20 noviembre, 2013

Pan de soda para estómagos convalecientes

Es maravilloso cuando tienes mil cosas que hacer y te has montado un planning estupendo para organizarte y llegar a tiempo a todo... pero ¡zas! virus al canto.
Pues sí, la última vez que caí enferma fue hace apenas menos de dos meses, y aquí estoy otra vez. Me levanté ayer con el cuerpo raro... Y según fue avanzanado el día la cosa fue cuesta abajo y sin frenos, hasta convertirme en una especie de zombie tirado en el sofá tiritando y sudando a la vez por culpa de la fiebre. Muy divertido. Y lo peor es que sólo pensaba en las cosas que había dejado a medias y que estaba perdiendo el tiempo ahí sin hacer nada ^_^U.

Classic Soda Bread


Pero bueno... ya me conozco la rutina de estos cuadros víricos, y una llamada a mi telemédico (mi suegra) me lo confirmó. También llamé a mi madre, claro, simplemente porque cuando se está enfermo se echa más de menos el cuidado de las madres. Lo peor de estos virus suele pasar tras las primeras 24 horas, y por suerte he conseguido descansar bien por la noche.

Hoy tocaba reposo, hidratación y empezar a comer algo sólido. Como siempre me recuerda mi suegra, es importante ingerir azúcares, hidratos de carbono: ¡pan! Ya os conté que mi comida de enfermo favorita son las tostadas con aceite, pero, oh, ¡no me quedaba pan! 
Sin embargo los astros se han alineado a mi favor, y es que justo ayer ví en un momento de lucidez la foto de pintxo de un pan de soda. Y tenía en la nevera un bote de Buttermilch que caducaba pronto. Así que esta mañana en apenas una horita he tenido un pan rápido estupendo para recargar un poco las pilas :).


Classic Soda Bread

Ya tengo en el blog una receta de pan de soda, que en realidad es muy similar a esta de hoy. Es una receta típica irlandesa de la que me suelo acordar cuando se acerca San Patricio, pero que debería tener más presente el resto del año porque es muy fácil y el resultado genial. Es un pan "rápido", que leva con bicarbonato sódico en lugar de levadura o masa madre. No hay que amasarlo, sólo conseguir una masa manejable y directamente al horno. Está muy rico calentito o en forma de tostadas, y es ideal para días fríos y acompañar sopas y guisos. O para reponer a tope los niveles de hidratos ;).

Classic soda bread - Pan de soda clásico irlandés
Receta muy levemente modificada de Hugh Fearnley-Whittingstall
Ingredientes para 1 pan hermoso

- 400 g de harina de todo uso
- 100 g de harina de fuerza
- 2 cucharaditas de bicarbonato sódico
- 1 cucharadita de sal
- 400 ml de buttermilk (Buttermilch en mi caso)
* Para hacer buttermilk casero, mezclar 400 ml de leche con 1 y 1/2 cucharada de zumo de limón o vinagre de vino blanco. También se puede sustituir por yogur líquido.

Precalentar el horno a 200ºC y preparar una bandeja.
Mezclar las harinas con el bicarbonato sódico y la sal. Hacer un hueco en el centro y añadir el buttermilk, mezclando a medida que lo vamos echando. Amasar todo unos minutos hasta tener una masa homogénea. Debe ser pegajosa pero no demasiado; ajustar la cantidad de harina y de líquido hasta que sea manejable. Con una máquina amasadora se hace en un pispás.

Volcar sobre la bandeja enharinada o cubierta con papel sulfurizado. Dar forma redondeada, hacer unos cortes en forma de X en la parte superior y hornear durante unos 40-45 minutos. La base debe sonar hueca. Dejar enfriar un poco sobre una rejilla. Servir templadito o cortar rebanadas para hacer tostadas.

Classic Soda Bread


Yo tenía previsto publicar ayer una receta totalmente diferente (con calabaza, oh, sorpresa), pero tendrá que esperar unos días. Me ha sentado tan bien el pan que tenía que publicarlo por aquí, y espero que os anime a probarlo a aquellos que aún no le habéis dado una oportunidad. No es como un pan-pan, pero de verdad que está muy bueno y nos puede sacar de un apuro panadero algún día que tengamos poco tiempo.
¡Abrigáos bien y cuidáos de los virus malos que andan sueltos!

21 comentarios:

  1. me alegro de que ya estés mejor
    a mi estos panes me encantan ligeramente tostados y untados con mantequilla

    ResponderEliminar
  2. Quiero hacer pan pero no tengo amasadora. Me lo he apuntado.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Liliana estando enferma y te metes a hacer pan,,,eres mi heroína ...tiene muy buen aspecto...besitos

    ResponderEliminar
  4. Jjajaja, Liliana, perdona que me ría, pero es que me ha hecho gracia, porque cuando yo me pongo mala y no puedo hacer nada (útil) me enfado un montón, pensando en las cosas que tendría que hacer y no hago, porque estoy desaprovechando el tiempo (como si fuera por gusto).

    Me alegra que la recuperación haya avanzado bien, y sobre todo, que todo se pusiera de acuerdo para que pudieras sacar este pan. ¡¡Tiene una pinta de muerte!! Y me chiflan estos panes rápidos, de miga densa y buen sabor :)

    Un beso, Liliana, si aún quedan restos, que te mejores muy pronto.

    ResponderEliminar
  5. Ficou um pão lindo,adoro aquela crosta de cima...que delicia.
    Desejo-lhe as melhoras
    bj

    ResponderEliminar
  6. ME alegro que mejoraras pronto, con ese pan.... yo el último que cogí no estaba para nada, pero claro, la comida a las peques había que hacerla (ellas nos habían pegado el virus a mi marido y a mí, pero ellas ya estaban bien) y me daba un asquito cocinar así... Me copio la receta, me encanta la corteza

    ResponderEliminar
  7. jo que pan más bueno y qué rapido. REcuperate guapa que hay muchos virus de esos sueltos :) oye, pues anda que no tienes mérito ni nada, mala y te pones a hacer pan :) un besazo y un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Ay mi niña! Cuidate mucho que esos virus son chunguísimos!

    Yo suelo librar bien y no los cojo a menudo, pero el año pasado enlacé tres iguales uno detrás de otro (o el mismo que se hizo un sitio en mi estómago y me incordió tres veces) y es un rollo... uf.

    Y lo bueno es que sabes que en 24h se pasa. Y lo malo es que sabes que hasta dentro de 24h no se pasa.

    Este pan tengo que probarlo, que nunca lo he hecho y me gustaría hacerlo!

    ResponderEliminar
  9. Me recorddó la vez que hice un pan de soda, por cierto debo publicarlo, estaba sin nada para el desayuno y lo preparé en un abrir y cerrar de ojos.
    Tu pan se ve maravilloso, una delicia. Espero que te hayas recuperado, es tan desagradable estar enfermita.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Con este frío no me apetecía salir a comprar el pan, así que tu receta me ha venido de maravilla. En una hora listo y BUENÍSIMO este pan de soda. Gracias por la receta y cuídate mucho!

    ResponderEliminar
  11. No lo conocía ...menos mal que se puede conocer la gastronomia de otros paises aunque no podamos visitarlos.
    Muchas gracias
    Un beso
    Paloma

    ResponderEliminar
  12. Chiquilla, debes de tener las defensas bastante bajas que siempre te atacan todos los virus eh! Pobreta.. Menos mal que con unos cuantos mimos y las pedazo de recetas que te mandas incluso estando enferma, es más fácil recuperarse,no? También es importante darle descanso a la cabeza y si el cuerpo nos pide un kit-kat tan bruscamente, por algo es. Espero que este fuera el último ataque por un tiempo largo ;) Y la receta me la quedo que eso de no tener que amasar ni dejar fermentar es genial para alguien tan poco planificada como yo. Un besote

    ResponderEliminar
  13. Genial que te haya sentado tan bien este pan tan rico, a ver si ya no caes de nuevo. Besos

    ResponderEliminar
  14. Un pan que no necesita presentaciones, solo hace falta ver su miga para que te diga: cómeme!

    ResponderEliminar
  15. Un pan delicioso, me apunto la receta sin falta, es ideal.
    Me quedo en tu blog para no perderme nada, nos leemos.
    Un beso,
    Isabel.
    Http://obsesionporloscupcakes.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  16. Antes de nada, espero que ya te encuentres mejor y que el pan haya hecho su cometido.
    Nunca he hecho este pan y le tengo ganas... a ver si me animo! Aunque hoy ya tengo fermentando el Zopf ;-)
    Un besote y cuidate mucho!
    PD-> El tapenade de tomates secos es la receta de Directo al Paladar! Lo puse en la fuente... pero no sabia que era receta tuya!!! Mil gracias ^_^

    ResponderEliminar
  17. Espero que a éstas alturas ya estés más que recuperada! qué pan tan fantástico has hecho, qué miga tiene! Besos

    ResponderEliminar
  18. Vaya pobre!!! Ya me parecía que estabas malina por el comentario que me dejaste el otro dia en el blog. Pobre... Ahora ya estas mejor no?
    El pan esta genial, recien del horno con mantequilla... uhm... que rico! :)
    Un besin

    ResponderEliminar
  19. Hola q tal

    Queria decirte que he hecho hoy el pan y ha salido mal..vamos que lo he tirado..no se si sera q a mi no me gusta este tipo de pan o algo que he hecho mal..el caso es que solo el olor ya no me gustaba..lo siento creo que me gusta mas el pan amasado y levado.

    Es mi opinión, sabía como a bicarbonato mucho.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María José!
      Siento mucho que no te gustara el resultado. No sé si usaste buttermilk comprado o lo preparaste casero, a veces no sale del todo bien dependiendo del tipo de leche y el ácido...
      De todas formas, ya digo en el post que no es un "pan-pan", el sabor es muy diferente al de un señor pan con su buena harina y sus levados, pero puede sacar de un apuro y creo que va muy bien para tomar con mantequilla en tostada o templadito con sopas y guisos.

      Pero bueno, si no te gusta su sabor tampoco pasa nada, sólo lamento que hayas invertido tiempo y esfuerzo en prepararlo y haya terminado en la basura, lo siento! Más que a bicarbonato su sabor es ácido, por el ácido láctico del buttermilk y su reacción con el bicarbonato, que es el que libera el dióxido de carbono en el proceso.

      Quizá te hubiera gustado más añadiendo otros ingredientes, con pasas, nueces y alguna especia mejora el sabor.

      Ay, que me enrollo mucho :). Te pido disculpas, pero gracias por comentar tu experiencia.

      Un abrazo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...