15 septiembre, 2012

Viajando - Rumbo a a Oporto: Salamanca, Ciudad Rodrigo y llegada

Poco a poco todo el mundo va regresesando de sus vacaciones y volviendo a la rutina, o iniciando unas nuevas. Me alegra mucho ir leyendo los retornos de todos vosotros; ¡que no me falte nadie :P! Yo aprovecho el fin de semana para compartir la primera entrega del viajecito de este año. Mientras seguiré esperando al otoño... espero que la subida de temperaturas de este fin de semana sea definitivamente la última, que ya me apetece perder de vista los tirantes.

Como ya comenté, diversas circuntancias han hecho que este verano tampoco hayamos podido ir a Suiza (menos mal que me quité el mono el invierno pasado), pero mi padre sugirió escaparnos la familia una semanita a Oporto. Mis padres estuvieron en Lisboa hace un par de años y tenían ganas de volver a Portugal. Yo por mi parte sólo estuve en el Algarve hace muuuuuucho, y me temo que no conocía casi nada a nuestros vecinos. ¡Muy mal por mi parte! Tenemos un país fantástico allí al lado para muchos nos es casi desconocido...

Salamanca

Salimos en coche tempranito para hacer una parada en Madrid. Tenía que dejar un cargamento de calabazas en mi apartamento, que aguardan impacientes a los primeros fríos para que empiece a darles uso :).
Después de comer seguimos hasta Salamanca, ciudad que ninguno conocíamos. Para no hacer la ida de un tirón aprovechamos a hacer noche allí, y tomarnos con más calma el viaje. Tuvimos pocas horas, pero recorrimos bien el centro histórico y nos quedamos asombrados de la cantidad de gente que hay, con muchos, muchos turistas. Es una ciudad agradable para pasear, la Plaza Mayor es muy bonita y hacía buena temperatura.

Salamanca

Cenamos de picoteo en una de las terrazas menos turísticas; bien aunque hay demasiado embutido para mi gusto, y encima pedí una sepia a la plancha que vino en forma de chopitos rebozados... No tenía ganas de pelearme con el camarero, que además el pobre no tenía la culpa, pero en fin. La próxima vez preguntaré bien qué entienden por "a la plancha".

El paseo de vuelta al hotel por la noche fue aún mejor, la plaza estaba preciosa iluminada. Y tienen buenas heladerías (de verdad, no de franquicia) por allí, concurridísimas.

Salamanca

Temprano pero sin madrugar, al día siguiente retomamos la ruta, haciendo parada en Ciudad Rodrigo. Mi padre tenía muchas ganas de visitar esta bonita ciudad desde que leyó sobre ella en el colegio, estudiando la guerra contra Napoleón. Realmente tiene un pasado histórico muy interesante y que mucha gente desconoce, os recomiendo investigar si os apasionan estos temas, como a mí.

El centro histórico, declarado Conjunto Histórico-Artístico, amurallado y construido en lo alto, es muy bonito, con entramado medieval de calles y sin perder su identidad cultural, a pesar de los muchísimos turistas que había. Realmente nos sorprendió la cantidad de gente! Y muchos de ellos extranjeros. Nosotros dimos un paseo tranquilo (después de tener más de un problema para aparcar) y tomamos un tentempié en la Plaza Mayor antes de continuar rumbo a la frontera portuguesa.

Ciudad Rodrigo

Entramos a Portugal por una zona poco transitada, y pasamos una buena cantidad de kilómetros sin cruzarnos apenas con nadie, atravesando montes y campos, sin apenas casas o construcciones. El tiempo se nos torció y nos pilló una buena tormenta que no nos abandonaría el resto del día, aunque tuvo su encanto (sabéis que adoro la lluvia).
Llegamos a la ciudad bajo el agua, pasando junto al Estádio do Dragão, siguiendo a la muchacha del GPS que nos llevaba a un hotelito donde tenían que darnos las llaves del apartamento que alquilamos.

Tengo que decir que teníamos un poco de miedo de lo que nos íbamos a encontrar, ya que no conocíamos nada ni a nadie que conociera la ciudad, y alquilamos el apartamento buscando a la aventura en internet, sin tener ninguna referencia más que las pocas fotos y el precio. Y el llegar lloviendo, en una de las muchas calles algo decadentes típicas de los centros portugueses, el portal del viejo edificio y tener que pagar por adelantado... 
Oporto

Peeero todo fue muy bien. El edificio es viejo, sí, como muchos, pero está bien reformado, da lo que prometía la web y no nos dio ningún problema. La verdad es que es muy recomendable alquilar un apartamento así para pasar varios días, sale mucho más barato, ahorras en comidas y se agradece poder tener un "hogar" al que volver después de horas y horas de caminatas turísticas.

Después de acomodarnos (y comprobar que la conexión a internet prometida funcionaba de lujo, desde allí publiqué el helado de melocotón), aprovechando que la lluvia daba un respiro, salimos a explorar. ¿No os encanta descubrir una ciudad o pueblo simplemente saliendo a la calle, sin planos ni rutas ni referencias de ningún tipo? Perderse un poco por las calles, esa es una manera fantástica de conocer un lugar nuevo, y descubrir detalles que te perderías de otro modo.
Food in Porto
Melón dulce y embutido local que nos sirvieron como entrante junto a un buen pan y mantequilla.


Estábamos cansados, hambrientos y se hizo tarde, así que sólo fuimos bajando la laaarga calle para descubrir que es una de las arterias clave de la ciudad, la Rua de Santa Catarina, con un tramo final peatonal y muy turístico, enclave comercial que atesora varios puntos de interés para el viajero. Pero nosotros nos limitamos a pasear un poco, encontrar un supermercado para llevarnos víveres, y regresar a buscar dónde cenar.

Justamente enfrente del apartamento había un restaurante con un camarero con pinta de abuelito fumando en la puerta. Y allí que fuimos, temprano, horario local, muertos de hambre. El O Forno resultó ser una especie de mesón con aspecto de llevar muchos años de vida, poco pero amable personal, mobiliario y decoración rústica, cartas en diferentes idiomas y clientela tanto local como turistas, que fueron llegando después de nosotros.
Menos mal que en Oporto adoran el pescado y las verduras, como pronto pude comprobar, y no tuve que sufrir nada durante el viaje para las comidas (que soy especialita para comer fuera). Me tiré de cabeza a por una dorada a las brasas con patatitas asadas y me quedé en la gloria :).

Food in Porto
¡Ñam! Me comí hasta las rodajas de limón, literalmente.
 Después, a la cama prontito que teníamos por delante una semana dura de patearnos la ciudad. Que ya sabéis que hoy en día, si no acabas reventado cada jornada, no has hecho turismo de verdad :P.

31 comentarios:

  1. Bonito viaje. He estado en Salamanca y en Oporto y son dos ciudades maravillosas. Ah y además se come muy bien, tal como dejas constancia en tu estupenda entrada. Besos

    ResponderEliminar
  2. Espero que lo hayas pasado genial, no has probado el sandwich típico de Oporto?la francesinha? la verdad es que a mí me daría miedo probarlo, es muy...completo.

    http://lacocinadelarana.blogspot.com.es/

    Besis

    ResponderEliminar
  3. hola, de nuevo yo, te he escrito sobre esta entrada en helado de melocoton, por fi si puedes me dices que programas usas para editar las fotos. muchas gracias y como digo antes, unas fotos preciosas. saludos de lola de el blog pomporones

    ResponderEliminar
  4. Preciosas fotos (me encantan) y precioso viaje, además acompañada de la familia... Es genial!

    ResponderEliminar
  5. Hola preciosa¡
    Menudo viaje y platos, que gusto que lo compartas, me encantan tus fotos y estas escapadas. Un besazo, Teresa

    ResponderEliminar
  6. Tengo muchas ganas de ir a Oporto, además, no conozco Ciudad Rodrigo, asi que ahí lo llevas!. Me viene muy bien conocer esta ruta y por lo que estoy viendo me gusta mucho. Esperando la segunda parte!! Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. ¡MARAVILLOSO reportaje, qué fotos tan preciosas, qué viaje fantástico!. Nos has dejado con el gusanillo... Un besote,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  8. Que preciosdad de reportaje y de viaje...que gust que hayas podido disfrutar al 100% tus vacaciones y con la familia. Yo no he salido de Murcia, con el calorazo qe ha hecho!! pero buen, me legaran en Octubre...Un besotee

    ResponderEliminar
  9. LINDAS FOTOS , E COMIDAS TÃO BOAS.
    FORAM COM CERTEZA UMAS BELAS FÉRIAS.
    BOM FIM DE SEMANA
    BJS

    ResponderEliminar
  10. Que maravilla!! No conozco Ciudad Rodrigo, allí que me iré cuando vuelva para la península y Portugal, ainsss, la tengo pendiente desde hace tanto, que ganas de ir!! Me ha encantado el reportaje, que bien has comido, una gozada y sí, si no llegas con los pies abiertos es que no has visto bastante, jajaa!! Me alegra que hayas disfrutado y espero las siguientes entregas!!
    Besotes linda!!

    ResponderEliminar
  11. Nunca he estado en Oporto (sí en Lisboa) y yo tampoco soy de carnes y embutidos, así que cuando fui me lo pasé pipa con tanto bacalao... :-)

    Ansiosa por ver el resto de posts!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Las fotos son muy bonitas!^^

    ResponderEliminar
  13. Unas primeras jornadas las de tu viaje maravillosas y unas fotos estupendas. yo tengo muchísimas ganas de conocer Portugal, a ver si el próximo año me animo. Besicos guapa y ya nos seguirás dando más detalles de tu crónica viajera.

    ResponderEliminar
  14. Las fotos preciosas, los platos parecen exquisitos, el post está chulísimo. Me muero por ir a Portugal y ver ese precioso país!

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Tengo muchas ganas de visitar Oporto. Estoy segura de que me va a encantar. ME alegro que te haya gustado y que la hayas pasado genial!!!

    ResponderEliminar
  16. Qué bonito Oporto, estuve hace años y me gustó mucho (aunque en aquel entonces estuviera algo sucio). Veo que habéis comido bien pero me da la impresión de que os dejasteis atrás el maravilloso bacalao a brasa portugués (espero que no!!!) es una de sus especialidades y es una auténtica exquisitez.
    Preciosas la fotos!!
    Yo acabo de volver de un crucero y sin ganas de publicar nada por ahora (aunque sigo cocinando).

    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Que preciosidad de viaje, platos, experiencias, lluvía...que bonito es Portugal yo no he estado en Oporto, estuve en Lisboa el año pasado y también alquilamos un apartamento, todo genial y muy bien de precio, así sí se puede viajar.
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  18. Madre mía, qué reportaje más completo nos has hecho, con tanta foto no hace falta casi ni viajar.Jeje! Apunto Oporto en mi larga lista de destinos pendientes, gracias!

    ResponderEliminar
  19. Es divino, a mi me apasiona Lisboa, es una ciudad mágica, con ese encanto de lo decadente, me ocurre que cuando voy me da pereza pero cuando es hora de irse nome apetece nada! Una ciudad familiar y acogedora. ;D

    ResponderEliminar
  20. Qué buenos esos viajes en coche parando de a poco y conociendo...ya sabes que me encanta! Y si encima te recibe la lluvia en destino, no te puedes quejar mi niña...Oporto me encantó, fui en plan romanticón con mi chico y bueno, ni te cuento lo que fue aquello de bodega en bodega probando... jijii la pasamos super bien, tengo buenos recuerdos, espero ver más de tus maravillosas fotos de ese lugar especial...
    Ay esas calabazassss...
    Besitos y buena semana...

    Ah, reina, me queda más de medio bote de lavanda que no creo que emplee ni que me proponga hacer una receta con lavanda a la semana...dime dónde te lo envío y así también la aprovechas tu!!

    ResponderEliminar
  21. Espero que hayas comido bien de bacalao, eh???jejejejje

    Esas calabacitas....ayyyys!!!

    A mí Oporto me enamoró!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  22. Qué bonita ruta, Liliana. Me gusta mucho lo que nos has contado de ella. Me he hecho una idea muy buena. A nosotros nos gusta irnos igual cuando viajamos... de aventura! Disfrutamos un montón. Por eso nos gusta irnos solos, normalmente, porque solemos tener un ritmo alto de movimiento y cuando hemos ido con amigos, es una lucha constante para que se levanten pronto, para que no tengan ganas de tomarse una cañita cada hora y no estén todo el tiempo "hay que caminar más????". En fin, seguro que me entiendes, verdad?
    Me has levantado las ganas de ir a Portugal! Fui hace muchísimo, pero Marc no lo conoce. Como en diciembre ya terminaremos la hipoteca ( :) ), volveremos a la carga con nuestros viajecitos... Qué ganas!!!!!
    Muchos besos y gracias por el paseo guiado.

    ResponderEliminar
  23. Pero qué cerca estuvimos, jeje! De Zamora a Salamanca hay un paso. Allí estudié la carrera,así que comparto contigo que es preciosa...aunque la próxima vez tenéis que acercaros a mi tierra también, eh? Oporto es una ciudad encantadora, yo con lo cerca que lo tengo lo descubrí hace poco. Espero ansiosa tu próxima entrada

    ResponderEliminar
  24. ayy Portugal, ese viaje en el que casi coincidimos! ajajaaja Qué distinto es oporto con sol, que pena que me lloviera tanto. Veo que te pusiste morada, di que si! :) un besazo

    ResponderEliminar
  25. Lo de tu sepia a la plancha me pone mala, cómo odio pedir algo que tiene un nombre clarito y concreto, y que lo que te sirvan es otra cosa... Joe, hay nombres que solo evocan, pero otros son muy concretos... O son, o no son...

    En fin, que me ha alegrado mucho leer la crónica de tu viaje, estaba deseándolo, porque me imaginaba que algo dejarías caer por aquí ;)

    Un besito!!!!

    ResponderEliminar
  26. A mi me compró la comida. Que paisajes ni que paisajes ! jajajajaj
    tipos de micro sd

    ResponderEliminar
  27. He aterrizado por aquí de casualidad y me alegro un montón, me quedo para ver que se cocina, unas fotos estupendas.
    besos

    ResponderEliminar
  28. Me encantan los viajes en coche asi puedes ir parando cuando ves cualquier cosa interesante...!!! Oporto me encantó, fui el año pasado por estas fechas y volveré seguro, además los alrededores son fantásticos y la gente muy simpática! Lo de andar de bodega en bodega haciendo catas mmmmMMMMM !!! Lo pasamos tan bien que me ha dado envidia y ganas al ver tus foto0os.
    Un beso0os...

    ResponderEliminar
  29. No conozco Oporto, pero si es la mitad de bella de lo que es Lisboa, debe ser maravillosa.
    No entiendo porque llaman decadente a los que está anclado en un pasado menos decadente que el presente que nos toca vivir.
    Par mí son decadentes las ciudades de vidrio y acero.
    Tal vez "vintage" sería una palabra más adecuada. ¿No les parece?

    ResponderEliminar
  30. Qué bonita tu crónica. Hoy he podido leerla y ver las fotos. Me encanta viajar aunque hace mucho que no puedo hacerlo, así que me ha gustado descubrir las ciudades que nos enseñas. No conozco nada de Portugal...y mira que lo tenemos cerca. Salamanca lo visité hace muchos años y me encantó.
    Gracias por compartirlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Me encanta leer estas crónicas de viajes. La verdad es que Portugal lo tengo pendiente, pero sigo pensando en priorizar con otros países antes... Además ahora que tengo a mi bar portugués aquí con café delicioso y pastelitos de nata... jajaja, es broma ;-P Mis padres y hermanas fueron hace algo más de un año y volvieron encantados.

    Eso sí, estoy enamorada de Salamanca y Ciudad Rodrigo, son dos lugares preciosos. Y aunque es verdad que hay mucho embutido, lo compensan con monumentos :-P Son increíbles, la verdad.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...