22 septiembre, 2017

Bizcocho de calabaza, avena y espelta integral con almendras - Bienvenido otoño

¡Otoño! Pocas palabras me reconfortan tanto solo con leerlas, en el idioma que sea - Herbst es bonito, no me digáis que no-. Bueno, vale, realmente el otoño no entra oficialmente en España hasta las 22.00 de hoy día 22 de septiembre, pero yo tengo la barrera psicológica fijada en el día 21. Y el otro día me entró un antojazo enorme de recetas otoñales, así que saqué una porción de puré de calabaza del congelador, busqué un poco de inspiración al tuntún, y encendí el horno. Un nuevo bizcocho de calabaza para sumar a la colección, esta vez con avena, espelta integral y unas almendras.

Oat spelt pumpkin bread

Estoy un poco molesta porque nuestro nuevo hogar sigue con cosas pendientes de rematar. Ya no hablo de lo típico -cuadros por colgar, algún mueble o accesorio que comprar, armarios que organizar...-, es que los obreros fueron unos chapuceros y seguimos encontrando meteduras de pata que nos dejaron de regalo de despedida. Iba a utilizar otra expresión pero prefiero no ser muy desagradable.

A veces te toca la negra en estas cosas, no queda más que tener paciencia y ser firme reclamando a lo que tienes derecho. Pero uf, es que ha sido una detrás de otra, y encima molestando a los vecinos de abajo. La pesadilla de la ducha que perdía agua ya pasó, pero ahora tenemos mal puesta la caldera porque fueron unos inútiles colocándola. Está tan "bien" encajada en su hueco, que no se puede sacar la carcasa para conectar el termostato ni hacer revisión ¬¬. Eso es la última gota que ha colmado el vaso de otras chapucillas, pero quiero ser positiva y cruzar los dedos para que en octubre ya tengamos todo finiquitado.

Oat spelt pumpkin bread

En otro orden de cosas, nuestro gatito Lito ya es todo un señor gato -precioso, por cierto-, y le tocó pasar por las manos del veterinario esta semana. Castración y chip, es lo que toca, aunque me dio penica cuando empezó a atontarse con el primer calmante. Claro que cuando volvió a casa, medio drogado y algo molesto por la jugarreta que le hicimos, ya no me dio tanta lástima. Menuda nochecita nos dio el muy cabrito :P. Ahora está a mi lado durmiendo como un angelito, parece que se le ha pasado el disgusto :).

Oat spelt pumpkin bread

Volviendo a la cocina, este bizcocho es todo lo que mi antojo quería. Tierno y jugoso, de miga rústica con esa textura de las harinas integrales pero sin ser mazacote, lleno de especias y un toque tostado-acaramelado gracias al endulzante, que esta vez ha sido Golden Syrup. En su lugar podéis usar miel de caña -melaza, muy recomendable-, sirope de arce o cualquier miel que os guste. Las almendras las puse por encima para darle el toque crujiente, y así el elfo no se queja tanto; ya sabéis que odia los tropezones en las masas, salvo que sea chocolate.

Oat spelt pumpkin bread

Receta de bizcocho de calabaza, avena y espelta integral con almendras
Inspiración: mis bizcochos favoritos otoñales
Ingredientes para un molde de unos 20-22 cm de largo

- 60 g de copos de avena
- 110 g de harina de espelta integral
- 1/4 cucharadita de sal
- 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
- 1 cucharadita de levadura química
- 1 cucharadita de canela molida
- 3/4 cucharadita de jengibre molido
- 1/2 cucharadita de nuez moscada
- 1 pizca de allspice (pimienta de Jamaica) o de clavo molido
- 210 g de puré de calabaza asada y bien escurrida
- 55 ml de aceite neutro (girasol va bien)
- 120 ml de Golden Syrup, melaza o miel (usar 150 si lo preferimos más dulce)
- 2 huevos L

- almendras crudas peladas (laminadas, en bastones o cubitos)
- azúcar moreno mezclado con canela

Precalentar el horno a 175ºC y forrar o engrasar un molde de tipo plumcake. Podemos usar uno más pequeño o más grande, simplemente el bizcocho saldrán más gordito o más finito, variando el tiempo de horneado.

Triturar en una picadora o molinillo los copos de avena hasta dejarlos en una textura algo más gruesa que la harina integral. No es un paso imprescindible, pero sí recomendable. Mezclar en un recipiente mediano con la harina de espelta integral, la sal, el bicarbonato, la levadura y las especias.

Aparte batir con unas varillas el puré de calabaza con el aeite, el endulzante elegido y los huevos. Incorporar a los secos y mezclar con movimientos suaves hasta que no queden grumos secos. Llenar el molde, añadir almendras al gusto y espolvorear un poco de azúcar moreno con canela (opcional), o solo con canela.

Hornear durante unos 50-55 minutos o hasta que al pinchar el centro con un palillo salga prácticamente limpio. Empezar a vigilar a los 45 minutos, por si acaso. Esperar un poco fuera del horno antes de desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Oat spelt pumpkin bread

Tengo que reconocer una pega del cambio de estación; en pleno calorazo veraniego me había acostumbrado a salir a correr al alba, bien temprano, ¡pero ya no hay nada de luz hasta pasadas las 7.30! Me da un poco de cosica salir yo sola en plena oscuridad, sobre todo porque hay zonas en mi circuito muy mal iluminadas y alejadas de zonas de viviendas. Bueno, cuando cambien la hora tendremos otro drama montado pero es lo que toca.

¡Buen fin de semana otoñal!

12 comentarios:

  1. Tiene una pinta increíble!! Tengo como una obsesión con los bizcochos de calabaza y me encanta probar recetas nuevas :P
    Patricia.

    ResponderEliminar
  2. Pues si que se ve rico,ahora con el frío apetece un trocito con un té o un café

    ResponderEliminar
  3. Se puede hacer empleando más harina... ¿duplicando cantidades tal vez??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      No sé muy bien a qué te refieres, ¿solo añadir más harina, o hacer un bizcocho más grande?
      En el segundo caso, en principio podrías aumentar proporcionalmente todos los ingredientes, duplicando es lo más fácil. Pero no puedo asegurarte los resultados porque no lo he probado, aunque en otras recetas he hecho algo parecido y normalmente no hay problemas :).

      Eliminar
  4. Te ha quedado delicioso! Muy buena manera de entrar en el otoño, di que sí!
    Ánimo con la casa, seguro que en menos de lo esperado lo tenéis todo listo y disfrutando de ella.

    ResponderEliminar
  5. Uuumm, todas tus recetas me dan gula y ganas irrefrenables de hornear, siempre. Otra buena idea que cojeré prestada (aunque siempre los modifique). Me encanta tu blog, aunque nunca comente. Chapuceros los obreros, suele pasar (ainnssss).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, muchas gracias! Si contagio mi entusiasmo por el horno ya he cumplido mi objetivo en la vida (o uno de ellos :D). Te agradezco mucho que estés detrás de la pantalla aguantando mis cosas, y muchas gracias por tomarte la molestia de comentar esta vez :) Sé que ir dejando comentarios consume mucho tiempo y cada vez se hace menos, es que cuesta (yo antes comentaba mucho más en mis blogs favoritos).

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Anónimo7:54 p. m.

    Pues tengo todos los ingredientes en casa, así que no tengo excusa para no hacerlo, vaya pinta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando se tienen todos los ingredientes a mano solo falta encender el horno :D
      Espero que te animes a hacerlo!

      Eliminar
  7. it's calabaza time!!! ^0^

    ResponderEliminar
  8. Hola Liliana
    Siento esas malas experiencias con las obras de casa, espero que pronto vayan quedando atrás.
    Respecto al bizcocho sinceramente tiene muy buena pinta y como aquí por el norte no hace tanto calor y además como tengo todos los ingredientes en casa, cualquier día que me levante por la mañana con ganas de hornear, pruebo a hacerlo.
    Gracias por compartir la receta. Un beso enorme y feliz finde

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué buena pinta! ¡Con un bizcocho así la bienvenida al otoño está asegurada!
    Gracias por la receta :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...