29 julio, 2010

Galletas de almendra y naranja

Saludos a todos desde Madrid! Llevo aqui casi dos semanas pero hoy regreso a Murcia en tren (cargada con chaqueta porque el micro clima de los vagones es similar al ártico). Estos días he compaginado un cursillo con el ocio/turismo madrileño habitual, aunque me he dejado muchas cosas que quería hacer en el tintero. Si todo va bien, a finales de agosto volveré.

No me quedan entradas programadas así que aprovecho este momento que tengo libre para subir otra receta que tenía guardada. 
Muchas gracias a todos los que habéis seguido manteniendo con vida activa el blog, con vuestras visitas y comentarios. Los he leído todos y, como siempre, me hacen muchas ilusión vuestras palabras :-) Y un saludo especial a los nuevos visitantes, sois más que bienvenidos por aqui! En cuanto pueda os responderé como es debido y visitaré vuestros blogs con más tiempo. He estado paseándome por la blogosfera culinaria y madre mía, no bajáis el ritmo de cocinar y publicar ni con estos calores! Eso está bien, aunque luego me dejáis muchos deberes :P

No me enrollo más. Os dejo con estas galletitas que me cautivaron en cuanto las vi. Ligeras y crujientes, el sabor de la almendra no es tan pronunciado como en otras similares y el aroma de la naranja resulta fantástico, no os cortéis añadiendo ralladura de este cítrico. 

Almond orange cookies





Receta obtenida de aquí

- 75 gr de almendras enteras crudas, peladas
- 100 gr de azúcar
- 3 cucharadas de harina
- 1 cucharada de ralladura de naranja
- 1 pizca de sal
- 2 claras de huevo grandes
- almendras fileteadas


Precalentar el horno a 175ºC y preparar una bandeja grande o dos pequeñas.
En un robot de cocina o molinillo de café, triturar las almendras junto a dos cucharadas de azúcar hasta obtener una textura de harina. Mezclar con la naranja, la sal y la harina; separar dos cucharadas del resto del azúcar y reservar aparte, añadiendo lo demás a esta mezcla.
Con una batidora de varillas, batir un par de minutos a baja velocidad las claras de huevo. Subir la velocidad y batir dos minutos más. Añadir el azúcar y seguir batiendo hasta que queden bien montadas. Incorporar los demás ingredientes en tres tandas, mezclando con suavidad usando una espátula, con movimientos envolventes, hasta que quede todo bien incorporado. Llenar una manga pastelera o formar círculos usando una cuchara, de unos 2-3 cm de ancho, dejando algo de espacio entre cada uno. Hornear durante 15-20 minutos, hasta que se hayan dorado bien. Dejar enfriar unos minutos antes de separar las galletas de las bandejas.

Almond orange cookies


19 julio, 2010

Rollitos de pollo rellenos de jamón y queso en salsa

Entrada programada, estoy en Madrid ;)

Esta es una receta improvisada que fui maquinando sobre la marcha. Tenía un invitado en casa poco amigo de las verduras y unas pechugas de pollo para gastar. Así que revisando los fondos de la nevera incorporé algunos ingredientes más, y esto es lo que salió. Los platos quedaron limpios, espero que fuera buena señal :P

Chicken stuffed rolls



Las cantidades dependerán del número de comensales, y del hambre que haya, claro ;)

- salsa barbacoa
- aceite de oliva
- vino blanco
- pimienta negra recién molida
- sal
- hierbas secas al gusto (perejil, laurel, orégano, tomillo...)
- zumo de 1/2 limón grande
- pechugas de pollo fileteadas, ni muy gruesas ni muy finas
- queso en lonchas apto para fundir
- jamón de york o pavo

Disponer las pechugas de pollo en un recipiente con los ingredientes de la marinada; mezclar bien, tapar y reservar en la nevera unas horas. Cuando estén listas, limpiar un poco el jugo de la marinada y disponer sobre un plato para formar los rollitos. Colocar sobre cada pechuga un trozo de queso y encima una loncha de jamón (mejor recortar lo que sobre del relleno o se podrá armar un lío en la sartén). Enrrollar firmemente y asegurar clavando un par de palillos. Proceder de la misma manera con el resto de pechugas. Calentar aceite en una sartén y dorar los rollitos por todos los lados. El queso se empezará a fundir. Sacar y reservar.

Para la salsa:

- 2 cebolletas
- 1-2 dientes de ajo
- 1 rama de apio
- 4 zanahorias.
- 1/4 pimiento rojo
- 1/2 calabacín
- 1 bote de tomate natural pelado entero
- vino blanco
- 1 cucharada de concentrado de tomate
- aceite de oliva
- sal y azúcar
- hierbas aromáticas al gusto

Picar las cebolletas y el ajo; trocear todos los vegetales. Calentar aceite en una sartén y pochar las cebolletas con los dientes de ajo. Añadir el pimiento, cocinar un par de minutos a fuego fuerte; añadir las zanahorias y el apio, dar unas vueltas y añadir el bote de tomate. Un par de minutos después, incorporar el calabacín, subir el fuego y regar con vino blanco. Cuando se haya evaporado, bajar el fuego, añadir el concentrado de tomate y especias al gusto. Tapar y dejar cocinar a fuego bajo removiendo de vez en cuando, hasta que las verduras estés muy blandas. Probar el punto de sal y la acidez y corregir. Dejar enfriar un poco y triturar; pasar por un chino si se quiere más fina la salsa. Poner la salsa en una cazuela y calentar; añadir los rollitos de pollo, tapar y dejar cocinar todo junto unos minuntos más. Servir con arroz blanco.

16 julio, 2010

Galletas de zanahoria y nueces

Entrada programada, estoy en el campo ;)

Hay ingredientes que tradicionalmente no asociamos a lo dulce pero que sin embargo dan resultados fantásticos. El calabacín y la zanahoria son buenos ejemplos, añadidos a los ingredientes habituales nos dan bizcochos y tartas deliciosos, más saludables y más ricos. Aunque no se me había ocurrido tanto usarlos en otras recetas... por eso en cuanto vi estas galletas con zanahoria supe que tenía que probarlas enseguida. Son unos bocados geniales, crujientes por fuera y suaves por dentro, con una interesante mezcla de texturas gracias a la combinación de la zanahoria, la avena y la harina integral, y un fantástico aroma gracias a la miel y las especias. Si se está acostumbrado a galletas muy dulces, quizás éstas le sepan algo sosas (con añadir más miel se soluciona) pero yo las disfruté mucho especialmente en el desayuno.

Carrot cookies




Receta adaptada de esta.

- 1 y 1/4 taza de harina integral
- 1 taza de copos de avena
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 1/4 cucharadita de sal
- 1/2 cucharadita de jengibre
- 50 ml de aceite suave
- 1 cucharada de puré de manzana
- 3 cucharadas de miel
- 1/4 taza de panela o azúcar moreno
- 1 huevo
- 3/4 taza de zanahorias ralladas
- 1/3 taza de nueces troceadas


Precalentar el horno a 175ºC y preparar una bandeja.
En un recipiente no muy grande, combinar la harina, la avena, el bicarbonato, el jengibre y la sal. Batir a mano el aceite con el azúcar, la miel, el puré de manzana y el huevo; añadir las zanahorias. Incorporar los ingredientes secos y las nueces, mezclar con una espátula o similar hasta tener una masa homogénea. Colocar porciones sobre la bandeja, o formar bolas con las manos y aplanar un poco con un tenedor humedecido.
Hornear durante unos 8-10 minutos; se dorarán un poco pero no demasiado. Esperar un par de minutos fuera del horno y dejar enfriar sobre una rejilla. Guardar en recipiente hermético.



Carrot cookies

13 julio, 2010

Cuadrados de café

Entrada programada, estoy en el campo ;)

Sé que hay gente que no lo tolera, pero yo adoro el café. Recuerdo que mi madre me dejaba saborear las gotitas que les quedaban a ella y a mi padre en sus vasos cuando era pequeña, y no veía el día en que me dejara a mi también disfrutar de esa curiosa bebida de color tan negro. Me gusta generalmente corto, fuerte, muy caliente, amargo y con su buena crema. También me gusta experimentar con aromas (nuez moscada, jengibre, clavo, cardamomo...) y hacerme mi propio capuccino (con espuma de leche de soja, un capuccino con nata no es un capuccino de verdad). Y siempre tengo que tener un dulce para acompañarlo, que si no el pobre café se siente solo.  Pero me he dado cuenta de que curiosamente no he usado demasiado el café para preparar el propio dulce... Así que hay que solucionarlo.

Empiezo con esos pequeños bocados que han resultado deliciosos. De textura firme pero muy esponjosos, con un aroma profundo y sabor suave en el que se perciben notas del café pero que sin embargo, si no sabes que efectivamente lo lleva, te pasaría desapercibido. Es un equilibrio de aromas perfecto.

Coffee squares




- 100 gr de mantequilla sin sal
- 165 gr de azúcar moreno
- 45 ml de café espresso
- 2 huevos
- 125 gr de harina
- 2 cucharaditas de levadura
- 1/4 cucharadita de sal

Precalentar el horno a 180ºC y engrasar o forrar una bandeja o molde rectangular, de unos 30x25 cm.
Poner la mantequilla en un cazo o sartén amplia y fundir a temperatura muy baja. Añadir el azúcar y mezclar bien con una cuchara de madera, hasta que se haya unido a la mantequilla. Apagar el fuego y esperar un par de minutos a que se enfríe un poco. Añadir los huevos y el café, batiendo bien hasta formar una masa homogénea. Aparte, tamizar la harina con la levadura y la sal. Incorporar los secos a la primera mezcla, trabajando la masa con la cuchara hasta que quede homogéneo y prácticamente sin grumos. Repartir sobre el molde, dando unos golpecitos suaves para que se iguale la superficie. Hornear a media altura durante unos 18-20 minutos, hasta que se haya dorado y al pinchar el centro con un palillo salga limpio. Esperar 5 minutos fuera del horno; desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.
Espolvorear con aúcar glas tamizado o cubrir con chocolate fundido u otro tipo de cobertura al gusto. Cortar en cuadrados con un buen cuchillo de sierra y guardar en un recipiente hermético.

Coffee squares

10 julio, 2010

Tabulé (a mi manera)

Estoy en el salón (único lugar de la casa con aire acondicionado) viendo de reojo la primera etapa de montaña del Tour mientras mi hermano sigue durmiendo. Ay, qué paisajes más bonitos, cuánto verde, y tan cerquita de Suiza... Anda, oigo ruidos en la habitación de al lado, mi hermano da signos de vida. Ya iba siendo hora, que son casi las 16.30 de la tarde.

Estoy terminando unas cosillas antes de que mi padre venga a buscarme para llevarme al campo. Al fin abandono la árida ciudad y me tomo un descanso del mundo on-line, que siempre viene bien. Aunque si pillo algo de conexión de los vecinos algún día... bah, que no, mejor desconectar. De todas formas volveré a tener acceso a la red cuando esté en Madrid, dentro de poco.

Voy a dejar algunas entradas programadas para que el blog no se mal acostumbre y siga en forma durante este tiempo. Que además a lo tonto se me han acumulado recetas por publicar y si no lo hago así, se quedarán en el limbo para la eternidad.

Hoy os dejo con mi primera tabulé (o taboulé), un plato fantástico que no paro de ver en todas partes y que me faltaba por probar en mi cocina.

El tabulé original se hace con bulgur (normalmente de grano fino) pero en mi caso he usado cuscús del que venden precocido, una buena opción que simplifica mucho la receta. Además he hecho algunos cambios respecto a las recetas más tradicionales. No he usado menta (porque no tenía y porque seguramente a mi hermano no le hubiera hecho gracia) y he cambiado la cebolla (que me sienta fatal, y peor cruda) por apio, que le ha dado un toque refrescante genial. Además he usado pasas, ingrediente que no suelo ver en las recetas de tabulé pero que sin embargo lo incluye mi libro de cocina marroquí.
Es un plato ligero, nutritivo y delicioso, que sienta de maravilla servido fresquito con este calor.

Tabulé



- 150 gr de cuscús
- pastilla de caldo vegetal
- 3 tomates medianos
- 3 ramas de apio pequeñas
- un buen manojo de perejil fresco
- un manojo de cilantro fresco
- zumo de dos limones medianos
- un puñado de pasas
- aceite de oliva y sal

Poner el cuscús sobre una bandeja o planto grande. Calentar una medida y media (respecto al cuscús usado) de agua  con un trozo de pastilla de caldo (opcional, para darle más sabor). Cuando rompa a hervir, verter sobre el grano hasta cubrirlo, tapar y dejar reposar cinco minutos. Añadir un poco de aceite y desgranar. Reservar.
Pelar los tomates y trocearlos en cubitos muy pequeños. Trocear también el apio. Picar el perejil y el cilantro. Colocar todo en una fuente, añadir las pasas y el cuscús. Mezclar y regar con el zumo de limón, algo de aceite y sal. Tapar con film y dejar enfriar en la nevera como mínimo un par de horas.


Tabulé




Disfrutad mucho de estos días si estáis de vacaciones, o que no os pese mucho el trabajo si os toca currar. No publiquéis demasiadas recetas que luego a la vuelta no hay quien dé abasto! :P
El correo y los comentarios me llegarán regularmente (mi padre me lo descarga en el trabajo) así que si necesitáis algo, espero poder ayudaros en lo que sea, aunque tarde un poquito más.

¡Feliz verano!

09 julio, 2010

Galletitas de coco y avena

A estas alturas debería estar en el campo disfrutando del tiempo más suave, la piscina y la bicicleta, pero aún sigo por aquí pasando calor en la ciudad; tengo unos cuantos asuntos pendientes. Este fin de semana sin embargo espero irme ya para allá, así que estaré sin conexión unos días (me vendrá bien), hasta que coja el tren a Madrid en un par de semanas.
La luz, el calor y los ruidos me despiertan todos los días bien temprano, así que aprovecho las primeras horas del día, aún no sofocantes, para hornear alguna cosilla. Hoy, galletitas.

La receta la he sacado del libro 365 galletas, adaptándola un poco. Algo debe fallar en las cantidades, o yo he hecho mal las conversiones, porque me salía una masa demasiado seca, poco compacta, así que añadí leche de soja poco a poco hasta tener una textura adecuada. Intuyo que quizá habría que añadir más cantidad de miel, o igual el problema está precisamente en que usé miel en lugar del sirope de maíz original. En cualquier caso, han salido muy ricas. Pongo los ingredientes que yo he usado:


Coconut oat cookies


- 1/2 taza (45 gr) de coco rallado
- 1 taza (100 gr) de copos de avena
- 1 taza (125 gr) de harina
- 1/2 taza (100 gr) de azúcar moreno
- 1/2 cucharadita de sal
-75 gr de mantequilla sin sal
- 2 cucharaditas de miel
- 1/2 cucharadita de levadura química
- 2 cucharadas de agua caliente
- leche de soja (a ojo)

Precalentar el hrono a 175ºC y preparar un par de bandejas.
En un recipiente grande, mezclar la avena con la harina, el azúcar y el coco. En una sartén, calentar la mantequilla con la miel a baja temperatura, removiendo con una cuchara de madera, hasta que se hayan fundido. Diluir la levadura en el agua caliente y añadir a la mantequilla, mezclando bien. Incorporar la mezcla a los ingredientes secos y trabajar hasta conseguir una textura homogénea. Si quedara demasiado seca, añadir más miel o un poco de leche hasta tener el punto adecuado para formar galletas.
Coger pequeñas porciones de masa con ayuda de una cucharilla, dar forma redondeada con las manos y colocar en la bandeja preparada. Con un tenedor húmedo, aplastar cada bolita ligeramente.
Hornear durante unos 10-12 minutos, hasta que se hayan dorado. Esperar un par de minutos antes de dejar enfriar totalmente sobre una rejilla. Guardar en recipiente hermético.

Coconut oat cookies

05 julio, 2010

Bizcocho de orejones de albaricoque con buttermilk

Primer lunes de julio, ¿estáis muchos ya de vacaciones? Si es así, a disfrutar, pero si no, espero que el calor no os agobie demasiado. Aquí ya ha empezado a apretar desde bien temprano, me temo que será un día muy sofocante. Pero es igual, a media mañana voy a ir a la universidad a ver la defensa de tesis de máster de una compañera y amiga italiana, que ha trabajado muchísimo.

Las jornadas del albaricoque ya las clausuré, pero es imposible no seguir empleando esta deliciosa fruta mientras aún está en temporada.  He usado para este bizcocho orejones de albaricoque que desequé yo misma usando la maquinita que traje de Suiza el verano pasado. No quedaron tan bonitos como los que venden normalmente (supongo que será por el tipo de fruta, porque los usé muy maduros y porque mi máquina es más bien modesta) pero en cambio triplicaron su sabor y aroma, con un textura tierna a pesar de estar secos. Seguro que con albaricoques frescos esta receta sale igual de bien.




Buttermilk apricot cake

- 1 taza de harina integral
- 3/4 taza de harina de repostería
- 1/2 taza de azúcar moreno
- 1 cucharadita de levadura
- 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 1/4 cucharadita de sal
- 1 cucharada de ralladura de naranja
- 1/2 cucharadita de canela molida
- 1/4 cucharadita de nuez moscada molida
- 1 huevo grande
- 40 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 240 ml de buttermilk
- 120 gr de orejones de albaricoque, troceados


Buttermilk apricot cake


Precalentar el horno a 180ºC y engrasar un molde para bizcocho.
Tamizar juntos todos los ingredientes secos en un recipiente amplio; formar un hoyo. En otro cuenco, batir un poco el huevo con la mantequilla y el buttermilk. Añadir a la primera preparación y mezclar con una espátula siguiendo movimientos envolventes y suaves. Cuando esté homogéneo, añadir los albaricoques e incorporarlos bien por toda la masa. Colocar en el molde, igualando la superficie, y hornear a media altura durante unos 35-40 minutos (el tiempo variará dependiendo el molde y el tipo de horno). Esperar unos minutos antes de desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

02 julio, 2010

Biscotti multifrutas

¡Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios y palabras de ánimo! Realmente me tuvieron que llegar tantas energías positivas, porque al final, tras tragarme los nervios, todo salió muy bien. Aunque para variar, hubo un par de problemas con las aulas y el tribunal (falló un miembro del mío, y el suplente también), pero bueno, nada importante. Lo bueno es que mi tema (el cómic) es un total desconocido para el 99% del departamento de mi universidad y poco podían añadir o discutir :P
Al final las tres compañeras que nos examinábamos ese día, salimos con un sobresaliente : ).

Aquí traigo una nueva receta de biscotti (¿cuántas llevo ya?) para agradeceros vuestro apoyo, con una mezcla de varias frutas secas y el aroma de naranja que les va tan bien. Pequeños dulces y crujientes placeres cargados de vitaminas y energías, para afrontar bien estos calores que definitivamente ya tenemos.

Fruity biscotti



- 360 gr de harina
- 2 cucharaditas de levadura química
- 1/4 cucharadita de sal
- 1 y 1/2 cucharadita de mezcla de especias
- 230 gr de panela/azúcar moreno (mejor de grano fino)
- 3 huevos grandes
- ralladura de 1 naranaja
- 80 gr de nueces
- 80 gr de arándanos rojos secos
- 50 gr de almendras
- 50 gr de pasas

Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja.
Mezclar la harina con la levadura, la sal y las especias en un cuenco grande. Aparte, batir un poco los huevos con el azúcar y la ralladura de naranja. Incorporar a la primera mezcla, trabajando bien la masa hasta que quede homogénea. Debe estar muy pegajosa, pero si fuera totalmente intrabajable, añadir un poquito más de harina. Incorporar los frutos secos y distribuir bien.
Con las manos húmedas, formar dos rectángulos sobre la bandeja, separados, no muy gruesos. Hornear durante 15-20 minutos, hasta que se hayan dorado y estén firmes al tacto. Dejar enfriar unos 10 minutos mientras bajamos la temperatura del horno a 140ºC.


Fruity biscotti




Con un cuchillo de sierra para pan, cortar las piezas de bizcotti de forma diagonal. Colocarlos boca arriba sobre la bandeja y hornear unos 10 minutos. Darles la vuelta y hornear otros 5-10 minutos más, con cuidado de que no se tuesten demasiado. Al estar calientes aún pueden estar blandos, pero al enfriarse se endurecerán. Dejar enfriar sobre una rejilla y guardar en recipiente hermético.


Fruity biscotti
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips