10 abril, 2014

Viajando: Escapada a Toledo y El Greco

Hoy tengo mil millones de cosas que hacer ya que mañana cojo el primer tren camino de Murcia, pero no quería dejar pasar más días para compartir la pequeña crónica de nuestra escapada a Toledo. Que luego se me junta todo y ya sabemos lo que pasa -ayer me dí cuenta de que aún tengo pendientes algunos posts del pasado verano; sí, soy lo peor-.

Sólo pasamos una noche pero tampoco necesitábamos más para esta ocasión, ya que aprovechamos muy bien el tiempo y más que nada lo que pretendíamos era desconectar un poco. Además, tuvimos -tuve- la suerte de que el fin de semana anterior se había inaugurado la mega exposición-evento de El Greco, por lo que era perfecto para, al menos, ver la principal sala de exposiciones y algún que otro monumento.

Toledo


Curiosamente en esta ocasión no me lié a hacer mil fotos absurdas de cada cosa que veía. Al llegar el viernes por la tarde (antes del cambio de hora) nos oscureció pronto, así que guardé la cámara en cuanto nos quedamos sin luz y simplemente disfruté del paseo. La verdad es que Toledo es una ciudad que gana mucho de noche, el cambio de atmósfera que hay cuando se iluminan sus calles es casi mágico, especialmente por la zona judía y los callejones más estrechos y sinuosos.

Toledo


Lo "malo" que tiene Toledo es que está lleno de cuestas y que es un gran foco turístico, pero como ya me esperaba ambas cosas, no me importó especialmente. Al día siguiente nos cansamos más con tanto subir y bajar, pero me gustan las ciudades con entramados urbanos tan irregulares en su casco histórico.

Toledo
 

Pasamos de planos y guías y el día de llegada simplemente nos dedicamos a pasear siguiendo un poco el rumbo que cogían los pies, y curiosamente llegamos hasta las zonas más importantes, con la bulliciosa plaza Zocodover. En una calle cercana dimos de pura casualidad con la Cervecería El Trébol, que precisamente le había recomendado al elfo una compañera de trabajo. Teníamos hambre y el sitio parecía muy concurrido, así que aprovechamos para tomar algo y luego comer algo.

Toledo


Toledo


Cenamos bastante bien a base de picotear, aunque la carta que nos dieron contaba con menos opciones que lo que se muestra en la página web. Es un bar famoso por su "bomba", que el elfo por supuesto tuvo que probar: una generosa bola de patata rellena de carne, rebozada y frita, servida con alioli y salsa de tomate. Pues eso, una bomba :P. Pero por lo que dijo el catador oficial, no muy pesada.

Toledo


Toledo


La parrillada de verduras que casi me comí yo sola estaba espectacularmente buena. Mira que es un plato simple, pero qué mal se hace muchas veces... Verduras sabrosas, en piezas grandes, hechas en parrilla de verdad, en su punto, y con una salsa romescu de vicio total. La de pollo también nos sorprendió positivamente, sobre todo porque no esperábamos demasiado. El lugar se puso hasta arriba enseguida, se tanto en la terracita de fuera (donde estábamos nosotros) como dentro.

Toledo


¡Me encantan los desayunos de hotel!

Nuestro alojamiento estaba fuera de la ciudad, pero apenas a 15 minutos a pie, algo más en la vuelta ya que es cuesta arriba. Pasamos la noche en el Hotel Rural Los Cigarrales, muy acogedor y bien acondicionado, con un personal encantador. Las vistas desde el hotel a la ciudad son fantásticas, y a la mañana siguiente nos sorprendieron con todo un señor desayuno buffet. Aprovechamos para ponernos las botas, por supuesto, así podíamos exprimir el día sin tener que preocuparnos por parar a comer.

Toledo


Los espacios de El Greco 2014 son muchos y dispersos, así que prioricé limitando tres visitas para ese día y no terminar agotados: Museo de Santa Cruz, Catedral y la Iglesia de Santo Tomé.

Tengo que criticar el sistema de organización de todo esto. Para empezar, creo que es muy confuso el sistema de entradas, ya que hay muchos packs diferentes que permiten acceder a distintos espacios, pero se hace difícil dar con uno que te satisfaga, y encima algunos lugares requieren comprar la entrada aparte. Nosotros no teníamos ni idea de qué ibamos a visitar ni a qué horas, por lo que no miramos la compra anticipada online, así que nos tocó ir a la taquilla. La cola iba leeeeeeeeeeeenta, con una sola ventanilla y la información al cliente bastante penosa en general. Cuando por fin nos tocó, nos dieron hora para las 13.00. Bueno, pues aprovechamos para ver antes la Catedral, pensé.

El Transparente, de Narciso Tomé. En vivo y directo es sobrecogedor. Imagen de Catedral de Toledo

La entrada para la impresionante Catedral de Toledo se compra aparte e incluye audioguía, muy útil para conocer todos los rincones y joyas que ofrece. La verdad es que nos faltó tiempo para verlo todo, y eso que no subimos a la torre, pero tras casi dos horas allí dentro tuvimos que volver a coger sitio en la cola del Museo.
La Catedral es una maravilla. Iba a empezar a hablar de ella pero... es que no pararía nunca. Sólo os recomiendo encarecidamente su visita, y no os olvidéis de deteneros un buen rato ante el Transparente, visitar la Sacristía, la Sala Capitular y curiosear la sillería del coro.

Llegamos a la puerta del Museo Santa Cruz a las 12.30. Pues entramos casi a las 14.00. La cola que había era absurdamente larga, y encima de repente formaron otra cola ¿?, dividiendo a la gente, ocasionando gritos, empujones, reclamaciones, quejas e indignaciones. Yo me lo tomé con humor porque al final se crea una unión de camaradería entre todos los que estábamos allí de pie, pero fue indignante. Vendieron más entradas por turnos de los que podían pasar y se formó un caos de aúpa. Me parece algo penoso y sin justificación en un evento de tal magnitud.

El Entierro del Conde de Orgaz. Imagen de Marisol Román
En fin, menos mal que luego las maravillosas obras de El Greco, y ese mágico Entierro del Conde de Orgaz en Santo Tomé compensaron con creces la espera. Las pinturas de El Greco son de esas que sólo pueden apreciarse de verdad estando delante de ellas, el efecto que causan en vivo es totalmente distinto a verlas a través de una foto. O será que yo estoy hechizada por sus pinceladas...

Por la tarde paseamos y fuimos de compras antes de coger el coche no muy tarde para regresar a casa. Había sido un día intenso y el sofá casi nos devora cuando caímos en él.
Nos quedó mucho por visitar de Toledo, y no tengo ninguna duda de que volveré.

9 comentarios:

  1. Qué Pascual (!!) has puesto la cabecera del blog, ¡¡me chifla!! :D

    Sí, Toledo se ve rápido, y además, está tan cerquita, que se puede hacer una excursioncita en cualquir momento ;) Lo de las cuestas lo que tiene es mucho encanto, jajajaja

    Sí, no es una tontería, la parrillada de verduras que te sirven en mucho sitio, de parrillada, no tiene nada :P O te sirven cada verdura en un punto distinto, pfff
    Bueno, al lío que tiene pintaza, y es un detalle que lo sirvan con la salsita, jajaja
    Hay un restaurante en Toledo que me chifla, así que cuando vamos no puedo evitar ir ahí y no probar algo nuevo, pero bueno, me la guardo por si acaso, que una vez al año suele caer una visita toledana jajaja

    Un beso, Liliana :D

    PD: ¡¡Que tengas buen viaje!!, la estancia ya sé que va a ser estupenda.
    PPD: Y estoy segura de que alguna receta de Pascua no se te queda en la carpeta desastre y la vemos por aquí. ¿Será pan, serán galletas?

    ResponderEliminar
  2. hola niñaaaaaaaaaaaaaaaa vaya crónica más chula, a mi Toledo también me gusto mucho y las cuestas también me parecieron el único pequeño incoveniente...pero bueno :) manda crítica al periódico de Toledo para que cambié ese caos a la hora de entrar al museo, jajaja, en serio, yo siempre estoy haciendo fotodenuncias y luego se me olvida mandarlas, pero hay que reivindicar para que se cambie. Me ha gustado mucho tu crónica y espero en Murcia te lo pases genial. Sé que tu cumple es el día 20 pero no estaré aquí y no podré felicitarte así que lo hago de antemano (seguro que soy la primeee jjjj). Me voy por europa con la caravana, llego hasta Praga! Veré Münich, Venecia, Viena, Milán y ya está. Son 15 días, ya te contaré a la vuelta. Un beso fuerte!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Una escapadita muy agradable, ¿verdad?
    Me gusta ir a Toledo de vez en cuando, en tren se llega muy bien de Madrid, es barato y cómodo.
    La zona donde teníais el hotel es la mejor, a mí me gusta más por las vistas. Pero vamos, otro día podéis coger un tren de ida y vuelta en el día, es súper cómodo.
    Yo no soy fan d'El Greco, y eso que he visto muchas cosas de él hasta la fecha, pero vamos, es una excusa de más para ir a Toledo, ¡jeje!
    Lo del la bomba y la parrillada suena muy tentador, habrá que ponerse manos a la obra. :-)))
    Un besito Liliana, y felices vacaciones!
    Aurélie

    ResponderEliminar
  4. preciosas fotos! tengo muchísimas ganas de ir a Toledo, no he ido, pero todas las personas que han estado allí han vuelto encantadas (y cansadas!) y las patatas bravas ya me han vuelto to loca! xD

    pásalo bien en Murcia! ^^

    ResponderEliminar
  5. Que fotos mas chulas pones siempre de tus viajes, me gustan un montón! Apetece ir a Toledo despues de leer el post :)
    La bomba esta de patatas si que tiene buena pinta, a ver si intento copiarla para hacerla en casa, que a mis hombres les molaría mucho :)
    Un besin

    ResponderEliminar
  6. Lo tenemos tan a mano!

    El Soñador y yo no tenemos coche habitualmente, de modo que rara vez nos podemos escapar, salvo que tiremos de Cercanías. Pero cuando nos prestan un vehículo de cualquier tipo, por cualquier circunstancia, lo aprovechamos para hacer este tipo de escapadas, es un relax poder visitar una ciudad tan bonita y tan cerca...

    ResponderEliminar
  7. Hola preciosa!!!!
    Toledo me recuerda a cuando era joven y pobre :) ahí perdimos el motor de nuestro coche viejuno..en una de esas cuestas empedradas ;)..ahora me río, pero en aquel momento en que sabia que eso nos iba a costar quedarnos sin cena, no me gustó nada de nada!! jaja
    un día volveré con coche nuevo y hotelito mono ;) me diste ganas, mira!!!
    muchos besos y felices días de descanso <3

    ResponderEliminar
  8. estarás en el tren a Murcia y yo aquí viendo tu maravillosa crónica de Toledo. yo estuve "de mochilera" si mal no recuerdo mientras estudiaba en Barna y nos dimos un saltito a Madrid... la vistamos en un solo día, y bueno, la verdad tengo que volver porque hicimos todo en ese trenecito que da la vuelta al casco antiguo...y, como decían mis profes de urbanismo, el que va andando ve menos pero mas, y el que va en coche ve más pero menos, pues nos pasó esto último, aunque igual quedamos encantados! es una ciudad mágica digna de visitar... vaya suerte con la expo aunque hayáis tenido contratiempos por la organización... tomo nota de tu experiencia toledana para cuando vuelva... me gustan las vistas desde tu hotel, y me encantan esas fotos nocturnas y de hora azul que has hecho... y los desayunos de los hoteles... y vaya rollo que te he echado!
    felices fiestas en tu tierra, guapísima!

    ResponderEliminar
  9. ¡Menudo post tan útil! Precisamente voy a Toledo esta semana y me ha venido muy bien lo que has comentado de la (mala) organización, a ver si tengo suerte y consigo evitar largas colas! Un saludo :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...