27 enero, 2013

Biscotti multicereales con almendras y nueces, aprovechando restos

Ahora que enero ya casi se nos va, me he dado cuenta de cómo ha cambiado mi relación con este mes respecto a mis años de estudiante. Enero venía cargado de exámenes, nuevas asignaturas, varios cumpleaños de amigos de clase, las fiestas de San Antón y las de Santa Eulalia... Aquí en Madrid ya he dejado todo eso atrás, y se ha convertido en un mes de extraña transición, que termina pasando sin hacer demasiado ruido. Los próximos meses se presentan más interesantes, cuando este 2013 ya irá mostrando definitivamente su verdadera cara.

Cuando regresé a Madrid después de las fiestas tuve que poner orden en la despensa. Para el elfo Nes territorio desconocido, y había quedado algo caótica después del follón que monto siempre con los horneados navideños durante el mes de diciembre. ¿Resultado? Muchos paquetes de harinas y otras cosas a medio gastar, o ya en sus últimas. Así que para ir dando salida a tantos restos, ¿por qué no combinarlos en una receta sencilla?

Multigrain and nuts biscotti

Los biscotti son un gran recurso para situaciones como estas. Aunque dependiendo de dónde me inspire, las cantidades varían un poco, la receta básica es siempre la misma: harina+huevos+azúcar+extra. La combinación de varios cereales, el toque integral y el azúcar moreno, le da un aire rústico que siempre me gusta en estas galletas crujientes. Las nueces y almendras se pueden sustituir por casi lo que os apetezca, y en la proporción que más os guste. Verstilidad y sencillez al 100%.


Biscotti multicereales con almendras y nueces
Receta inspirada en Perry's Plate
Para unos 20-25 biscotti pequeños
Usando la medida de taza de 250 ml

- 1 taza de harina de trigo integral
- 1/4 taza de harina de trigo sarraceno
- 1/3 taza de harina de centeno
- 1/3 taza de harina de espelta
- 1/3 taza de copos de avena
- 70 gr de azúcar
- 75 gr de azúcar moreno
- 2 huevos L
- 3/4 cucharadita de levadura química
- 1 pizca de sal
- 1/2 cucharadita de vainilla
- ralladura de un cítrico (limón, naranja, mandarina, lima...)
- almendras y nueces

Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja. Mezclar todas las harinas con la levadura y la sal en un cuenco.

En otro recipiente más grande, poner los huevos con los azúcares, la vainilla y la ralladura del cítrico elegido. Batir todo bien con unas varillas, a mano o usando batidora, hasta que espese. Añadir los ingredientes secos y mezclar con movimientos suaves. Incorporar un buen puñado de almendras y otro de nueces, ligeramente troceadas.

Multigrain and nuts biscotti

Repartir la masa en dos rectángulos del mismo tamaño, de unos 2-3 centímetros de grosor, procurando igualar la parte superior. Será más sencillo si humedecemos la espátula o las manos, ya que es una masa muy húmeda y pegajosa.

Hornear durante unos 20 minutos, hasta que se hayan dorado ligeramente y estén firmes al tocarlos. Esperar unos mintuos fuera del horno, colocar sobre una rejilla y dejar que se enfríen unos 10-15 minutos. Bajar la temperatura del horno a 160ºC.

Con un buen cuchillo de sierra, cortar los biscotti siguiendo líneas paralelas diagonales, del grosor deseado, procurando que sean más o menos del mismo tamaño. Distribuirlos en la bandeja boca arriba. Hornear unos 10-15 minutos, dar la vuelta a cada biscotti y hornear 10 minutos más, hasta que se hayan dorado bien. Dejar enfriar sobre una rejilla antes de guardar en un recipiente hermético.

22 enero, 2013

Regalitos murciano-israelíes y una sorpresita mañanera

¡Muchas gracias a todos los que os habéis preocupado con el tema de las migrañas! Y en especial a aquellos que también sufrís de algo parecido; aunque reconforta encontrar a gente que comparte las mismas malas experiencias, la verdad es que siento que tengáis que pasar por lo mismo... bueno, ánimo a todos! :).

Al final el domingo se puso a llover otra vez y bajaron muchísimo las temperaturas, así que me fui bien abrigada de compras con mi suegra (y a pesar de que me agobia ir con abrigo dentro de comercios, lo agradecí al pasar por las zonas refrigeradas, qué frrrrrío!). Necesitaba sartenes nuevas y me convenció para traerme un par de esas de cerámica. ¿Alguien tiene experiencia con ellas? ¿Qué os parecen? ¿Algún consejo para cuidarlas bien? Por el momento las he probado un par de veces y me están gustando, además al ser el fondo blanquito la comida parece más apetitosa :).

Snowing


Ayer avisaban de que hoy podía llegar la nieve a Madrid. Se esperaban temperaturas muy bajas a primeras horas del día, y nubes de borrasca cargaditas de agua. Así que en cuanto me he levantado he subido bien las persianas, y no he dejado de vigilar el exterior desde antes de amanecer. Y a eso de las 9.15, ¡empezaron a caer copos!
No ha sido una gran nevada, ni siquiera ha cuajado, pero ha estado cayendo con alegría un buen ratico. Me he emocionado como una cría pegando saltitos, abriendo las ventanas y sacando las manos para atrapar algunos copos. La foto es bastante penosa, pero al menos inmortalicé mi momento de felicidad de la semana ^_^ .

Gifts from Israel


Otro momento de felicidad inesperada fue cuando Carmen me avisó de que había ganado el sorteo que había organizado en su blog, No quieres caldo?... pues toma dos tazas. Fue la tarde de Nochevieja y me hizo muchísima ilusión; de hecho, el subidón me ayudó a recuperarme de la pájara que me había dado después de la carrera.
Carmen es murciana pero vive desde hace unos meses en Israel con su familia, así que aprovechó la variedad de productos de cocina que hay por allí para realizar un sorteo que celebraba 2 años de blog (y 4 de sus mellizas). Ya está de vuelta por esas tierras pero dejó a su padre encargado de mandarme el paquete, y lo recibí el lunes al regresar de clase de alemán. ¡Qué ilusión me hizo!

Gifts from Israel


Un bote de mermelada de frambuesa y granada, chicles de granada y arándanos (allí usan mucho la granada, me encanta!), aromas de repostería de fresa, naranja y vainilla, un set de sprinkles variados, papeles especiales para moldes de hornear, y tres preciosos moldes especiales para preparar dulces árabes. Qué ganas tengo de investigar y darles uso!

Gifts from Israel


Muchísimas gracias a Carmen y a su familia por hacerme llegar estos regalos! Y no os perdáis su blog, que tiene unas recetas fantásticas y además se le da de miedo la repostería.

Y ánimo, que casi no queda nada para el viernes ;-).

20 enero, 2013

Ciclogénesis explosiva - Springerle o Anisbrötli

Ya se nos va otra semana que ha pasado volando, y eso que yo tenía intención de publicar alguna cosilla más antes del domingo. Pero no contaba con la ciclogénesis explosiva, que desde luego explotó, y bien. Particularmente en mi cabeza, dejándome como un muñeco de trapo todo el fin de semana. No sé si está demostrado que los cambios de presión y de tiempo afectan a jaquecas, cefaleas y migrañas, pero desde el jueves empecé a sentir como si el cráneo se me encogiera y el cerebro no cupiese dentro; al mínimo movimiento llegaba el dolor. Así que llevo unos días casi recluida en casa sin hacer nada demasiado útil, con la de planes que tenía!

Trufas Sprüngli
Sí, es la misma foto del año pasado. Y las trufas de esta ocasión están igual de deliciosísimas.

Pero bueno, hoy la cosa ha ido mejor, ha salido el sol (un rato, porque vuelve a llover) y he podido salir a trotar un poquito. Encima mi suegra me ha vuelto a regalar una caja de trufas de Sprüngli como la del año pasado, y eso siempre alegra el cuerpo :P. Dentro de un rato me va a recoger para ir de compras, me da un poco de "miedo" porque esta mujer siempre se emociona mucho y no sé decirle que no ^^U.

La actividad cocinera ha sido la justa y necesaria estos días, así que voy a aprovechar a tirar de reservas un poquito más. Estas Springerle (o Anisbrötli para los suizos) se me quedaron esperando su oportunidad de ver la luz durante el calendario de Adviento, y no podía dejar a las pobres olvidadas en el disco duro. Son unas galletas duras, secas, aromatizadas con anís, que se distinguen por elaborarse mediante moldes estampados. Los tradicionales son de madera, pero bastante caretes, así que me traje uno sencillito de Suiza durante el viaje de 2011.

Esta tan bonita me la compré en Basilea en diciembre de 2011.

Hay diseños mucho más elaborados, pero como la masa es algo complicada de domar, escogí un diseño simple sin demasiados detalles pequeñitos. Los bordes están algo cutres porque los recorté a mano con cuchillo, pero estoy muy contenta de haber conseguido mantener el dibujito más o menos decente sin que se pegara la masa al molde. Para la próxima Navidad los intentaré mejorar :). Aguantan muy bien muchísimos días, pero se vuelven tan duras que es recomendable mojarlas en algo calentito antes de hincarles el diente ;).

Springerle

Springerle
Receta ligeramente modificada de FXcuisine
Para unas 20 unidades, dependiendo del tamaño del molde

- 2 huevos L
- 250 gr de zúcar glas (lustre, en polvo)
- 250 gr de harina
- 1 gr de levadura química (impulsor)
- 1 cucharadita de esencia de anís o de vainilla
- 2 cucharaditas de granos de anís
- 1 pizquita de sal fina
- harina extra, para estirar y dar forma a la masa


Vamos a necesitar batir los huevos durante un buen rato, así que lo mejor es usar una batidora de las que tienen base, estilo Kitchen Aid. No, no tengo una KA, ya quisiera yo, pero mi aparatejo del Lidl funciona estupendamente para casos como estos :).

Disponer los huevos en el recipiente de la batidora, o un cuenco grande, y tamizar encima el azúcar glas. Comenzar a batir, subir la velocidad y dejar batiendo durante al menos 20 minutos. Debe quedar una mezcla suave esponjosa.

Añadir el aroma, la sal y la mitad de la harina tamizada. Batir ligeramente hasta que se incorpore. Echar el resto de la harina tamizada y los granos de anís, trabajando la masa hasta que quede homogénea y lisa, sin grumos. Estará muy pegajosa, pero manejable. Envolver en film y dejar reposar en la nevera hasta el día siguiente.

Forrar con papel de horno una o dos bandejas. Enharinar una superficie de trabajo limpia y poner encima la masa. Estirar con un rodillo hasta dejar un grosor de 10 mm (1 cm). Enharinar suavemente y presionar con el molde para ir sacando las galletas. Recortar la masa con ayuda de un cuchillo y disponerlas sobre las bandejas. Continuar hasta terminar con la masa. Dejarlas secar a temperatura ambiente como mínimo 24 horas.

Precalentar el horno a 160ºC. Hornear una bandeja cada vez, unos 15-20 minutos. Deben crecer un poco por abajo y permanecer blancos, tan sólo puede coger color doradito la base. A mí me ha funcionado bajando la temperatura a 150ºC pasados los primeros 10 minutos y usando calor arriba y abajo con ventilador. Pero son unas galletas muy suyas y cada horno es un mundo, así que tocará experimentar hasta dar con la clave.

14 enero, 2013

Pfeffernüsse II (galletas especiadas) - En Madrid de nuevo

Qué extraño se me hace ahora pensar que hace una semana estábamos desayunando Roscón de Reyes recién hecho en Murcia, con el árbol aún puesto y una temperatura más que agradable. Y es que hace días que regresé a Madrid, y parece que me ha recibido el invierno en su esplendor.

Mi tren salió el miércoles a primerísima hora, con una maleta a punto de explotar y esa melancolía triste que ya me resulta tan familiar. Aunque el sueño de levantars ea las 5 de la madrugada ayuda a no ponerse demasiado sentimental :P. El tren me destrozó las cervicales (para variar) y fue un día raro, porque encima tenía clase de alemán por la tarde. Pero poco a poco ya he recuperado la rutina madrileña, después de ordenar, organizar, limpiar y guardar las cosas de Navidad.

Por desgracia, ayer recibímos una mala noticia. El tío de mi padre, el hermano de mi abuela paterna, ha fallecido. Le teníamos mucho cariño, era un hombre tranquilo, amable y siempre con muchas historias que contar, pero estaba ya muy mayor y en los últimos años había sufrido varios ingresos de urgencia. Por suerte pudimos verle el invierno pasado cuando nos escapamos a Suiza, aunque las pérdidas familiares así siempre duelen, y más en la distancia.


Pfeffernüsse

Espero que me perdonéis al publicar a estas alturas todavía dulces, y con aromas navideños. Hice estas galletas pocos días antes de ir a Murcia y se me habían quedado en el tintero... Además, no son tan navideñas :P. Al igual que sucede con tantas otras recetas, hay muchas versiones de galletas llamadas Pfeffernüsse, y yo ya tengo otra versión en el blog, receta suiza. Esta receta viene de un libro alemán y emplea como agente levante bicarbonato de amonio, que da un toque diferente al interior. Es difícil de explicar las diferencias entre usar amonio y sodio o impulsor corriente... en cualquier caso, se pueden sustituir unos por otros perfectamente. Son galletas ligeras, aromáticas y crujientes, que aguantan muy bien muchos días si se conservan en un recipiente hermético.

Pfeffernüsse - Galletas especiadas
Receta ligeramente modificada de Weihnachts bäckerei
Para unas 60-70 galletas

- 2 huevos L
- 235 gr de azúcar blanco
- 1 pizca de sal
- 70 gr de naranja confitada picada
- ralladura de 1 limón
- 300 gr de harina de repostería
- 1 cucharada colmada de mezcla de especias para pan de especias
- 1/2 cucharadita de bicarbonato de amonio
- 2-3 cucharadas de agua

Batir los huevos con el azúcar y la sal hasta que espumen. Añadir la naranja confitada picada, la ralladura de piel del limón, las especias y la harina; mezclar todo ligeramente. Disolver el bicarbonato de amonio en un poco de agua e incorporarlo a la masa. Trabajar el conjunto hasta conseguir que quede homogéneo. Tapar con film y dejar reposar en la nevera como mínimo 6 horas, o mejor toda la noche.

Pfeffernüsse

Precalentar el horno a 200ºC y preparar un par de bandejas.
Tomar porciones de la masa y formar rollitos de unos 2 cm de grosor, sobre una superficie limpia ligeramente enharinada. Cortar cada cilindro en porciones iguales, de unos 2 cm de largo, y formar pequeñas bolitas. Distribuirlas en las bandejas dejando espacio entre cada una de ella.

Aplastarlas ligeramente y espolvorear con azúcar glasé, canela o un poco más de mezcla de especias (opcional). Hornear una bandeja cada vez durante unos 10-12 minutos, hasta que se hayan dorado bien. Esperar unos minutos fuera del horno y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla. Si vuestro horno tiende a calentar demasiadom bajar la temperatura a 185ºC.

Se les puede dar un glaseado sencillo, espolvorear con azúcar glasé o dejarlas tal cual, ya que por sí solas están más que ricas.

07 enero, 2013

Despidiendo la Navidad

Parece mentira que ya sea día 7 de enero. No sé cómo, pero la última semana ha volado, y eso que tenía menos compromisos que la última de diciembre. La verdad es que pasada la Nochevieja me he tomado el resto de días festivos con calma, entre otras cosas por el catarrazo que hizo su aparición nada más comenzar el año. Tras pasar por distintas fases, ahora estoy en plena fiesta de mocos; en fin, ya sabéis, seguro que muchos habéis pasado por lo mismo.

Roscón de Reyes

El día de Reyes hace tiempo que para mí sólo significa roscón, al menos desde que dejamos de ser niños y mis padres pasan mucho de dar ningún regalo ese día. Pero este año he retrasado el horneado hasta hoy, y es que la tarde del día 5 la pasamos en familia. Por fin nos pusimos de acuerdo con mis primos para quedar todos juntos en casa de mi prima, conocer su chulada de ático (qué cocina tiene!!) y compartir cafés, galletas, pastel de zanahoria (mi prima esconde otra gran repostera en su interior) y roscón de pastelería.

Pero sobre todo, compartimos risas, recuerdos e historias y el tiempo pasó volando :). Así que he simulado que hoy era día 6, ya que es festivo, y he horneado los roscones a primera hora para desayunar como reyes :P. He seguido exactamente el mismo procedimiento que el año pasado: prefermento, masa en la nevera toda la noche, formado y horneado por la mañana. Delicioso!


Mi gato tomando el sol
Mi gato también tiene ganas de que se termine el follón navideño
Y bueno... la Navidad ya se termina. Para alegría y alivio de muchos, y yo no niego que el cuerpo pide volver un poco a cierta rutina. Pero como siempre me da algo de pena, es inevitable tener algo de melancolía al desconectar el modo navideño. Cogeré el primer tren del miércoles para llegar a Madrid temprano, hacer un recado y luego a clase de alemán por la tarde. Va a ser un día muy raro, después de la calma de mi Navidad murciana!


Y como despedida de las fiestas de este año, dejo por aquí algunas imágenes de estos días pasados. Pero, para variar, el blog seguirá teniendo cierto aire navideño las próximas semanas en cuanto a recetas se refiere. Abandonaremos el turrón y los mazapanes pero hay otros dulces navideño-invernales que me van a acompañar hasta por lo menos la primavera ;).

Cresta del Gallo
La tradicional subida a la Cresta del Gallo para ver el Belén, con mi padre. Un paisaje precioso al lado de Murcia

Mercado de Verónicas
El mercado de Verónicas estaba abierto y a rebosar la mañana del domingo 30

Setas en el mercado
El mismo mercado esconde un puesto de setas fantástico en la planta de arriba


Carrera de San Silvestre
¡La carrera! Allí en medio estoy yo, con mi gorrito :)
Belén de la Pava
El precioso belén de la Peña de la Pava situado en la iglesia de San Juan de Dios. Me encanta






Roscón de Reyes
¡Se asoma un regalito en esa miga!

Y con el desayuno de roscón recién hecho, concluye oficialmente la Navidad. Tenemos roscón para la merienda y roscón para el desayuno de mañana, por supuesto, pero ya no cuenta ;P. Ha sido una Navidad estupenda, no le pido más; a ver qué nos depara el 2013.

¡Que tengáis buena vuelta a la rutina!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips