29 noviembre, 2009

La gastronomía a través del arte II

Mientras se me enfría lo que acabo de sacar del horno (futura entrada) vamos con otra obra, de nuevo una pintura pero retrocediendo unos cuantos años en el tiempo. Nos vamos a Flandes, siglo XVI, donde desarrolla su trabajo uno de los artistas más recordados por siempre, Pieter Brueghel el Viejo. Yo os traigo su célebre Banquete Nupcial, obra a la que tengo especial cariño pues de pequeña mis abuelos nos regalaron un puzzle de Astérix en el que los personajes recreaban esta pintura.



Pulsa para ampliar

Esta obra, fechada en 1568, es un ejemplo de las numerosas piezas que el maestro dedicó al campesinado y su vida cotidiana, y no era raro que en esas escenas la comida estuviera presente de un modo u otro. La pregunta es, ¿la primera intención de Brueghel era de prevenir sobre el pecado de la gula, se burla del campesino? En aquella época era rarísimo encontrar a personajes nobles o poderosos representados comiendo; aquí por el contrario muchos personajes están en plena acción sin ningún reparo. Pero una obra así no podía ser una mera sátira. En realidad a Brueghel le interesaba mucho precisamente ahondar en la naturaleza más terrena del hombre, que no es sino una criatura más, y como tal tiene necesidades fisiológicas como cualquier otro ser vivo.



Aunque no debe ser considerada esta obra como una instantánea que capturase un momento de una celebración concreta (es más una recreación con gran contenido simbólico), Brueghel nos muestra cómo sería una fiesta campesina de este tipo. Podemos ver a la novia en el centro, inmóvil, rodeada de todo tipo de personajes en animadas acciones, pero sin perder la compostura. Se sirve cerveza y vino claro en jarras (el agua no era bien valroada nutricionalmente), y en primer plano, sobre lo que parece una puerta a modo de bandeja improvisada, se reparten purés o sopas en platos hondos, que junto al pan, era la comida habitual de los campesinos.


Los cereales eran energía, y el resto de productos que podían consumirse se tenían como complementos. Destaca la sopa, que además ayudaba a reblandecer el duro pan. Normalmente consistía en un caldo preparado con raíces y verduras, y a veces algo de carne o alguna grasa. La variedad de las hortalizas empleadas podía variar en función de cada región y de la época, pero en general eran todas “de suelo", las consideradas más bajas tanto a nivel nutritivo como social.

26 noviembre, 2009

Rosca de miel

Ayer fue el cumpleaños de mi madre, por lo que obligatoriamente algo tenía que salir del horno para endulzar un poco más el día. Pero como suele preferir algo distinto a la típica tarta de cumpleaños, pues me puse a hojear unos cuantos libros y revistas de cocina, a ver si salía la inspiración. Aprovechando que ya hace relativamente el frío que se espera para finales de noviembre y que en un mes justito estaremos en plena Navidad... una revista de repostería navideña que compré un par de años atrás rápidamente centró toda mi atención (otra vez: cuántas cosas navideñas me gustaría preparar este año!). Esta rosca se alzó como la ganadora, no sólo por la buena pinta que tenía sino porque no es tan tan navideña como otras cosas. Claro que las especias, la miel, los frutos secos... recuerdan a las fiestas, pero creo que es válido hornear algo así en cualquier otro momento; aunque mejor que sea con frío en el ambiente, así se puede acompañar con algo bien calentito a media tarde : )
Felicidades mamá!

rosca de miel


He hecho algunas modificaciones de la receta original (por ejemplo, obviar el cacao, en mi opinión ocultaría demasiado los demás sabores):

- 250 gr de miel
- 150 gr de mantequilla
- 1 sobre de azúcar vainillado
- 2 huevos grandes
- 3 cucharadas de mermelada de naranja amarga
- 2 gotas de aroma de almendra
- 3 gotas de aroma de ron
- 385 gr de harina de repostería
- 2 cucharaditas de levadura
- 1/4 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de canela
- 1/4 cucharadita de jengibre
- 1/4 cucharadita de clavo
- 70 gr de almendra molida
- 60 gr de pasas
- 60 gr de arándanos rojos secos

Precalentar el horno a 200ºC y engrasar un molde redondo de anillo.
Poner en un cazo la mantequilla con la miel y el azúcar vainillado; calentar a fuego bajo al baño maría, removiendo constantemente con una cuchara de madera. Una vez disuelto e integrado todo, apartar del fuego y dejar enfriar unos minutos, removiendo de vez en cuando. Verterlo en un recipiente amplio y añadir los huevos y los aromas; batir hasta que quede homogéneo. Mezclar aparte la harina, la levadura, la sal y las especias; tamizar estos ingredientes sobre la primera preparación, en varias tandas, incorporándolo poco a poco con una espátula. Continuar hasta conseguir una masa homogénea. Mezclar aparte las frutas secas con la almendra y añadir por último a la masa, repartiéndolo todo bien. Distribuir sobre el molde , igualando la superficie con una espátula o con la mano ligeramente humedecida. Hornear a media altura, bajando la temperatura a 180ºC, durante unos 40 minutos.

Esperar unos minutos a que se enfríe; luego desmoldar, voltear y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.
Se puede hacer una cobertura de chocolate, dejarlo tal cual o, como en mi caso, cubrir con un glaseado de limón sencillo (azúcar en polvo más un poco de zumo de limón, hasta conseguir una mezcla espesa maleable).

It smells like Christmas...

PD. Mi paquete para el Amigo Invisible ya llegó a su destino. Me tocó Marian Quirós, del blog La Cocinita de Quirós, y parece que no me equivoqué demasiado en elegir sus regalos :-) Ha sido un placer ser tu amiga invisible, Marian, ya sabes que aquí tienes una amiga (ahora visible) para lo que sea!

23 noviembre, 2009

Puré de lentejas rojas con calabaza y zanahoria

Me alegro mucho de que la idea de la Gastronomía a través del arte os haya gustado; como he dicho en los comentarios espero convertirlo en una sección fija semanal. Voy ya pensando en la siguiente imagen...

Parezco monotemática, lo sé... más calabaza! Ah, pero esta vez no es en dulce :P Además aprovecho para publicar una receta de legumbres, que me parece que están ausentes en el blog, y eso no puede ser.
No voy a descubrir nada nuevo a nadie, pero está claro que las legumbres son un alimento esencial que no debería falta en la dieta de nadie. Además permite preparar platos relativamente baratos y no olvidemos que gran parte de nuestra cultura histórica alimentaria se basa en buena medida en guisos con legumbres. Aunque los garbanzos no me gustan nada (trauma infantil) las lentejas me encantan, y en casa no faltan como mínimo una vez a la semana. Problema: las digiero fatal. Tengo un estómago bastante delicado o tiquismiquis y hay ciertas cosas que me ocasionan horas y horas de malestar. Por eso las lentejas las cocinamos sólo con verduras, y me las sirvo hechas puré con abundante comino (digestivo); pero aún así...


Red lentils

Por eso me llamaron tanto la atención las lentejas rojas. Las vi de casualidad en el herbolario de mi calle e investigué un poco. No tardé en encontrar bastantes recetas con ellas que alababan sus virtudes. Y es que al parecer es la legumbre más digestiva que existe; pequeñita y sin nada que la recubra, se cuece en unos 10 minutos y se suele servir triturada, porque casi se deshace durante la cocción. Hace unos días me lancé a probarla, con calabaza y zanahoria para mantener la cocherencia del color naranja, y el resultado no podía ser mejor. Por fin una legumbre que me sienta bien! Y bien rica, además ; )


Red lentils

Para tres personas:

- 1 cucharada de comino en grano
- aceite de oliva virgen extra
- 1 cebolleta
- 1/2 cucharada de semillas de cilantro
- 100 gr de zanahoria
- 300 gr de calabaza
- 1 chorrito de vino blanco
- 1 taza de lentejas rojas (180 gr)
- 3 ó 4 tazas de caldo de verduras/pollo (700-800 ml)
- unas ramitas de perejilo cilantro fresco
- 1-2 hojas de laurel
- comino molido o pimentón

Picar la cebolleta. Pelar si es necesario la/s zanahoria/s y cortarla en cubitos. Cortar la base y la punta de la calabaza, pelar y quitar las semillas del centro; trocearla también. Poner una olla a fuego bajo con el comino y calentar un poco hasta que suelte el aroma. Añadir un chorrito de aceite y pochar la cebolleta a fuego bajo unos minutos. Incorporar las veduras subiendo un poco el fuego; añadir el vino blanco y remover. Poner ahora las lentejas, dando unas vueltas rápidas, y cubrir con unas 3 tazas de caldo, añadiendo el laurel. Dejar el fuego medio-alto y tapar hasta que empiece a hervir. Bajar entonces el fuego y remover de vez en cuando con una cuchara de madera. Cocer durante unos 15-20 minutos; la lenteja se cocina enseguida, habrá que controlar el punto de la verdura. Añadir más caldo si se consumiera demasiado.
Apartar del fuego y triturar con una batidora; se puede pasar por un chino para que quede más ligero de textura, pero a mi me gusta más sin hacerlo. Si quedara demasiado denso, añadir más caldo o agua al gusto. Servir con unas hojitas de cilantro fresco o perejil y el comino o pimentón molido.

21 noviembre, 2009

La gastronomía a través del arte I

Es sábado, hace ya fresquito, mi serie favorita me ha vuelto a dejar el alma tocada, tengo muchos trabajos pendientes, mi cabeza está a rebosar de ideas de recetas navideñas, aún me duele el pie de la pesa que se me cayó encima anoche... Me siento inquieta y supongo que es por toda una mezcla de cosas. No consigo concentrarme, así que más vale que me distraiga un rato con otra cosa. Y he tenido una idea...

Muchos ya sabéis que el curso pasado terminé Historia del arte; ya soy oficialmente licenciada y ahora mismo, mientras esclarezco mi futuro, estoy realizando un Posgrado aún en mi ciudad. Realmente la Historia del arte me asaltó por sorpresa, nunca me había atraído demasiado... pero ahora sé con certeza que me apasiona, me encanta, me fascina y me sigue atrayendo como el primer día de clase.
Me gustaría traer un pedacito de esta parte de mi al blog, así que he pensado que periódicamente publicaré una imagen de una obra, del tipo y período que sea, en la que la cocina, alimentos o cualquier otra cosa relacionada con la gastronomía aparezca reflejada. Así podré buscar obras nuevas desconocidas para mí, porque hay millones aún por descubrir.
Ojalá os resulte interesante; en caso contrario, ignorad esta entrada y las que vengan! Muy pronto habrá nueva receta :P

La gastronomía a través del arte I


Empezamos con un sencillo bodegón que me gusta especialmente. Aunque mi pintor favorito de naturalezas muertas sea Pieter Claesz, esta obra del español nacido en Nápoles Luis Egidio Meléndez me parece una pequeña joyita. Se trata de su Bodegón con servicio de chocolate, 1770. Aparece representado con detalle preciosista una típica chocolatera de cobre con el mango del molinillo, un pocillo de fina porcelana sobre un plato con un bollo y bizcochos, y en primera línea unos medallones de chocolate.

El chocolate se consumió durante mucho tiempo en taza antes de que se comercializaran las primeras tabletas. Comenzó consumiéndose por el alto clero y la nobleza como parte del desayuno y la merienda a media tarde de forma diaria, de tal modo que no tardó en convertirse en un símbolo del estatus social de la población; el chocolate no podía faltar en el menú diario, ni siquiera los días de ayuno, lo que derivó en una complicada controversia entre teólogos que discutieron si realmente el chocolate era un alimento que rompía el ayuno o no.

La obra se encuentra en  el Museo del Prado, pero no está en exposición.

19 noviembre, 2009

Ciambelline al vino - Roscos italianos de vino

Hemos cruzado el ecuador de noviembre y los regalos del Amigo Invisible ya van llegando a sus destinos, y por el momento con mucho éxito. A mi al menos se me contagia un poco la ilusión de los que vais recibiendo y publicando vuestros paquetes, no sé si será el espíritu navideño que ya me está picando... En todo caso será mejor que yo me ponga las pilas porque no tengo mi envío terminado, espero que mi amigo invisible tenga paciencia ^_^u.
La navidad ya no nos acecha, sino que directamente nos asalta en cualquier esquina. Las luces de la ciudad están prácticamente colocadas y las tiendas son una explosión de colores rojos, blancos y lucecitas. Yo, que decidí hace tiempo no luchar contra ello sino canalizar toda esa saturación consumista hacia mis propias ilusiones, encantada. Me paso el día con cien mil recetas e ideas en la cabeza, pero me temo que no podré materializar ni la mitad. Vuelvo a tener poco tiempo para todo lo que me gustaría hacer y encima el clima no inspira para meterse en la cocina...

Hoy toca un dulce que realmente debe concebirse junto a una taza de café/té, una copa de vino o un vasito de vino dulce. Estos pequeños roscos, crujientes, aromáticos, piden ser mojados en algún líquido de su categoría y son un auténtico vicio. Pensé que al anís les iría que ni pintado, y en mi opinión así ha sido, aunque seguro que admiten otras variaciones.

ciambelline

Receta ligeramente adaptada de esta.

- 1 taza de vino tinto de calidad aceptable (250 ml)
- 200 ml de aceite suave
- 225 gr de azúcar
- 1 cucharadita de levadura de repostería
- 1 y 1/2 cucharadas de anís en grano
- 1 pizca de sal
- 600-750 gr de harina (más o menos)

Batir a mano el azúcar con el vino y el aceite en un recipiente amplio. Tamizar encima una parte de la harina con la levadura y la sal; mezclar y añadir entonces el anís repartiéndolo bien. Seguir tamizando la harina en varias tandas, mezclando con una espátula. Yo empecé usando unos 600 gr (4 tazas) pero me hizo falta bastante más, así que fui añadiendo 1/2 tazas poco a poco hasta tener una masa trabajable. Es mejor terminar volcándola sobre una superficie limpia para amasar al final a mano, así se sabrá la consistencia necesaria. Debe quedar blanda y algo húmeda, pero que no se pegue a los dedos. Formar una bola y envolver en papel film. Dejar reposar 30 minutos en la nevera (o a temperatura ambiente si no hace calor).

ciambelline2

Precalentar el horno a 180ºC y preparar unas bandejas (yo necesité tres).
Coger una porción de masa no muy grande; amasar ligeramente para darle consistencia homogénea. Formar un rollo largo de 1 cm de ancho, e ir cortándolo en rollitos de unos 15. Formar lazos uniendo los extremos y rebozar en azúcar. Continuar el proceso con el resto de la masa, colocándolos sobre las bandejas dejando un espacio de 1-2 cms entre ellos. Hornear unos 20-25 minutos, hasta que se hayan dorado un poco. Como siempre, el tiempo dependerá el tamaño de los rollitos, del tipo de horno y de la temperatura ambiente, además de si se prefieren más o menos tostaditos, así que vigilarlos bien que no se quemen. Dejar enfriar sobre su bandeja (por lo que seguirán cociéndose ligeramente al sacarlos del horno) antes de guardarlos en un recipiente hermético.
Recomiendo ir horneando las bandejas de una en una; mientras una esté en el horno se puede ir preparando la siguiente hornada, así se cocinan mejor.

15 noviembre, 2009

Bundt cake de chocolate con calabaza - National Bundt Day

El llamado Bundt Cake es un pastel que toma su nombre del molde tradicional en que se hornea, que recuerda al Gugelhupf, un anillo estriado, y que al parecer en su origen se relaciona con el famoso dulce de centroeuropa. En una de mis vueltas por la red hace unas semanas me enteré de que hoy, 15 de noviembre, se "celebra" en EEUU el día nacional del Bundt Cake, y como a mi me encanta sumarme a festividades que implican meter las manos en la cocina, y más si es dulce, pues esta mañana de domingo he aprovechado que estaba sola (sin contar a mi gato sollozando con mucho cuento pidiendo comida) para hornear uno. Las recetas que se suelen ver para este cake normalmente incluyen cantidades ingentes de mantequilla, pero puesto realmente se puede hacer una versión menos pesada usando una moderada cantidad de aceite. Cuando vi esta receta de chocolate con calabaza, rápidamente la adapté a mis preferencias y me lancé a probarla.Como dicen por allá, amazing! ¿Pero hay algo con lo que la calabaza no vaya bien? Si se usa un buen cacao, el resultado es tremendo, un sabor profundo y miga jugosísima. Recomiendo no pasarse con las especias para que no se mate el sabor de los verdaderos protagonistas, el chocolate y la calabaza.


Chocolate Pumpkin Bundt Cake



Receta adaptada de Eating Well

- 1 taza de harina de repostería (140 gr)
- 3/4 taza de harina integral (120 gr)
- 1/2 taza de azúcar (120 gr)
- 1/2 taza de cacao puro en polvo (50-60 gr)
- 1 y 1/2 cucharadita de levadura químia
- 1 y 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 1/4 cucharadita de nuez moscada
- 1/8 cucharadita de clavo
- 1/8 cucharadita de jengibre
- 1/4 cucharadita de sal

-1 taza de buttermilk (250 ml de leche + 1 cucharada de zumo de limón, reposado 15 min)
- 15 onzas de puré de calabaza
- 1/2 taza de azúcar moreno (110 gr)
- 1 huevo + 1 clara
- 1/4 taza de aceite de girasol (60 ml)
- 2 cucharadas de miel clara
- 1 cucharadita de aroma de vainilla

Precalentar el horno a 180ºC y preparar el molde.
Mezclar todos los ingredientes secos del primer bloque en un recipiente.
En otro bol más grande, batir a baja velocidad con batidora de varillas el buttermilk, la calabaza y el azúcar moreno. Añadir el huevo y la clara y batir un poco más. Añadir el aceite, la miel y la vainilla y batir a mano hasta que quede todo incorporado. Tamizar en varias tandas los ingredientes secos sobre esta preparación, mezclando con movimientos suaves usando una espátula. Cuando la masa esté homogénea, repartir sobre el molde, nivelando un poco la superficie. Hornear a media altura bajando la temperatura a 175ºC, durante aproximadamente 1 hora. Al pincharlo con un palillo, quedarán pequeñas migas adheridas. Esperar 15 minutos fuera del horno,antes de desmoldarlo. Dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Chocolate Pumpkin Bundt Cake

12 noviembre, 2009

Pan de calabaza

Esta semana ha habido un día memorable... por fin he guardado las camisetas de tirantes y he empezado a sacar manga larga! Peeero la manga corta sigue manteniéndose en servicio, el frío parece resistirse a entrar de verdad. En fin, paciencia...

Hoy de nuevo tenemos la calabaza presente; si es que cuando digo que es un producto que da mucho juego, es cierto, no hay más que darse una vuelta por la blogosfera gastronómica para ver la cantidad de recetas que estamos sacando entre todos, dulces o saladas. Esta vez sería algo intermedio, pues es un pan-pan (vamos, de levadura de panadería, amasado, levado, etc.) con un ligero puntito dulce pero sin llegar a ser un pan tipo bollo o brioche. Está riquísimo, muy tierno y con mucho aroma (con el añadido de las especias), tanto para tomar tal cual, con mantequilla y/o mermelada, queso y algo salado... y además tostadito está muy rico también. Ha ido estupendamente para variar los desayunos estos días : )

Sin título


Receta de King Arthur Flour que encontré a través de este blog. La receta original da para dos panes o un pan y varios rollitos o bollos; yo preferí hacer la mitad y sale un pan considerable.

- 1/4 taza de agua tibia (60 ml)
- 1 paquete de levadura seca de panadería
- 2/3 taza de leche tibia
- 1 huevo
- 3/4 taza de calabaza
- 1 cucharada de aceite de girasol (15 ml)
- 3 y 1/2 - 4 tazas de harina de panadería (como fui añadiendo a ojo, no sé la cantidad exacta)
- 1/4 taza de azúcar moreno
- 1 cucharadita de sal
- 1/4 cucharadita de jengibre
- 1/4 cucharadita de clavo

Poner en un recipiente grande la levadura y mezclar con el agua, dejándolo unos cinco minutos. Añadir el huevo y batir un poco, e ir incorporando la leche, la calabaza y el azúcar, batiendo a mano ligeramente. Tamizar encima el resto de ingredientes, empezando con unas 3 tazas de harina y reservando más para ir añadiendo más después poco a poco.  A mi me gusta trabajar estas masas a mano, así que toca pringarse un poco ; ). Ir añadiendo progresivamente más harina, incorporándola bien y amasando poco a poco. Cuando esté más o menos manejable, enharinar la superficie de trabajo y volcar la masa. Amasar con brío unos 20 minutos, añadiendo más harina si está demasiado pegajosa. No debe quedar una masa seca, pero debe ser manejable. Continuar hasta obtener una masa suave, firme y elástica. Formar una bola. Pulverizar con aceite un recipiente grande y limpio; colocar la masa y darle unas vueltas para que se engrase. Cubrir con papel film y unos paños de cocina. Dejar levar entre 1-2 horas dependiendo de la temperatura.
Precalentar el horno a 190ºC y engrasar un molde rectangular de pan.
Cuando haya doblado su tamaño, volcar sobre la superficie de trabajo limpia, deshinchar y amasar un poco más. Aplastar formando un rectángulo, e ir plegándola desde el borde largo superior, presionando ligeramente las juntas. El último pliegue debe quedar abajo. Clocar la masa en el molde, igualando un poco la superficie. Hornear unos 30 minutos. Desmoldar enseguida y dejar enfriar sobre una rejilla. Para que quede dorado, pintar con un poco de aceite neutro su superficie mientras se enfría.
Aguanta bien varios días si se guarda apropiadamente.
Ese color naranja me tiene enamorada : P

09 noviembre, 2009

De Italia y Marruecos

El "nuevo curso" empezó para mi padre algo ajetreado; al poco de terminar las vacaciones empezó a tener que organizar la agenda para unos cuantos viajes que se han acumulado en poco tiempo. Al ya tradicional de Lyon se han sumado un par más internacionales, más otros menos dentro de nuestras fronteras. A mi me interesan más los primeros claro, porque por mucho trabajo que tenga siempre consigue escaparse un moment para traer algún recuerdo, y si es gastronómico mejor :P


italy

Uno de esos viajes fue a Bolonia, Italia, ciudad a la que iba por primera vez. Por suerte les llevaron también a hacer un poquito de turismo por los alrededores (así tengo en mi poder una guía de la abadía de Pomposa) y disfrutaron de buena comida. No pudo encontrar una buena tienda como aquella vez en Milán, pero era obligatorio conseguir algo de pasta no común en España. Y lo mejor para mi es que la gente con la que fue a trabajar están enfocados en el cultivo de manzanas, y presentan nuevas variedades de las que regalaron unas cuantas piezas. Me temo que me las comí todas yo; si tengo una adicción reconocida es a la manzana, incluso más que al chocolate! Aunque parezca que la llamada Modi es de esas rojo brillante que luego son arenosas por dentro y sin sabor, en absoluto era el caso; carne jugosa y firme, con pontente aroma. También me gustó la otra variedad, con tan artístico nombre : )



italy apples

Oh, pero la novedad de este año ha sido la visita a un nuevo continente, África. Casi una semana en Marruecos con gente de diversos países enfocando, creo, sobre todo el cultivo del tomate. Tengo que ver las fotos que hizo, a ver si subo alguna al blog porque seguro que merecen la pena. Marruecos tiene que ser un país fascinante, su maravillosa gastronomía es sólo una muestra de ello.


moroccan products

Por desgracia no tuvo tiempo de que le llevaran a una tienda de especias típica, aunque consiguió pillar algo en el aeropuerto. Pero por suerte hizo amistad con un libanés que le prometió traerme especias desconocidas por aqui cuando él venga a España. Y lo mejor es que le llevó a una pastelería que al parecer es famosísima! Mi padre tenía intención de traerse sólo una cajita con algunos dulces, por si acaso no llegaban en buenas condiciones (ya que los empaquetan allí, estilo confitería, no van envasados puesto que los  hacen artesanalmente), pero por problemas idiomáticos acabó con dos cajas de 500 gr cada una



moroccan products2

Por suerte llegaron en perfecto estado, y hemos dado gracias a ese malentendido, porque madre mía, qué maravillosas delicias! Desconozco los nombres de cada pasta, pero absolutamente todas son una maravilla de sabores y aromas. Ideales para acompañar el que también se trajo : )


moroccan products3

Su próximo viaje es ya bastante más aburrido, Madrid. Creo que me conozco yo ya mejor la capital que él, y dudo que le dejen moverse más que de la estación al hotel y del hotel a reuniones :P

06 noviembre, 2009

Pan de especias y frutas

Esto de tener otra vez clases por las tardes lo llevo fatal; no me acostumbré en el primer año de carrera ni me acostumbraré durante lo que dura este máster. Se me pasan las mañanas volando, no me cunden nada! Y eso que madrugo, pero las horas vuelan antes de comer...

Ayer jueves fue la presentación oficial del curso de Historia del arte y se organizaron unas conferencias sobre el Barroco, con algunos ilustres invitados de Madrid. El marco elegido, una bonita, curiosa e importante iglesia, era muy adecuado para el tema, aunque la acústica y los asientos dejaran mucho que desear, pero bueno. El caso es que en el descanso a media mañana, cuando salimos a por un café delante de la catedral... oh, increíble! Hacía FRÍO! Bueno vale, un frío no comparable al que ahora mismo se vive en otras zonas de la península, pero qué ilusión me hizo tener que coger la chaqueta. Realmente empezaba a pensar que nunca llegaría el invierno...

Así que una recetita de esas otoñales ideales para pasar la tarde en casa e inundar la cocina de olor a especias. He añadido un poco de frutas secas variadas para darle más gracia; se pueden ajustar las cantidades y tipos dependiendo del gusto personal.


spicy fruit bred

- 250 gr de harina integral
- 100 gr de harina de repostería
- 2 y 1/2 cucharaditas de levadura
- 1 huevo
- 250 ml de leche de soja
- 60 gr de azúcar moreno
- 100 gr de miel
- 2 cucharaditas de mezcla de especias*
- 1/2 cucharadita de jengibre
- 1/2 cucharadita de sal
- 2 cucharadas de puré de manzana
- ralladura de piel de limón
- 90 gr de frutos rojos secos
- 90 gr de pasas

Precalentar el horno a 200ºC y engrasar o forrar un molde rectangular.
En un recpimiente amplio, tamizar la harina de repostería con la sal y la levadura. Añadir la harina integral y las especias y mezclar bien. En un bol aparte, batir a mano el huevo con el azúcar; añadir la miel y el puré de manzana. Incorporar por último la leche y batir hasta obtener una mezcla homogénea. Aromatizar con un poco de ralladura de piel de limón. Verter esta preparación sobre la mezcla de ingredientes secos y trabajar con una espátula o lengüeta hasta que se homogeneice bien. Rebozar ligeramente la fruta en harina (para que no se vayan al fondo del pan durante la cocción) e incorporarlas a la masa, repartiéndolas de forma homogénea. Poner la masa en el molde igualando su superficie y hornear a media altura a 180ºC entre 45-55 minutos, hasta que al pincharlo en el centro con un palillo éste salga limpio. Dejar enfriar totalmente antes de servir.

* Yo he usado unas mezclas ya preparadas que compré en Suiza. Se pueden hacer mezclas propias caseras, ajustando las cantidades al gusto de cada uno. En este caso la mezcla se compone de canela, coriandro, anís, anís estrellado y clavo. O simplemente se puede echar una pizca de varias especias por separado. Lo bueno de estos panes rápidos es que admiten mil variaciones.

Amigo Invisible Gastronómico 2009

Muchos participásteis en la primera edición del Amigo Invisible Gastronómico del año pasado, organizado por Bea, y ya sabéis de sobra que este año recoge el testigo Ana en una edición que ha aumentado mucho el número de participantes. Me encantó la experiencia el año pasado así que me he vuelto a apuntar esta vez. Me parece una manera genial de conocernos un poco mejor y de intercambiar experiencias. Además me gusta mucho hacer regalos; también recibirlos claro, pero lo mejor de esto es la ilusión que se pone tanto al preparar el paquete como al recibirlo. El regalo en sí creo que no es lo importante, sino la experiencia.


Ya sois muchos los que ya habéis publicado una pequeña guía de orientación para ayudar a vuestro amigo invisible, y yo me voy a copiar :P Bueno, en realidad no tengo mucho que decir... esto es lo que publiqué el año pasado, y creo que no tengo mucho más que añadir. Viendo un poco mi blog se me conoce fácilmente, me parece :-). Me gustan las chorraditas, los pequeños detalles hechos con cariño, conocer cosas típicas de otros lugares...ah,  y la temática navideña (puesto que este juego, aunque lo hagamos antes para evitar problemas de envíos, se relaciona con la Navidad) me encaaanta ^^
Oh, revisando lo que puse el año pasado se me olvidó señalar que soy intolerante a la lactosa. Alergias por el momento sigo sin tener ninguna.

Bueno, ya no me enrrollo más. Muchas gracias de nuevo a Bea, Ana, Eva por el logo, y a todos los que habéis decidido participar!

02 noviembre, 2009

... y Halloween salado


Y con este post terminamos las entradas halloweenianas (próximamente: Navidad!). Mi hermano me pidió en el último momento que le preparara algunas cosillas para llevar a una fiesta de unos amigos, para dar algo de ambiente culinario. Yo encantada, claro, cualquier ocasión para experimentar la aprovecho, aunque ya me lo podría haber dicho con algunos días más de anticipación, pero bueno, mi hermano suele ser así :P
Dando una vueltecilla rápida por la red, y buscando ahora ideas para snacks salados, me quedé con dos propuestas sencillas y que quedan bastante bien. Los dedos de bruja son archiconocidos en toda la blogosfera internacional (seguro que muchos de los que me leéis los habéis hecho, ya he visto unos cuantos), pero en general los he visto en dulce. Así que adapté una receta de galletas saladas para tratar de darles forma de dedos repugnantes, y creo que más o menos dan el pego :P No tenía queso de calidad en casa, pero al fnal el que usé dio un aspecto de verrugas muy interesante...
Siento la mala calidad de las fotos, las hice de noche y en el último momento mientras mi hermano se ponía la peluca y se pintaba la cara.

witch fingers

  -3/4 taza de harina de repostería
- 1/2 cucharadita de sal
- 1/8 cucharadita de comino molido
- 1/8 cucharadita de pimentón
- 1 taza de queso rallado
- 2 cucharadas de agua
- 1 cucharadita de zumo de limón
- 1 cucharada de mantequilla blanda
- almendras peladas crudas
- colorante alimentario
- leche

Precalentar el horno a 200ºC y preparar una bandeja. Pintar las almendras con el colorante y dejar secar.
Tamizar la harina con las especias y la sal; añadir la mantequilla y trabajar con las manos hasta tener una textura como de migajas; añadir el queso. Incorporar el agua y el limón, amasando hasta obtener una textura homogénea, blanda pero no pegajosa, firme. Tomar pequeñas porciones y dar forma de cilindro delgado. Colocar una almendra en un extremo, presionando un poco para que no se despegue durante la cocción. Darle forma de dedo y hacer unas pequeñas incisiones donde se supone que las falanges se doblan (copiar un dedo propio es útil :P). Continuar formando dedos hasta que se agote la masa, y disponerlos sobre la bandeja. Darles un ligero glaseado con leche y hornear unos 20-25 minutos, o hasta que se hayan dorado. Dependiendo del grosor tardarán más o menos.



mummys


Y esto sí que no podía ser más fácil: salchichas liadas en tiras de hojaldre, que pretenden simular pequeñas momias. Me falta algo de maña, pero bueno, se comieron todas que es lo importante :P

- salchicas estilo Frankfurt, tamaño cocktail o normales partidas por la mitad
- 1 lámina de hojaldre
- mostaza, rotulador alimentario o algo para pintarles ojos

Se disponen las salchicas, si son de tamaño normal cortadas por la mitad, bien secas. Se estira la lámina de hojaldre hasta formar un rectángulo; se divide por la mitad trazando un corte a lo ancho y se comienzan a cortar tiras siguiendo la paralela del corte de más o menos 1 cm. Liamos cada tira alrededor de cada salchica, como si fuera una momia, dejando un aspecto descuidado y una pequeña abertura en un extremo para simular la cara. Una vez terminadas las salchicas, se colocan en una fuente o bandeja y se hornean a 200-220º unos 15-20 minutos, o hasta que el hojaldre se haya dorado.

01 noviembre, 2009

Halloween dulce...

Sé que llego un poco tarde, que Halloween fue ayer y que debería haber publicado esto al menos un par de días antes... mil perdones, es que he llevado una semana algo extraña y se me ha echado el tiempo encima. Ayer además estuve todo el día fuera; la universidad organizó un viaje+entrada a buen precio a Terra Mítica, y a una amiga y a mí nos apeteció apuntarnos. Desde luego que no es un parque maravilloso, y los problemas económicos que arrastra se notan bastante (era mi quinta visita y he visto la evolución), pero de vez en cuando me apetece chillar un poco mientras me zarandean o lanzan por el aire a varios cientos de kilómetros por hora... en serio, es desestresante, qué relajada estaba en el viaje de vuelta :P
Conclusión: no me dio tiempo a subir nada ayer U_U

houses


Pero bueno, para dejar constancia que no me olvidé de Halloween, dos posts más de temática terrorífica; uno dulce y otro salado (que caerá pronto). Las galletas de Halloween son casi una obligación; me encanta hacer galletas, me encanta comerlas, me encanta que sean ambientadas en una temática concreta, me encanta decorarlas (aunque sea en plan cutrecillo) y me encanta regalarlas. A ver si para el año que viene consigo moldes nuevos!

bats


Y estos dulces huesecitos no pueden ser más sencillos de hacer. Vi la idea en muchos sitios distintos, basándose en lo mismo: merengue simple al que se le da forma de hueso con una manga pastelera. Teniendo en cuenta que mi pulso es un asco últimamente, podéis ver que son muy fáciles de hacer. Y bien ricos!

bones

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips