09 octubre, 2009

Cake de jengibre

Si es que lo sabía; en cuanto las nubes nos dejaron y se acabaron las tormentas y lluvias torrenciales... regresó el calor! Y vuelta a sandarlias, pantalones cortos, tirantes y a huir del sol porque enseguida acabas sudando. Esta semana han empezado las clases del máster, son por la tarde, y tenemos que tener el aire acondicionado hasta que se pone el sol. ¿Qué estafa de octubre es esta? ¿Dónde está mi otoño?

En fin, esperemos que no quede mucho para que venga, de verdad, el frío. Por el momento, yo me rebelo y horneo cosas otoñales para llenar la casa al menos con el aroma a tardes frescas de meriendas con té calentito.
Cuando vi la receta de este cake de jengibre en el libro de Donna Hay rápidamente puse un post-it en la página; sin duda tenía que ser una de las primeras que probara. Y oh, qué maravilla! El jengibre, tanto en polvo como los trocitos picados confitados le dan un sabor especial, riquísimo, con ese puntito medio picante que tiene esta raíz. Y el glaseado de limón es la cobertura perfecta, sencilla pero que conjuga a la perfección con los demás aromas.

ginger cake2

- 1 y 3/4 tazas de harina
- 1/2 taza de azúcar, a ser posible fino (tipo caster sugar, no glas)
- 1 y 1/2 cucharaditas de levadura
- 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 1/4 cucharadita de sal
- 1/2 cucharadita de jengibre molido
- 3 huevos
- 3/4 taza de yogur natural
- 90 gr de mantequilla ablandada
- 1/3 taza de Golden Syrup (sustituir por melaza, miel o sirope de arce)
- 1/2 taza de jengibre confitado picado

Precalentar el horno a 200ºC. Preparar un molde rectangular o redondo, mejor desmontable.
En un bol amplio, tamizar la harina con la levadura, bicarbonato, sal y jengibre; mezclar con el azúcar. Aparte, batir los huevos con la mantequilla; incorporar el sirope y el yogur, hasta que quede una mezcla homogénea. Añadir el jengibre y repartir bien. Verter esta preparación en el primer bol y trabajar con movimientos suaves con una espátula o lengüeta hasta que todo quede bien incorporado; pueden quedar grumos pero nada de restos secos de harina. Distribuir homogéneamente sobre el molde; pinchar alguna posible burbuja de aire que se haya formado en la superficie con un palillo. Hornear sobre una rejilla a media altura a 180ºC durante 45-50 minutos, hasta que se haya dorado y al pinchar en el centro con un palillo o brocheta ésta salga limpia. Esperar 5 minutos antes de desmoldar con cuidado y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Además, como sugiere la buena de Donna, puse un poco de cobertura de glaseado de limón, que no puede ser más fácil de realizar. No quería mucha cantidad, así que tamicé 1/2 taza de icing sugar (azúcar extra fino, estilo glas) en un recipiente y fui añadiendo poco a poco zumo de limón (con medio limón grande me bastó), mezclando bien hasta obtener una pasta blanca bien espesa pero húmeda. Cubrir rápidamente el cake porque al secarse se quedará sólida.


ginger cake

19 comentarios:

  1. ya sólo pensar en el jengibre, me imagino el sabor de este Cake y me tientas enormemente a preparlo

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. ummmmmmmmmhhhhhhhh!! me lo comeria ahora de postre enterito

    ResponderEliminar
  3. De verdad que hace un calor de lo más desagradable para octubre, con lo que apetece vestirse de otoño y cocinar cosas calentitas!
    Hasta no hace mucho, nunca había usado el jengibre, pero ahora es uno de mis ingredientes imprescindibles, aunque casi siempre lo uso en platos salados, me apetece mucho este bizcocho, aunque el jengibre confitado aún no lo he encontrado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. comoju-Cova
    Pues siéntete tentada y anímate a probarlo :D Aunque sea con otra receta distinta de cake, usando el jengibre siempre da un toque especial.

    adicto tv
    La verdad es que es casi adictivo, me temo que no duró demasiado por casa :P

    Lolah
    Ay sí, ponerse algún jersey finito o una chaquetita para salir, compartir un té calentito a media tarde... esperemos que esos días no tarden!
    A mi me pasó igual, cuando usé jengibre por primera vez me pregunté "¿cómo he estado tantos años sin conocerlo?". Ya sea fresco en raíz, en polvo o confitado, es un ingrediente genial. Confitado lo encontré de pura casualidad en el puesto de frutas secas que cada año viene a la Plaza de Santa Eulalia en las fiestas del barrio, por San Blas. Cuando vuelvan espero que sigan teniendo, me llevaré varios kilos :P Es difícil de encontrar por aqui, por desgracia...

    Alicia
    ¿Te llega el olorcito a jengibre a través de la pantalla? :D

    Gracias y abrazos a todos

    ResponderEliminar
  5. Que buena pinta tiene este cake...tengo ganas de probar el jenjubre en pasteles...me la apunto con tu permiso.Me encata tu blog..besos

    ResponderEliminar
  6. totalmente deacuerdo contigo, que estafa de otoñoooo!! miro la previsión del tiempo y no hay forma de que bajen la linea de temperatura!
    en fin! pero este pastelito tiene que estar ummm!! rico! rico!
    besitos

    ResponderEliminar
  7. Hummmm! jengibre, lo tengo un poco olvidado, pero me encantó la primera vez que lo pobré en una receta, así que yo también "pongo" un post-it en esta receta tuya para probarlo pronto...y también reivindico el frío otoñal, que ya va siendo tiempo, jaja!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Akane! A mí me pasa como a Lolah, el jengibre me gusta mucho, y a demás en otras cocinas (la inglesa, por ejemplo) es muy utilizado para hacer dulces y galletas... sobre el jengibre confitado me tendré que estar con más ojo para que cuando lo vea en alguna feria por Madrid, compré un paquetito! Estoy deseando que haga más frío para hacer Spekuloos!!!

    ResponderEliminar
  9. Este cae seguro. El jengibre me encanta en dulces, no así en otras preparaciones.
    Tengo dos dudas, cual es el caster sugar, no lo conozco, podría hacerlo con azucar glas normal?, donde se encuentra el jengibre confitado?, uyyy que dificiles mis preguntillas, pero tu vienes siempre a Suiza y puedes orientarme.

    Aquí ya casi nos saltamos el otoño, ha anunciado nieve para esta semana y no sabes como me gusta!, la merienda del bizcocho y el te calentito es de mis preferidas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Este seguro que te lo copio, porque mi madre es una auténtica amante del jengibre.
    Yo estoy contigo, este otoño es una estafa. Estoy deseando ponerme mis cuellos vueltos, mis botas, cocinar calabaza, setas y especias. Quiero mi otoño!
    Te quedó el cake absolutamente genial.
    Besitos sin gluten.

    ResponderEliminar
  11. Con tu permiso, me copio esta receta para hacerla en cuanto llegue de lleno el otoño... para celebarlo...
    Qué rica!!!!
    Besitos,
    IDania

    ResponderEliminar
  12. Adoro el gengibre¡¡¡ aunque en mi casa la opinión general es que sabe a colonia, paso olímpicamente de ellos y sobre todo ahora, en Otoño, me hago galletas de gengibre una semana si y otra también, jejeje... al final terminan todos comiéndoselas sin rechistar.

    Para esta delicia de cake me falta el gengibre cristalizado, lo tengo en polvo y también fresco, de manera que va a la carpeta de pendientes hasta que lo consiga.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. un cake estupendo.. me apunto la receta y a por el gengibre.
    hasta pronto

    ResponderEliminar
  14. A que es riquísimo?? Yo también lo hice y duró un suspiro...

    Besos!!

    ResponderEliminar
  15. Me piede el jengibre... vaya, que rico Akane!

    ResponderEliminar
  16. Akane!Mañana mira en mi página, hay un regalito para tí. ;)

    ResponderEliminar
  17. Sin duda alguna probare esta receta, adoro el jengibre :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...