27 julio, 2012

Muffins integrales de calabaza con harina de maíz

Llevamos dos días seguidos con tormentazas por la noche, así que me he levantado un poquito más feliz. Me encantan las tormentas de verano, con sus truenos y relámpagos, su lluvia potente que arrasa de golpe en pocos minutos, su viento que refresca el ambiente y nos da una tregua... Además me traen buenos recuerdos de tormentas veraniegas, tanto en el campo como en Suiza. Dan un poco de miedo si te pillan a descubierto, pero hasta eso tiene su encanto (si tienes suerte de no coger un resfriado).
A la mañana siguiente me da la sensación de que la lluvia ha purificado un poco la atmósfera, y de alguna manera me renueva el optimismo perdido estos días por el futuro...


Pumpkin Muffins


Ando muy liada estos días preparando todo para el mes de agosto. El lunes cojo el primer tren a Murcia, y por la tarde mi padre me llevará al campo, por lo que estaré muy desconectada durante las próximas semanas. Espero volver a la civilización de vez en cuando, pero no puedo asegurar demasiadas actualizaciones o visitas a vuestros blogs hasta septiembre. Eso sí, como añoraré Suiza, sobre todo el día 1 de agosto (por la Fiesta Nacional), seguramente deje alguna entrada con cosillas del último viaje, que se me quedaron en el tintero en su momento.
Lo que sí vamos a hacer es una escapadita a Oporto a mediados de mes, ya tenía ganas de volver al país vecino, que sólo conozco el Algarve y tenía unos 12 años cuando estuve por allí! ¿Alguna recomendación? :)


Pumpkin Muffins


Entre otras cosas, andamos estos días vaciando la nevera y la despensa. Así fue como me encontré con varias bolsitas con 1 taza de calabaza, que muy sabiamente atesoré en invierno. No lo pude evitar, saqué una de las porciones y la semana pasada horneé unos muffins ligeritos para alegrarnos un poco las mañanas. Así aprovechaba y terminaba de gastar la harina de maíz que tenía rondando.

Muffins integrales de calabaza con harina de maíz

Receta ligeramente modificada de Healthy Food for Living

- 75 gr de panela (o azúcar moreno)
- 180 ml de puré de calabaza
- 60 ml de puré de manzana
- 30 ml de aceite de girasol
- 2 huevos L
- 60 ml de leche de soja
- 120 gr de harina integral de trigo
- 35 gr de harina de maíz (no Maizena)
- 1 cucharadita de levadura química (impulsor)
- 1 cucharadita de bicarbonato sódico
- 1/4 cucharadita de sal
- 3/4 cucharadita de jengibre molido
- 1/2 cucharadita de pimienta de jamaica molida

Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja para muffins o moldes adecuados.

En un recipiente grande, batir con una batidora de varillas la panela con el puré de calabaza, el puré de manzana y el aceite. Añadir los huevos uno a uno, batiendo un poco después de cada adición. Añadir también la leche y batir un poco más.

Mezclar en otro recipiente las harinas con las especias, la sal, la levadura y el bicarbonato. Incorporar a la primera preparación en dos tandas, mezclando con suavidad usando una espátula o lengüeta, lo justo hasta que no queden rastros secos.

Repartir la mezcla en los moldes. Hornear a media altura durante unos 18-22 minutos, hasta que estén bien dorados y al pinchar uno con un palillo salga limpio. Esperar unos minutos antes de desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.


Pumpkin Muffins


No sé cuándo nos volveremos a leer, así que por si acaso ¡os deseo un buen mes de agosto! :)

20 julio, 2012

Ensalada de brócoli con sésamo y piñones

¡Yo no me vine de Murcia para esto!
Hablo del calor, obviamente :P. Bueno, tampoco me quejo, que realmente no he pasado calor de verdad este mes de julio en Madrid hasta hace un par de días, y es por la ola asfixiante que ha tenido (y aún nos tiene) en alerta a media España. Pero me da rabia porque me da la impresión de que las olas de calor me persiguen; la anterior que hubo en Madrid me la llevé conmigo a Murcia, y ahora tenemos otra por aquí. Espero que no ocurra lo mismo cuando vuelva a mi tierra, que mi madre me cuenta que en el campo refresca mucho por la noche y todo.
Pero bueno; que sí, es verano, y hace calor por el sur y centro, no tanto por el norte... vamos, lo habitual para estas fechas. Creo que las "no-noticias" (así las llama mi padre) de la televisión y prensa me han contagiado.


ensalada_brocoli


Aunque como dejé caer en la última entrada, me he autoimpuesto un tratamiento anti-negatividad, por lo que me raciono las noticias de actualidad. No quiero vivir en una burbuja porque todo lo que ocurre nos afecta a todos, y mucho, pero no es lo que mi estado de ánimo necesita en estos momentos. Así que sobre todo disfruto con el Tour (sí, qué pasa, me encanta verlo, y no, no duermo la siesta) y los triunfos murcianos (Luisle! Valverde!) mientras espero que empiecen los Juegos Olímpicos.
Ah, por cierto, ya tengo la nota del curso: un 9 en el trabajazo final y un 8 como nota final; estoy bastante contenta porque fue más duro de lo que pensaba :). Y Breaking Bad regresó prometiendo una última temporada de infarto, así que por lo menos son dos cosas positivas.


Citrus Spray


Estando en Murcia me llegó una oferta de Lékué para probar uno de sus nuevos productos, el Citrus Spray. Acepté porque me gusta poder probar de primera mano cualquier novedad, siempre que tenga total libertad para hablar de ello si me apetece, y según mis impresiones sinceras. El aparatejo en cuestión me llamó muchísimo la atención: un spray que se inserta en la fruta para pulverizar el zumo de cítricos directamente desde ella. ¿Funcionaría algo así? Pues sí, sí que funciona, es una pijadita (como llamo a estas cosas) genial, sobre todo para una adicta al limón como yo. Si os interesa un análisis más profundo, aquí tenéis la entrada que le dediqué en Directo al Paladar.

Este verano estoy redescubriendo las ensaladas de verduras y legumbres, y últimamente me he vuelto más aficionada que nunca al brócoli. Siempre me ha gustado, pero por algún motivo no lo consumía muy a menudo. Eso se acabó, que además es sanísimo, y realmente me encanta. Para esta ensalada, lo ideal es cocinarlo poco, que quede durito, crujiente, aunque eso ya va en cuestión de gustos. Procurad comprarlo bien fresco y cocinarlo pronto, no como hice yo, que lo tuve varios días en la despensa y empezó a perder parte de ese verde tan maravilloso. No volverá a ocurrir.


Broccoli Salad


Ensalada templada de brócoli y queso de cabra con sésamo y piñones

Para una persona:

- 1 brócoli pequeño
- una cucharada colmada de semillas de sésamo
- un puñadito de piñones
- 2 medallones de queso de cabra cremoso
- zumo de limón
- zumo de lima
- sal
- pimientra negra
- tomillo

Lavar el brócoli y cortar las flores en tamaños más o menos iguales. Poner agua a hervir en una olla ancha, añadir un poco de sal y un poco de bicarbonato, incorporar el brócoli y cocer apenas dos ó tres minutos. Escurrir rápidamente y enfriar bajo el agua fría.

En una sartén antiadherente a fuego medio, tostar el sésamo con los piñones, removiendo constantemente, hasta que empiecen a soltar su rico aroma. Retirar.


Broccoli Salad


Disponer el brócoli en una fuente o en un plato hondo. Trocear groseramente el queso de cabra (si es muy tierno se hace de maravilla con los dedos) y añadirlo. Repartir la mezcla de sésamo y piñones, aliñar con el zumo de limón y de lima y sazonar con un poco de sal gruesa, pimienta negra recién molida y tomillo fresco o seco al gusto.

Servir templada o fría.

13 julio, 2012

Cake de frutas de verano - Esperando

Esperando...
Esperando las notas del final de curso. Esperando la resolución de las becas del ministerio. Esperando que me den de una maldita vez la beca de ayuda de estudios de máster. Esperando las listas de admitidos en la escuela oficial de idiomas. Esperando que llegue lluvia. Esperando que se estrene la última temporada de Breaking Bad. Esperando que pase julio y pueda ir a mi campo. Esperando que mi hermano decida si se va a venir de viaje a Oporto con la familia. Esperando que un día lea la prensa y no me den ganas de llorar o matar.
Esperando...


Summer fruit cake


Y mientras espero, horneo y cocino. Porque por suerte en Madrid el calor no es (ni de lejos) tan insoportable como en Murcia y se puede encender el horno sin morir en el intento. Sobre todo aprovecho a primera hora, los días que no salgo a correr, ya que me despierto al alba y esas primeras horas del día cunden muchísimo. 


Summer stone fruit


Tengo más recetas pendientes de probar, pero no puedo evitar que se me vayan los ojos hacia la fruta que nos regala el verano. Ya no hay cítricos buenos y las fresas dijeron adiós, pero una se olvida de ello cuando va al mercado y por todas partes aparecen melocotones, nectarinas, ciruelas, cerezas, melones, sandías, paraguayos, peras, albaricoques... El paraíso para una fruta-adicta como yo :). Y aprovecho para hornear con ellas, por supuesto. La última vez no conseguía decidirme, así que cogí un mix de varias: picotas, ciruela amarilla, ciruela morada y melocotón rojo. Lo ideal es que estén en su punto madurito, dulces y jugosos, pero sin pasarse demasiado.


Summer fruit cake



Summer fruit cake


Cake de frutas de verano
Receta adaptada de il cavoletto di bruxelles

- 150 gr de azúcar
- 2 cucharadas de mantequilla vegetal no hidrogenada (en tiendas de productos ecológicos)
- 1 huevo L
- 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
- 120 ml de leche de soja
- 120 ml de yogur natural
- 1/2 cucharadita de zumo de limón
- 200 gr de harina de trigo
- 60 gr de harina de trigo integral
 - 1 cucharadita de levadura química (impulsor)
- 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
- 1 pizca de sal
- fruta de temporada al gusto (cerezas, ciruelas, melocotones, nectarinas...)
- almendra laminada

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde mediano rectangular.

Mezclar las harinas con la levadura, el bicarbonato y la sal en un cuenco. Aparte, batir un poco la leche de soja con el yogur y el limón.

Batir la mantequilla con el azúcar en un recipiente grande; añadir el huevo y batir un poco más hasta que quede cremoso. Incorporar las otras dos mezclas, alternándolas, usando una espátula o lengüeta con movimientos suaves, empezando y terminando con los secos.


Summer fruit cake



Summer fruit cake

Repartir sobre el molde igualando la superficie. Distribuir la fruta troceada al gusto, añadir unas almendras láminadas en los huecos de masa y espolvorear con un poco de azúcar.

Hornear sobre una rejilla durante unos 40-45 minutos, hasta que se haya dorado bien y al pinchar el centro con un palillo éste salga limpio. Esperar unos minutos fuera del horno, desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.


Summer fruit cake


Servir con un poco de azúcar glas espolvoreado por encima, pasado por un tamiz o un sencillo colador. Me encanta el contraste del blanco con los colores fuertes de la fruta. Y a disfrutarlo sin prisas, con nuestra bebida favorita de verano, o un poco de helado, o lo que se nos ocurra. Intentando evadirnos un rato de la realidad, aunque sin perderla de vista, por mucho que duela. Pero a veces se necesita un paréntesis para seguir luchando con fuerzas.

07 julio, 2012

Pan de centeno multicereales

Haber pasado la olaza de calor en Murcia (que batió varios récords, para variar) tiene sus ventajas: después el calor "normal" no te parece para tanto. Los últimos días que pasé en mi ciudad fueron incluso fresquitos, y pude disfrutar de un par de tardes con mis amigas y con mis padres tomando helados y paseando por el centro, ya más despejado desde que empezó julio. 
Por cierto, si queréis conocer un poquito mejor mi heladería favorita del mundo mundial, publiqué hace poco esta reseña en Directo al Paladar. Chambi nació el mismo año que yo, en 1986, y desde que tengo uso de razón ha refrescado y endulzado mis veranos ^^.

Estos días en Madrid han estado ajetreados, con muchas cosas que hacer en casa y dos eventos gastronómicos con los que por fin he empezado a desvirtualizar a grandes pesos pesados de la blogosfera culinaria. Todavía me siento algo perdida en cosas así pero están siendo experiencias muy buenas, y me ha hecho mucha ilusión poner cara y voz a varios de mis "mentores" :).




Pan de centeno multicereales


Tengo el fin de semana para mí solita. El elfo no para, y ayer se marchó a una casa rural con sus amigos del fútbol a jugar un maratón de fútbol sala que le ocupará hasta el domingo. Así que yo aprovecho para dedicar tiempo a mis cosas con tranquilidad y ordenar mi cabeza. Por lo pronto, ya tengo la masa madre en plena actividad de nuevo, con un pan en proceso experimentando nuevos métodos de amasado y fermentación. A ver qué sale!




Pan de centeno multicereales


Y hablando de panes, recupero esta delicia que horneé ya hace más de un mes y se había quedado en la parrilla de salida. De nuevo usé inspiración de Dan Lepard y su maravilloso Hecho a Mano. Por cierto, qué envidia me dais los que podéis asistir a la panadería pop-up que tienen montada en San Sebastián, aprovechad para visitarla si estáis por la zona porque merecerá muchísimo la pena.

Lo genial de este pan es que tiene una gran cantidad de cereales variados, por lo que no sólo está buenísimo sino que lleva muchos nutrientes, vitaminas, minerales y proteínas. Para desayunar es perfecto, ya que aporta energía de la buena con la que enfrentarse al día.

Pan de centeno multicereales, basado en la receta de Dan Lepard en Hecho a Mano

- 150 gr de harina de fuerza
- 200 gr de harina de centeno integral
- 1 y 1/2 cucharaditas de sal
- 150 gr de masa madre
- 210 gr de mezcla de arroz integral, granos de centeno y quinoa, cocidos
- 40 gr de copos de centeno
- 40 gr de copos de avena
- 50 gr de miel
- 25 gr de melaza
- 5 gr de levadura fresca desmigada
- 30 ml de aceite de girasol
- 140 ml de agua templada

Mezclar en un cuenco la masa madre con los granos cocidos y enfriados, los copos de centeno y de avena, la miel, la melaza, la levadura, el aceite y el agua, hasta formar una pasta. En otro recipiente más grande, mezclar las harinas y la sal e incorporar la primera preparación. Trabajar todo bien con una buena cuchara de madera o directamente con las manos limpias, hasta que quede homogéneo. Tapar con film o un paño y dejar 15 minutos.




Pan de centeno multicereales


Engrasar ligeramente una superficie limpia. Volcar la masa y amasar con energía 10-15 segundos. Tapar, dejar reposar 15 y amasar otros 10-15 segundos. Repetir el proceso de amasados cortos, alargando el periodo de reposo unos minutos cada vez, hasta tener una masa más manejable, elástica y suave. Dar forma de bola y colocar en un cuenco limpio ligeramente engrasado. Tapar y dejar fermentar durante al menos 1 hora.

Volcar sobre la mesa, desgasificar un poco y darle la forma deseada, preferiblemente de bâtard, dejando la unión hacia arriba. Colocar la masa en un baneton o sobre un paño bien enharinado. Tapar y dejar fermentar hasta que casi haya doblado su volumen. En verano hará falta menos tiempo que el habitual.




Pan de centeno multicereales


Precalentar el horno a 220ºC y colocar una bandeja abajo. Volcar el pan sobre una bandeja enharinada, practicar unos cortes con un cuchillo afilado y meter al horno. Echar agua fría sobre la bandeja que estará muy caliente para generar vapor. Hornear unos 25-30 minutos; bajar la temperatura a 190ºC y hornear otros 15-20 minutos más. Si la corteza se oscurece demasiado, tapar con papel de aluminio. El pan estará listo cuando al golpear la base suene hueco. Dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

01 julio, 2012

Galletas crujientes de almendra y avena al azahar

¡Adiós junio, te has ganado ser mi mes más odiado del año!

Por fin puedo volver a sentarme a divagar en mi blog. Quería publicar algo antes de terminar el mes pero al final ni he tenido tiempo ni ganas, y como muchos sabéis, estas cosas mejor no forzarlas. Es lo malo de tener que trabajar con el ordenador, que cuando me quiero tomar un respiro lo menos que me apetece es seguir tecleando. Pero creo que en julio estaré más tranquila :).

Atención: se avecina parrafada

Y es que junio ha sido un mes bastante regulero. La ola de calor temprana no lo ha mejorado. El lunes fue terrible en Madrid, justo el día que me fui a hacer una desitometría con mi suegra. Que por cierto ha salido... bueno, con una levísima mejoría. Qué lento es esto de recuperar masa ósea, ¡tened por favor mucho cuidado con vuestros huesos, tratadlos bien! El caso es que el jueves me vine a Murcia, y me traje la ola de calor conmigo. Cuando se estabilizaba el resto del país, el jueves y viernes alcanzamos aquí unas máximas que han roto récords. Vamos, perfecto para concentrarse en el trabajo... creo que se me han espesado los sesos estos días. Y encima el abuelo materno del elfo falleció el mismo jueves :(. Estaba muy malito el pobre, pero me da mucha rabia que me haya pillado en Murcia y no haber podido estar con la familia, que con él sí he tenido más relación y su abuela es un encanto. En fin...


Galletas de almendra y azahar


Bueno, se acabó el rollo y la negatividad. Ayer envié por fin el trabajo final de curso y ahora estaré más desahogada. El médico que me revisó el lunes dice que voy bien, poquito a poco, que vuelva en mayo a ver qué tal. De la beca aún no sé nada, pero bueno, sigo con esperanzas. Como el calor nos ha dado una leve tregua, he horneado un bizcocho esta mañana para llevarlo al campo y compartirlo con mis padres mientras vemos el partido. Que me da un poco igual, pero habrá que verlo :P.

Mientras genero nuevos contenidos para el blog, recupero unas galletas que horneé en fechas cercanas al anterior bizcocho. No sé cuál salió antes del horno, pero el caso es que me hizo darme cuenta de que hay que aprovechar más el azahar en la cocina, no sólo con el roscón de reyes. Y si no te gusta, pues usa vainilla o cualquier otro aroma :).
Es una receta muy, muy fácil. Si os fijáis en los ingredientes, es fácil adivinar que no son galletas muy dulces, en un estilo a las tipo digestive. Vienen genial para untarlas con lo que se quiera, mermelada o un buen queso, admiten casi de todo.


Galletas de almendra y azahar



Receta ligeramente modificada de Bronmarshall

- 125 gr de almendra molida
- 125 gr de copos de avena, triturados
- 2 cucharadas de aceite de girasol
- 2 cucharadas de miel
- 1 pizca de sal
- 2 cucharaditas de agua de azahar
- 1 huevo L, ligeramente batido

Los copos de avena se pueden triturar en un procesador de alimentos, picadora o molinillo de café. Mezclar con la almendra molida y tostar ligeramente en una sartén limpia. Poner en un cuenco, hacer un hueco y añadir el aceite, la miel, la sal, el azahar y el huevo. Mezclar todo bien hasta conseguir una masa homogénea, que se pueda amasar, ligeramente pegajosa. Envolver en film y dejar reposar como mínimo una hora en la nevera.

Precalentar el horno a 190ºC y preparar una bandeja.
Estirar la masa sobre una superficie ligeramente enharinada, dejando un grosor de unos 5 mm. Recortar galletas con un cortador redondo, o un simple vaso, y distribuirlas en la bandeja. Hornear a 180ºC unos 8 minutos, hasta que se hayan dorado al gusto.
Esperar un par de minutos fuera del horno y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla. Servir con mermelada, queso, compota, miel, crema de cacao... imaginación al poder :).

Galletas de almendra y azahar


¡A ver si me pongo al día con vuestros blogs y comentarios!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips