17 abril, 2009

Biscotti de avellanas y pacanas

Creo que ya he alabado muchas veces a estas pequeñas maravillas dulces italianas. Suelo decir con cualquier cosa dulce que es ideal para acompañar el café de media tarde, pero de verdad que los biscotti deben haber sido creados para ello. Me encanta que sean tan duros y crujientes, porque así además se pueden mojar bien en la taza y dejar que se junten sus sabores: el amargo del café, el dulce aroma de la galleta, con ese toque genial que dan los frutos secos repartidos por su masa... Claro que tampoco van nada mal empapados en un buen chocolate. Oh, y ahora que llega el verano seguro que acompañan a una bola de helado divinamente; de hecho estoy pensando en usarlos a modo de cuchara...
En fin, allá va otra variante de biscotti. Usando limones de la huerta de mi abuelo, avellanas extrañamente baratas de una gran tienda recientemente descubierta, y nueces pacanas que nos regaló una tía de mi madre hace poco. Ah bueno, y un toquecito suizo con el Kirsch :P

hazelnut biscotti

- 250 gr de harina de repostería
- 1 cucharadita de levadura
- 1/4 cucharadita de sal
- 2 huevos
- 200 gr de azúcar blanco
- 1 cucharada de Kirsch
- 1 cucharadita de zumo de limón
- 150 gr de mezcla de avellanas y nueces pacanas

Precalentar el horno a 200ºC y preparar una bandeja.
Batir los huevos con el azúcar hasta que la mezcla tenga un tono pálido. Añadir el licor y el limón, batiendo un poco más; luego los frutos secos. Tamizar encima la harina con la sal y la levadura, mezclando todo con una espátula siguiendo movimientos suaves y envolventes. Una vez se haya incorporado todo bien, mojarse las manos y coger la mitad de la masa para formar un rectángulo sobre la bandeja del horno; hacer lo mismo con el resto de la masa. No tienen porqué salir perfectos, sólo hay que asegurarse que tengan más o menos el mismo tamaño, que estén suficientemente separados y que su superficie esté alisada.
Hornear a media altura a 180ºC durante unos 20 minutos, o hasta que se empiece a dorar ligeramente y no manche al tocar su superficie con los dedos. Dejar enfriar sobre una rejilla unos 10 minutos (no apagar el horno).

Con un buen cuchillo de sierra, cortar sobre una tabla los biscotti diagonalmente, de un grosor aproximado de 1 cm- 1'5 cm. Cuidado al cortar, no hacer presión sino serrar, porque por dentro aún estarán blandos. Colocar las piezas con una de las caras del corte hacia arriba de nuevo en la bandeja (da igual si se tocan) y hornear unos 7 minutos. Sacar, dar la vuelta a cada pieza y de nuevo introducir en el horno otros 7-8 minutos, hasta que se hayan tostado un pelín (o sólo dorado, a mi me gusta con un toque tostadito). Dejar enfriar totalmente sobre una rejilla y guardar en un recipiente hermético.

hazelnut biscotti2

14 comentarios:

  1. Que hermosas las fotos y que ricos se ven!
    Me encantará hacerlos. Ya te cuento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, Akane, los biscotti son deliciosos, aunque es peligroso tenerlos cerca, apetecen en cualquier momento, estos de limón y avellanas deben estar de muerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Que ricos y crujientes, me encantan... En Catalunya hacen unas galletas bastante parecidas, se llaman "carquiñols". Nos gustan mucho...
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:47 p. m.

    En mi casa los llamamos rosigones :D

    Besooos

    ResponderEliminar
  5. Me encantan estos biscotti que preparas, pero nunca me he decidido a preparar ninguno. Últimamente me están rondando mucho por la cabeza así que seguro que un día de estos me pongo :D

    saluditos

    ResponderEliminar
  6. Hace mucho que las tengo pendientes pero con tantas recetas pendientes aún no me he decidido, algún día será... en tus fotos se ven lo ricos que tienen que estar...
    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  7. Me descuido unos días y me sacas tres cuerpos de ventaja como en las carreras de caballos, jejeje
    Estás que te sales con las recetas. Me gustan todas pero no tengo tiempoooooo.
    Está bien, esta también me la anoto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Tienen muy buena pinta y seguro que son ideales para la merienda, con un té negro deben combinar muy bien.

    ResponderEliminar
  9. Akane,
    Geniales las fotos!!!
    Los biscotis, geniales!!!
    Tengo que hacerlos y ya te contaré.
    Besitos,
    IDania

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    En principio: maravillosas las fotos!
    Y las galletitas se parecen a una arabes que compramos a veces, duras tambien como vos decis, que van muy bien con el cafe o con un buen te de menta.

    besos y linda semana!

    andrea

    ResponderEliminar
  11. Realmente es imposible hacer un poco de dieta.
    Dan ganas de ponerse con las manos en la masa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Muy buenos, como ya te han dicho en Catalunya se llaman "Carquinyols". Me han entrado ganas de comer unos.

    ResponderEliminar
  13. Me fascinan los biscottis, duros y como dices tu ideales para mojar en café o en chocolate o incluso en un vino dulce como el moscatel. Tu receta tambien me encanta, he probado a hacerlos con varias recetas pero siempre termino utilizando una muy parecida a la tuya: una que no lleva grasa de ningun tipo, por lo que tambien son ligeras y no nos hacen sentir culpables. Altamente adictivas.

    por cierto: la taza de gatitos está preciosa!!
    :D

    un abrazo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...