10 abril, 2013

Crema ligera de tomate asado

Esta vez conseguí regresar de Murcia sin romperme la espalda en el tren (Paula estaría orgullosa de mí). Ir en preferente ayuda, la verdad, me encanta poder estar solita en mi sillón sin nadie raro al lado (he tenido compañeros de tren MUY raros). No voy de ricachona por la vida, no os creáis, pero por esas cosas raras de Renfe el día que fui a sacarme el billete estaba más barata la oferta de clase preferente que la de turista, y tonta no soy :P.

Pero después de varios días en Madrid ciertos dolores sospechosos habituales han regresado, así que empiezo a creer que la clave está en la cama. Más bien en la almohada... Y es que cuando amueblamos nuestro pequeño apartamento, siguiendo el sabio consejo de mi suegra, invertimos en una cama decente que no nos rompiera la espalda cada noche, pero luego cometimos el error en recurrir a almohadas más bien baratas. Bueno, han cumplido su función este tiempo, pero me temo que va siendo hora de jubilarlas. Ay, cuando eres joven no eres consciente de lo que pueden fastidiar los dolores de espalda, cuello y cervicales cuando se llega a cierta edad...

Roasted tomato soup


Esta crema de tomate la preparé antes de ir a Murcia, con los últimos de esos tomates maravillosos que me había traído mi padre. Estaban ya muy maduritos pero tirarlos no era en absoluto una opción, así que busqué qué podía cocinar con ellos. Hacía tiempo que quería hacer una crema o sopa caliente donde el tomate fuera el protagonista, y esta era la ocasión perfecta. Pronto el gazpacho hará su gloriosa entrada en mis cenas habituales, pero mientras tanto sigo disfrutando de platos calientes de cuchara. Aunque no descarto preparar este verano cremas parecidas pero servidas fresquitas, pues gracias a los buenos tomates salió deliciosa.

Roasted tomatoes


Crema de tomate asado
Receta inspirada en Sprouted Kitchen
Ingredientes para unas 4 raciones

- 1 kg de buenos tomates maduros
- 2 chalotas
- 1 diente de ajo
- tomillo y romero
- 500 ml de caldo de verduras (o pollo)
- aceite de oliva virgen extra
- una pizca de azúcar
- sal
- pimienta negra
- nata espesa, crème fraîche o yogur
- albahaca fresca o perejil

Precalentar el horno a 200ºC y preparar una bandeja o fuente. Lavar bien los tomates y partirlos en cuartos, procurando no desperdiciar los jugos que puedan soltar. Trocear las chalotas y pelar del diente de ajo. Repartirlo todo en la bandeja, regar con un poco de aceite de oliva y sazonar con pimienta negra y tomillo y romero al gusto. Hornear durante unos 30 minutos, o hasta que los tomates estén prácticamente desechos. Dejar enfriar un poco.

Calentar el caldo de verduras o de pollo. Añadir todo el contenido de la bandeja, aprovechando bien esos gloriosos jugos. Cocinar unos minutos a fuego suave y triturar. Se puede colar para retirar los restos de piel y semillas si se prefiere una textura más fina, aunque con estos tomates para mí no fue necesario. Corregir la posible acidez con un poco de azúcar y añadir sal al gusto. Servir con un poco de nata, yogur, crème fraîche o queso, pimienta negra recién molida y albahaca fresca o perejil picado.

Roasted tomato soup


Y no os olvidéis de un buen pan al lado, que en esta casa no tenemos miedo a los hidratos de carbono ;P.

35 comentarios:

  1. Una salsa que no debería faltar en ninguna cocina...es sencillamente deliciosa!

    ResponderEliminar
  2. Hay que cuidarse y trantándose de la espalda hay que tener un buen colchón y también una buena almohada, lo se por propia experiencia, ya que padezco con frecuencia los dolores a consecuencia de mis problemas de espalda y debemos cuidarnos y porque no, también en cuanto a viajar lo más cómodo posible.
    Me gustan mucho las cremas y esta me ha gustado mucho, el hecho de que lleve los tomates asados le debe aportar un sabor delicioso. Tomo nota.

    Un besito,

    ResponderEliminar
  3. Te digo yo que en la almohada... yo ya me la llevo en todo viaje y soy una persona feliz!

    Oye, esta crema es una delicia!! me encanta!!. Copiada que va a nuestro 'carpetón'!

    ResponderEliminar
  4. No serás tu la que ha llegado a cierta edad!!!
    Me encanta esta cremita de tomate, la voy a preparar muy prontico.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  5. Uuummm que rica esta salsa, con ese saborcillo que solo da el asado, madre mia, si solo de pensarlo se me hace la boca agua!!!

    Ya estoy viendo un sin fin de aplicaciones, que delicia!!!

    Besosssss

    P.D: las almohadas son tan importantes como el colchón, no dudes en cambiarlas guapa, ya verás como mejoras.

    Muakkk

    ResponderEliminar
  6. Ya te digo que el colchón es importante, pero las almohadas también!!
    Yo también tenía muchos problemas de espalda y se han aliviado después de comprar unas buenas!! Espero que te mejores!!!
    En cuanto a la crema, tiene que estar divina, con tomates buenos es otra cosa, todo sabe mejor, yo suelo hacer salsa y congelar cuando tengo muchos, pero esta opción me gusta mucho y la probaré!!
    Besotes preciosa!!!

    ResponderEliminar
  7. Excelente aspecto e com tomate assado tem que estar uma delicia.
    bjs

    ResponderEliminar
  8. Siempre recordaré la primera vez que probé una crema de tomate, me quedé fascinada, me encantó es poco y aunque no me atreví a pedir la receta, entre otras cosas porqué estaba en Edimburgo y me dio corte. Así que busqué recetas de cremas de tomates durante un tiempo, no son igual, pero quizás se acerquen un poco.
    Y con los tomates que tenemos tan buenos, seguro que tú crema es una delicia, probaré.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  9. Tomate buenos, asados...¡vaya crema rica! No sé, parece que siempre que te comento es que me estoy muriendo de envidia, pero es que es así!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Uhm que buena... me apunto, me apunto... hago a menudo este tipo de cremas, me fascinan. Yo tengo un futón japonés sobre un tatami, y debo decir que es lo mejor que he hecho en esta casa. Ni un dolor de espalda más...y las almohadas de plumón, una excentricidad para mi status proletario, pero una maravilla para mis cervicales...

    ResponderEliminar
  11. Liliana ¿qué tal fueron las vacaciones? Yo volví el domingo...Ais, benditas vacaciones de maestra, jaja.

    ¡Qué suerte que estuviera más barata la preferente! Tranqui, no habíamos pensado que ibas de ricachona por la vida ;) Y la verdad es que las almohadas-colchones-cojines hacen un montonazo, hay que cuidarse con eso.

    Me encanta la cremita, quizás porque soy tan fan de los tomates de huerta caseros como tú. De hecho, hemos plantado ya tomates, pimientos y cebollas en nuestro jardín. Deseando estoy que salgan!!!

    Un besote!

    ResponderEliminar
  12. Ummmm, qué delicada y sabrosa...
    Me encanta, con tu permiso, me la apunto, gracias!!
    Aurélie

    ResponderEliminar
  13. Bah mujer, ya será menos lo de la edad!!! A mí la silla del trabajo me mata cada día... menos mal que las mesas que tenemos se suben y bajan a la altura que queramos, un medio lujo que lo compensa :)
    Y de los tomates que decir? que me da mucha envidia, porque en Dinamarca no hay dios que encuentre un tomate con sabor a tal... ayer precisamente comí una sopa en casa de una amiga con tomate y cacahuetes, y un regusto a comino mas rico...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. por cierto, q yo soy la reina de las ofertas, asi q no tienes q dar excusas :)

      Eliminar
  14. Nada como un tomate casero, esta crema debe ser deliciosa, sin duda este verano cuando recoja los tomates la prepararé. Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Hace un par de años nos compramos un colchón de estos buenos buenos y nada caro por cierto, hecho con fibra de soja y no sé qué mas historias y menuda diferencia. Si es que a nada que las cosas sean de buena calidad (que no caras), ya se nota ;D. ¡Esta crema ha fascinado Liliana!, me recuerda una que hace mi madre que le queda riquísima también. Un besote guapa,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  16. Yo también tengo mis mas y mis menos con la cama, menudos doloresde espalda :(la receta es genial.

    ResponderEliminar
  17. La almohada para mi es fundamental!, tienes que ver como buscar una buena, de lo contrario siempre dormirás mal.
    Esa crema debe ser muy aromática, toda una delicia!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  18. Jajaja... tienes toda la razón con lo del colchón... a nosotros nos pasa igual. Fuimos tan listos de ahorar en el colchón y ahora mi marido, que ya se acerca a los 40, esta con dolores permanentemente... pobre... tenemos que mirar algun colchón un poco mejor.
    Tu receta me encanta! Comes muy sano siempre eh? Que siempre usas mucha verdura para tus platos, por eso quiero probarlos todos, que soy muy fan de las verduras :)
    Nosotros este verano tambien vamos a tener muchos tomates de le huerta de mi suegro, asi que me apunto tu receta! :) Y quiero ver como haces tu el Gazpacho, que me encanta tambien! :)
    Un besin!

    ResponderEliminar
  19. qué maravilla!!!!! ojalá yo tuviera buenos tomates, me da una rabia los que se encuentran en las tiendas de plástico, es que no saben a nadaaaaaaaa!!! por ejemplo tienes un limonero en casa y bueno, los limones aunque tampoco tienen nada que ver con los del super, no dejan de ser limones, con otras cosas bueno...pero lo de los tomatesssssssssssssss, es una suerte poder tenerlos uno mismo en casa, un lujo. Me encanta como te ha quedado esta crema. Un besazo reina
    nota: comprate una almonada viscoelastic, impresionante

    ResponderEliminar
  20. Que cremita tan deliciosa que nos has traído hoy!! Con lo que me gustan, y ahora que viene el buen tiempo, con esos tomates tan hermosos que tenemos tiene que estar deliciosa!!
    Me la anoto que no voy a tardar en prepararla :)
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  21. Esta crema esta mas que rica, tiene una pinta maravillosa, los tomates murcianicos son un tesoro, que tu has preparado como nadie, Miles de besicos preciosa

    ResponderEliminar
  22. Adoro la sopa de tomates asados desde que la conocí!! Es absolutamente deliciosa!!!! La versión que suelo preparar es un poquito diferente, ya que la cebolla no la aso, la pocho junto con un poco de puerro y zanahoria. Mira, te dejo el enlace por si te interesa. http://micarnivoroyyo.wordpress.com/2011/11/20/sopa-de-tomates-asados/
    Yo para la próxima pruebo tu versión :)
    Y si, a mi también me ha pasado de encontrarme en Renfe que preferente era más barato...
    Un besiñoo

    ResponderEliminar
  23. Nunca he probado una sopa de tomates asados, como mucho el zumo de tomate. Me la apunto para alguna celebracion...

    Pocohecho

    ResponderEliminar
  24. que pinta tiene!!!!
    tendre que probarla.gracias x la receta
    un saludo
    todopuntoapunto.blogspot.com

    ResponderEliminar
  25. Qué buena pinta, me encantan las recetas con tomates. La probaré.
    Un saludo
    http://desayunosentiffanys.blogspot.com

    ResponderEliminar
  26. Tengo mucha curiosidad por probar estas cosas pero que no me atrevo oye... me da miedo que piense que es tomate frito a cucharadas pero me lanzaré a ello, si tú lo recomiendas tiene que estar bueno seguro...

    ResponderEliminar
  27. Hola! Algo parecido me ha ocurrido estas vacaciones con la almohada en casa de mi padre, creo que voy a optar por llevarme la mía cuando vaya a pasar unos días. Tengo la espalda fatal y he vuelto a ir a la piscina después de varios meses porque la verdad es que me ayuda mucho.
    La crema se ve deliciosa! Un beso!

    ResponderEliminar
  28. Uy, pero que cremita tan rica!!! Me quedo la receta!
    Bessss!!!

    ResponderEliminar
  29. Qué color!Y que sabor tiene que tener!!
    Que tal sigue tu espalda!!??
    Un besito guapa!

    ResponderEliminar
  30. Una pinta deliciosa y un color que me encanta! Debe estar riquísima.
    Apuntada queda!

    Feliz lunes!
    :)

    ResponderEliminar
  31. Qué buena pinta tiene eso!
    Pásate por mi blog, que te he dejado unos premios, espero que te hagan ilusión. Un besito

    http://aliciaysusrecetas.blogspot.com.es/2013/04/premios-liebster-y-lovely-blog.html

    ResponderEliminar
  32. quepinta!!queeres de murcia??yo siii,mequedo a seguirte

    ResponderEliminar
  33. Anónimo10:45 a. m.

    Tienes toda la razón, invertimos mucho en la cama pero luego la almohada lo vemos menos importante. Yo cambié mis almohadas baratas por almohadas viscoelásticas y el dolor de cuello y espalda ha disminuido notablemente.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...