29 mayo, 2014

Crumble de fresas con avena y coco sin azúcar {Recetas de bajo IG con Ventanas Verdes}

Último jueves de mayo (¿¿YA??), y toca nuevo reto en nuestro grupo de Ventanas Verdes. Y la verdad es que ha sido todo un reto, valga la redundancia.

Hemos estado investigando y compartiendo impresiones sobre un tema que se suele tener poco en cuenta salvo que se sufran ciertas enfermedades, el Índice Glucémico. Bueno, en realidad hay personas que están haciendo dietas concretas que basan su alimentación en ello. Pero lo comentaré después.

Strawberry crumble with stevia


El Índice Glucémico Posprandial, o simplemente índice glucémico (IG para los amigos) hace referencia a los hidratos de carbono en la alimentación. Supongo que todo el mundo ya está más o menos familiarizado con los conceptos de "hidratos simples/hidratos completos", aunque el tema es más complicado que simplemente distinguir entre alimentos refinados e integrales.
En palabras de Juan Revenga,
El índice glucémico refleja los cambios en dos variables tras haber consumido una determinada cantidad de un alimento con hidratos de carbono: el aumento de la glucemia y la rapidez en alcanzar ese valor. Y lo compara con el que tiene la misma cantidad de glucosa. Así, un alimento con un IG de 25 significa que aumenta la glucemia el 25% de lo que la glucosa pura lo aumentaría. (...) La cuantía en el aumento de la glucemia y la rapidez en hacerlo depende del tipo de hidratos de carbono ingerido y de su facilidad para ser digerido y pasar al torrente circulatorio.
Por tanto, es algo que los diabéticos tienen que tener muy presente en su alimentación diaria. Lucía, una vez más, nos habló de la diabetes y sus tipos hace unos años en su post "Diabetes, la sangre más dulce", merece la pena volver a echarle un ojo.

Strawberry crumble with stevia


El IG ayuda a clasificar los alimentos según la velocidad con la que elevan la glucosa en sangre tras ser ingeridos, y una de las dificultades reside en que según cómo se consuma, cómo se cocine o con qué se acompañe, un alimento puede tener un IG muy diferente. Hay casos curiosos que personalmente me han sorprendido: los frutos secos como los dátiles, tan usados como sustituto "sano" del azúcar, tienen un IG muy alto. La pizza sin embargo lo tiene bajo debido a las grasas que normalmente contiene, y un guiso de legumbres, rico en hidratos, también tiene un IG bajo por la posible grasa y, sobre todo, por la fibra. Y no es lo mismo un tazón de arroz blanco que un plato de arroz acompañado de verduras.

Os recomiendo echar un vistazo a la tabla que se puede encontrar en la Fundación para la Diabetes, es muy ilustrativa.
Por otro lado, no me gustan nada las modas de dietas que se basan en el IG para adelgazar. Hay gente que desecha de su alimentación productos con un IG alto, pero ya he comentado que hay muchas otras circunstancias a tener en cuenta. Además, en una dieta equilibrada sin otros problemas de salud es algo absurdo basar las comidas en esto. Obviamente, hay que evitar el azúcar y siempre es mejor recurrir a los productos integrales, pero no por cuestiones de peso. Es una cuestión de salud.

Strawberry crumble with stevia


Para el reto la mayoría hemos querido apostar por una receta dulce, ya que supone más retos a la hora de cocinar. No quería tener que recurrir a edulcorantes tipo aspartamo o sacarina, y el sirope de ágave lo he dejado apartado en esta ocasión porque he encontrado informaciones algo confusas respecto a si es recomendable o no. Finalmente me he decidido por un crumble sin azúcar, y ya que me ponía, sin grasas añadidas. ¿Se puede? Sí, pero obviamente no se puede uno esperar el mismo sabor y textura que un crumble con su señora mantequilla (contra la que no tengo nada en contra particularmente, que conste).

Strawberry crumble with stevia


He querido dar todo el protagonismo a la fruta, y dejar la cobertura como contraste crujiente. La clave está en escoger fresas (o la fruta que sea) de calidad, maduras, jugosas y dulces. La almendra y el coco aportan sabor al crumble y el yogur hace de ingrediente húmedo.

Crumble de fresas con avena y coco - sin azúcar - sin mantequilla
Ingredientes para 1 unidad grandecita o 2 pequeñas

50 avena
15 almendras
5 coco
40 yogur natural (o queso batido desnatado)
125 fresas
1 ciruela roja grande
1/2 vaina de vainilla
un poco de canela molida
estevia al gusto

Lavar la fruta y trocearla. Colocarla en un cazo con la vainilla abierta, añadir una pizca de agua y calentar. Dejar cocer a fuego lento hasta que quede blandita, unos minutos. Añadir un poco de estevia al gusto si se desea. Retirar la vainilla.
Precalentar el horno a 190ºC.

Tostar en una sartén sin aceite los copos de avena, el coco y las almendras, sólo hasta que empiecen a soltar su aroma. Mezclar con el yogur natural hasta tener una consistencia de migas gruesas. Ajustar la cantidad de yogur si hiciera falta. Añadir estevia si se desea.
Llenar un molde mediano o dos pequeños con la fruta y cubrir con el crumble, apretando bien. Espolvorear con canela y hornear unos 10-20 minutos, dependiendo del molde usado. Comer calentito.

Strawberry crumble with stevia


Cada vez admiro más a los nutricionistas y dietistas. La alimentación es un campo fascinante y muy complejo, y no dejo de aprender cada mes con mis queridas compañeras. ¿Ya habéis abierto las demás Ventanas Verdes?

22 comentarios:

  1. buf, con esa pinta no necesita ni azúcar ni mantequilla ni ná!!! *¬*

    ResponderEliminar
  2. Es verdad, Liliana. Es supercomplicado. Muy interesante lo que has comentado sobre el IG. En cuanto al crumble, has superado el reto con creces. Tiene muy buena pinta siendo saludable. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  3. Este crumblé es totalmente diferente al que preparo y seguro que con los ingredientes que lleva y la pinta que tiene también está riquísimo. Me lo apunto para probarlo en casa. Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Me ha parecido muy interesante lo que has comentado, puedo decir que no soy una obsesionada de IG alto y bajo pero por cuestión de salud hay que comer sano y ojo! un capricho de vez en cuando aporta alegría al cuerpo.

    Seguro que no le falta de nada este crumble, se ve delicioso!!!

    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Adoro crumbles e este agradou-me tanto pelos ingredientes como pelo maravilhoso aspecto.
    Gostei muito muito
    bjs

    ResponderEliminar
  6. Gracias por recordar mi antiguo post en una receta tan chula!

    ResponderEliminar
  7. Fantástico post Liliana, de verdad tu información ha sido muy Clara y útil. Que difícil la tienen las personas con diabétes, no?
    Una delicia que me llevo!, besos.

    ResponderEliminar
  8. Vaya... no tenía ni idea de que fuera posible hacer un crumble sin mantequilla!
    A mí no me importa que sea menos crujiente (bueno sí, pero lo puedo soportar) si es para un consumo más diario. No tengo nada contra la mantequilla pero no la uso cada día.

    Y lo de convertir la alimentación sana en dietas de adelgazamiento me pone enferma. Hay gente que efectivamente tiene problemas de peso. Y personas que no los tienen pero asumen la esclavitud de las normas que se diseñaron contra las mujeres para mantenernos delgadas [o sumisas y ocupadas y decorativas]. Y lo llaman salud. Y no lo es.

    [Lo siento.... me sale la vena cuando leo estas cosas... el patriarcado nos ha metido un gol muy grande con toda esta vaina...]

    ResponderEliminar
  9. Delicioso Liliana, y encima supersano. Muy interesante lo que nos cuentas del IG, aunque pienso que como tu dices, no hay que obsesionarse con dietas, comer equilibrado y evitar lo que sabemos que nos hace daño.
    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Me encanta esta receta tan sanota. Yo incluso me atrevería a hacerla con un yogur de soja para hacerla vegana, aunque obviamente cambiaría el sabor y cada vez se parecería menos a un crumble, pero hay algunos a los que no nos importa :) Mi otra opción es hacerlo con yogur eco de leche de cabra u oveja, que tiene que ser deliciosa.
    Por cierto, no te dije nada cuando subiste tu post de ese viaje que hiciste en familia por Andalucía, pero es que justo esa semana me tocó en un sorteo una estancia en una casa rural justo por esa zona. Mira que es una zona que no conocía para nada, Castril de la Peña en Granada y alrededores, pero subes tu tu post y me toca una estancia allí!! Yuhuuu!! Casualidades de la vida? La disfrutaré en cuanto pueda.
    ¡Un besote y estupenda receta!

    ResponderEliminar
  11. Lo reducimos todo al tiene azúcar o no, y es mucho más, qué post más interesante, Liliana, te lo has currado! Me ha gustado mucho leerlo.

    Y bueno, no solo te lo has currado por el artículo, la receta tiene una pinta buenísima, aunque he de reconocer que me temo que echaría de menos el azúcar, jajajaja

    Un besito!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Yo acabo de empezar y me encanta lo que encuentro en esta ventanita ;)
    Hace tiempo preparé un crumble de fresas y remolacha, a mi manera claro, por que yo si tengo algo en contra de la mantequilla, era una provocación ¿verdad? jeje
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  13. Te leo y se me hace la boca agua con la receta. Que buena!, que montón de sabores tan ricos. Vamos que además por el aspecto no se nota que no lleva mantequilla.
    Lo hago ya!
    Un besito

    ResponderEliminar
  14. Mi qerida amiga, que rica receta, y que sana, sin mantequilla, te ha quedado espectacular, Tambuen me han vuelto loca esos esparragos que tienes en la receta anterior, que suerte tener una suegra que le hagan esos regalitos y que tu los puedas probar . Mil besicos cielo mio

    ResponderEliminar
  15. Qué bueno es el crumble!!! y si sin mantequilla mucho mejor, al final cuando adaptas los platos a gusto de uno, después de muchas pruebas, sientes una felicidad indescriptible, quizás para muchos es una tontería pero yo creo que esos pequeños detalles son los que nos llenan. Además los diabéticos no lo tienen fácil, así que esta vez Ventanas verdes hacéis algo divino.
    Un beso preciosa

    ResponderEliminar
  16. Qué bien te explicas, Liliana y cuánta razón tienes!! La receta tiene que estar deliciosa. Un besito :*

    ResponderEliminar
  17. Qué maravilla de crumble!!! Y lo has explicado todo muy bien :)
    besos

    ResponderEliminar
  18. Liliana, me ha encantado tu entrada!! Mi dieta se baja en hidratos (pan, pasta, arroz, patata, ...) No son buenas las subidas de azúcar, pero a parte de eso, creo que los cereales son fundamentales, Me encanta tu propuesta.

    ResponderEliminar
  19. Hoy tengo que decirte que mi español no es tan avanzado todavia para entender de todo bien lo que escribes sobre los hidratos de cárbono etc... pero parece ser que si te lo has currado mucho, que bien explicas todo (creo, como algunas cosas no entiendo... jajaja ;P )
    Lo que si me leí bien es la receta, y estoy seguro que no pasa nada por no echarle mantequilla ni azúcar. Incluso creo que asi con el coco, la vainilla la canela y la fruta esta mucho mejor el crumble que cargado de azúcar. Tiene una pinta riquísima y ademas super sana (y lo es!!) :)
    Un besin

    ResponderEliminar
  20. Una receta genial, sin mantequilla que así la podemos comer con más asiduidad.
    Besos cris y Laura.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo2:48 a. m.

    A trend has emerged to ban or place restrictions on circuses that use wild animals
    for entertainment. This article has been flagged as spam, if you think this is an error please contact us.
    So far, no decision regarding an appeal has been made.

    Feel free to surf to my page: gary neinstein toronto

    ResponderEliminar
  22. Hola a todos!
    Qué padre receta, voy a utilizarla en estas fiestas en lugar de otros postres más pesados.
    Tengo varias dudas que espero me ayuden a resolver.
    Cuál es la diferencia entre el stevia, azúcar, y cualquier otro sustituto? Me refiero a cuál es más sano consumir.
    O igual si me pueden recomendar algún endulzante no procesado que utilicen, aparte de la miel, sería genial.

    Saludos a todos desde México.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...