15 julio, 2007

Vacaciones

Lamento no actualizar con más frecuencia, pero estas últimas dos semanas apenas he tenido tiempo y en las siguientes seguiré igual o con aún menos. Pero no me quejo ya que ahora no tengo casi obligaciones :P
Ahora mismo estoy en Madrid (si vale, hace calor, pero por fin puedo dormir por las noches) y después de unos días de vuelta en Murcia (pero en el campo) pondré rumbo a Suiza, con estancia en Praga de una semana incluida. Nunca he visitado la República Checa y tengo unas ganas enormes de ir, Praga tiene qu ser preciosa ^^ además mi bisabuelo era checo, hay que volver a las raíces familiares :P ¿Alguna recomendación (del tipo que sea) a los que habéis estado por estas tierras?

En cuanto a aspectos culinarios no tengo demasiado que enseñar por el momento ya que últimamente no cocino nada, pero espero poder subir alguna cosilla en los próximos días. Aunque tengo la sensación de que sólo me alimento a base de fruta y helados (¿recomendación de heladerías madrileñas?).

En fin, no escribáis mucho que apenas puedo seguiros (cómo siento no poder participar en el hemc de este mes); pero os vigilo de cerca :P
Espero que todos llevéis un buen verano, de vacaciones o aguantando en el trabajo; nos leemos!

05 julio, 2007

Más Madrid

Sé que ha pasado cerca de una eternidad desde que puse la primera entrada sobre Madrid (¿por qué el tiempo vuela cada vez más rápido?) pero me gustaría hacer otra breve reseña de mis humildes experiencias gastronómicas por la capital (y así aprovecho las fotos :P).


Al salir de Kinepolis los alrededores ofrecen muchas opciones para cenar, sobretodo muchas franquicias llenas de gente. Cuando se tienen gustos muy diferentes para la comida con los amigos los italianos son una buena opción, así que fuimos al Di Bocca.


Hay unos cuantos por Madrid y yo pensaba que pertenecían al Grupo Vips porque me recuerda mucho al Ginos, pero al parecer es de otra compañía. El caso es que ofrece algo más o menos similar, cocina correcta pero nada maravilloso, aunque tampoco recuerdo muy bien la carta. Fuimos a lo seguro y pedimos tres pizzas (la mía de verduras ^^) , más unos crostini.


Me encanta la comida japonesa y probar sabores nuevos, pero mi elfo acompañante prefiere más lo bueno conocido, así que pensé ir al Sushi Olé ya que se ofrece como una especie de fusión entre la gastronomía nipona y sabores más ibéricos.
El local es pequeño pero como fuimos entre semana no había casi gente. Decoración modernilla que no me llamó mucho la atención y mesas también muy reducidas. La carta la podéis ver en la web oficial.

Para empezar te sirven un pequeño aperitivo japonés que no sé muy bien que es, pero no está mal para abrir el estómago.













Me había dado mucho frío por la calle (ahora mismo mi cerebro no concibe esa idea) así que elegí primero para mí una sopa de la casa (de miso) que me sentó estupendamente. Tengo que probarla en otros japoneses para compararla (aunque ahora no es la época adecuada).





El elfo es fan de la carne así que empezó por unas brochetas de pollo con pimientos (los pimientos para mí :P).










Y lo que más me gusta, sushi ^^. Hay variedad (fusión incluida) pero como intuía que me lo tendría que comer yo sola no pude pedir mucho para experimentar. Si no recuerdo mal, fueron un par de nigiris de pulpo y calamar (creo) y un hosomaki de izumidae.


El carnívoro pidió solomillolé, que al parecer no estaba mal pero le pareció escasa cantidad tampoco nada para tirar cohetes, y el adorno de las algas nori sobraba.

De beber tomamos Cocacola y sake caliente.
La comida no está mal pero tampoco es algo maravilloso, aunque tengan cosas originales, pero la verdad es que yo prefiero un japonés 100%. Además para lo que pedimos, nos pareció demasiado caro.



Y por último, una de las cosas que más me gusta hacer cuando voy a Madrid, pasar la mañana paseando por el centro o visitando algo por la zona (la última vez el Palacio Real) e ir a comer a la Plaza Mayor. Adoro esta plaza, me encanta, aunque para ser perfecta le sobrarían turistas :P Además me gusta más aún desde que le dediqué un trabajo de Urbanismo para la Universidad ^_^
Creo que no descubro nada a nadie diciendo que si se va a la Plaza Mayor toca un bocata de calamares :P Tengo que reconocer que al principio no me llamaba mucho la atención, pero están demasiado buenos. Eso sí, mejor ir a uno de los "cutre" bares pequeños de calles laterales, porque los sitios para comer de la plaza son demasiado caza turistas. No entiendo cómo pudiendo comer una de estas maravillas por un par de euros hay quien prefiere ir al McDonald's u_u



Pues nada, hasta aquí el 2º rollo madrileño, próximamente más ;)

03 julio, 2007

Cupcakes de chocolate y café

He terminado los exámenes!! Menos mal, porque si llego a tener alguno más creo que directamente me hubiera estallado el cerebro; si es que estas temperaturas no pueden ser sanas. Encima en el piso de abajo vuelven a deleitarnos con un concierto de golpes, ahora a varias voces. Pero ya me da casi igual ^^ Ahora sólo tengo que volver a la vida normal y recordar lo que es salir a la calle :P

El domingo por la mañana mi cabeza dijo un rotundo basta así que dejé la escultura de Bernini y compañía por un rato; entonces fui directa a la cocina y puse el horno en marcha. Hornear me relaja, me distrae y me entretiene un rato apartándome el resto del mundo, me encanta mezclar cosas y ver cómo crecen dentro del horno mientras se inunda la cocina de olores dulces :)
Usé esta receta del blog Baking Bites con alguna modificación leve.

Ahora la cuestión es: ¿qué diferencia un muffin de un cupcake? Y también: ¿es lo mismo una magdalena que un muffin? Pilar en un comentario me preguntó sobre esto, y yo creo que sólo di una respuesta tremendamente liosa. Si alguien puede aclarar mejor el asunto se lo agradeceré; mientras tanto recomiendo este artículo (en inglés) sobre el tema muffins/cupcakes por si alguien está interesado.



- 3/4 taza + 3 cucharadas de harina para repostería
- 1/4 taza azúcar blanco
- 1/2 taza azúcar moreno
- 1/2 cucharadita de levadura
- 1/4 cucharadita de bicarbonato
- 1 pizca de sal
- 1 cucharadita de azúcar vainillado
- 4 cucharadas colmadas de Nesquick
- 1 huevo grande
- 1/3 taza de café frío
- 1/2 taza de leche agria
- 3 y 1/2 cucharadas de aceite de girasol

Precalentar el horno a 180º C y engrasar una bandeja de muffins o preparar los moldes. En un recipiente amplio tamizar la harina, cacao, levadura, bicarbonato, sal, Nesquick y azúcares.
Aparte batir juntos el huevo, el café, la leche y el aceite. Incorporar esta mezcla con suavidad a los ingredientes secor y mezclar bien pero lo justo con una espátula. La masa debe quedar bastante líquida. Rellenar los moldes hasta poco más de la mitad y hornear unos 18 minutos. Dejar enfriar 5 minutos antes de desmoldarlos y guardarlos sólo cuando estén totalmente fríos.
Salen muy tiernos!

Notas:
He usado Nesquick porque era lo único que tenía y además quedaba poco :P. Con esa cantidad salen con buen sabor a cacao pero sin ser empalagoso. El café puede ser más o menos fuerte según el gusto de cada uno.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips