27 febrero, 2009

Risotto de queso de cabra con zanahorias

Ays, no puedo actualizar el blog tanto como me gustaría. El último cuatrimestre ha empezado fuerte y el jueves tuve un examen (la problemática del gusto, tema apasionante pero para examinarse...). Además esta tarde me voy a Granada a pasar el fin de semana, en un viaje un poco improvisado, pero del que no quería perder la oportunidad para por fin visitar esta ciudad. ¡Aún no he visitado la Alhambra! Imperdonable. Aunque la compra anticipada de las entradas me ha dado problemas por culpa de algunos ineptos de cierta caja de ahorros... espero que no surjan dificultades en la puerta o me rebotaré mucho ¬¬.

Mientras dejo por aquí un risotto que preparé hace unos días. Creo que es el primer risotto verdadero que cocino, obviando el dato de que no usé mantequilla debido a mi intolerancia. Pero quedó muy mantecoso igualmente, con la cocción lenta y el toque del queso de cabra. Usé zanahorias porque teníamos un montón, y están cortadas a cachos más bien gordos porque me apetecía así :)

risotto zanahoria

- 300 gr de arroz arborio
- 200 ml de vino blanco
- 4-5 zanahorias
- 1 cebolleta
- 1 litro de caldo de pollo
- aceite de oliva
- sal y pimienta
- queso de cabra
- queso parmesano

Poner al fuego un cazo con el caldo; antes de romper a hervir bajar el fuego y mantenerlo así durante todo el proceso. Calentar aceite en una cazuela o sartén alta. Sofreír la cebolleta bien picada, dar unas vueltas y añadir la zanahoria. Salpimentar y cocinar removiendo unos minutos, hasta que la zanahoria empiece a ablandarse. Añadir el vino y dejar que se evapore el alcohol. Incorporar el arroz, dándole unas cuantas vueltas para que se tueste ligeramente con las verduras. Empezar a añadir caldo poco a poco, cubriendo el arroz (sin ahogarlo), con el fuego medio-alto, que esté hirviendo constantemente. Remover de vez en cuando. Según vaya chupando líquido, ir incorporando más caldo, a medida que el arroz lo pida. Continuar así unos 15-20 minutos, hasta que se haya agotado casi todo el caldo o el arroz esté en su punto, al dente (ligeramente duro en su interior). La textura debe ser melosa, sin líquido en el fondo de la sartén pero jugoso. Bajar el fuego y añadir queso de cabra al gusto troceado, removiendo bien para que se funda y aporte cremosidad al arroz. Apagar el fuego y dejar reposar unos minutos antes de servir. Acompañar de parmesano recién rallado y que cada cual se sirva al gusto.

Espero volver con algunas foticos. Que paséis un buen fin de semana ;)

21 febrero, 2009

Tarta de pera

Acaba de empezar el segundo cuatrimestre y ya estoy de nuevo hasta arriba de trabajo. Bueno, no pasa nada, esta vez todas las asignaturas me gustan, y sabiendo que si todo va bien serán las últimas , de alguna forma las cojo con más ganas. Que sé que luego se echa de menos la época de estudiante...

En teoría este fin de semana iba a ser soleado y con buenas temperaturas (aunque eso de ir a la playa, no sé yo), pero no sé si soy yo pero ayer pasé mucho frío, y encima va y llueve por la mañana. Murcia siempre va al revés del mundo. Yo no me quejo, soy muy feliz en mi casita con una taza caliente y alguna cosita dulce casera.

Esta tarta (por llamarlo así, aunque para mí una tarta es la típica de cumpleaños, pero es que tampoco es un bizcocho, o un pastel... qué lío tengo siempre con la terminología :P ) es una adaptación de esta receta que ví hace un tiempo, y rápidamente me guardé en la lista de pendientes. Fácil, rápida, con poca grasa y muy rica. Creo que nunca había usado peras en repostería todavía; las manzanas suelen sacarles ventaja. Pero el resultado es muy bueno.

Pear tart


- 1 taza de harina
- 1 taza de harina integral
- 1 taza de azúcar moreno
- 2 huevos
- 1/4 taza de leche
- 1/2 cucharadita de sal
- especias al gusto (canela, jengibre, nuez moscada...)
- 4-5 peras no muy grandes

Engrasar un molde redondo y precalentar el horno a 200ºC.
Batir los huevos con la leche. Añadir el azúcar y la sal. Tamizar encima las harinas con las especias. Mezclar bien con una espátula hasta tener una masa homogénea. Verter uniformemente sobre el molde. Distribuir por encima las peras, peladas y laminadas en trozos no muy gruesos, presionando un poco para que se adentren en la masa. Espolvorear con azúcar moreno y un poco de canela e introducir en el horno a media altura. Hornear unos 45-50 minutos, hasta que se haya dorado por encima. Esperar unos minutos antes de desmoldarlo.

Buen fin de semana! Quien celebre el carnaval, que lo disfrute :)

15 febrero, 2009

hemc30: Apfelstrudel checo

Por fin! Ya ni recuerdo cuál fue el último hemc en el que participé. Entre unas cosas y otras al final siempre se me pasaba el plazo sin haber hecho nada... muy mal por mi parte, con lo que gusta compartir ideas y recetas con otros blogeros.
Cuando vi el tema de este mes, elegido por Vanesa, decidí que esta vez no se me podía pasar. Manzanas! La única adicción que mantengo sin reprimir desde hace muchísimos años! Hay veces que no sé cuántas me he tomado a lo largo del día :P Me encantan al natural, a mordiscos (ese ruidito al hincarle los dientes...), aunque también las uso mucho en postres, repostería, y para acompañar platos salados (pollo asado con manzanas asadas: delicioso).

Las dos últimas recetas que he publicado incluyen la manzana entre sus ingredientes, pero para este evento quería probar algo diferente y así aprovechar con algo que hacía tiempo que quería intentar en casa: Apfelstrudel, o strudel de manzana. Un postre típico de centroeuropa, normalmente asociado a Alemania y Austria, pero que también es habitual en países como Suiza o la República Checa. Es una especie de pastel relleno cuyo origen parece remontarse a tiempos bastante remotos, y que según el lugar incluye variaciones, tanto en la masa como en el relleno.
Usar hojaldre sería lo más sencillo, pero no me gusta mucho y yo quería hacer la propia masa. En cuanto al relleno, el ingrediente estrella e insustituible es la manzana, que se suele acompañar con pasas y algunos frutos secos, además de azúcar y canela.
Esta receta concretamente es checa, y el resultado muy bueno. Buscaré otras recetas de regiones distintas para compararlas, aunque yo creo que todas son una delicia :)

Apfelstrudel

- 150 gr de harina de repostería
- 60 ml de agua caliente
- 1 pizca de sal
- 1 cucharadita de zumo de limón
- 60 gr de mantequilla

- 3-4 manzanas dulces
- 60 gr de pasas (yo usé pasas doradas y algunos arándanos rojos)
- 1-2 cucharadas de almendra molida
- azúcar moreno
- canela molida
- frutos secos opcionales: nueces, almendras...
- más especias opcionales: clavo, jengibre, nuez moscada...

Derretir a fuego lento la mantequilla, removiendo con una cuchara de madera. Mezclar el agua caliente con el limón, la sal, y dos cucharadas de la mantequilla (reservar el resto). Tamizar la harina en un bol, formar un hueco y verter la otra mezcla. Trabajar con una espátula o cuchara y luego terminar amasando con la mano (es más práctico), hasta conseguir una masa blanda, nada pegajosa, maleable pero tampoco muy seca. Envolver en papel film, cubrir con un paño y dejar reposar una media hora en un lugar cálido.

Lavar, pelar y trocear las manzanas (no recomiendo trozos muy pequeños). Poner las pasas a hidratar en algún licor dulce, o sencillamente agua.

Precalentar el horno a 200ºC y preparar una bandeja.
Cuando la masa esté lista (no tiene que crecer ni nada), disponer un paño limpio sobre una mesa y estirarla con un rodillo. Cuando el rodillo no dé más de sí, usar las manos para conseguir estirar la masa al máximo, formando más o menos un rectángulo, presionando bien con las palmas y estirando con las manos por debajo. Bueno, me explico fatal, el caso es que debe quedar lo más fina posible, casi transparente.
Pintar la superficie ligeramente con mantequilla usando un pincel. Espolvorear con la almendra molida y disponer encima la manzana. Colocar las pasas (previamente escurridas) y los frutos secos, y por último cubrir con una mezcla de azúcar moreno y especias al gusto. No es necesario pasarse, con un par de cucharadas debería ser suficiente.
Doblar los bordes largos un poco sobre sí mismos, y con ayuda del paño comenzar a enrrollar la masa desde uno de los extremos cortos; en cada pliegue, pintar un poco con mantequilla.
Cuando esté formado el rollo, pinchar con cuidado las juntas y pintar con más mantequilla. Llevar con cuidado a la bandeja y hornear a media altura entre 25-35 minutos, hasta que se haya dorado ligeramente.

Apfelstrudel

Es mejor servirlo aún caliente, cortando las porciones con un cuchillo de sierra con cuidado. Servir espolvoreado con azúcar glas; y si se quiere redondear, con helado de vainilla y/o nata montada en casa.

11 febrero, 2009

Bizcocho de puré de manzana con castañas

Me sobró prácticamente una taza (unos 250 ml) del puré de manzana que preparé paralas anteriores galletas, y aunque me encanta tomarlo aunque sea solo a cucharadas decidí emplearlo en un bizcocho o pan rápido de esos que tan bien sientan en una tarde fría. El puré de manzana hace la repostería tierna y jugosa y permite reducir la cantidad de grasa (en mi caso prefiero usar un aceite neutro). Además siempre va genial con las especias que se le quieran añadir.
Descubrí hace poco que se comercializan paquetes de castañas ya peladas y cocidas; me llevé un par para probar a añadirlas en bizcochos. Le dan un toque final delicioso :)

apple chestnut2

- 1 y 1/4 tazas de harina integral
- 1 taza de harina de repostería
- 1/2 taza de copos de avena
- 1 taza de puré de manzana
- 1 yogur de soja (125 gr)
- 1/4 taza de aceite de girasol (60 ml)
- 2 huevos medianos
- 3/4 taza de panela (o azúcar moreno)
- 1 cucharadita de levadura
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 1/2 cucharadita de canela
- 1/2 cucharadita de nuez moscada
- 1/2 cucharadita de jengibre molido
- 100 gr de castañas peladas y cocidas

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde rectangular.
Batir los huevos con el aceite; añadir el yogur y la manzana hasta tener una masa homogénea. Tamizar aparte las harinas con las especias y la sal. Añadir la panela/azúcar, mezclando bien. Incorporar la primera masa en varias tandas, usando una espátula con movimientos suaves y envolventes. Cuando no queden restos de masa seca, añadir las castañas troceadas y distribuir bien por toda la masa.
Verter sobre el molde uniformemente, nivelando con unos golpecitos la superficie. Espolvorear con un poco de avena, azúcar y canela e introducir en el horno. Hornear durante unos 45 minutos, o hasta que se haya dorado y al pincharlo con un palillo éste salga limpio. Dejar reposar unos minutos fuera, y finalmente desmoldar sobre una rejilla para que se enfríe totalmente.


apple chestnut

06 febrero, 2009

Galletas de jengibre ligeritas

Mientras voy pensando qué hacer para participar (esta vez sí!!) en el hemc30 de este mes (adooooro las manzanas!), preparé el otro día unas galletitas, que ya tenía ganas. He visto muchas gingersnaps por la blogosfera culinaria extranjera, y cada vez que veo una nueva vuelve a pensar "qué buena pinta". Cuando vi esta receta reconvertida en baja en grasas, no me lo pensé, tenía que probarla. Resultado: obviamente no se puede esperar lo mismo que de una receta que lleva su ingente cantidad de mantequilla, pero están muy ricas!

He usado Golden Syrup, del que me trajeron mis padres de Londres. Es como un caramelo tostado, denso, dorado, maravilloso... En su lugar se puede emplear melaza, o incluso sirope de arce, diría yo. ¿Y miel? Habría que ver el resultado, seguro que bueno.

gingersnaps2

Y para meternos en la temática del hemc, preparé un puré de manzanas casero para usarlo en esta receta. Es sencillísimo y da mucho juego en la cocina, como ingrediente o acompañando carne asada, sobre una rebanada de pan...
Simplemente cogí tres manzanas Golden bien gordas; las pelé y troceé en cachos medio-pequeños. Las puse en un cazo con una cucharada de azúcar moreno, un par de ramas de canela y un chorrito de zumo de manzana. Se cuece a fuego lento removiendo de vez en cuando, hasta que la manzana está muy tierna. Se deja enfriar un poco y se trituran con batidora (quitando la canela, claro). Listo!

ginger

Receta modificada de esta original.

- 200 gr de azúcar moreno
- 1/4 taza de puré de manzana
- 1/3 taza de Golden Syrup
- 2 huevos medianos
- 320 gr de harina de repostería
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 2 cucharaditas de canela molida
- 2 cucharaditas de jengibre molido
- 1/4 cucharadita de clavo molido
- 1/4 cucharadita de nuez moscada molida
- 1/4 cucharadita de sal
- 60 gr de jengibre confitado picado
- panela de grano fino (azúcar integral de caña)

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un par de bandejas.
Si se tiene máquina para batir es más sencillo, pero se puede hacer batiendo a mano con unas varillas. En un recipiente se bate el azúcar con el puré de manzana y el Golden Syrup. Cuando esté todo bien incorporado, se añaden los huevos y se sigue batiendo bien. Aparte, tamizar la harina con el bicarbonato, la sal y las especias. Incorporar esta mezcla seca a la anterior y batir o mezclar con una espátula, hasta obtener una masa bien homogénea. Debe quedar blanda y pringosa. Ahora se añade el jengibre (bien picadito), repartiéndolo uniformemente por la masa.

ginger2


Cubrimos un plato pequeño con la panela. Con la ayuda de un par de cucharillas vamos tomando pequeñas porciones de masa; la volcamos sobre la panela y lo rebozamos con los dedos (sí, nos vamos a pringar un poquito). Creo que es un proceso similar a lo que sería hacer croquetas. No hay que cubrirlas en exceso de azúcar, simplemente que se hagan manejables. Les vamos dando forma de bolitas con las manos y la colocamos sobre las bandejas dejando al menos 5-8 cm de separación. Cuidado que crecen y se expanden bastante!

gingersnaps

Yo horneé primero una de prueba sola, y me salió enorme, así que ya sabía la cantidad de masa más razonable que tenía que utilizar :p
Aproximadamente yo coloqué unas 16 porciones por bandeja, y saqué tres hornadas.
Se hornean a media altura durante unos 12 minutos. Tras un par de minutos fuera del horno, se dejan enfriar totalmente sobre una rejilla. Guardar en un recipiente hermético.

Crujientes, con el interior tierno, llenas de aroma, y casi sin grasa! Muy buenas para mojar en leche, o para acompañar un helado :)

Ginger cookies

03 febrero, 2009

Probando mazapán de chocolate

Como ya comenté el mes pasado, me apunté a la iniciativa de Bloguzz ya que me pareció una idea muy buena el facilitar una plataforma desde la cual empresas y fabricantes puedan ofrecer muestras de sus productos sin compromiso a bloggers para que demos nuestra opinión sincera. He tenido la suerte de ser seleccionada para una nueva promoción, todavía con coletazos navideños. Hace unos días recibí en perfectas condiciones una caja de 400 gr con mazapanes rellenos de chocolate, cortesía de la tienda on-line turronesydulces.com, de Productos Lopetes.

Aunque la tienda desde la cual se pueden hacer compras vía Internet, merece la pena pasarse por Lopetes.com, donde a través de una web sencilla podemos conocer un poco más a este obrador de dulces artesanos de Jijona, herederos de una tradición de varias generaciones. Particularmente me gusta que una empresa mantenga viva su tradición, su historia y su pasado, continuando con la filosofía inicial pero actualizándose a los nuevos tiempos. Además, a través de los dos sititos web también podemos conocer un poco mejor el mundo de los turrones y mazapanes, así como algo de historia de Jijona.

Mazapán de chocolate

En cuanto al producto que he recibido para analizar, en la tienda los encontramos como Suspiros de chocolate, un nombre que podría dar lugar a alguna confusión ya que existen otros dulces conocido como "Suspiros". En este caso son piezas individuales de mazapán rellenas con chocolate. La idea me llamó la atención, pues no se me había ocurrido mezclar ambos sabores y tenía curiosidad por probar el resultado.

Mazapán de chocolate

La empaquetación es correcta, caja de plástico blando, sencilla pero eficiente, llena con 22 unidades iguales envueltas individualmente.
La calidad del mazapán es excelente, como cabe esperar de una elaboración artesanal, de textura suave, consistencia firme pero tierna, con buen sabor y aroma, con el dulzor justo para un mazapán. En cuanto al chocolate, tengo que decir que me ha sorprendido ya que no esperaba que me gustara tanto; y es que en un producto así la calidad del cacao tiene que ser buena o si no el resultado se echaría a perder. En realidad es más una crema de chocolate, de textura untuosa, con notas a avellana... Creo que se podría asimilar a la Nutella (por lo que recuerdo de ella). Muy buen sabor.

Mazapán de chocolate


La cantidad del chocolate de relleno es más que generosa, lo que tiene su lado positivo pero también su pega. Se agradece que la presencia de chocolate no sea sólo anecdótica y como excusa para vender un mazapán "nuevo", pero tiene un sabor tan fuerte (en el buen sentido) que el mazapán se pierde un poco al juntar ambos sabores. Sin embargo se complementan bien. no hay un contraste chocante entre ambos.

Como conclusión, estos suspiros están muy buenos, sobre todo a quien le guste el chocolate, y me parece una idea muy original para dar nuevo formato a un producto tan tradicional. Es bueno reinventar lo antiguo para buscar nuevos sabores, y creo que pueden aportar variedad a las bandejas de dulces de casa en Navidad. Sin sustituir al mazapán típico ya que con el chocolate éste no se puede disfrutar del todo, pero serán ideales para quienes el mazapán no les entusiasme o le resulte algo pesado; el chocolate lo aligera y complementa en una mezcla curiosa, que por lo que tengo entendido, al parecer cada año gana más adeptos entre sus clientes.

Gracias a Bloguzz y a turronesydulces por su iniciativa y servicio.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips