30 noviembre, 2010

Gingerbread muffins y recetas de Navidad

¡Vaya forma de empezar la semana!
Después de un fin de semana que se me escapó de las manos (el domingo fui a ver a mis padres a Barajas en su escala Lisboa-Murcia y me pasé el sábado horneando regalitos por el cumple de mi madre) el lunes nos recibe con una gran ola de frío que me regaló mi primera nevada madrileña. No llegó a cuajar y encima cuando más fuerte caía fue cuando me tocó ir a clase, pero yo fui la persona más contenta dentro del autobús, escuchando mi selección de música navideña en el mp3 y mirando los copitos caer con mi sonrisa de quien aún no se ha hartado de la nieve y el frío.
Por otro lado, tengo un virus muy pesado en el portátil que aún no he conseguido eliminar. Pero es que no tengo tiempo que perder en ello, tengo mucho trabajo acumulado de las clases! Hoy quería ponerme al día pero nada más levantarme me recibe el martes con una crisis de migraña de las mías, con su aura que me distorsiona la visión durante más de media hora... En fin, calma y tranquilidad. Hoy descanso en casa.

Hoy os traigo una receta que me parece tanto apropiada para simplemente los días fríos de otoño-invierno, como para la Navidad. Usando de base los ingredientes del gingerbread o pan de jengibre, horneé unos muffins llenos de aromas que no sólo están riquísimos, sino que además son muy reconfortantes. 

Además por fin he terminado (o casi) el índice de recetas navideñas. Podéis encontrarlo en este enlace, en la pestaña del menú superior, y espero hacer también un enlace para la barra lateral. Más recetas navideñas en los próximos días!

Gingerbread muffins


- 200 gr de harina integral
- 100 gr de harina de repostería
- 2 cucharaditas de levadura química
- 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 1/2 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de jengibre
- 1/4 cucharadita de canela
- 1/4 cucharadita de clavo
- 1 pizca de nuez moscada
- 2 huevos
- 240 ml de leche de soja tibia
- 55 ml de aceite de girasol
- 115 ml de melaza
- 1/2 taza de azúcar moreno oscuro (dark brown sugar, o usar normal)
- 2 cucharadas de puré de manzana
- jengibre confitado picado al gusto (cuidado porque el sabor picante que tiene es muy fuerte y no suele gustar a todo el mundo; se puede poner poquito, prescindir de él o sustituitlo por pasas, nueces, etc.)

Precalentar el horno a 175ºC y preparar una bandeja o moldes para muffins.
Mezclar en un recipiente amplio las harinas con la levadura, el bicarbonato, la sal y las especias. Aparte, batir un poco los huevos con la leche, e ir añadiendo el aceite, la melaza, el puré y el azúcar, batiendo a mano. Incorporar esta mezcla a los ingredientes secos, trabajando la masa con movimientos suaves usando una espátula o similar. Añadir el jengibre, repartiéndolo bien por toda la preparación. Distribuir la masa en los moldes y hornear a media altura durante unos 20-25 minutos, hasta que al pincharlos con un palillo salga limpio. Esperar 5 minutos antes de sacarlos del molde; dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Gingerbread muffins

28 noviembre, 2010

Probando chicles Smint Kiss 3 y sorteo

La comunidad trnd.es permite participar en campañas en las que se dan a conocer ciertos productos y los usuarios seleccionados pueden probarlos de primera mano, pudiendo compartir sus opiniones y experiencias con los demás miembros y dando a conocer el producto entre sus amigos y conocidos. De esta manera he podido disfrutar de los nuevos sabores de chicles sin azúcar Smint Kiss 3, que posiblemente muchos ya conoceréis aunque sea por las campañas de publicidad.



Personalmente,yo suelo consumir chicles sin azúcar a menudo, a pesar de que por mi ortodoncia adolescente tenga la mandíbula algo machacada. Y me gusta probar nuevos sabores y marcas, me fascina la inventiva de los fabricantes por crear supuestas nuevas combinaciones de sabores y la forma de enfocar la publicidad, aunque meses después muchos nuevos productos desaparecen del mercado sin dejar rastro.
Espero que eso no ocurra a los Smint Kiss 3, ya que me han gustado mucho y creo que merecen hacerse un hueco entre los sabores "clásicos".



Con tres variedades de sabores diferentes, estos chicles se caracterizan por el formato en el que se combinan tres sabores en uno, con dos capas de chicle y una de gelatina en cada unidad. Además, se ha buscado una textura suave pero firme, y una mayor duración del sabor, algo en lo que suelen pecar los chicles sin azúcar. Los sabores disponibles son Triple Fresh Mint, Sandía-Piña-Melón, Fresa-Manzana-Frambuesa. Mi favorito creo que es el último, aunque el segundo no está nada mal tampoco. 
La textura es agradable y los sabores refrescantes, sin resultar "tóxicos", como pasa con algunos chicles y caramelos que pretenden potenciar las sensaciones gustativas. También es cierto que duran algo más que otros chicles sin azúcar, aunque como siempre me pasa, el sabor es más agradable los primeros minutos.


 
Si sois consumidores de chicles y os gusta probar cosas nuevas, os animo a probarlos, a ver qué os parecen.

Tengo un par de paquetes reservados que he decidido sortear entre todos los interesados que dejen un comentario en esta entrada. Para participar, simplemente deja un comentario que no sea anónimo contándome cuál es tu sabor preferido de chicle y/o caramelos. El plazo finalizará dentro de una semana, siendo el último día el domingo 5 de diciembre a las 12.00. Sólo válido para residentes en España.

26 noviembre, 2010

Galletas bolitas de nieve

Se nos va noviembre, y somos ya muchos los que hemos empezado a planear los menús navideños, a probar recetas y a hornear los primeros dulces, pensando también en los regalos. Yo estoy reordenando mis recetas navideñas pasadas y espero estos días crear un índice especial; mientras tanto, voy probando recetillas nuevas. Estas galletitas, en forma de bolas de nieve, son muy fáciles de hacer y realmente ricas. Tienen una textura firme y crujiente, pero son muy ligeras en el interior. La combinación de nueces y almendras con las especias (que se pueden añadir al gusto) es genial, muy navideño :) 
Van muy bien para acompañar una buena taza de té/café/infusión/chocolate/Glühwein calentito a media tarde, que con el frío que se nos viene encima se agradece!

Snow balls

Receta obtenida de delicious. Magazine

- 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 75 gr de azúcar glas
- 150 gr de harina de repostería
- 1 pizca de sal
- 25 gr de nueces picadas
- 25 gr de almendras picadas
- ralladura de piel de 1 limón
- 1/2 cucharadita de mezcla de especias (o canela, o jengibre)
- 75 gr de azúcar glas

Batir la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla homogénea y cremosa. Añadir la harina, incorporándola bien. Echar las nueces, las almendras, el limón y las especias, mezclando todo hasta conseguir una masa homogénea. Tapar confilm y dejar en la nevera como mínimo media hora.
Precalentar el horno a 180ºC y preparar un par de bandejas.
Coger pequeñas porciones (con las manos un poco húmedas la masa se pega menos) y formar bolitas, dejándolas un poco separadas en las bandejas (aunque en realidad no crecen prácticamente nada). Hornear durante unos 10-12 minutos, hasta que se hayan dorado y estén firmes al tacto (sin apretar mucho). Esperar un par de minutos fuera del horno. Colocar el resto del azúcar en un bol e ir rebozando cada bolita hasta que quede cubierta. Yo lo he hecho dos veces, primero cuando aún están calientes (así se adhiere bien el azúcar, aunque se funde un poco, creando una primera película dulce) y luego en frío. Guardar en recipiente hermético.

Snow balls

23 noviembre, 2010

hemc 48 - Risotto otoñal

Un suspiro es lo que me está durando este mes de noviembre. Cada año igual, los meses que van entre verano y Navidad siempre me vuelan! Y claro, así voy yo, despiste tras otro... Se me pasó la fecha para participar en el Evento Photo Blog, qué desastre... Cuando me di cuenta corrí a ver si me daba tiempo participar en el hemc, y menos mal que ahí sí entro! Por los pelos, eso sí.

Sara de cocina para emancipados eligió, muy acertadamente en mi opinión, como tema para este mes las castañas. Me gustan mucho, y ahora en Madrid las disfruto mucho más porque siempre sientan mejor si hace frío. Qué bien huelen al asarse, qué ricas aún calentitas...
Tenía pensado hacer receta dulce (cómo no!) pero para variar pensé en participar también con una salada. La dulce la dejaré para otra ocasión; hoy traigo un risotto que me ha parecido muy otoñal, con castañas y setas.


Fall risotto

Para dos personas:

- 1 cebolla roja
- 1 diente de ajo
- 100 gr de setas
- 175 gr de arroz Arborio
- 1 vaso pequeño de vino blanco
- 1 litro de caldo de pollo
- un puñado de castañas cocidas
- aceite de oliva virgen extra
- pimienta negra y sal
- queso Parmesano recién rallado

Poner a calentar el caldo en un cazo y mantener al fuego, que hierva constantemente.
Picar la cebolla y el diente de ajo finos y poner a pochar en una cazuela o sartén profunda con un poco de aceite, a fuego bajo. Añadir las setas y dejar cocinar unos pocos minutos. Incorporar el arroz y dejar que se tueste un poco, removiendo constantemente, con el fuego un poco más fuerte. Añadir el vino y dejar que se evapore. Empezar entonces a incorporar el caldo, poco a poco, a medida que el arroz lo vaya pidiendo, y removiendo un poco de vez en cuando. Cuando el arroz esté casi listo, añadir las castañas troceadas, mezclándolas bien. Salpimentar y añadir queso al gusto. Si se quiere aún más meloso, se puede añadir una nuez de mantequilla para que se funda y manteque más el arroz, pero yo nunca lo suelo hacer.


Fall risotto

19 noviembre, 2010

Concurso Bundt Cake WK - Bundt Cake de limón ligero

El pasado día 15 fue el National Bundt Day, como seguro que ya sabréis por la cantidad de bundts que han inundado la red, y sobre todo gracias a Bea y sus geniales recetas. Yo me acordaba del año pasado además, cuando hice esta delicia con calabaza. Este año quería repetir pero con una receta que no llevara una cantidad ingente de mantequilla o aceite, y navegando encontré una versión que parecía bastante aceptable. 

Aproveché una tarde fría y lluviosa que estaba sola en casa para probar la receta, y el resultado me ha gustado mucho. Tiene una textura compacta de miga firme pero esponjosa, y el aroma de limón sencillamente me encanta en la repostería. Se puede terminar con un glaseado, pero preferí decorarlo sólo con un poco de azúcar glas. 
Con esta receta participo en el concurso Bundt Cake organizado por Whole Kitchen.


Lemon bundt cake

Receta modificada ligeramente de Eating Well

- 30 ml de mantequilla
- 160 ml de leche de soja
- 15 ml de aceite de girasol
- 1 y 1/2 tazas de harina
- 2 cucharaditas de levadura química
- 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 1/2 cuchatadita de sal
- 2 huevos L
- 220 gr de azúcar
- piel rallada de 1 limón mediano
- zumo de 1/2 limón mediano
- 1 cucharadita de extracto de vainilla

Precalentar el horno a 180ºC y engrasar un molde de bundt cake o molde de anillo.
Tamizar juntos la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal. Reservar.
Derretir la mantequilla en una sartén a fuego bajo y seguir calentando, girando la sartén, hasta que adquiera un tono tostado. Dejar enfriar un poco. Mezclar con la leche y el aceite.
En un recipiente amplio, batir con batidora de varillas los huevos con el azúcar hasta conseguir una mezcla homogénea, de color pálido y espesa. Añadir la vainilla y el limón (ralladura y zumo) y batir un poco más. Incorporar de forma alternativa las otras dos preparaciones, empezando y terminando con los ingredientes secos, trabajando todo con una espátula con movimientos suaves envolventes. Repartir sobre el molde.
Hornear a 175ºC sobre rejilla durante unos 30-40 minutos. Esperar 5 minutos, desmoldar sobre una rejilla y dejar enfriar totalmente antes de servir.

Lemon bundt cake

18 noviembre, 2010

Mi paquete del AIG!

En primer lugar, os pido disculpas por no responder a los comentarios con regularidad y por si en las próximas semanas estoy algo ausente en muchos de vuestros blogs. Últimamente voy siempre con prisas y tengo poco tiempo que dedicar a todo lo que me gustaría, aunque supongo que es la situación de muchos de vosotros también. 
Pero bueno, a lo que iba... ya llegó mi paquete del Amigo Invisible Gastronómico!
Concretamente llegó el martes, pero claro, típico en mi vida, el cartero se pasó por casa 20 minutos antes de que yo volviera de hacer la compra... Así que nada, me tocó esperar al miércoles para ir a buscarlo a la oficina de Correos que me indicaba el aviso. Lo bueno es que tenía que ir de todos modos a por otro paquete de una compra (no gastronómica), y ya de paso investigué otra zona del barrio que no conocía (subiendo cuestazas bajo la lluvia). Así que volví feliz con mis paquetes, y con tiempo de fotografiar todo antes de ir a clase :)

Ha sido un envío de María, de El Mundo de Estrella, blog que no conocía y que ahora ya visitaré con frecuencia. Ella tampoco me conocía a mi, así que en su carta me ha contado cosillas de ella y explicado un poco los regalicos. El paquete era pequeño pero muy apañado, pesaba bastante y hacía ruidos misteriosos al moverlo.. Veamos qué había dentro!

aig

Un juego de pequeños moldes metálicos como de tartaletas que podré usar tanto para dulces como para aperitivos salados; moldecitos de bombones (o mini-mini muffins!) monísimos de colores que ya tengo ganas de usar; un set de cortadores de galletas de corazones con una forma que me gusta mucho, y que me vienen estupendamente porque los necesitaba para una cosilla (y en febrero me irán genial, mi único molde de corazón es más soso); un buen tarro de mermelada casera de granada, chuches caseras, laurel del árbol de su casa y dos bonitos platos para presentar o servir entrantes, que María aprovechó para llenar con un set de muestras de productos muy prácticas que voy a probar muy pronto (especias y caldos concentrados).

aig2

La mermelada tiene un color rojo precioso, que no se aprecia en la foto muy bien, y tengo muchas ganas de catarla ya, a ver si hago un pan en condiciones que le haga justicia.

aig3

Las chuches caseras me han encantado! Me gustan mucho las golosinas, darme el capricho de tomar de vez en cuando es uno de mis pequeños placeres :-) Caseras, mucho mejores!

aig4

Los platos-mini fuentes me vienen genial, no tenía ninguna cosa parecida así que ya no tengo excusa para servir aperitivos a las visitas :P

Muchas gracias María por todo! Y gracias como siempre a Bea por haber ideado el Amigo Invisible Gastronómico y conseguir que cada año sea un éxito mayor que el anterior.

PD. Si queréis ver el paquete que yo envié, visitad el blog de mar.

14 noviembre, 2010

Cake de pera con piñones

Domingo, hora de la siesta (aunque yo nunca hago siesta); el elfo viendo el final de la F1 mientras yo vago un rato por la red. Hoy tenemos en Madrid un día otoñal 100%, con llovizna constante, cielo totalmente cubierto y una niebla que cada vez es más baja y más espesa. Vamos, que se prevee una tarde casera total ^_^ Me dan ganas de dale trabajo al horno, pero teniendo en cuenta que ya horneé un dulce ayer me parece abusar demasiado. 

Pear pinenuts cake

Mientras preparo esa receta, os dejo un cake fantástico que preparé por primera vez en verano por el cumpleaños de mi padre. Es una receta que vi hace mucho tiempo en el blog de Lucullian delights y que tenía guardada esperando el momento de probarla. Y no sé por qué tardé tanto, es un cake delioso al que no hace falta variarle nada a la receta original. Al volverlo a preparar me he dado cuenta de que aún no había honrado el blog, así que aquí lo traigo hoy.

Pensaba que los piñones en un dulce no me harian demasiada gracia, pero qué equivocada estaba. Combinan a la perfección con la pera asada, la miga dulce y esponjosa, la cubierta ligeramente crujiente por el azúcar tostado... riquísimo!


Pear pinenuts cake

Receta tomada de Lucullian delights

- 3 huevos L
- 200 gr de azúcar
- 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 120 gr de copos de avena
- 100 gr de harina de repostería
- 1 cucharadita de levadura
- 1/2 cucharadita de de esencia de vainilla
- 1 pizca de sal
- 1 pera grande, pelada y laminada fina
- 2-3 cucharadas de piñones

Precalentar el horno a 180ºC y engrasar o forrar un molde redondo, preveriblemente desmontable.
Tamizar en un recipiente la harina con la levadura y la sal, mezclar con la avena.
Batir los huevos con el azúcar con batidora de varillas hasta que quede esponjoso. Añadir la mantequilla y la vainilla y batir un poco más. Tamizar encima la harina con la sal y la levadura, añadir la avena y mezclar todo bien, con movimientos suaves. Repartir sobre el molde. Colocar encima la pera, intentando que quede un dibujo ordenado, y repartir en los huecos los piñonres. Espolvorar algo de azúcar por toda la superficie.
Hornear a 175ºC durante unos 25-35 minutos, comprobando con un palillo que la masa está bien cocida. Esperar 10 minutos fuera del horno, desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Pear pinenuts cake

09 noviembre, 2010

Higos especiados con vino y miel

La temporada de higos prácticamente se ha terminado, pero aún he visto que algunas higueras nos guardan todavía algunos de estos maravillosos frutos. Esta receta la preparé con los últimos que pude traer de mi campo, y aprovechando el concurso que organiza Ajonjolí en su blog, La flor del calabacín, os la traigo hoy.

Me ha gustado mucho la iniciativa del concurso, y es que Ajonjolí tiene mucha razón en que hoy en día parece que a veces olvidamos que lo que comemos tuvo un origen natural y salvaje. El ser humano dejó de ser un animal recolector hace mucho tiempo, pero todavía es una actividad imprescindible para muchas comundiades, y fundamental para obtener según qué productos.




En mi campo hay varias higueras que llevan allí muchos años, varias generaciones de mi familia que hemos disfrutado de sus maravillosos higos al final de cada verano. A mi me encanta salir de paseo por la tarde, cuando ya se pone el sol, y recoger a mano unos cuantos frutos para el camino, acompañado del olor tan reconfortante que rodea estos árboles.
La receta no podía ser más sencilla: unos higos cocidos con vino, miel, azúcar y especias. Sencilla a más no poder, pero riquísima, y creo que apetece más ahora con el fresco, servidos aún calientes.




Poached spiced figs

- 500 gr higos frescos
- 1/2 litro de vino blanco seco
- 150 ml de miel clara
- 50 gr de azúcar
- 1 naranja pequeña
- la piel de 1 limón
- 8-10 clavos
- 1 rama de canela
- 2 hojas de laurel
- 2 vainas de cardamomo

Colocar en una cazuela el vino con la miel y el azúcar. Calentar a fuego lento, removiendo constantemente hasta que el azúcar se haya disuelto. Pinchar la naranja con los clavos. Colocar el resto de ingredientes en la cazuela, tapar y dejar cocer a fuego lento 15-20 minutos. 
Servir calientes; están muy ricos con yogur griego cremoso y un poco más de miel por encima.

05 noviembre, 2010

Pan de molde de avena y miel

Llevo toda la semana acatarrada. Creo que el elfo me lo pegó... me levanté el martes ya tocada y ha ido a peor. Nada grave, eso sí, venga a gastar pañuelos y venga a tomar ibuprofeno, porque vaya dolores de cabeza que me han amenizado estos días... la clase del miércoles, sobre joyería popular, fue todo un reto. Ya parece que estoy mejorando, aunque hoy tengo los ganglios de la garganta inflamados; espero que sea la última fase! 
Ayer aproveché que no tenía nada urgente que hacer y me quedé reposando en casa. Pero claro, no podía estarme quieta... Tengo decenas y decenas de recetas pendientes, pero fue encontrarme con una nueva de pan, y empezar a sacar y medir ingredientes a ver si tenía todo lo necesario. 


Me atrajo la receta porque incluye algunos ingredientes que nunca había usado en panadería, y a pesar de que parece un poco de follón es sencillo de preparar y los resultados prometían. Además podía usar el molde de plum cake ya que no sale un pan muy grande (me falta por comprar un molde de pan, me dejé el mío en Murcia). Resultado: un pan de miga firme y esponjosa, muy tierno, ligeramente dulce y muy aromático. Riquísimo tanto en sí mismo como convertido en tostadas para el desayuno.


Honey oat bread

Receta ligeramente modificada de King Arthur Flour

- 13 gr de levadura fresca
- 2 cucharadas de agua templada
- 1 pizca de azúcar
- 1 pizca de harina

Poner en un cuenco pequeño el agua con el azúcar, desmigar encima la levadura, mezclar ligeramente y espolvorear con la pizca de harina. Tapar con un paño y dejar fermentar 20 minutos.

- 125 gr de copos de avena
- 170 gr de agua templada

Mezclar en otro cuenco y dejar reposar también esos 20 minutos.

- 40 gr de miel clara
- 1 cucharada de azúcar moreno
- 80 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 115 gr de puré de manzana
- 1 y 1/2 cucharaditas de sal
- 30 gr de copos de puré de patatas
- 100 gr de harina floja (de repostería)
- 170 gr de harina de fuerza (de panadería)
- un poco de leche y avena extra para la cobertura

Honey oat bread

Colocar todos los ingredientes en un recipiente amplio. Añadir la mezcla de levadura y la de avena y comenzar a trabajar los ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea. Se puede mezclar y amasar con máquina, o hacerlo a mano. La masa será bastante húmeda, algo pegajosa, sobre todo al principio, pero se deja amasar bien si se hace con energía. Cuando tengamos una masa bien homogénea, lisa y elástica, formar una bola y colocar en un recipiente limpio untado con aceite. Dar unas vueltas para que se engrase, tapar con papel film o un paño húmedo, y dejar que doble su tamaño, alrededor de dos horas.

Deshinchar y amasar ligeramente un poco más. Engrasar un molde rectangular (puede valer uno estándar para bizcochos). Formar un cilindro de la longitud del molde y colocarlo dentro. Pintar con algo de aceite, tapar y dejar de nuevo doblar su volumen.
Precalentar el horno a 180ºC.
Pintar la superficie del pan con leche y decorar con algo de copos de avena. Hornear sobre rejilla durante 20 minutos. Girar el molde dentro del horno, tapar con papel de aluminio y dejar hornear unos 25-30 minutos más. La corteza debe estar bien dorada. Esperar 5 minutos; desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.


Honey oat bread

Ah, y Happy Guy Fawkes Day!

02 noviembre, 2010

Cake de zanahoria con arándanos rojos

Noviembre!
Definitivamente, los meses otoñales son los que más rápido se me pasan. Termina el verano y la Navidad se nos echa encima, y los comercios acentúan esa sensación al empezar cada vez antes a vender cosas navideñas. Yo adoro las fiestas pero... tan pronto no, que pierde gran parte de su gracia.

Este puente hemos tenido los primeros invitados oficiales en el apartamento. El domingo merienda con familia del elfo, por lo que obviamente preparé un bizcocho, y ayer cena con amigos. Nos pasamos el día liados, yo en la cocina y él limpiando, ordenando y comprando cosas que me faltaban. La verdad es que arriesgué un poco al preparar cosas que nunca había hecho, pero al final salió todo genial y apenas sobró comida. O son muy educados y disimularon muy bien! Sólo pude fotografiar (y malamente) uno de los platos, a ver si saco la receta pronto. Eso sí, como colofón, Pumpkin Pie, no podía ser menos en estas fechas :-) .


Carrot cake

El cake de hoy fue nuestro desayuno durante unos días de la semana pasada. Quería probar a hacer un bizcocho en uno de los moldes cuadrados y salió bastante bien. Siempre se me olvida lo pesado que es rallar a mano la zanahoria, pero el resultado merece mucho la pena aporta una jugosidad y una textura geniales. El color anaranjado, las especias y los cranberries lo convierten en un buen bocado otoñal.

Receta adaptada de GoodFood - 101 Cupcakes & small cakes.

- 280 gr de zanahoria rallada fina
- 115 gr de harina de repostería
- 115 gr de harina integral
- 1 y 1/2 cucharaditas de levadura
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 1 cucharadita de canela
- 1/4 cucharadita de jengibre
- 1/4 cucharadita de nuez moscada
- 1/2 cucharadita de sal
- 2 huevos L
- 80 gr de azúcar moreno oscuro
- 60 gr de panela
- 115 ml de aceite de girasol
- 125 gr de arándanos rojos
- 2 cucharadas de zumo de limón

Para la cobertura: crema de queso o glaseado simple con azúcar glas.

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde cuadrado de unos 20 cm de lado.
Mezclar en un cuenco las harinas con la levadura, bicarbonato, sal y especias. Colocar en otro recipiente amplio uno de los huevos enteros y la yema del otro, guardando la clara aparte. Batir los huevos con el azúcar y la panela hasta obtener una mezcla espesa. Añadir el aceite y batir un poco más. Añadir la mezcla seca en dos tandas, trabajando la masa con una espátula con movimientos suaves. Montar la clara reservada con un poco de bicarbonato a punto de nieve. Incorporar las zanahorias, los arándanos y el limón a la mezcla principal; añadir por último la clara batida y trabajar todo con movimiendos envolventes y suaves, hasta conseguir una masa homogénea. Repartir sobre el molde igualando la superficie. Hornear sobre rejilla bajando la temperatura a 160ºC, durante aproximadamente una hora. Pinchar en el centro con un palillo para comprobar que está hecho. Esperar 5-10 minutos fuera del horno, desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Carrot cake
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips