29 enero, 2009

Comprando frutas secas por San Blas

El domingo pasado se dio el pregón de las Fiestas de San Blas y la Virgen de la Candelaria en el barrio de Santa Eulalia, al ladito de mi casa. Durante esta semana de finales de enero, cada año la pequeña plaza de Santa Eulalia se llena de pequeñas atracciones para niños, puestos con juguetes tradicionales, dulces y otros productos típicos. Desde que era bien pequeña mi madre se pasaba horas conmigo allí (al parecer me encantaban "los caballitos") y aunque no sea gran cosa, es una fiesta que me gusta. Es agradable pasar por allí de noche y encontrarse muchos niños riendo, con música y luces, que animan por una vez la plaza (que la pobre no tiene mucho interés el resto del año).

frutas

Además mi padre mantiene desde el primer año que vinieron a vivir aquí una tradición: comprar orejones de albaricoque y dátiles al mismo puesto, regentado por un matrimonio encantador que siempre te ofrecen de todo para que lo pruebes.
A mí los dátiles no me entusiasman, pero los orejones me encantan, y éstos son estupendos, tiernos, nada resecos, llenos de sabor... un vicio peligroso.

puesto de fruta

Cuando acompañé este año a mi padre en su compra casi me da algo al ver que tenían más cosas aparte de los tradicionales orejones, dátiles, ciruelas pasas, higos y sultanas; toda una variedad de frutas secas y confitadas que no se suelen ver por esta zona: manzana, fresa, plátano, piña, papaya, cerezas, arándanos, tomate, jengibre... Tomate seco dulce! Riquísimo. Y el jengibre confitado, oh, llevaba tiempo buscándolo. Así que nos hicimos con un buen arsenal de fruta :D No sólo para comerla tal cual (que es lo mejor) porque tengo intención en usarla en alguna receta horneable. A ver qué sale próximamente ^^

25 enero, 2009

Pollo con piña en salsa de limón

Un plato no dulce para variar, que ya iba tocando :P
Desempolvamos el wok (en realidad el pobre estaba guardado con una bolsa para evitar precisamente llenarse de polvo :P) recuperando la tradición de experimentar con la comida de domingo. En este caso, receta por cortesía de un recetario para wok regalito de Papá Noel. Si se tiene una sartén o cazuela bien amplia imagino que se puede hacer también.
Receta para unas tres o cuatro personas.

Pollo al limón y piña


Para macerar el pollo:

- 500-600 gr de pechuga de pollo
- 1 clara de huevo
- 1/2 cucharada de jengibre en polvo
- 2 cucharadas de aceite de girasol
- 2 cucharaditas de maicena
- 1/2 cucharadita de sal
- una pizca de pimienta negra molida
- una pizca de cayena

Batir la clara con el aceite y la maicena; añadir los demás ingredientes y mezclar bien. Verter sobre el pollo en un recipiente hondo, repatir sobre todos los trozos. Cubrir con film de cocina y dejar macerar por lo menos dos horas.

- 2 cucharadas de aceite de girasol
- 1 piña fresca pequeña
- 250 ml de caldo de pollo
- 2 limones medianos (zumo y ralladura de piel)
- 1 cucharada de azúcar de palma
- 3 cucharadas de jerez
- 2 cucharadas de salsa de soja
- maicena
- 1 pimiento rojo
- cilantro fresco

Si se tiene wok, calentar bien con el aceite. Freír el pollo sin dejar de remover; reservar caliente.
Incorporar la piña, cortada en cubos pequeños, al wok, y darle unas vueltas. Añadir el caldo y calentar hasta que comience a hervir. Entonces añadir el limón (zumo y ralladura), azúcar, jeres y salsa de soja. Tras unos minutos, removiendo constantemente, añadir algo de maicena desleía en agua fría e incorporar el pimiento, cortado en tiras finitas. Dar unas vueltas y volver a poner el pollo; picar cilantro al gusto y añadirlo. Continuar removiendo unos cuantos minutos.
Servir con arroz o fideos chinos (recomiendo arroz, para mí que le pega más) con la cantidad de salsa que más guste a cada uno.

20 enero, 2009

Biscotti de calabaza y arándanos rojos

Qué gustazo da al pulsar la opción imprimir cuando por fin se termina un trabajo. Y tenerlo ya encuadernado, tan ordenadito, esperando para ser entregado... por fin terminé ayer mi trabajo de Historia de la alimentación en la Europa moderna! Hemos tenido demasiada libertad a la hora de hacerlo, ya veremos qué le parece al profesor. Ahora a estudiar...

Al volver tuve que celebrarlo horneando algo, así que aproveché la ocasión para probar una receta que tenía guardada desde hace tiempo, Pumpkin Biscotti, del fantástico blog Simply Recipes. Aunque la receta es del autor de Vanilla Garlic, otro lugar recomendable de visitar.
Pues sí, me faltaba probar la calabaza en biscotti, y el resultado de nuevo es genial. He aaptado la receta original un poco a mis gustos (por ejemplo los he hecho menos dulces), y salen muy bien. Los biscotti son muy sencillos de preparar, animaos a tunear una receta base a vuestras preferencias y proba combinaciones nuevas de ingredientes! :)


pumpkin biscotti

Receta adaptada de aqui:

- 2 y 1/2 tazas de harina de repostería
- 3/4 taza de azúcar
- 1/4 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de levadura
- 1/2 cucharadira de canela
- 1/2 cucharadita de jengibre
- 1/4 cucharadita de clavo
- 1/4 cucharadita de nuez moscada
- 2 huevos medianos
- 1/2 taza (150 ml) de puré de calabaza
- 100 gr de arándanos rojos secos

Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja.
Tamizar juntos todos los ingredientes secos y el azúcar. A parte batir la calabaza con los huevos hasta que quede homogéneo. Añadir tamizando poco a poco la mezcla de los secos sobre la segunda, incorporando todo con una espátula. Por último añadir los arándanos rojos. Al final resulta más sencillo trabajar la masa con las manos, eso sí, aunque nos las enharinemos acabarán muy pringosas :P

Una vez la masa esté homogénea, sin rastos de harina ni nada seco, nos mojamos las manos (sin que chorreen) y colocamos sobre la bandeja la masa, formando un rectándulo sin esquinas de unos 15-20 cm de largo, y no más de 1-1'5 cm de alto. Lo metemos en el horno a media altura durante unos 20-25 minutos, hasta que se haya dorado ligeramente y al tocar el centro con cuidado esté firme. Sin apagar el horno, lo dejamos enfriar unos 15 minutos fuera sobre una rejilla. Después cortamos los biscotti con un buen cuchillo de sierra (de los de pan), dejándolos en la bandeja de nuevo con el corte hacia arriba.

Volvemos a meterlos al horno, bajando la temperatura a 150ºC, unos 10 minutos. Les damos la vuelta a cada uno y horneamos otros 8-12 minutos más, hasta que tengan el punto deseado. Tened en cuenta que en caliente aún pueden parecer algo blandos, pero fríos se endurecen enseguida.

Crujientísimos, lo mejor es tomarlos con algo donde mojar, un chocolate, algún licor dulce, café o simplemente leche :)


pumpkin biscotti2

18 enero, 2009

Bizcochos de chocolate y cola

Ya están aquí los exámenes otro año más! Es lo único malo de la Navidad cuando eres unversitario, que al volver tienes el primer periodo de evaluación encima. Entre terminar trabajos, preparar exposiciones y estudiar no tengo tiempo de casi nada; siento mucho haber bajado el ritmo de actualizaciones, y el no contestar vuestros comentarios. Pero muchas gracias a todos por seguir visitántome y por escribirme (y hola Pilar!!!!).

Aunque aún nos quedan restos dulces navideños (más que nada porque llegó un paquete de Suiza inesperado) tengo mucho mono de hornear... creo que hoy o mañana caerá algo. Mientras, estos bizcochitos con forma de osos los hice la última semana de vacaciones para el desayuno. En realidad la receta original es de muffins, así que se puede hacer en cualquier molde (muffins, bizcocho grande, etc.). El sabor de la coca cola es muy suave, no se percibe de entrada pero combina bien con el cacao. Se puede haber una cobertura de chocolate con más cola, pero yo preferí dejarlos tal cual.


ositos cola

Receta ligeramente adaptada del libro Muffins de Dr.Oetker.

- 225 gr de harina de repostería
- 275 gr de azúcar
- 150 gr de mantequilla
- 3 huevos medianos
- 3 cucharadas de cacao en polvo
- 125 ml de Coca-Cola
- 100 ml de leche
- 1 y 1/2 cucharadita de levadura
- 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 1/2 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de esencia de vainilla

Precalentar el horno a 180º C y preparar el/los moldes.
Tamizar juntos la harina, levadura, bicarbonato, sal y cacao. Batir la mantequilla (a temperatura ambiente) con el azúcar; añadir los huevos uno a uno, la vainilla y por último la leche y la cola. Incorporar a los ingredientes secos, mezclando con una espátula siguiendo movimientos envolventes. Verter en el/los moldes y hornear a media altura. Depende del molde tardarán más o menos; si se hacen muffins serán unos 25 minutos.

Cobertura opcional:
- 25 gr de mantequilla
- 1 y 1/2 cucharada de cacao en polvo.
- 50 ml de Coca-Cola.
- 200 gr de azúcar glas
- decoración (virutas, perlas, confetti...).

07 enero, 2009

Roscón de Reyes


[-Entry for "Make yor own King Cake" - German version below-]

Roscón de Reyes

Desde que dejamos de ser unos niños, en mi casa sólo nos damos los regalos en Nochebuena, que es lo que más se ha celebrado tradicionalmente en mi familia. Aún así, me da algo de morriña cuando llega la noche de Reyes y veo tantos niños ilusionados deseando levantarse el día 6 para ver lo que les han dejado los Reyes Magos. Así que al menos hay una tradición que no he querido perder: el maravilloso Roscón. No sólo está buenísimo, además tiene ese toque tan especial y mágico que hace que con sólo olerlo te lleguen muchísimos buenos recuerdos. El toque perfecto para despedirse de la Navidad.

Hace ya varios años que no compramos el Roscón. Recuerdo que hay gran diferencia de calidad y sabor dependiendo del local; normalmente los de las panaderías buenas dan mil vueltas a los de los grandes centros comerciales, y o los reservas o se puede hacer imposible conseguir uno. No sé muy bien cómo anda la cosa de los precios pero creo que baratos precisamente no salen...

Por eso animo a todo el mundo a intentar hacer el Roscón en casa. No ya sólo por el precio; un Roscón casero hecho por uno mismo sabe mil veces mejor y se disfruta mucho más. En realidad no es díficil, sólo requiere algo de maña y paciencia. Además, sólo es una vez al año y se puede convertir en una bonita tradición familiar.

Roscón de Reyes


¿El secreto? En mi opinión, tener una buena receta y ponerle cariño. Vale, suena estúpido, pero es la verdad. Si no se le ponen ganas e ilusión, el roscón no saldrá bien. Y las prisas no valen. En cuanto a la receta, no digo que haya una ideal y perfecta; cada casa tiene su tradición y ninguna es mejor o peor que otra. Me refiero a que busquéis la receta que más se adapte a vuestros gustos y la vayáis modificando a vuestra manera: esa será la receta perfecta.

Mi primer roscón lo hice en el año 2006 y desde entonces repito. Esta es la receta que publiqué en su día; hoy añado un pequeño paso a paso con fotos y algún comentario adicional. Además he querido hacer una versión en inglés y en alemán ya que participo en la gran iniciativa de laollasuiza, que desde su blog 1x umrühren bitte hace un llamamiento mundial para que mostremos nuestros dulces roscones típicos, ya que en otras gastronomías tienen su dulce de Reyes particular. Me muero de ganas por probar otras recetas!

Roscón de Reyes


Primero se mezcla un poco de los 250 ml de leche tibia con unas cuantas cucharadas de los 650 gr harina de fuerza. Se añaden 25-30 gr de levadura fresca desmenuzada y se espolvorea una pizca de azúcar. Se tapa y se deja fermentar alrededor de una hora en un lugar cálido.
Entonces en un recipiente aparte tamizamos el resto de harina con unos 10 gr de sal. Añadimos la ralladura de un limón y una naranja (no muy grandes).

Roscón de Reyes


2-3 cucharadas de agua de azahar; 2-3 cucharadas de ron; 150 gr de azúcar blanco; 2 huevos enteros y una yema; el resto de la leche y el fermento. Se mezcla con ayuda de una batidora o a mano y por último se añade la mantequilla en trocitos, pero que esté bien blanda (a temperatura ambiente). Con una espátula o con máquina trabajamos la masa hasta que esté homogénea.



Roscón de Reyes

Lo normal es que esté muy pegajosa. La volcamos en una superficie enharinada (mejor si tenemos una lámina de silicona grande o algo antiadherente) y con las manos bien embadurnadas de harina, comenzamos a amasar. Habrá que ir añadiendo harina poco a poco hasta que la masa esté trabajable. Debe quedar blanda, elástica, suave, ligeramente pegajosa pero que al presionarla un poco con el dedo no tengamos dificultad en separarlo.

Roscón de Reyes


Una vez hayamos amasado bien, se hace una bola y se coloca en un recipiente grande enharinado; cubrimos con un film y uno o dos paños de cocina, y dejamos que leve durante unas dos horas, en un lugar cálido y sin corrientes. Yo lo pongo al lado del radiador, o dentro del horno previamente calentado a 50ºC y apagado después. Tiene que , por lo menos, doblar su tamaño.
Después ponemos la masa otra vez en la superficie de trabajo. Deshinchamos, amasamos un poco otra vez y le damos forma.

Roscón de Reyes

Con esta receta sale un roscón bastante grande, así que yo le quito un pellizco para hacer un roscón más chiquito y se lo regalo a mi abuelo.

A mí me gusta el roscón gordo, con el agujero pequeño, así que lo formo rompiendo el centro directamente, en lugar de formar un rollito y unir los extremos.
Ponemos el roscón sobre la bandeja de horno ya preparada, lo pintamos un poquito con un huevo batido, cubrimos y dejamos otra vez levar alrededor de una hora-hora y media.
Después se vuelve a pintar; se coloca la fruta confitada, almendras y/o azúcar y se esconden las sorpresas por debajo.
Con el horno precalentado a 200ºC, se hornea a media altura bajando la temperatura a 180ºC. Estará listo a los 20-25 minutos, más o menos. El hermano pequeño a los 15 estaba ya más que bien dorado.
Después de unos minutos fuera del horno se deja enfriar completamente sobre una rejilla.

Roscón de Reyes

Servir con una taza de chocolate caliente! Aguantará tierno, si se guarda bien, un par de días.
Feliz vuelta a la rutina!



----------------------------------

DREIKÖNIGSKUCHEN

- 650 g Weissmehl
- 250 ml warme Milch
- 25-30 g frische Hefe
- 120 g Zucker
- 120 g weiche Butter
- 2 ganze Eier und ein zusätzliches Eigelb
- 10 g Salz
- 2 1/2 EL Orangenblütenaroma
- 2 - 3 EL Rhum
- 1 abgeriebene Orangenschale
- 1 abgeriebene Zitroneschale

Für die Dekoration:

- Kandierte Früchte Cakesfrüchte nach Geschmack (grössere Stücke)
- Zucker
- 1 geschlagenes Ei
- Geschenkfigürchen (hitzefest)

Hebel:
  • Wir mischen in einer kleinen Schüssel einen teil der gewärmten Milch mit 2-3 EL Mehl und der zerkleinerten Hefe. Der Hebel wird abgedeckt und eine Stunde lang zum fermentieren ruhig gestellt.
Endgültiger Teig:

  • Das Mehl wird in eine Schüssel gesiebt und der Rest der Zutaten dazugegeben, inklusive der fermentierte Hebel. Die Butter muss am Schlusse dazugegeben werden. Der Teig soll gut homogenisiert sein.
  • Eine saubere, grössere Oberfläche mit Mehl bestäuben und den Teig während 10 Minuten heftig kneten. Wenn notwendig, kann noch etwas Mehl dazugegeben werden. Der Teig sollte glatt und elastisch und noch ganz leicht klebrig sein.
  • Der Teig wird nun auf ein mit Mehl bestäubtes Blech oder Brett gelegt und mit einem Film und einem Tuch bedeckt. Der Teig sollte wnigstens 2 Stunden lang an einem warmen und nich zügigen Ort langsam wachsen.
  • Wenn der Teig gewachsen ist, wird etwas Luft rausgeknetet. Dann können wir dem Teig die endgültige Form geben. Der Teig wird wie ein Rad ausgelegt, siehe Foto.Das Loch, das wir in der Mitte offen lassen, wird beim Backen etwas kleiner.
    Der Teig wird mit dem Eigelb etwas angemalen. Nun wird der Teig nochmals abgedeckt und ruhen gelassen bis er die doppelte Grösse erreicht – etwa eine Stunde.
  • Jetzt wird der Teig nochmals mit Eigelb bestrichen, die glasierten Cakefrüchte werden oben aufgesetzt und die Figürchen mi Teig versteckt.
  • 20-25 Minuten backen, im vorgewärtmten Ofen, bei 180 Grad, auf halber Höhe.
  • Der spanische Dreikönigskuchen sollte völlig abgekühlt serviert werden und ist mehrere Tage haltbar.

06 enero, 2009

Dulces regalos navideños

Parece que el viaje de mis padres a Londres de inspiró a Papá Noel, porque en Nochebuena me dejó bajo el árbol un par de regalitos muuuy dulces de procedencia inglesa ;-)

chocolates

Estas preciosas chocolatinas navideñas que aún no he tenido el valor de probar. Ahora que la Navidad se acaba creo que tendré que hacer cumplir su destino pero... ¡son tan bonitas!

Chocolate reindeer  cookies

Chocolate reindeer  cookies

Chocolate reindeer  cookies

Chocolate reindeer  cookies

Este paquetito me encantó. Una bolsita preciosa en la que se lee "Chocolate Reindeer Cookie Mix": mezcla para hacer galletas de chocolate con forma de reno. Viene con un corta-galletas de reno atado a la bolsita con una cinta, y con las instrucciones a seguir en la parte de atrás.
Sólo había que añadir leche, algo de mantequilla y un huevo, y usar la mezcla de la bolsa ya preparada. Amasar, estirar, cortar, decorar, hornear... y enjoy! La otra bolsita llevaba una especie de polvillo brillante de tono marrón, como si fuera purpurina, pero comestible -obvio-, para decorar los renos.

Chocolate reindeer  cookies

Un regalo genial ideal para mí, que me vuelven loca estas tonterías, y encima más navideño imposible. Conté con la inestimable ayuda de mi elfo que básicamente hizo las fotos y luego cató las galletas: sobresaliente alto. Crujientes, con sabor a cacao y nada empalagosas; parecen decir a gritos que por favor se las moje en leche antes de darles un mordisco.





¿Por qué no venderán cositas así por aquí?



PD. Espero que los Reyes hayan sido generosos en vuestras casas, o al menos hayan dejado algún que otro roscón :P El mío en la próxima entrada!

02 enero, 2009

Mermelada-compota de calabaza

Cuando vi esta receta en el blog smitten kitchen rápidamente guardé el enlace. Ya tenía otra receta nueva y diferente para dar salida a las calabazas (sí, aún quedan algunas dando vueltas por casa). Asé un par de ellas, trituré la pulpa y al día siguiente me dispuse a preparar esta curiosa mermelada/compota. La receta la seguí prácticamente tal cual, sólo que reduje la cantidad de azúcar (y aún así sale muy dulce) y la canela, para que no enmascarara demasiado a las demás especias. Esterilicé tres botes para conservarlo mejor en la despensa y llené un tupper con el resto, para probarlo en el desayuno del día después :) Riquisísimo! Con una textura cremosa y suave, el sabor es estupendo; ajsutad las especias a vuestro gusto y os saldrá una especie de compota untable buenísima para un buen pan.

Pumpkin butter

Pequeña adaptación de aquí:
- aprox. 900 ml de puré de calabaza (unas 3 tazas y 3/4)
- 3/4 taza de zumo de manzana
- algo menos de 3/4 taza de azúcar moreno
- 2 cucharaditas de jengibre molido
- 2 cucharaditas de canela molida
- 1/2 cucharadita de clavo molido
- 1/2 cucharadita de nuez moscada
- zumo de 1/2 limón

Pumpkin butter

Poner todo menos el limón en un cazo amplio al fuego. Remover con una cuchara hasta que rompa a hervir, entonces bajar el fuego y dejar cocer durante 30-40 minutos, hasta que haya espesado; remover varias veces durante el proceso. Añadir el limón, probar el sabor y ajustar las especias si es necesario, y seguir removiendo un poco más hasta tener la textura con la densidad adecuada. Para conservarlo, llenar casi hasta arriba botes esterilizados previamente, aún en caliente (tanto los botes como la compota); cerrarlos bien y hervir en una olla con agua unos 10 minutos.

Pumpkin butter

01 enero, 2009

Pan rústico multicereales

No sé si alguien lo recuerda, pero del viaje de Agosto de Berlín me traje, entre otras cosas, un paquete de 500 gr de mezcla de harinas para hacer pan. Fue una compra en el último momento, ya que estaba desayunando en el aeropuerto unas horas antes de regresar a España y no me pude resistir. En el pequeño pero apañado Marché™ Bäckerei tenían una estantería con panes enormes (de aspecto increíble) y varios paquetes de harina. Agarré uno; lo pagué junto a mi muffin y lo metí a presión en la mochila.
La semana pasada finalmente encontré tiempo para hornearlo y... oh, qué pan.

marche bread2


- 500 gr de Rustikales Mühlenbrot
- 345 ml de agua templada
- 7 gr de levadura seca

* La mezcla estaba compuesta de: harina blanca de trigo, harina de centeno, malta, harina de soja, harina integral de trigo, grano de centeno, semillas de girasol, semillas de sésamo, semillas de linaza, avena, salvado de trigo, goma guar, malta tostada.

Se mezcla todo y se trabaja a mano la masa hasta tener una textura homogénea, aunque pegajosa. Se amasa durante unos minutos y se da forma redondeada al pan. Se deja reposar en lugar cálido libre de corrientes durante 15-30 minutos y se hornea en horno precalentado a 180ºC durante 50 minutos. Hice unas pequeñas incisiones a la corteza, lo espolvoreé con harina y pulvericé el pan con agua varias veces mientras se horneaba.

marche bread


Tenía mis dudas de que saliera bien por lo sencillo del proceso, pero la verdad es que me ha encantado el resultado. Es un pan de corteza dura y crujientísima, como a mí me gusta, pero con una miga tierna y compacta, ligeramente ácida y con muchísimo sabor gracias a la mezcla de harinas y semillas que lleva. Va genial con una mermelada fuerte o queso.

Yo lo disfruté desayunando con una especie de mermelada-compota que probé a hacer el mismo día. Informaré de ella en el próximo post... una pista: su color es naranja :P
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips