de niña que pasaba por el cole, era un momento genial!
    Y luego, Papa Noél, jeje! y también recibíamos una "couque" (coca) que era una brioche como la tuya, con azucar perlado encima. Ummm, mil gracias por recordarme mi infancia con esta deliciosa receta!!
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  17. Anónimo4:15 p. m.

    El 'malo' es el Knecht Ruprecht (o sirviente Ruprecht) que en Suiza se llama Schmuztli, no Schmuztlig :)
    Yo hice un curso de hornear Grittibänz hace un par de semanas y la semana que viene tengo una fiesta de honear organizada. Seguro que nos cansamos de hacer Grittibänz.
    Saludos desde Baden, Suiza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy qué errata más tonta! Ahora mismo lo corrijo, gracias :)
      Un curso de Grittibänz, genial! Me encantaría poder asistir a algo así.

      Un abrazo!

      Eliminar
  18. pues a mi me parecen preciosos, junto con la tradición que conllevan... en casa también celebramos San Nicolás a causa de mi guirimarido belga... unos días antes siempre llega una cajita desde la casa de mis suegros, cargada textualmente, de chocolate para el pequeñín de la casa {que es como ellos lo celebran} y juguetes así que en casa el árbol tiene que estar montado unos días antes para que San Nicolás deje sus regalitos...
    lo que nunca he hecho es hornear nada en honor a... y mira que el otro día hasta vi unas galletitas en el blog de Paulita Enredadera, pero no encontré el tiempo... el año que viene me pongo una alarma!
    un besote, mi niña!

    ResponderEliminar
  19. He tenido la suerte este año de estar en Alemania el día de San Nicolás, ¡cómo disfruto los bollitos típicos de la zona! El de Manufactum (http://www.manufactum.de/manufactum-brot-und-butter-c-34/) estaba súper tierno. A mí en casa me encanta hacer bollos... aunque termino repitiendo la receta de la Butterzopf para todo ;-) Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...