27 mayo, 2012

Cosas de domingo - ACT

hemc #57 - calabaciínActualizado con más información sobre Geniale

Domingo por la tarde, el momento del empanamiento y la apatía por excelencia. Pero yo hoy no permite aplatanarme que tengo muchísimas cosas que hacer. Y antes de liarme más de la cuenta, actualizo mi querido blog; es mi terapia particular :).

No vengo con receta pero sí con varias cosillas variadas.

Empezamos con una gran noticia, aunque tengo que admitir que no me pilla por sorpresa porque algo sabía ya que se estaba cociendo :P. Ana desde su fantástico blog Cocina a Tiempo Parcial (ahora desde Holanda) toma el relevo un año después para revivir el Hemc, el primer evento de blogs de cocina en español que vio la luz gracias a La Olla Suiza hace ya varios años. ¡Anímaos a participar! El tema para la edición #57 es el calabacín, una de mis verduras favoritas y que nos da mucho juego en la cocina. A ver si cundo con el ejemplo y consigo sacar tiempo para participar, que tengo mucho cariño al Hemc y a la propia anfitriona :).


Hace unos meses conocí la iniciativa de Geniale "Planta un árbol" gracias a la mención que hizo Mónica en La Zuccheriera, y poco después vi a más personas que se unían a la causa. Yo pretendía hacer lo mismo ya que me parece una idea genial, pero como tengo la cabeza que tengo lo fui dejando, lo fui dejando... y ya no quiero ni saber el tiempo que ha pasado. Así que de hoy no pasa: mi blog se suma a la iniciativa y desde hoy es de impacto cero, ya que el equipo de Geniale plantará un árbol en compensación del dióxido de carbono que produce mi blog. Toda ayuda para nuestro planeta es poca, animáos a pasar por su web y echad un vistazo a la campaña.

Nuevo: Actualizo para añadir información sobre los catálogos online de Geniale, que al distribuirse de forma electrónica contribuyen a reducir el papel utilizado para la impresión de los típicos folletos de publicidad de empresas, que además muchas veces terminan contaminando. A mí me parece una idea genial, hace tiempo que si quiero información sobre una tienda concreta busco su catálogo online, es una manera mucho más cómoda y sostenible. Algunos ejemplos son los de Mediamarkt, Leroy Merlin o Mercadona, incluso con versión para visualizar en teléfonos móviles.

La tarta de cumple de mi hermano


En otro orden de cosas, el viernes fue el cumpleaños de mi hermano. Veintitrés añitos nada más y nada menos; cómo vuela el tiempo... Me ha hecho ilusión poder estar aquí con la familia ese día, y encima me alegro de que esa noche el Barça ganara la Copa porque mi hermano es muy, muy, muy futbolero y muuuuuuy del Barcelona. Lo pasa fatal cuando pierden y así tuvo doble motivo para celebrarlo (aunque yo tengo más simpatía al Athletic, shhh, secreto).
Pero yo le había dicho días antes que se pensara si quería una tarta o algún capricho dulce especial.




La tarta de cumple de mi hermano


Llegó el sábado por la tarde y volví a insistir, y todo lo que me dijo fue: "Sí, algo de vainilla y que sea muy goloso". Sí, muy concreto el muchacho... En fin, planeé un poco un pastel sencillo, aproveché que había quedado con unas amigas para comprar los ingredientes que faltaban, y esta mañana le he preparado la tarta. Es muy sencilla ya que no quería ningún experimento extraño, así que no pongo ni la receta.




La tarta de cumple de mi hermano


Bizcocho genovesa básico (el mismo de mi cumpleaños), almíbar simple, crema pastelera de vainilla y nata montada sin lactosa con otro toque de vainilla. "Decoración" chusquera con lo que he encontrado por la depensa y listo! Parece que le ha gustado :-).




La tarta de cumple de mi hermano




Y por último una fotillo de mi gordico; por la foto veréis claramente por qué le llamo así. Aunque a su favor hay que señalar que está castrado, todavía tiene mucho pelo de invierno y en el piso ya hace mucho calor para hacer ejercicio. Pero sí, está "hermoso", como decimos por aquí :P.




Mi gordico


¡Que tengáis buen inicio de semana!




22 mayo, 2012

Cake de espelta con un toque de cacao - En Murcia (ACT)

Actualización: Carmen ha tenido la amabilidad de avisarme de que faltaba una parte fundamental en la receta, batir las claras y su incorporación a la masa. ¡Disculpad el despiste! Ya está añadido ;).

Muchísimas gracias por vuestros comentarios en la entrada anterior. Sé que no resulta fácil saber qué decir en circunstancias así, pero vuestras palabras de ánimo y de cariño siempre dan mucha fuerza :).

Hoy escribo de nuevo desde Murcia. Qué curioso, parece que ha pasado tanto tiempo y tan poco a la vez, desde la última vez que estuve de visita... Apenas hace un mes, pero el tiempo es caprichoso. Ayer me pasé el día horneando galletas para dejar al elfo y para traer a la familia (mi nueva costumbre, si no saco bolsas con dulces de la maleta se sentirán decepcionados), y ahora estoy planeando los días que voy a pasar aquí. No van a ser muy de vacaciones, tengo mucho trabajo acumulado y tareas apasionantes como visitar al dentista o graduarme la vista (que ya toca), pero algo haremos :).



Spelt cocoa cake


El domingo llovió mucho en Madrid (¡truenos y todo!) y ayer soplaba un viento muy fuerte y muy frío, se me congelaron las manos al salir a correr pero yo iba más feliz que una perdiz ignorando a los jubilados bloquea-calles y viejos verdes usuales de mi recorrido. Pero eso se pasó, Murcia está en su plenitud primaveral pre-veraniega... Por el momento es agradable, ya os contaré el próximo día qué tal ha sido salir a correr por aquí.



Spelt cocoa cake


La receta de hoy es una de esas que nada más verla, sabes que la vas a hacer pronto aunque tengas una lista de "pendientes" kilométrica. Tuve que usar menos cantidad de harina de espelta porque se me había gastado y no podía esperar a salir a comprar más, pero estoy segura de que la repetiré. Sin más grasa que la de los huevos, con una miga tierna pero "mojable" en leche (como le gusta al elfo), ese toque de cacao perfectamente equilibrado... ¿He dicho ya que no lleva ni mantequilla ni aceite? :P.

Cake de espelta con un toque de cacao (bajo en grasas)


Receta ligeramente adaptada de Journey Kitchen

- 4 huevos L
- 175 gr de azúcar
- 280 gr de yogur natural
- 2 cucharaditas de esencia de vainilla
- 200 gr de harina de repostería
- 100 gr de harina de espelta integral
- 2 cucharadas de levadura química (impulsor)
- 1/2 cucharadita de sal
- 2 cucharadas de cacao puro en polvo
- azúcar glas (opcional)

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde redondo de tipo rosco (estilo Bundt).
Separar las claras de las yemas. Tamizar las harinas con la levadura y la sal y reservar.

En un recipiente amplio, batir las yemas con el azúcar usando una batidora de varillas, hasta que se consiga espesar bien. Añadir el yogur y la esencia de vainilla, batiendo un poco más. Añadir la mezcla de ingredientes secos, mezclando con una espátula con suavidad, hasta que quede una masa suave.



Spelt cocoa cake


Batir las claras a punto de nieve e incorporarlas a la masa con suavidad, siguiendo movimientos envolventes. (gracias Carmen por avisarme de que me había comido este trozo de la receta!)

Distribuir 2/3 de la masa en el molde. Mezclar con el resto el cacao puro, tamizándolo, y añadir esta masa por encima. Mezclar ligeramente usando la punta de un cuchillo (cuidado no rayes tu bonito molde).

Hornear sobre una rejilla durante unos 35-40 minutos, hasta que al pinchar un palillo o brocheta ésta salga limpia. Esperar unos minutos fuera del horno, desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla. Servir con un poco de azúcar glas tamizado.



Spelt cocoa cake

17 mayo, 2012

Gelatinas veganas de vainilla

Ayer fue un día triste. El abuelo paterno del elfo falleció en el hospital después de haber ingresado durante el fin de semana debido a una serie de complicaciones. Tenía 98 añazos, y después de unos cuantos sustos en los últimos años seguía ahí aguantando, y en relativas buenas condiciones; ojalá todos pudiéramos tener una vida larga y plena, para marcharnos sin sufrir mucho al final. Pero a pesar de todo duele tener que despedirse...

Mi abuelo por suerte parece estar recuperándose de su última estancia en el hospital en Murcia, sólo espero que el calor que ya tienen encima no le afecte demasiado; el verano en el levante es una época complicada para la gente mayor y que está delicada de salud. Lo bueno es que la semana que viene me escapo otra vez unos días (billetes ya comprados) y podré hacerle otra visita :).


Gelatina de vainilla vegana



El otro molde que me hizo llegar Silikomart fue la monada Mini Springlife, con mariposas, abejitas, mariquitas y flores, la verdad es que son formas muy alegres y acordes con la época :). Por eso, aunque quiero probar a hornear algo con ellas, me inspiró más hacer algún dulce fresco. Aunque he usado vainilla porque es un sabor que sé segurísimo que encanta al elfo, se puede adaptar al gusto personal añadiendo zumo de limón (restando líquido al agua), o esencia de almendra, agua de azahar... 

No os puedo recomendar marcas o tiendas para comprar agar-agar en polvo ya que el que yo uso viene de Suiza, donde lo venden en sobrecitos muy prácticos en casi cualquier supermercado. Pero sé que en España no es tan difícil de encontrar, aunque nos siga sonando como algo raro ;).



- 450 ml de agua
- 150 ml de leche de soja
- 7 gr de agar-agar
- 25 gr de azúcar
- 1 vaina de vainilla (o esencia/extracto de vainilla, o azúcar vainillado en sustitución del azúcar)

Calentar la leche de soja, abrir la vaina sacando las semillas y poner ambas en la leche para que infusione. Colar. Llevar el agua a ebullición, añadir el agar-agar y remover bien hasta que se disuelva. Apartar del fuego, incorporar la leche, el azúcar y la esencia de vainilla (si se usa) y mezclar bien. Esperar a que se enfríe un poco; llenar los moldes con cuidado. 

Dejar a temperatura ambiente hasta que se temple y después guardar en la nevera, hasta que se cuaje.
Una vez solidificada y fría, desmoldar la gelatina sobre un plato. Servir tal cual o acompañando una fresca ensalada de frutas.

Gelatina de vainilla vegana

12 mayo, 2012

Pan de nueces con masa madre

¿Sabéis que vengo a quejarme del calor, verdad?
Soy así de obvia y predecible.
Pero es que... ¡ha venido de golpe! Hemos pasado de lluvia y fresquito a calorazo de un día para otro, y eso sí que no me gusta nada. Pero qué le vamos a hacer, salvo terminar de cambiar el vestuario, sacar sandalias, planificar nuevos menús y modificar un poco los horarios. Por ejemplo, para salir a correr; no más tarde de las 9 o me pasará como el otro día, que casi me da algo del calorazo. Me acabo de acordar de que tengo que comprar crema de protección solar... ay, con lo bien que se corre con frío. La carrera del domingo fue muy bien, por cierto, salvo los primeros minutos en que hubo apelotonamiento de gente que directamente no corría (¿no podían ponerse por detrás en lugar de estorbar a los demás?). Pero fue una experiencia genial, repetiré el año que viene :).



Pan de nueces con masa madre


Esta ola de calor africano al menos ha reducido mi morriña por Murcia. Tenía pensado aprovechar San Isidro para una visita rápida, pero se me han juntado un montón de tareas pendientes y no tengo tiempo de casi nada. El final del curso que estoy haciendo on-line está siendo más durillo de lo que pensaba, así que me toca pasar el puente trabajando en ello; con suerte podré escaparme a final de mes para estar en Murcia en el cumpleaños de mi hermano.

Mi madre me contó el otro día una de las historias que protagoniza mi gato. Como muchos felinos, tiene una necesidad imperiosa de meter la cabeza en todas partes, y más si son escondrijos. Así que una noche, de madrugada decidió curiosear una gran bolsa de cartón llena de ropa que tenía mi madre sobre una silla... se coló dentro, la tiró al suelo, se le enganchó la cabeza en un asa y salió corriendo arrastrando ropa por todo el pasillo, muerto de miedo y chillando. ¡El susto que se dieron mis padres y mi hermano con el escándalo! Me imagino la escena y no puedo evitar reírme; ya sabéis que "la curiosidad mató al gato" :P.


gato1


Hoy aprovecho para traer una receta de pan que horneé antes de Semana Santa. Una maravilla basada en el libro Hecho a Mano de Dan Lepard, con algunas modificaciones. Al elfo las nueces no le hacen demasiada gracia, pero a mi me gustan muchísimo, y tengo muy buenos recuerdos asociados a panes con nueces: mi abuelastra suiza suele tener uno fantástico siempre en su casa para el desayuno. Esta receta no sólo incluye nueces en la masa sino que parte de una especie de pasta hecha con nueces trituradas, mantequilla y miel, que aporta un sabor, un aroma y una textura increíbles.



Pan de nueces con masa madre



Para la pasta de nueces:

- 50 gr de nueces
- 50 ml de agua
- 30 ml de miel
- 20 gr de mantequilla derretida
- 1 pizca de sal

Poner todos los ingredientes en una picadora o mortero, y triturar hasta conseguir una pasta viscosa homogénea.

Para el pan:

- 200 gr de masa madre
- 230 ml de agua templada
- 350 gr de harina de trigo de fuerza
- 150 gr de harina de centeno integral
- 1 cucharada de melaza
- 1 y 1/2 cucharaditas de sal
- 50 gr de nueces troceadas

Mezclar las harinas con la sal en un cuento. Poner la masa madre en un recipiente grande, añadir el agua templada, la miel y la pasta de nueces y batir bien. Añadir las harinas y las nueces extra y trabajar todo con las manos hasta que quede bien incorporado. Tapar con un paño húmedo y dejar reposar 15 minutos.


Pan de nueces con masa madre


Amasar unos 15 segundos con energía, formar una bola y poner en un recipiente engrasado con aceite. Tapar con film y/o un paño húmedo y dejar reposar 10 minutos. Amasar de nuevo unos segundos y devolver al cuenco. Repetir el procedimiento en dos intervalos de media hora, por último una hora más. Amasar un poco más, formar una bola y colocar en un baneton o un paño limpio enharinado, con los pliegues hacia arriba. Dejar levar hasta que casi doble su tamaño, entre 2 y 4 horas.

Precalentar el horno a 220ºC y poner una bandeja vacía en la parte baja. Enharinar una bandeja , volcar con cuidado el pan en ella y formar unos cortes en forma de rombos. Echar agua fría en la bandeja caliente, esperar 5 minutos e introducir el pan. Hornear unos 50 minutos, bajando la temperatura a 200ºC si a los 30 minutos se dora muy rápido. Cubrir con papel de aluminio los minutos finales en caso de que se tueste mucho. Dejar enfriar totalmente sobre una rejilla antes de cortar.


Pan de nueces con masa madre


¡Buen fin de semana, y feliz San Isidro!

05 mayo, 2012

Galletas integrales de espelta y almendra

Menuda primera semana de mayo más extraña he tenido.
Sobre todo porque sigo sin acostumbrarme al calendario madrileño. Vale que el día 1 siempre ha sido festivo también en Murcia, pero que el 2 de mayo también lo sea me descoloca. Encima, como ha caído en medio de la semana este año, me desorganizo y no rindo nada. El miércoles lo sentía como si fuera domingo, con comida familiar, comercios cerrados, el elfo pululando por casa... ¡Descontrol! Si tuviera trabajo seguramente los agradecería mucho, pero estando como estamos pues... de festivos tienen poco.

Bueno, ahora sí que estamos en fin de semana. Hoy parece que ya no va a llover (aunque llevo diciendo eso muchos días, y luego siempre llueve) aunque sigue el fresco ligero; me alegro. Mientras en Murcia ya están con las temperaturas más altas del país, eso me quita un poco la morriña por volver :P.

El mega pack de regalos y chorradas varias que nos han dado con la inscripción.


Lo malo ha sido el catarrazo que he cogido con este tiempo tan loco. Básicamente se reduce a muchísimos mocos, que por la noche convierten el intentar dormir en una tortura. Me despierto cincuenta veces, sin poder respirar, con la boca estropajosa, dolor de cuello al intentar tener la cabeza en alto... Uf, qué rollo. Por eso los últimos días no he podido salir a correr, a ver si mañana estoy mejor que es la Carrera de la Mujer (unos 7 km por el centro-centro madrileño) y tengo muchas ganas de disfrutar del ambiente que habrá. Ya os contaré :).

Mientras dejo unas galletitas que hace tiempo que no traigo ningunas. Siempre tenemos galletas caseras rondando por casa, me parece algo imprescindible para un hogar que se precie de serlo. Suelo repetir recetas que ya he publicado y también voy probando muchas que me encuentro. Estas nos han encantado a los dos; ligeramente crujientes, con una textura fantástica gracias a la espelta integral combinada con la almendra, el toque de canela, la miel... En serio, probadlas ;).


Galletas integrales de espelta y almendra


Receta ligeramente modifiada de Saisonküche

- 80 gr de almendra molida
- 170 gr de harina de espelta integral
- 100 gr de azúcar moreno
- 50 gr de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
- 30 gr de miel
- 1/2 cucharada de canela molida
- 1 pizca de sal
- 1 huevo L, ligeramente batido
- leche de soja y canela, para pincelar

Mezclar la harina de espelta con la almendra molida y el azúcar. Añadir la mantequilla troceada, la miel, la canela, la sal y el huevo. Trabajar bien la masa hasta que quede homogénea. Envolver en film y dejar enfriar en la nevera como mínimo 30 minutos.

Precalentar el horno a 190ºC y preparar un par de bandejas. Mezclar en un cuenco un poco de leche de soja con canela al gusto. Estirar la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y recortar formas, de unos 5 mm de grosor.

Distribuir en las bandejas y pintar con la mezcla de leche y canela. Hornear durante unos 5-7 minutos, hasta que se hayan dorado. Esperar un par de minutos fuera del horno y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla. Guardar en recipiente hermético.


Galletas integrales de espelta y almendra


¡Buen fin de semana!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips