24 marzo, 2012

Bocaditos de dátil

Esta mañana me ha pasado una cosa que hacía años que no experimentaba: despertarme y no saber dónde estoy o qué día es. De pequeña me solía ocurrir sobre todo cuando pasábamos la noche en el campo después de una temporada sin ir, y me despertaba pensando que estaba en mi habitación de Murcia. Era una situación bastante ridícula porque en la oscuridad estiraba la mano para encender la luz y casi me caía al suelo, ya que la pared no estaba en el mismo sitio en las dos casas. Hoy me he sentido un poco así de confusa, y la "culpa" es del elfo. Anoche fue a casa de unos amigos que le habían invitado para frikear, y la cosa se alargó más de la cuenta... "Espero coger el último metro" me dijo. Pues al final ha cogido el primero, de esta mañana, se entiende. Y claro, me he despertado con la puerta del domirtorio aún cerrada (él la deja abierta), yo sola en la cama... ha sido confuso. 

Date bars

 
No me gustan los despertares confusos, y por eso mismo no puedo dormir siesta. Una vez me quedé dormida en el sofá sin querer, me desperté cuando ya era de noche y tardé varios minutos en saber dónde estaba, qué hora era, qué día y hasta quién era yo y que se suponía que debía hacer. No, definitivamente la siesta no es para mi.

Dátiles


La receta de hoy no la tenía planeada. Con los años he aprendido apreciar la fruta seca (¿hay algún niño que le gusten las pasas, orejones y demás?), pero los dátiles nunca me han hecho demasiada gracia. Sin embargo, mi suegra me insistió mucho durante nuestra compra semanal del mercadillo en que me llevara unos cuantos dátiles de los que tiene nuestra tendera de confianza. La verdad es que son impresionantes, enormes, gordos, tiernos, jugosos, muy, muy dulces. Demasiado dulces, de hecho, así que recordé una receta que había visto por la red para aprovecharlos. Eso sí, recorté mucho el azúcar que indicaba originalmente, y corté las porciones en tamaño de un bocado. El resultado fue delicioso, creo que me estoy reconciliando con el dátil a base de hornear con él :).

Dátiles


Receta adaptada de David Lebovitz

- 250 gr de dátiles muy tiernos y jugosos
- 100 gr de harina de trigo
- 40 gr de harina de trigo integral
- 100 gr de azúcar
- 2 huevos L
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 1 cucharada de agua caliente
- 12 gr de mantequilla derretida
- 1 y 1/2 cucharaditas de levadura química (impulsor)
- 1/2 cucharadita de sal fina

Quitar los huesos y picar en trocitos pequeños los dátiles. Si no son muy jugosos, convendría dejarlos hidratándose unas horas en agua, ron u otro tipo de líquido.

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde cuadrado o rectangular.

Tamizar en un cuenco las harinas con la levadura química y la sal. En otro recipiente, batir los huevos con el azúcar, la vainilla, la mantequilla y el agua. Incorporar los ingredientes secos, mezclando con una espátula, y añadir los dátiles, trabajando la masa hasta que quede homogénea. Distribuir sobre el molde, igualando la superficie. 

Date bars


Hornear durante 25-30 minutos, hasta que se haya dorado bien y al pinchar el centro con un palillo salga limpio. Esperar unos minutos fuera del horno, desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla. Cortar en porciones y guardar en un recipiente hermético.

Date bars

50 comentarios:

  1. Muy buena pinta los bocaditos. Yo nunca cojo dátiles para tomar, cuando están en una mesa, pero la verdad es que en masa sí que me gustan.

    Odio dormir siestas tardías en invierno y que ya sea de noche. Por eso en invierno a penas duermo siesta. Lo que sí que me encanta es la situación absurda de levantarme por la mañana y tener que situarme. Me ocurre poco, pero me parece muy divertido :-)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Pero que buena pinta tiene!!!:)
    besazoos, espero tu visita

    ResponderEliminar
  3. Si yo me despertase sin saber dónde estoy, también me pondría a hacer cosas con dátiles.
    Sí, estoy siendo muy desagradable hoy contigo!!
    Pero bueno, tu pan de calabaza es estupendo (aunque el que pusieras no fuera de verdad, en la vida real queda muuuuuuuucho más feo).
    Nunca había hecho lo de pincelar con la mermeladita derretida, tipo almíbar, y queda estupendo!!!

    Sí, estoy tratando de evitar el tema datilesco... Y además, no tienes excusa, porque no lo has hecho en un momento de confusión :P
    En lo de la siesta coincido contigo, no me gusta, no se me da bien, y encima siento que pierdo tiempo :P

    Feliz finde!!!
    PD: Reconozco que algunos postres tipo barritas y tal usan dátiles, totalmente triturados, y ahí no te digo yo que tal vez no me gustase...
    PPD: Madre mía, qué pesada soy. Mi papel de hornear es de marca albal y no me gusta nada (no la calidad, sino la de historietas que tengo que liar para que se quede semi-tieso, y digo semi por decir algo, me podías decir qué marca usas y si va bien... Que estoy harta de no dar con el correcto.
    PPPD: ¡¡Sacrílega!! ¡¡Sinvergüenza!! Entras en el gran blog de la gran Akane y le preguntas por su papel de hornear, mientrsa ella comparte un dulce con un aspecto delicioso (sí, claro, pero ha métido dátiles en lugar de chocolate, quita quita!!).

    ResponderEliminar
  4. No soy de datiles pero estos bocaditos se ven bien ricos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Oye, pues últimamente uso mucho los dátiles para endulzar en sustitución del azúcar y dan muy buen resultado! triturandolos con el turmix junto a la parte húmeda de la receta.
    Tiene muy buena pinta, seguro que me gusta!

    ResponderEliminar
  6. A mi los dátiles si que me gustan aunque algunos son excesivamente dulces, lo reconozco. Precisamente tengo macerando en una mezcla de leche y licor un buen puñpado de ellos para hacer unas magdalenas. Tus bocaditos me han parecido deliciosos y por los ingredientes debe ser similar a lo que tengo en mente hacer. Un besote y disfrutes del finde tanto como cuando no eres consciente del lugar en el que habitas.

    ResponderEliminar
  7. Akane, me encanta tu cake. La verdad es que estoy cada día más interesada en experimentar con dátiles, tu receta nuevamente me la llevo :).
    Como quedaría con cero azúcar?, que opinas?.
    Gracias por la receta y lo que cuentas me pasaba antes, aunque un vez aqui y no sabía donde estaba, iba saliendo en dirección a la ventana :), es rarísimo.
    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo me he quedado con ganas de probar a poner aún menos azúcar (y eso que la receta original usaba el doble), porque mis dátiles eran muuuuy dulces. Así que si tienes dátiles de calidad, adelante, te animo a probar a no añadir azúcar extra, que además sé que tú eres como yo, no necesitas kilos de azúcar para disfrutar de un cake :).

      Un abrazo!

      Eliminar
  8. Nunca he comprado dátiles, he probado muy pocas cosas y no me convencen nada...al igual que las pasas, sin embargo los orejones si que me gustan y creo que pueden pegar, tu crees que me saldra bien?
    un beso:)
    http://hoysonrioalespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los orejones son algo menos dulces, lo reconozco, para hornear con ellos el efecto puede ser diferente. Aunque te comprendo, es la fruta seca que más me gusta disfrutar al natural, como snack :).
      Si consigues orejones muuuy jugosos y tiernos, puede quedar bien. O prueba a macerarlos en ron, o té, o zumo... si lo pruebas me cuentas!

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Que deliciosos se ven eso bocaditos, Los dátiles es algo que no conozco y nunca he probado, de hecho ni siquiera sabía que existían y es aquí en este mundo bloggeril de cocina que les he visto por primera vez. Deber ser desconcertante y hasta un poco aterrador despertarse un poco perdido y confuso después de una siesta, cuando la idea de tomarla es he hecho descansar y cargar pilas. Personalmente no me gustas hacer siestas por que me es difícil conciliar el sueño por las noches. Pero lo hago específicamente para aliviar mis dolores de cabeza que al parecer solo una siesta puede ayudarme.
    Un fuerte abrazo preciosa y gracias por compartir esa delicia de bocaditos.

    ResponderEliminar
  10. El elfo fue a frikear!! a este paso, y como me sigas tratando así al pobre hombre, no te casamos!! ;;))
    Pero di tú que luego le haces estas cosas y no me extraña que te aguante que le llames lo que sea!
    Besinos cuquina

    ResponderEliminar
  11. Cuando ere pequeña no soportaba ver los dátiles...los asemejaba a un insecto....bueno dejemoslo...menos mal que todo se cura con el tiempo y cada vez le voy dando más oportunidades. La siesta tampoco es lo mío, aunque me encanta el momento en que todos la duermen y estoy yo en silencio...

    ResponderEliminar
  12. Tiene que estar muy rico. Yo solo los preparo envueltos en beicon y fritos. Besitos Mavi
    http://saboreandoconmavi.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. Que ricos se ven estos bocaditos, los pruebo segur. A mi los dátiles ni me gustan ni me disgustan, lo de la siesta de levantarme tarde y no saber donde estoy también me ha pasado jejee es una paranoia jeje besos

    ResponderEliminar
  14. A mi me pasa lo mismo que a ti con la siesta... Si alguna vez la he dormido, por despiste, me levanto como los niños.... con un burro..... uf! Tonta perdida! (si fuera niña llorisqueaba y todo!! jaja)

    Sobre lo que preguntas de los niños y las frutas secas... bueno, a mi hijo siempre le han encantado las pasas, se las comía como si fueran chuches y yo encantada claro!! Pero no, no es normal que les gusten...

    A mi los dátiles me gustan mucho, así que tengo que probar a hacer estos bocaditos, porque tienen una pinta increíble.

    Gracias por la receta!!

    http://elblogderossella.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  15. Qué gracia me ha hecho, a mí también me ha ocurrido a veces, no saber donde estoy, ni que hora es, si es de día o de noche!! Uff, una sensación incómoda!!
    Los dátiles son mi perdición, los adoro, solos, en bizcochos, en la comida, los echo a todo, me encanta el toque que aportan!!
    Este bizcocho me lo llevo y así aprovecho unos dátiles que tengo en la nevera!!
    Besosss

    ResponderEliminar
  16. Que casualidad!!! Hoy he horneado unas magdalenas (bueno, realmente era otra cosa pero yo lo he metido en moldes de magdalenas) y llevan datiles!!! ^__^
    Es un producto que me gusta mucho pero que consumo poco... no porque no me gusten! sino porque, como ya sabes, utilizo productos ecologicos. Los ultimo datiles ecologicos que vi venian de EEUU y me negue a comprarlos porque encuentro una pasada consumir productos que vienen de tan lejos y que generan, en su desplazamiento, tanta contaminacion....
    Una amiga ha ido de viaje a Tunez y me ha traido unos cuantos ^___^ Asi que hoy ha tocado receta dulce con datiles... he dejado unos pocos para hornear con bacon (es mi perdicion!!!!).
    Vaya rollo que te he soltado!!! Ya ni te comento por la siesta, ni por la salida nocturna del elfo, ni na de na... jijijiji
    Un besote
    Sònia

    ResponderEliminar
  17. Nunca he comido las dátiles pero los imagino como las pasas que le echan a los biscochos.

    Ya probaré esta receta.

    Gracias amiga,

    http://gelois49.blogspot.com.es/ Por si quieres visitarme. No ofrezco recetas pero si momentos agradables y buena música.
    Bss

    ResponderEliminar
  18. Me pasa lo mismo cuando marcho de vacaciones...los primeros días son de adaptación .....imaginate la gente que viaja mucho si les pasa como a nosotras deben andar locos.....me gustan estos bocaditos...te digo lo mismo que Kako que tal sin azúcar ? Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, la gente que viaja mucho, es verdad! Y si encima te toca cambio de huso horario... ay, yo me quedo mejor en casa, jajaja.

      Pues te digo lo mismo que a Kako, me quedé con ganas de probar a usar menos azúcar, porque los dátiles eran tan dulces que yo creo que podría recortar más sin problemas, y eso que la receta original usaba 200 gr. Si tienes dátiles jugosos de calidad, prueba sin problemas, sobre todo sabiendo que toleras bien los "dulces poco dulces" ;).

      Un abrazo

      Eliminar
  19. Con un poquito de miel por encima y un té y estoy en la gloria!

    ResponderEliminar
  20. Pues menuda pintaza tienen esos bocaditos,me han encantado,a mi marido le volverian loco,me ha hecho gracia lo que nos cuentas de la siesta a mi me ocurre lo mismo, y desde luego es una sensacion que como bien dices estraña . Un besico guapa
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  21. Que cosa mas rica estos bocaditos ! me chiflan los dátiles así que con tu permiso me apunto la receta , un beso y buen fin de semana !

    ResponderEliminar
  22. Creo que con el tema de la siesta volvemos a coincidir, no debo, no puedo, no quiero, es horrible, ya no sólo por lo aturdido que me levanto, también que luego a la noche me es difícil dormir. Muy difícil y no es la primera vez que me han dado las 4 de la mañana levantándome a las 6.

    Un bizcocho que curiosamente he probado muy parecido y hace años en una pastelería de Alicante, era un bizcocho con dátiles y pasas que me gustó bastante y que comí por casualidad. Es lo que tiene parar en vacaciones cerca de Elche.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Que gracia lo de tu despertar jeje, a mi los dátiles me gustan con bacon sino... no me hacen demasiado tilín.

    ResponderEliminar
  24. jaja, veo por los comentarios que has abierto casi un debate sobre si nos gustan o no los dátiles y que a todos nos ha ocurrido en alguna ocasión lo mismo que a ti al despertarnos y estar desorientados.
    A mi particularmente me encantan los dátiles!!!! Sobre todo con bacon, pero controlo mucho los que como (de hecho casi nunca los como) porque me engordo solo de mirarlos, snif.

    Tu cake me encantará probarla, me da a mi que la semana que viene se inundará la blogosfera de datiles, jejeje

    Salu2. Paula

    ResponderEliminar
  25. Tienen una pinta deliciosa y un dulzor que se puede saborear desde la pantalla, ¡qué fotos!
    Un besito:)

    ResponderEliminar
  26. Que ricos se ven, y tan exóticos con los dátiles. Me han encantado!!!. Besos

    ResponderEliminar
  27. jaajajaj quien soy? de donde vengo? q hago aqui??? maldita siestaaa jajaj a mi tambien me pasa pero solo si duermo más de una hora, si no, es ge nial!
    probare estos bocaditos pq nunca suelo usar dátiles para nada y me ha gustado la receta. un besazo guapaaa

    ResponderEliminar
  28. La verdad es que a mí me resulta muy curioso cómo el cuerpo se habitúa a los lugares para dormir. He tenido veranos en los que he dormido en 3 o 4 sitios distintos, y la primera mañana siempre es confusa, aunque para mí no es desagradable :) Cuando pasé un mes en Japón cambiamos de sitio de dormir como unas 5 veces y la verdad es que debí de acostumbrarme bien, porque no recuerdo mayor trauma, jejeje, quizás es porque estaba súper cansada siempre :P Lo noté mucho más cuando estuve de erasmus y volví a mi casa tras pasar el año, me pasaba muy parecido a ti con la mesilla y la lámpara ;)

    Y los dátiles a mi siempre me han gustado mucho. Sin embargo, a mi madre no, por lo siempre los he probado en casa ajena, más bien en aperitivos salados, pero reconozco que crudos me encantan. Pero a Alguien tampoco le gustan... qué pesadilla :P

    El caso es que me encanta tu bizcocho, aunque por desgracia no sé si lo llegaré a probar algún día... tengo que juntar a varias fans del dátil primero jeje.

    Ah, de pequeña yo tomaba frutos secos, a mi madre le gusta mucho hacer fuentes de distintos tipos de pasas / orejones / sultanas, etc. Y siempre iba picando de alguno.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  29. Por cierto, hoy te han salido unas señoras fotazas :) ¡La primera y segunda me encantan!

    ResponderEliminar
  30. Vaya... alguna vez me he desorientado pero tanto! Uf! Es verdad lo que dices, cuando cambias de cama y te estiras cual contorsionista porque no entiendes quien ha movido tu pared y junto a ella el interruptor de la luz :)

    ResponderEliminar
  31. Liliana,

    Nunca he experimentado con dátiles! Me llevo tu receta que me parece muy interesante y rica según lo envidencian tus magníficas fotos! Eso sí, yo también haré como Kako, "cero" azúcar...

    A propósito de desorientación, no valgo para tomar siestas, porque al despertar puedo hasta llegar pensar que soy otra persona... (pensaba que sólo me ocurría a mi).

    Un beso,
    IDania

    ResponderEliminar
  32. Liliana, chiquilla, todas nos despertamos ayer sin saber a ciencia cierta qué hora era... Para mí realmente fue un domingo raro. Sí, sí, sí...
    A mí los dátiles me chiflan. Prácticamente como 1-2 a diario, sobre todo en las ensaladas que me chiflan... Los has probado con el contraste del tomate, la lechuga...?. Pues verás qué ricos...
    Tus bocaditos de dátil me parecen bellísimos... y me hago cargo de que debían estar deliciosos.
    Un besoteeeeeeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  33. A mí me gustan bastante los dátiles, aunque no son mis frutos secos preferidos. Pero no suelo cocinar con ellos, me los como tal cual. Sin embargo, viendo estos bocaditos tuyos creo que los iré incorporando a la repostería sin falta! Qué buena pinta, chica!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Que cucada!Me encanta los bocaditos así cortaditos jeje.Qué monos!
    Lo de te ha pasado durmiendo a mí tb me ha pasado alguna vez, y es raro a que si??
    Oye irás a Expotarta??Quiero verte!Muak!

    ResponderEliminar
  35. Pues estos bocaditos tienen una pinta fantástica! A mi también me ha pasado alguna vez eso de despertarme y estar desorientada, sobretodo cuando no duermo en casa y te confieso que también me pone de mal humor ;). Besos.

    ResponderEliminar
  36. a mi hace tiempo que no me pasa eso! pero la verdad esque es una situación graciosa ^^
    Los bocaditos son estupendos eh!
    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  37. De datiles no digo nada porque es de las pocas cosas que no me animan, los orejones me encantan y las ciruelas me parecen divertidas, pero los datiles... no me animan.

    Las siestas las odio, y tengo muy mal despertar, no me gusta dormir a trozos.

    Besotes,

    ResponderEliminar
  38. jajaja, que momentos de confusión, a mi me ha pasado alguna vez, peo es cierto que hace años que no me pasa, me suele ocurrir cuando estoy muuuy cansada y he dormido muchas horas seguidas y muy profundo....

    Es cierto que a los niños generalmente no les gustan este tipo de frutos, a mi de hecho los orejones no me gustan todavía jeje, las pasas he aprendido a apreciarlas con el tiempo y el cous-cous, y los dátiles me encantan! Me gusta mucho tomarlos con un poco de queso gorgonzola o azul, el contraste es fantástico!

    Estos bocaditos de dátil seguro que son irresistibles!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  39. Los dátiles me encantan, cuando estuve en Tunez me ttraje un m,onton de cajas porque estaban deliciosas y super baratos..asique estos bocaditos me han parecido irresistibles...me llevo un par!jeje
    un besotee

    ResponderEliminar
  40. Vaya cake mas rico. A mi los datiles me encantan y ese pastel tendre que probarlo... Lo de despertarse y estar desorientado me ha pasado un par de veces pero no es nada agradable. En fin, a no dormir siestas toca !!!

    Besos
    BeatriZ

    ResponderEliminar
  41. jaaa! yo estoy acostumbrada a levantarme sola, con los turnos del contrario ya me he acostumbrado, pero reconozco el despertar horrible de la siesta, por ello me niego a hacerla en la cama, siempre la hago en el sofá y con la tele para evitarlo, pero me chifla la siesta!!
    y los datiles hace poco que los he incorporado, si son de los ricos son deliciosos como tu bizcocho!
    besazos

    ResponderEliminar
  42. Mmmm, original, Akane. Veo muchas recetas con pasas y ciruelas y muy pocas con dátiles, y eso que son dulces y jugosos (soy una fan de los frutos secos, aunque no los pruebo tanto como me gustaría...)
    Estos daditos así servidos en porciones son fantásticos para acompañar un cafetín.

    Lo de la cama también me pasa cuando voy de Coruña a Bcn y ando buscando el interruptor de la luz en la pared equivocada.... :-)

    ResponderEliminar
  43. mantengo una relacion de amor-odio con los datiles, pero es q tiene tan buena pinta que tendre q probarlos

    ResponderEliminar
  44. La frutas secas para mi son una delicia, yo los dàtiles los como siempre ,pero nunca he probado a hacer algun postre con ellos y creo que esta es la justa ocasiòn.Gracias por la receta.Daniela

    ResponderEliminar
  45. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6:17 p. m.

      Es la primera receta dulce de todas las que tienes que me atrevo a hacer y realmente nos has conquistado, primero a mi y despúes a mi chico, que no paraba de decir que estaba buenísima!

      Gracias

      Eliminar
    2. Me alegro mucho de que os haya gustado, de verdad! Gracias por animaros a probar la receta y por dejarme un comentario para avisarme, me hace mucha ilusión que mis recetas le endulzan la vida a otras personas :).

      Un abrazo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...