01 febrero, 2013

Fruchtprinten - Especias, frutas y miel para el frío de febrero

¡Adiós enero! De nuevo has sido un mes extraño, porque siento al mismo tiempo que has pasado volando y que la Navidad está ya lejos. ¿Incongruente? Puede, pero yo soy así :P.

Esta semana ha sido algo extraña pero me ha sentado bastante bien. La familia política al completo se marchó el domingo pasado a pasar una semanita en el Pirineo aragonés, escapada que tenían planeada desde el verano, una especie de costumbre familiar. El elfo, que es un entusiasta del esquí, consiguió organizarse para pasar unos días de la semana con ellos, dejándome solita en esta gran ciudad. Podía haberme unido a ellos, pero tendría que haber perdido clases de alemán, y además no tengo el presupuesto para sustos, por pequeños que sean. Además, jamás he esquiado y me daba cosica iniciarme en este deporte de repente, en apenas tres días.

Fruchtprinten

Pero como decía al principio, me ha venido bien pasar unos días tranquila en casa, ocupándome de varios asuntos pendientes y disfrutando simplemente de tiempo para mí. A veces viene bien un poco de soledad para poner en orden las ideas... Aunque reconozco que me muero de ganas de ver al elfo entrar por la puerta y de dedicar un día entero a nosotros ^_^. Ahora mismo estará en el tren camino de Madrid, aunque el día ha venido con malas noticias... mi suegra se ha roto la clavícula justo al terminar la última jornada de esquí, en una caída muy tonta. Por suerte parece que no necesitará cirugía, esperemos que la recuperación la lleve bien, porque esta mujer es un no parar de actividad constante.

Por supuesto, he aprovechado para hornear varias cosillas estos días. El elfo se encontrará con galletas recién hechas en cuanto llegue en un par de horas, y yo me he dado el gusto de continuar con ese placer que me dan los dulces llenos de especias, miel, fruta y frutos secos. Tenía esta receta guardada como pendiente desde el año pasado, y por fin me he acordado de probarla. Os la recomiendo si os gusta el Lebkuchen y sus variantes, ya que es muy sencilla y rápida, aunque necesita varias horas de reposo para que la masa gane en aroma y sabor.

Fruchtprinten


Fruchtprinten
Receta ligeramente adaptada de Marions Kochbuch
Para unas 25 unidades

- 125 gr de miel
- 2 cucharadas de agua
- 90 gr de harina de centeno integral
- 90 gr de harina de trigo
- 2 y 1/4 cucharadas de mezcla de especias para Lebkuchen
- 30 gr de almendra cruda en cubitos
- 30 gr de fruta confitada picada
- 1 cucharadita de bicarbonato sódico
- 1 cucharada de agua
- mermelada de albaricoque
- guindas rojas

Poner la miel en un cazo pequeño, añadir el agua y calentar a fuego suave justo hasta antes de que empiece a hervir. Apartar y dejar enfriar un poco.

Mezclar en un recipiente no muy grande las harinas con las especias. Incorporar la miel, la almendra y las frutas confitadas. En un cuenco pequeño, poner el agua y añadir el bicarbonato, removiendo hasta que se empiece a disolver. Echar en la masa y trabajar todo el conjunto hasta que quede homogénea. Tapar con film y dejar reposar en la nevera como mínimo 6 horas.

Fruchtprinten


Precalentar el horno a 200ºC y preparar una bandeja.

Colocar la masa sobre una superficie ligeramente enharinada. Estirar con ayuda de un rodillo, dejando un grosor de unos 5 mm y procurando darle forma de rectángulo. Recortar las porciones, de unos 6 cm de largo por 3 cm de ancho, y distribuirlas en la bandeja. Recolocar la masa sobrante hasta terminar con ella.

Calentar ligeramente unas cucharadas de mermelada de albaricoque y pincelar con ella cada porción, colocando a continuación encima una guinda partida por la mitad. Meter en el horno a media altura, bajar la temperatura a 180ºC y hornear durante unos 10-13 minutos, hasta que se empiecen a dorar los bordes. Dejar enfriar sobre una rejilla antes de guardarlos.

Notas:
Podéis jugar con el tipo y la cantidad de frutos secos y de fruta confitada, aunque recomiendo picar ambos en trocitos muy pequeños. También se puede ajustar la cantidad de especias al gusto, yo he puesto un pelín más de lo que indica la receta porque adoro los aromas de Lebkuchen. Canela, clavo, jengibre, anís y nuez moscada son los aromas más predominantes en este tipo de dulces.
Si dejáis la masa algo más gordita, saldrán más tiernos por dentro, y si la aplastáis más, quedarán más duros y crujientes. En cualquier caso, mejor no pasarse de horneado.

30 comentarios:

  1. Estas pastas tan aromáticas me encantan, y con esa guinda encima quedan de lo más bonitas.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Es verdad que se ve lejana la Navidad y hace dos días estábamos inmersos en ella.
    Las pasta deliciosas.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  3. me recuerdan a unas que compraba mi madre de pequeña , no sé como sabrán estoy cansada de buscarlas por los super, y creo que con estos ingredientes, se aproximarán a aquellas me llevo la receta

    saludos

    ResponderEliminar
  4. Que pinta más buena tienen, se ven deliciosas.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  5. Bueno, lo del esquí, otra vez será, ¡¡nunca se es suficientemente mayor para empezar!!
    Y oye, entre nosotras, jopé, a veces también se agradece estar sola ante la gran ciudad, ¿no? Como a ti, a mí tampoco me disgusta del todo, haces otras cosas, solo por un 'ratito' (más sería inaguantable) mola tener que pensar solo en uno mismo, en sus ganas y sus planes, ¿no?

    Siento lo de tu suegra, porque encima, a nadie le gusta tener un accidente de estos, pero vienen aún con más rabia cuando se trata de una caída tonta, y más aún, en el último momento. Espero que se recupere lo antes posible, y con las menores molestias, ¡claro!

    En cuanto a las galletas, no sabes cuáaaaaaaaaaanto me chiflan estas coincidencias, pero son tremeeeeeeeeendamente parecidas a unas Aachener printen que preparé estas navidades!! De hecho, creo que pueden ser variantes una de la otra, ¿no?
    Sí es verdad que la mía no llevaba harian de centeno, ni almendars picadas, y nada de fruta confitada, pero sí las especias, y mucha miel.
    El tono dorado es muy similar, igual que la miguita 'agujereada' de dentro, y eran muy crujientes :)

    Un beso!!!!

    ResponderEliminar
  6. Espero que tú suegra mejore, que pena!
    Pero bueno, por contrapunto igual podrás cocinarle algunas galletas tan ricas que haces, o alguna chuchería que le apetezca, ahora tocan mimos.
    Y supongo que elfo cuando venga también estará feliz de probar estas delicias, que alegría!!
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  7. Mmm unos bocaditos deliciosos.

    ResponderEliminar
  8. Es genial poder dedicar un tiempo a una misma y me parece supersano para la relacion echarse de menos de vez en cuando. Estas galletitas son una delicia, especialmente para aquellos a los que nos encantan este tipo decespecias. Un abrazo. Que sea leve lo de tu suegra.

    besosdecanelaymenta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Ficaram lindos,eu como adoraria provar.
    Bjs

    ResponderEliminar
  10. Hola linda, tienes q actualizar mas a menudo porque te echo en faltaaaa:-)
    Unos dulces que me han encandilado y quedan preciosos.lo d tu suegra que faena ,yo tampoco he esquiado en la vida me da miedoooo no se ni patinar y eso que d niña gané alguna medallita haciéndolo pero las cuerpos se estropean jjjjjj Un besuco y felices horneados de fin de semana :-)

    ResponderEliminar
  11. Anónimo10:00 a. m.

    Que buena pinta que tiene tu receta, me la apunto!

    Que manera tan exquisita de recibir a tu elfo, a mi también me encanta recibir a mis seres queridos con algo reconfortante y recién horneado.

    El año avanza Akane y hay que dar la bienvenida a febrero y con ello a nuevos retos, ánimos a tu suegra y para ti , que verás que tus esfuerzos se verán recompensados.

    Alazne.

    ResponderEliminar
  12. Esas galletitas tienen una pinta estupenda, tengo mezcla de especias así que nada...me pondré a ello.
    Yo que nunca estoy sola en casa echo de menos unos ratitos de soledad de vez en cuando... de todos modos respetan mis ratitos en la cocina, frente al ordenador o con la cámara de fotos para que pueda hacer con algo de "tranquilidad" mis cosillas.
    Por otro lado enero se fue y me dejo un bonito gripazo :( . Espero que tu suegra se recupere pronto. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Siento lo de tu suegra, enhorabuena por las galletas y de vez en cuando estar sola viene bien, luego es una delicia recuperar el tiempo perdido, es estupendo.
    Besitos y me acerco con un café a tu casa

    ResponderEliminar
  14. Qué gusto encontrarse en casa unos días para ti sola y poder hacer esas cosas que tenemos pendientes y por supuesto, hornear. Qué contento se va a poner el elfo cuando llegue y se encuentre estas galletas, madre mía Liliana, qué cosa tan rica, es que con esa mezcla de especias la casa debe oler a gloria... Me las llevo. Un besote guapa.

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  15. Mi querida amiga, antes de nada decirte que deseo que lo de tu suegra no sea nada, y que se recupere bien pronto, que seguro que con lo activa que dices que es , pronto estara bien, y bueno seguro que cuando tu muchacho entre por la puesta y huela el aroma de esas galletitas divinas que has preparado, te dedicara no un dia solitos si no muchos mas que es lo que tu te mereces, me han encantado como te han quedado y con esas especias tienen que tener un sabor de muerte, Mil besicos y feliz domingo

    ResponderEliminar
  16. Uhm que maravilla! Esas masas especiadas son una debilidad para mí!
    Vaya faena lo de tu suegra, ha tenido suerte si solo necesita reposo! Aunque para una persona activa puede ser una pesadilla, pero bueno... Yo a mí elfo le hincho a galletas, en cuanto me quedo sola enciendo el horno y le tengo a dieta de galletas, panes y bizcochos que no comparto (por eso de que no tomo azúcar ni harinas blancas) para compensarle por mis desayunos integrales y libres de azúcar y grasas...

    ResponderEliminar
  17. A mi el enero tambien se me pasó volando! Ahora toca disfrutar el febrero que en marzo vuelvo de la excedencia al trabajo... pero bueno, para poco tiempo ;)
    Estas galletas tienen que estar super ricas, son muy navideñas, pero yo este tipo de galletinas las como todo el año :) Que suerte tu elfo encontrar estas galletas nada mas de llegar a casa :)
    Un besin!

    ResponderEliminar
  18. Liliana espero que lo de tu suegra sea leve, en cuanto a lo de tener unos días para ti siempre va bien....yo los tengo a menudo porque mi marido viaja mucho...pero bueno es cuestión de adaptarse a lo que hay..los pastelitos se ven riquísimos...seguro que los pruebo...muchos besos

    ResponderEliminar
  19. Me parece una receta ideal para un reencuentro ;)
    Un besito guapa!!

    ResponderEliminar
  20. Adoro el toque que le da la miel a las galletas y a los dulces en general, les da un sabor especial muy agradable que no sabría exáctamente como describir.
    Tus galletas tienen una pintaza espectacular, seguro que duraran bien poco, porque deben estar riquísimas.
    Espero que tu suegra se recupere pronto.

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  21. Los printen son los dulces típicos de Aachen! y me encantan! la verdad es que desde que ya no voy allí no me había acordado de ellos...
    Lo de los percances en el esquí es más común de lo q piensas... mi jefa se rompió los ligamentos una semana antes de que tuviéramos una reunión con 150 personas... y presentábamos todo el día... imagínate que panorama... y lo que nos queda!

    ResponderEliminar
  22. Joooo vaya tela con tu suegra, ¡¡espero que se mejore pronto!! siempre he oído que las roturas de clavícula son una lata :-(

    En cuanto al skí, te entiendo, el año pasado fui a una especie de Xanadú para probar y puf, en una hora lanzarte a la aventura no es demasiado divertido... (además de que lo hice, y me metí unas leches... xD ahora me río, pero vaya sustos me di). Desde entonces, si hay que darme envidia, es por deportes acuáticos-marinos :-P

    Jejejeje, parece que ya te han comentado de dónde son típicos los printen, yo me vine bien servida estas navidades. Qué buenos están. Me parece genial que sigas con las galletas "navideñas" aún estando en febrero :-D

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  23. No soy yo mucho del sabor a miel, pero me gustaría probarlas.
    Tienen muy buena cara.
    Gracias por compartirlas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Me encanta la miel en las galletas, ahora me la paso yo a pendientes, aunque espero no tardar un año en hacerlas. Besos

    ResponderEliminar
  25. Que se mejore pronto tu suegra!!! y las galletas deliciosas. Yo también pillaría con ganas un día para mí sola, para no hacer NADA, desde que tengo las peques, no sé que es eso.

    ResponderEliminar
  26. Me encantan estos mini-printen que has hecho. Por cierto, sé que los printen son la receta de Aquigristán de los lebkuchen de Nürnberg, pero no sé cuál es la diferencia en ingredientes, ¡tengo que investigar!

    Qué miedo los esquís y los accidentes, puede uno llevarse muchos sustos. Espero que se mejore pronto tu suegra. ¿Y cómo medio suiza y no has esquiado? Te tienes que animar, que seguro que lo llevas en las venas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Oh Akane!!! menuda pintorra tiene esto!!! Te cogía un par si estuvieras más cerca ;).

    Si te sirve de consuelo, a mi también me da un poco de repelús el esquí... y de vez en cuando también agradezco días de soledad para encontrarme conmigo misma y disfrutar de mis aficiones o simplemente de mis cosas :).

    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Que ricas galleta y que doradas salen,bs

    ResponderEliminar
  29. ¡Qué bien sientan esos días para una misma!... sobre todo si se aprovechan para hacer unas pastas tan ricas como estas...
    Besetes.
    http://la-cocina-de-lar.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips