06 junio, 2015

Acelgas bonitas amarillas y un poco de apatía

Apática. No hay palabra que defina mi estado de ánimo general estos días. Se han juntado varios temas diferentes que me tienen un poco con la cabeza en otro sitio, pero encima el calor no ayuda mucho, sobre todo porque estoy durmiendo poco y mal. Así que, entre mi falta de descanso, cierto desánimo y mi natural tensión baja, soy una especie de zombie diurno. Aunque intento luchar contra ello y procuro centrarme en esas pequeñas cosas del día a día que sí me levantan el ánimo, como una carrera mañanera antes de que el sol caliente, mi música favorita, el hámster correteando en su bola por casa, o ir al mercadillo y enamorarte de productos maravillosos, como el flechazo que tuve con estas bonitas acelgas hace unas semanas.

Yellow swiss chard

Yo, que soy una apasionada de las verduras y hortalizas, nunca he sido muy amiga de las acelgas. Mi madre jamás las preparaba cuando era pequeña, así que no las probé hasta que estuve bien crecidita en casa de alguna amiga. En mi familia es que hemos sido siempre mucho más de espinacas, que me vuelven loca. De las acelgas, además, las pencas son la parte que menos gracia me hace, y eso que es lo único que el elfo es capaz de comerse de ellas - en su casa sí que se han comido acelgas toda la vida -. Pero claro, yo me encontré con esta preciosidad en el puesto de Luisa, y tuve que llevármelas.

Sauteed swiss chard with tomatoes

En la blogosfera foránea llevo tiempo viendo recetas con acelgas de colorines, amarillas, rojas o rosadas y con tonos anaranjados, y siempre me han parecido preciosas. Me chiflan las verduras y hortalizas de colores, reivindico el pimiento amarillo y sueño encontrar zanahorias moradas en mi barrio. Pero es que estas acelgas además me parecieron mucho más ricas que las más corrientes - y aburridas -. Quizá sea efecto psicológico, o que procuré no recocerlas demasiado, pero las disfruté mucho en este salteado con tomatitos, también en un revuelto al día siguiente y añadiendo unas hojas sobrantes a un curry con calabaza deliciosísimo.

Sauteed swiss chard with tomatoes

Acelgas amarillas salteadas con tomatitos al limón
Ingredientes para 1 buena ración

- 1/2 manojo de acelgas
- 1 diente de ajo pequeño
- 1 puñado de tomatitos de colores diferentes
- 1 limón
- 1/2 cucharadita de vinagre de arroz o manzana
- 1-2 cucharadas de vino blanco
- 1 cucharadita de levadura de cerveza en copos
- tomillo
- pimienta negra
- sal
- aceite de oliva virgen extra

Lavar muy bien las acelgas y cortar las posibles partes dañadas. Trocear en piezas más o menos del mismo tamaño y cortar los tomatitos por la mitad. Picar el diente de ajo, yo además retiro el nervio central.

Calentar un poco de aceite en una buena sartén antiadherente y añadir el ajo, dejando que suelte su aroma durante un minuto. Incorporar los tomatitos y saltear a fuego medio hasta que cojan color. Añadir las acelgas, el zumo de la mitad del limón, el vinagre y una o dos cucharadas de vino.

Saltear el conjunto unos 5 minutos. Salpimentar, añadir la levadura y un poco más de limón al gusto. A mí me gusta agregar además ralladura fina de piel de limón, en lugar de más zumo, creo que combina muy bien con las acelgas.

Posibles variaciones: caramelizar unas chalotas antes de añadir el ajo, agregar un puñado de frutos secos, incorporar al salteado jamón o tofu en taquitos, servir conqueso en lascas, un huevo cocido o escalfado, etc.

Sauteed swiss chard with tomatoes

Yellow swiss chard

No es un plato con mucho misterio pero a mí me hace feliz descubrir productos nuevos, sobre todo en el mercadillo de los domingos. Ahora mi puesto favorito está rebosante de frutas y tiene los albaricoques más deliciosos del mundo mundial. Bueno, miento, los mejores albaricoques son los que consigue mi padre, pero como me pilla lejos no me quejaré. Por cierto, mi madre viene de visita la semana que viene :).

12 comentarios:

  1. Hola guapa....pues será sencillo pero riquisimo.Las espinacas también se comían más que las acelgas pero yo como lo que me echen jiji.Ya estás contando los días para que llegue el frescor del otoño? Sé que sí jajajaa. Yo no lo soporto y aquí aún hace fresco pero es llegar el sol abrasador y voy del sofá de piel(frescor) a la playa a bañarme y de ahí a casa con las persianas bajadas.Y así....

    ResponderEliminar
  2. Ayyyyyy, que yo estoy igual de apática, :(. Será la tensión baja y el calor, o no se que pero que no tengo ganitas de nada.
    Yo si soy fan de las acelgas me gustan muchísimo y en empanadas me encantan. Amarillas no las he visto en mi mercado y que bonitas que son.

    Bueno Compi, a animarse!, voy preparando un gazpacho que nos remineralice, igual así nos venimos un poquito arriba.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Unas acelgas preciosas, nuncas las vi de ese tono, y me encantan con garbanzos o simplemente cocidas y refritas con ajitos, o en tortilla, un monton de formas de hacerlas y todas buenas, o como tu nos las presentas que son todo un lujazo, yo que tambien soy de tension baja, estoy asi como tu mas o menos, amanecio gris y con mucha humedad asi que eso nos afecta a nosotras, tomate un cafe con algo de coñac o un licor y listo, te vienes arriba rapido jajaja, un besito preciosa

    ResponderEliminar
  4. a veces las cosas más simples son las q mas gustan
    en casa las acelgas nos encantan ^^
    un beesito

    ResponderEliminar
  5. No puedo leer que estas apática, eso es para gente que se sienta delante de la tele, tú sales a correr, vas al mercado, cocinas cosas ricas, eso es felicidad, no apatía.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. El vikingo tiene un drama con las acelgas. Nuestro productor ecológico las cultiva sin parar todo el invierno, y en cada cesta llegan acelgas. Como el sistema es de cesta cerrada, recibimos lo que ha dado la tierra, no elegimos los productos, con lo cual, acelgas, acelgas y acelgas.

    A veces trae rojas, que son preciosas, y también amarillas. Pero las haga como las haga, para el vikingo son... acelgas. Y para la compi de piso son... acelgas. Y ambos continúan la frase con "...otra vezzzzzzzzzzzzz? joooooooooooooooo"

    Menos mal que aún protestando se las comen!

    ResponderEliminar
  7. qué bonitas son! a mí sí me gustan las acelgas, sobre todo en pastel, ups, ahora no sé qué es lo que aquí es pastel... mmmm... como una quiche pero con sobrepeso de relleno xD y tapita de masa! lleva huevo duro y queso y más cositas y al comerla le exprimes un poco de limón (lima) encima... Qué rico!!!

    ResponderEliminar
  8. Para levantar el ánimo nada mejor que un buen rato en la tienda de frutas y verduras, lleno de colores, con aromas que se nos impregnan y nos reactivan la energía, y si encima descubrimos cositas nuevas y ricas mejor que mejor.
    Cuando éramos pequeñas mi madre nos preparaba las acelgas en empanada con pasas, piñones y huevos duros, super rica y sabrosa.
    ¡Mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  9. Yo soy muy de acelgas pero de la hoja, ya sé que las pencas se hacen de mil maneras pero no me entusiasman, pero la hoja es otro cantar, para rellenar, para cortar en chiffonade y mezclarlo con otros ingredientes, para preparados para quiche, empanadas, cocas...y si es de color mejor, hago un fiesta, encontrar la misma verdura de colores me pasa como a ti, me gusta experimentar, ya sabes, así que no puede gustarme más este salteado tan colorido, daremos una oportunidad a las pencas ;)
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  10. Hola Liliana!! Cómo estás? Espero que mucho mejor y más animada, te envío muchísimo ánimo y fuerza para que vuelvas a coger los días con ganas. Espero que sea lo que sea lo que te preocupa vaya a mejor. Ayúdate de las pequeñas cosas de la vida tan sencillitas y bonitas como estas acelgas, a veces cosas tan simples son capaces de sacarnos una sonrisa :)
    Me ha gustado mucho lo colorido y bonito que te ha quedado el plato, qué forma tan estupenda de comer verduras. Mi madre siempre las usaba para las lentejas, no fallaban, jeje.

    1 besazo gordo y feliz semana!!!

    ResponderEliminar
  11. Como viste en mi blog, me gusta mucho el verano, pero como tu mi tensión está por los suelos..hoy mismo estoy que no me puedo ni mover!!
    Yo si adoro las acelgas, especialmente las pencas y te aseguro que si encontrase estas acelgas tan bonitas, también las compraría..te quedaron tan lindas ademas de buenas!!!!!
    Animo con la apatía y los pequeños problemas..mientras sean pequeños, hay que alegrarse!!!
    Muchos cariños preciosa!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Hace tiempo hice un plato muy parecido, pero le añadí un par de cucharadas de aliño de gin tonic. Te dejo el enlace por si lo quieres probar: https://www.homedelicatessen.com/es/productos/producto/Alino-Gourmet-Sabor-Gin-Tonic-73

    Saludos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...