22 febrero, 2014

Receta de pan de cereales y semillas

Seguro que la mayoría de vosotros ha tenido esa conversación tan típica que arranca con un "Si tuvieras que perder uno de los cinco sentidos, ¿cuál sería?". Es una de esas discusiones tan repetidas que nos encanta tener para discutir sobre la nada, planteando escenarios hipotéticos absurdos. Como lo de qué te llevarías a una isla desierta, o qué comerías el resto de tu vida.
En el caso de los sentidos casi nadie quiere perder la vista o el oído, que son los que más triunfan y los más llamativos. Pero claro, pensar en una vida sin gusto... o sin olfato, que incluye muchísimo en cómo captamos el sabor de los alimentos. Supongo que al final el cuerpo y el cerebro se terminan adaptando a cualquier situación, pero se hace difícil pensarlo.

Pan de cereales y semillas

De todas formas, uno de los sentidos que más se olvida es uno de mis favoritos últimamente: el tacto. No se suele apreciar tanto, pero a mí me encanta tocar y palmar todo tipo de cosas. Sentir la temperatura, la textura y el material de los objetos, acariciar superficies rugosas, sentir cosquillas en los dedos, descubrir elementos suaves... Algo que me gusta mucho es meter las manos en la tierra, literalmente. Me fascina lo diferente que puede llegar a ser la tierra según la zona y su composición, y por eso disfruto mucho trasteando con macetas y jardines. Creo que lo que más me gustaba de la playa de pequeña era embadurnarme bien de arena.

Pan de cereales y semillas

Elaborar pan en casa es una manera estupenda de sacar el máximo partido al tacto en la cocina. Mezclar las harinas con las manos y amasar percibiendo cómo la textura va cambiando, es parte del placer del pan casero. Creo que así se establece un vínculo más emocional con nuestras masas, y es que es fantástico sentir cómo evolucionan bajo nuestras manos.

Tengo mi masa madre ahora reposando junto a mí, esperando a mañana para hacer pan siguiendo mi receta infalible (adaptada del gran Dan Lepard), pero a veces no viene mal tener recetas más sencillas a mano. Estos panes los preparé un par de semanas después de volver a Madrid, cuando todavía mi masa madre dormía en la nevera, y yo tenía ansias de pan casero. Preparé tres barritas pero se podría hacer un gran pan redondo o en bâtard sin ningún problema, y la mezcla de semillas es perfectamente adaptable.

Pan de cereales y semillas

Receta de pan de cereales y semillas
Ligeramente modificada de una receta de Xabier Barriga
Ingredientes para 3 barras medianas

- 10 g de levadura fresca de panadería
- 375 ml de agua tibia
- 325 g de harina de trigo de fuerza
- 125 g de harina de centeno integral
- 50 g de harina de espelta integral
- 1 cucharada de melaza (miel de caña)
- 1 cucharadita colmada de sal
- 100 g de mezcla de semillas y cereales (sémamo, lino, centeno, avena, girasol, amapola)
- semillas extra para el acabado

Colocar la levadura desmenuzada en un cuenco, añadir 3 cucharadas del agua tibia y 2-3 cucharaditas de harina de trigo. Mezclar bien, tapar con un paño húmedo y dejar fermentar unos 30 minutos.

Mezclar todas las harinas en un recipiente grande con la sal. Añadir el agua tibia y mezclar junto con la melaza. Cuando esté todo más o menos incorporado, añadir el prefermento y mezclar bien. Dejar reposar 30 minutos tapado con un paño.

Amasar a mano de corrido, en tandas cortas o usando amasadora, hasta conseguir una masa suave, homogénea, elástica y maleable. Formar una bola y dejar levar un par de horas en un cuenco engrasado tapado con un paño o plástico.

Cuando haya doblado su tamaño, deshinchar ligeramente y amasar un poco más. Dividir en dos o tres porciones, o dejarla entera. Formar barritas, bâtards o una gran bola, según se prefiera, procurando dejar buena tensión en la superficie de la masa. Pulverizar con agua, añadir algunas semillas, tapar y dejar levar una segunda vez.

Precalentar el horno a 225ºC. Greñar las barras con un buen cuchillo y hornearlas, pulverizando con agua el horno al principio, durante unos 30-40 minutos, hasta que estén bien doraditas. Bajar la temperatura del horno a 200ºC pasados 10 minutos. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Pan de cereales y semillas

Corteza crujientita y miga tierna, con el toque crujiente de las semillas. La primera barra cayó ese día, la segunda aguantó muy bien bien envuelta en tela para la hornada siguiente, y la tercera la congelé cuando se enfrió. Descongeló sin problemas.
Ay, lo que me gusta el pan :).

24 comentarios:

  1. Te han quedado espectaculares!
    A mi me encanta hacer pan en casa, el olor que que se queda es impresionante.
    Y luego lo rico que esta!
    Un besito y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana! La verdad es que ese olorcito a pan recién hecho, que va inundando la casa, es maravilloso. En mi caso, como vivimos en un apartamento pequeño, el olor se cuela en el rellano y se nota ya desde el ascensor, jajaja.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. A mi también me gusta el pan, soy de las que una comida sin pan como que me falta algo....este pan es bestial Liliana, dices que también se puede hacer en redondo...el tiempo de cocción es el mismo?? Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos muy panarras las dos! :)
      Pues no sabría decirte un tiempo exacto de cocción, ya sabes que con las masas y los hornos cada cocina es un mundo... A más tamaño, más tiempo, y también tardan más si los hacemos redondos y gordos en lugar de con forma de barra. Yo lo tendría por lo menos 50 minutos, vigilando que no se queme mucho por fuera. Ya sabes que si le das unos golpecitos en la base (usando manoplas, claro) y suena hueco y firme, estará listo ;).

      Eliminar
  3. Tengo mi pan sacado hace un rato delx horno y esperando que se enfríe para probarlo. Es parecido al tuyo, con una mezcla de semillas y cereales que le da un sabor espectacular.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Liliana que pinta taaan rica tiene ese pany una cosa que me ha encantado es ese molde o tabla con rejilla que se ve en la foto donde lo puedo conseguir explicame por favor si es un molde como se utiliza gracias

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la receta, es el tipo de pan que me gusta. Me la guardo para cuando me sienta con valentía para estrenarme a hacer pan (y baje la factura de la luz).
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Bufff, que sentido perder? como bien dices , es imposible poder elegir alguno. Yo también soy muy manazas, me gusta tocarlo todo , pero sobre todo las masas, adoro amasar. No entiendo a la gente que le da al botón de la máquina y dice que está amasando y ojo, no digo que no se pueda recurrir a esos aparatos, pero para mí el amasado es otra cosa, es sentir como va cambiando la masa entre nuestras manos, notar su textura y por último cuando sale del horno si todo ha salido bien el chasquido del pan. Este que has preparado tiene una pinta estupenda, es una pena que no se puedan transmitir los olores, porque estoy segura que el aroma que desprendía era espectacular.
    Besos y buen finde

    ResponderEliminar
  7. que dificil se me hace pensar perder uno de los sentidos... creo que es el olfato... porque solo pensando como debe de oler la casa tener estos panes en el horno... que rico!!!
    Me gusta mucho como huele la casa cuando estas horneando algo, es como super hogareño para mi :)
    Este pan de semillas debe de estar riquísmo, el pan blanco la verdad es que no me gusta nada, de hecho con uno con semillas ya me tienes contentísima :) Pero lo de mas es el Pumpernickel, lo conoces? Esto lo podría comer y desayunar y cenar y todo... que rico :)
    Un besin!

    ResponderEliminar
  8. Y no solo poder tocar sino ser tocada... un beso, una caricia, un abrazo... ese tacto que estremece... ¡es maravillosos!. ¡¡¡Oooooohhhh, pero qué cosa tan buenaaa Liliana, madre mía, ahí me has dado!!!, creo que sabes lo mucho que me gusta todo lo integral y si además tiene semillas, me resulta ¡absolutamente irresistible!, qué pintaza tienen estos panes, es mágico hacer pan, es todo un disfrute, qué ricos. Un besote.

    ResponderEliminar
  9. hola panarra :) vaya panes hija, lo tuyo es...la pinta te juro que es como los que veía en las mejores panaderías francesas. Bueno , mejor dicho españolas, porque estoy harta de eso de que los franceses hacen los mejores bollos y panes, ahora que lo pienso...es mentira! jaja :) me han encantado y las foto preciosas. Eres una crack, murcianica. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Hola Liliana. Creo que es la primera vez que visito tu blog. He visto estos panes en blogovin y me he venido corriendo. Me han encantado y me las llevo porque la combinación de harina que llevan me gusta mucho. Además de que te han quedado perfectas.
    Coincido contigo en que el tacto, tal vez es uno de los sentidos que se olvida cuando se habla de ellos. Amasar es una buena manera de disfrutarlo.
    Besos y buena semana.
    Me hago seguidora, que creo que no lo soy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, sí que lo era, así que he venido antes. Esto de los blogs es lo que tiene :-)

      Eliminar
    2. Jajaja, a mí me pasa lo mismo con los blogs! A veces "descubro" alguno que resulta que ya había visitado antes, pero con lo desastre que soy me despisto con facilidad :). Muchas gracias por volver por aquí! :D

      Eliminar
  11. Que pinta tiene este pan, mmmmm!
    Donde se compran las distintas harinas que usas, las semillas y la melaza? Yo no he visto en el super estos ingredientes.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen! Las harinas las compro en una tienda de productos ecológicos de mi barrio, siempre tienen muchos tipos diferentes. Echa un vistazo en los grandes hipermercados (a veces en las secciones de dietética) porque suelen tener cada vez más también. Las semillas, igual, aunque puedes comprar esas mezclas que venden a veces para ensaladas (procurando que estén crudas).
      La melaza es miel de caña, en Mercadona tienen, pero puedes usar miel sin problemas ;).

      Para comprar harinas online, la mejor tienda es El Amasadero. www.elamasadero.com/‎

      Gracias por visitarme!

      Eliminar
  12. muy fan de las preguntas con escenarios alternativos como iniciadoras de conversaciones absurdas!

    en otro orden de cosas... me gusta encontrarme semillitas en el pan, pero odio pisar arena XD

    ResponderEliminar
  13. En mi aventura panarra estoy pensando en preparar mi primera masa madre y para eso me estoy estudiando de arriba a abajo el libro de Dan Lepard. También llevo tiempo queriendo hacer pan con harina de centeno y no sé dónde encontrarla... El mundo del pan casero es inmenso y aunque estoy empezando con cosas sencillitas... creo que al final todo se puede. Esta receta me parece un buenísimo "siguiente paso"... seguro que la pruebo un día de estos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro de Dan Lepard es genial, buena elección! Aunque mi masa madre es la de Ibán Yarza, sé que la de Lepard da muy buenos resultados también :).
      Si no encuentras harina de centeno en tiendas de tu zona, prueba a comprarla online: www.elamasadero.com/‎
      De todas formas, investiga bien en tiendas ecológicas o con productos "dietéticos"; en Hipercor por ejemplo suelen tener en la sección de productos de dieta.

      Eliminar
  14. Me encantan los panes de semillas, te han quedado espectaculares, saludos.
    "Quien se pica ajos come"

    ResponderEliminar
  15. Vaya, Liliana, te han salido demasiados. ¿Quieres que te dé mi dirección para la próxima vez que te suceda? :P

    Solo si te salen con esa pintaza, eh, están mortales, en serio.

    Yo no podría vivir sin la vista, lo demás, pues mira, se lleva, pero sin vista no me veo. Lo del gusto, pues mira que me gusta comer, pero pienso, bueno, pues eso que me ahorro, me iba a dar igual comer judías que Godiva, pues más barato y sano. Jajajaja.

    El tacto, buff, creo que odio más cosas de las que me gustan, jajaja Lo de la tierra, por ejemplo, odioso :P Pero tocar a mi gato o una mantita suave, eso me gusta como a un tonto un lápiz (si es que fuera cierto aquello de los tontos y los lápices). La arena de la playa no me importa, pero fíjate, de pequeña, hasta los 4 ó 5 años, me daba tanto repelús, que si pisaba la arena lloraba, y me tenían que transportar de la toalla al agua, porque no había manera de que la pisara, jajajaja

    Menuda piedra, en fin, que solo quería decirte que me han dado una envidia terrible con todas esas semillas y esa greña perfecta, y que la foto del corte es espectacular. Es de hecho la que me ha hecho sentir envidia, que tengo un queso buenísimo en el frigo... ¡y no tengo pan!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  16. Tiene una pinta estupenda el pan. Me gusta mucho el color y la proporción de semillas. Las 'greñas' se te han abierto perfectamente por donde debían. ¡Menuda delicia has hecho! Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Vaya corte que tienen las barras de pan.
    Hace unos días he visto en la tele una chica ciega, en un concurso de cocina... para mi era algo impensable, porque ¿como cocinas sin ver? Sin embargo tenía los demás sentidos tan desarrollados que lo hacía mucho mejor que la gran mayoria de los que vemos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Me encanta como te han quedado las barras, yo ahora tengo siempre un poco de masa madre en la nevera, luego con sacarlo el día antes fuera de la nevera y refrescarla ya está lista para usarla.
    besos,

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...