03 diciembre, 2018

Lombarda asada con puré de calabaza al miso y nueces (antes de Navidad, colores de otoño en la mesa)

Este año debe haber sido el mes de noviembre más fugaz de los que recuerdo en mi ya no tan breve vida. Creo que cuantas más cosas ocupan la agenda, más velozmente vuelan los días, y comenzarlo con una escapadita a Murcia ya puso en marcha el cronómetro. Hace días que en mi casa ya se huele a Navidad pero antes de ponerme totalmente monotemática quería dejar por aquí esta deliciosa -y saludable- receta, llena de colores y sabores de otoño. Col lombarda asada con puré de calabaza al miso y nueces, una combinación sencilla pero sabrosísima, sana y saciante, llena de color, texturas y sabores. Otoño... ¿por qué tienes tanta prisa por escurrirte de nuestras vidas?



Mi madre estuvo la semana pasada en su estancia habitual prenavideña, y cada vez agradezco más estas visitas. Sigo preparando su llegada como si esperase a un invitado de copetín, sacando los primeros adornos navideños, ordenando y haciendo limpieza a fondo, preparando el cuarto de invitados -al que le falta MUCHO trabajo, pero bueno, algún día-, horneando cosillas... Pero esta vez me he agobiado menos. Tenía mucho curro así que me ha ayudado con cosas de cocina y ha sido la catadora oficial de varias recetas.

No hicimos grandes planes y nos dejamos llevar; sí disfrutamos de una cena fuera en su honor porque acaba de cumplir años y se llevó la maleta a tope de regalos culinarios para compartir con mi padre y mi hermano. Ya hemos hecho algunos planes para la Navidad y tengo muchas ganas de recuperar tradiciones, aunque este año estoy algo melancólica y tristona -pensando en las fiestas. Supongo que son cosas de hacerse cada vez más mayor; espero que los niños más pequeños de mis primos me devuelvan un poco la ilusión cuando vuelva a mi tierra :).



Al menos tuvimos mucha suerte con sus días de visita; jornadas soleadas, con frío pero nada de viento ni niebla, muy agradables para pasear sin rumbo por el centro madrileño -con el avistamiento habitual de famosetes, mi madre los atrae-. Como siempre, cayó una exposición -esta vez la de Egipto del Caixaforum-, merienda con té y tarta, y pasamos el tiempo de rigor obligatorio entre la multitud de Sol viendo un poco las luces navideñas. Pero sin pasarnos.

En cuanto a la receta, creo recordar que la improvisé sobre la marcha un día que tenía el horno encendido para hacer pan. Había visto en alguna parte la idea de triturar calabaza asada con miso, y ahora es una de mis combinaciones de sabor favoritas. Yo tengo miso rojo en la nevera, de sabor bastante fuerte, pero podéis usar un miso blanco más suave, o el que más os guste.

La col lombarda asada en "gajos" es mi nueva forma favorita de cocinarla; para darle un punto extra de sabor y textura podemos pasarla por la plancha antes de servir, aunque si estoy vaga me ahorro el paso. El puré de calabaza se puede ir ajustando sobre la marcha al gusto; ya sabréis lo importante que es probar y probar la comida mientras se cocina, no queremos tener que corregir disgustos ya en la mesa.



Receta de col lombarda asada con puré de calabaza al miso y nueces
Inspiración: el otoño, que se nos escapa de los dedos...
Ingredientes para varias raciones variadas

- 1 calabaza tipo cacahuete
- 1 col lombarda de tamaño medio
- 2 cucharadas de miso rojo o blanco
- 1 cucharada de crema de cacahuete natural
- 1 cucharadita de mostaza de Dijon
- 1 cucharadita de vinagre de manzana
- 1 cucharadita de tamari o salsa de soja
- ajo granulado
- cúrcuma
- pimienta negra
- limón o lima
- nueces peladas
- perejil o cilantro fresco
- aceite de oliva virgen extra
- sal

Precalentar el horno a 200ºC y preparar dos bandejas o fuentes.

Cortar la lombarda en "gajos". Es más fácil si la cortamos primero por la mitad y luego vamos practicando cortes paralelos a cada parte, sacando unas 6-8 piezas en total. Hay que procurar dejar la base del tallo más dura, para que las hojas no se separen de cada trozo. Lavar y secar bien. Disponer en una de las fuentes y regar con un poco de aceite de oliva. Salpimentar ligeramente.

Cotar la calabaza por la mitad, quitar el tallo y sacar las semillas y filamentos. Practicar unos cortes en cuadrícula en la carne, salpimentar y pintar con aceite de oliva. Colocar boca abajo en la otra fuente grande, añadir un poco de agua.

Asar ambas verduras durante unos 30 minutos. A los 15 minutos, dar la vuelta con cuidado a cada pieza de col. Tienen que chamuscarse un poco por fuera, pero sin carbonizarse. La calabaza tiene que quedar muy tiernecita, puede tardar más. Reservar las coles.

Sacar la carne de la calabaza y colocar en una olla o cazuela. Machacar o triturar con una batidora. Mezclar en un cuenco el miso con los demás condimentos y añadir a la calabaza. Incorporar además ralladura de limón, un poco de zumo y las especias al gusto. Calentar a fuego suave y mezclar bien.

Probar y ajustar el sabor al gusto, añadiendo más o menos condimentos, según se prefiera algo más dulce, más ácido, más sazonado... También se puede añadir alguna especia o salsa picante.

A la hora de servir, marchar la col en una plancha a fuego bien fuerte, si se desea. Agregar nueces picadas, perejil o cilantro fresco, un golpe de pimienta negra y un chorrito de buen aceite de oliva virgen extra. Yo añadiría también un poco más de ralladura fresca de limón, pero igual es que soy adicta.


1 comentario:

  1. Very informative blog post….thanks for sharing it..
    Book online bus ticket from Redbus

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...