17 septiembre, 2007

Los pequeños botines del regreso

Ahora sí, estoy de vuelta en casa definitivamente, aunque como cada año no llevo nada bien el cambio estacional y la vuelta a la vida habitual...

Bueno, esta es una muestra de algunas de las cosas que desafiaron el enorme maletero del coche de mi padre; algunas cosas han sido digeridas ya antes de llegar a tiempo para la foto U_U .
La próxima vez me llevo la mitad de ropa y me traigo el doble de chocolates y galletas porque elegir qué comprar cuando tienes delante enormes estantes interminables de cosas deliciosas es una tarea dura.


De Praga no me traje demasiadas cosas porque aún faltaban las compras suizas, además como estuvimos en un apartamento ya tuve tiempo allí de probar productos desconocidos de los supermercados. Me encanta ir a un país/ciudad y curiosear por los supers, ver las cosas que compartimos, las pequeñas diferencias en envases e ingredientes, y lo mejor lo que es totalmente extraño en España. Además en Praga casi nada tiene la información en un idioma que medio conozca, suele venir en checho, ruso, eslovaco o polaco. Así que tocaba arriesgarse :P
Básicamente cogí cosas pequeñas como especias y galletas, además terriblemente baratas. Por el momento salimos ganando en muchas compras con el cambio de la corona al euro.


En Suiza aproveché para comprar cosillas de repostería (lápices pateleros, especias, decoración...) aparte de los habituales dulces y chocolates (faltan muchos en la foto) y algunas harinas. Las mariquitas son mi perdición desde que me las dieron a probar siendo muy enana; son como unos grandes bombones de chocolate negro rellenas de crema rosa o blanca, buenísimas! También hay otras mariquitas más chiquitinas de chocolate con leche que por supuesto también vician.

Y también me traje cosas no comestibles: moldes para galletas, un cesto de bambú (que no es típico suizo pero llevaba siglos buscándolo en Murcia!), un tubo pastelero (regalo de mi abuelastra Ruth ^^) y unas chorraditas checas para el árbol de Navidad (Navidad!).


Pues estas son algunas cosas que se vinieron para España, otras se han quedado por ahí desperdigadas (a la vuelta de las vacaciones mi casa es un caos); ya pondré algo más y por supuesto según vaya usándolas.
Por cierto, parte de la culpa de no tener más sitio en el maletero es de mi padre y hermano que aprovecharon los precios baratos para traer varias muestras de botellas alcohólicas de Praga; al parecer el alcohol es un souvenir muy típico, pero a mí no me interesaba nada.

4 comentarios:

  1. Pues a ver como nos sorprendes con todas esas cosillas nuevas.

    ResponderEliminar
  2. Akane, ya has vuelto!!

    Te he nominado al premio blog solidario ^_^

    Pasate por http://nekit0.livejournal.com/73794.html si quieres ver en que consiste :P

    Besitos!
    nek0

    ResponderEliminar
  3. !Dios, niña,cúantas cosas!
    :-D

    ResponderEliminar
  4. !Dios, niña,cúantas cosas!
    :-D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...