29 julio, 2008

Swiss National Day: Gedeckte Apfeltorte

Laollasuiza acoge desde su blog suizo un nuevo evento blogo-gastronómico-internacional con motivo de la fiesta nacional suiza que se celebra cada año el día 1 de agosto, llamando a todos a acercarnos un poco más a la gastronomía suiza. Yo no quería perdérmelo por nada del mundo así que he participado in extremis como he podido desde el campo. Este año no puedo ir a Suiza y yo también tengo muchísima morriña de esa maravillosa tierra, y de toda la familia y amigos que tengo allí. Espero que os paséis por su blog y descubráis muchas recetas y sabores suizos que os sorprendan ^^


apfeltorte


Viendo la película suiza Die herbstzeitlosen, desacertadamente llamada en España Las Chicas de la Lenceria, mi padre se acordó de uno de sus dulces caseros preferidos, la tarta de manzana de Berna que tan deliciosamente bien sabe preparar mi abuelastra Ruth, nacida en la capital. Pero comentándomelo se dio cuenta de qué (horror!) yo nunca la había probado! Así que tras una llamada urgente Ruth nos envió la receta tal cual la aprendió una vez hace ya muchos años, y que domina tan bien que ya la prepara de forma instintiva y personal. Pero mi padre y yo nunca la habíamos intentado así que esta primera vez nos hemos limitado a seguir las instrucciones al pie de la letra (y luchando contra la poco preparada para repostería cocina de mi campo). Nos ha dado algún problema ya que parece una receta antigua y no se explica muy bien, pero al final salió una Apfeltorte buenísima, que repetiré en otoño ya que parece ideal para esas tardes de viento frío.

Esta es la receta de lo que hicimos al final:


Para la masa:

- 300 gr de harina de repostería
- 2 cucharaditas de levadura
- 100 gr de azúcar (moreno en mi caso)
- 1 paquete de azúcar vainillado
- una pizca de sal
- 1 huevo
- 2-3 cucharadas de leche

- 85-100 gr de mantequilla fría

Para el relleno:

- 1 y ½ kg de manzanas maduras y dulces (3-4 golden bien grandes)
- 2 cucharadas de agua
- 2-3 cucharadas de azúcar
- 1 cucharadita de canela (al gusto)
- 2-3 cucharadas de pasas sultanas

- unas gotas de aroma de ron

apfeltorte2


Mejor empezar con el relleno ya que se debe cocinar a fuego lento y debe haber enfriado antes de rellenar la tarta con él.

Lavar, pelar y cortar en trozos pequeños las manzanas (tamaño y forma al gusto de cada uno). Colocar en un cazo, mezclar bien con el azúcar y la canela y añadir el agua y el ron. Poner por último las pasas y dejar cocer lentamente durante una media hora, removiendo con regularidad, hasta que las manzanas estén bien blandas e impregnadas de todos los sabores. Reservar.

Engrasar un molde redondo desmontable de unos 26 cm de diámetro.

Tamizar la harina con la levadura y la sal; hacer un hueco y añadir el resto de ingredientes, menos la mantequilla. Una vez bien mezclado, incorporarla cortada en cubos (fría). Trabajar la masa hasta que quede homogénea y ligeramente pegajosa, mucho mejor hacerlo a mano. Amasar un poco en una superficie enharinada, añadiendo algo de harina si aún está demasiado pegajosa (debe quedar lo justo para poder trabajarla sin dificultad). Separar más o menos la mitad (un poquillo más) y estirar con un rodillo para forrar el fondo del molde. Pinchar con un tenedor y hornear sin precalentar a temperatura medio-alta unos 10-15 minutos, sólo hasta que se empiece a dorar ligeramente. Dejar enfriar totalmente.


apfeltorte3


Del resto de masa separar un trozo y amasar formando un cilindro; colocar alrededor de la base en el molde y chafar contra las paredes para forrarlas, sin dejar huecos con la base. Verter todo el relleno previamente preparado, distribuyéndolo bien y presionándolo para que quede compacto. Levantar un poco la parte superior de la masa del lateral y terminar de cerrar la tarta con el resto de la masa. A mí me sobró muy poca cantidad, pero cundió bien, sólo hay que estirarla mucho ya que la capa superior debe ser la más fina. Usar un pincel mojado en leche para cerrar las juntas de la masa y pintar con huevo batido. Pinchar un poco de nuevo con un tenedor e introducir en el horno sin precalentar. Si se dispone de un horno decente debería estar lista en unos 30-40 minutos a temperatura media; mi horno-reliquia-antigua tardó una hora (y milagrosamente no se quemó la base, ya que sólo tiene llama de gas por abajo y suele calcinar con facilidad cualquier cosa mientras que por arriba se queda medio crudo).

Dejar enfriar (aunque se puede servir tibia, pero eso mejor con frío) y conservar en la nevera.


El olor que inunda toda la casa mientras se cocina es para poder meterlo en una caja y poder guardarlo para siempre :)

21 julio, 2008

Asando calabaza para puré de patatas anaranjado

[ Post programado; estoy en el campo :) ]

Quien me conoce lo sabe, desde que descubrí la calabaza y lo muchísimo que da de sí la uso constantemente, sea en dulce o en salado. No me canso nunca de ella ^^ Mi gran amor es la llamada en inglés butternut squash, o Cucurbita moschata.
Es práctico comprar una unidad grande entera porque da mucho juego. Me gusta asar una mitad o entera para guardar su carne triturada, se puede convertir en una crema de verduras, un puré, una salsa... pero también en bizcocho, galletas, panes... Asarla es sencillísimo:

Roasted butternut squash


- 1 calabaza entera o media
- algo de agua

Precalentar el horno a 200ºC. Si tenemos una calabaza entera, partirla en dos por la mitad y quitar las semillas (tirarlas o limpiarlas para usarlas más tarde, que también son buenas). Poner la calabaza en un recipiente o directamente en la bandeja del horno. Cubrir la bandeja con agua y humedecer también un poco la calabaza. Hornear hasta que al pincharla la carne esté muy blanda, entre 30-50 minutos dependiendo del tamaño. Vigilar que la bandeja no se seque.
Dejar enfriar totalmente antes de separar la piel; debe estar tan tierna que con una cuchara (yo uso de esas para helados) salga fácilmente. Poner en un tarro o similar y mantener en la nevera hasta que se use.
Deja un olor delicioso al asarse :)

En este caso yo empleé el puré de calabaza para hacer puré de patatas anaranjado. Simplemente cociendo unas patatas troceándolas sin piel y triturándolas junto con calabaza (cantidades a ojo), más sal, aceite de oliva, especias y algo de leche de soja. No uso pasapurés, me gustan los grumos :)

Pumpkin potato puree

17 julio, 2008

Viajando: Dielsdorf y alrededores

[Post programado; estoy en el campo :) ]

Esta vez fue mi abuela Ruth (en realidad abuelastra, pero para mí es como si hubiera tenido tres abuelas) quien nos acogió amablemente en su encantadora casa. Ella y mi abuelo se trasladaron a vivir al pueblo de Dielsdorf antes de que yo naciera; aquí ya vivió mi padre de niño bastante tiempo, pero no en esta casa. Dielsdorf es un lugar precioso, rodeado de bosques y campos, con casas muy bonitas y típicas, y rincones para perderse.

Dielsdorf


Dielsdorf

Una parte de su jardín. Es una casa pequeña pero adorable, me encanta ^^ Con su sótano y desván, jardín, pequeño huerto, una gran chimenea... bueno, y hasta sauna :P

Dielsdorf

Dielsdorf

Una de las cosas que me llaman la atención de Suiza es la cantidad de puestecitos de este tipo que hay, vendiendo frutas, verduras, queso, pan o flores. No hay dependiente, sólo el producto, precios, una caja para pagar y listo. Y la gente es honrada y paga lo que se lleva. No sé porqué creo que esto en mi campo no tendría futuro...

Dielsdorf

Dielsdorf

Dielsdorf

No debería entrar a las pastelerías y tiendas de chocolate, mi cerebro sufre un colapso al intentar elegir algo.
 
Dielsdorf

Tartas deliciosas de frutas y ruibarbo (al que añoro profundamente desde aquí) preparadas cada día en la pastelería del pueblo.

Dielsdorf
Cerca hay un gran campo de calabazas ^^ Este bodegón lo saqué de una casa de por allí.
Baden

Baden

Un día demasiado lluvioso nos acercamos a la ciudad de Baden en Aargau, famosa por sus baños termales que se remontan al Imperio Romano pero que tiene mucho más que ofrecer. El centro histórico, cómo no, es muy bonito y merece la pena recorrerlo paseando. Pero además aprovechamos a ir porque se celebraba el Badenfahrt, un festival de varios días que llenan la ciudad de actuaciones musicales, eventos culturales, atracciones de feria, desfiles,y muchísisisimos puestos de comida de todo tipo.

Baden

Baden

En este festival varias pastelerías de Baden han recuperado la tradición del Spanischbrödli, (bollo o panecillo español) un dulce delicioso que al parecer tiene su origen en el siglo XVI pero que adquirió su fama con motivo de la firma de paz tras la Guerra de Sucesión española en 1714. Precisamente el festival Badenfahrt se remonta a más de 150 años cuando se inauguró el primer tren que conectaba la pequeña localidad con Zürich; este tren se llamó Spanischbrödlibahn, tren del panecillo español, porque la fama de sus panaderos era tan grande que mucha gente hacía ese viaje para comprarlo.

13 julio, 2008

Chräbeli

[Post programado; estoy en el campo :) ]

Ya he nombrado alguna vez este tipo de galleta suiza. Desde que tengo memoria, recuerdo que cada Navidad la familia nos envía un paquete con dulces típicos de las fiestas suizas, mayoritariamente chocolates y galletas. Las Chräbeli siempre eran de las favoritas de mi padre, pero cuando yo era pequeña no me gustaban demasiado: forma extraña, duras y con un sabor raro.
Pero ahora me encantan claro ^^ Y es que ese sabor raro no es otra cosa que anís. Son unas galletas que se tienen que dejar secar para que salgan bien duras y crujientes, mucha gente las toma dejando que se deshagan lentamente en la boca, y así sueltan su aroma poco a poco sin dejarte los dientes en el intento. Son muy ricas, ligeras y digestivas (por el anís). Aunque claro, son galletas navideñas... pero yo he ignorado ese detalle porque tengo demasiadas recetas de cosas navideñas y nunca me da tiempo a hacerlo todo en las fiestas, y tenía ganas de probar a hacer Chräbeli de una vez. Así que aquí están :P

chrabeli2


Receta tomada del libro Das neue Guetzlibuch, regalo de mi tía. Se supone que salen algo más de 60 unidades, pero yo he preferido reducir los ingredientes a la mitad, justo para una bandeja.

- 4 huevos (2)
- 450 gr de azúcar glas (225)
- 1 pizca de sal
- 1 y 1/2 cucharada de anís en grano (1 cucharada... o algo más)
- 1 cucharada de Krisch (eché un chorrito sin medir porque la botella me estafó)
- 550-600 gr de harina (300)

Batir un poco los huevos con la sal, anís y Kirsch. Añadir el azúcar tamizado y seguir batiendo hasta que quede esponjoso. Tamizar en varias tandas la harina por encima e ir incorporando. Amasar un poco a mano sobre una superficie limpia hasta tener una masa homogénea. Si queda muy pegajosa, añadir algo más de harina. Dividir la masa en cuatro partes, y formar con cada una de ellas rollitos estirados de unos 1-5 cm de ancho. Cortar cada rollito en porciones de 5 cm. Hacer dos o tres cortes en una de las partes horizontales y abrir un poco cada galleta (curvándola ligeramente). Colocar en una bandeja para horno (mejor no usar papel) y dejar toda la noche o 24 horas, tapado con un paño, para que sequen.
Hornear a media altura con horno precalentado a 140ºC durante 25-28 minutos. No deberían tostarse por encima, mejor si quedan blancas.

Tengo que decir que yo no esperé el tiempo recomendado para hornearlas. No sólo por falta de paciencia, es que con el calor que hacía me quedaron muy secas enseguida, así que un par de horas después las metí al horno. Han quedado bastante bien de sabor y textura; la próxima vez las haré en invierno para comparar los resultados.

chrabeli

09 julio, 2008

Viajando: cosillas de Zürich

[ Post programado; estoy en el campo :) ]

Mi abuela Ruth, que nos alojó esta vez, vive en un pueblecito muy cercano a Zürich. Es una de las ciudades principales de Suiza y también de las más conocidas, y la verdad es que tiene mucho que ofrecer. Cada vez que viajamos a Suiza le hacemos una visita, aunque sólo sea para pasear un poco por sus calles; tiene muchas facetas distintas y se puede encontrar un poco de todo. La verdad es que me gusta mucho, tiene rincones preciosos y es perfecta para recorrerla tranquilamente un día de verano.
Estas son algunas cosillas de nuestro último encuentro, por desgracia algo breve.

Zürich

Un cielo tremenda e increíblemente azul! Hubo suerte los primeros días, hizo hasta calor y todo. Las vistas que ofrece el río son preciosas, y la catedral, cómo no, me gusta mucho. Se nota el cambio de fase constructiva en las torres eh? :)

Zürich

Zürich /center>
Zürich

Fotos del jardín botánico, un sitio precioso, muy grande, muy completo, muy bien cuidado, y gratuito! Creo que pertenece a la Universidad y por eso no cobran entrada. Es un sitio que merece la pena visitar para dar un paseo, tiene rincones muy interesantes. Microclimas, muchísimas especies, recreaciones de habitats, muchas flores, bosque, y hasta una zona con muchos cultivos diferentes.

Zürich 
 
Ah, y una cafetería con deliciosas tartas de manzana, claro :P

Zürich

Zürich

Lo mejor es recorrer las calles peatonales del centro, hoy llenas de tiendas de todo tipo y muchas cervecerías, restaurantes y cafés. Se ha vuelto algo turístico claro, pero se encuentran sitios curiosos. No es difícil toparse con algunos locales decorados con el típico folclore español ofreciendo tapas y vinos del país, pero los locales de las fotos son de los más antiguos de la ciudad, creo que fundadas por emigrantes españoles en el XIX .

Zürich


Zürich

Estas (malas) fotos son de una tienda en la que me habría pasado un buen rato sin dejar de gastar. Dulces, chocolates, galletas, muchos cafés y muchísimos tés, decenas de frutas desecadas, un montón de pijaditas para hacer y decorar repostería, caramelos artesanos, bombones, tartas, especias, licores, pastas... por dios, parecía una tienda hecha para mí. Yo quiero una en Murcia! U_U Alguna cosica sí que me llevé :P

04 julio, 2008

Vacaciones al fin

Pues llegó el momento de decir adiós a este horno que llamamos piso el resto del año para pasar el mes de julio en el campo. Aunque cada año que pasa el "campo" se está transformando en una zona desértica salpicada por decenas de urbanizaciones clónicas, creando un perfil estupendo de grúas enormes en lontananza, al menos nuestras casas siguen igual que siempre (aunque últimamente con más niños y perros correteando ^^). Allí no tengo teléfono fijo, poca cobertura ni por supuesto internet, así que esa desconexión me va a sentar de maravilla.

cat

Mi gato también tiene vacaciones; ahora puede dormir en la leñera al fresco del jardín en lugar de hacerlo en el sofá al fresco del aire acondicionado.

Sé que cuando vuelva a tendré millones de entradas de blogs pendientes de leer, aunque espero que muchos os vayáis de vacaciones también y no dejéis mucho trabajo :P En realidad de vez en cuando me tocará ir a la ciudad y podré echar un vistazo rápido. De todos modos, voy a dejar unas cuantas entradas programadas para que no se quede el blog abandonado en mi ausencia, espero que el nuevo servicio de Blogger funcione bien.
Espero encontrarme muchas recetas con melocotón a la vuelta :) Pasadlo bien!

PD. Millones de gracias a dolores y a nek0 por haberme dado dos nuevos premios ^_^ Un abrazo gigante para cada una!

03 julio, 2008

hemc24: melocotón

Gracias a cerise por elegir los melocotones como tema para el hemc24 de julio! Como fanática de la fruta seguro que me voy a apuntar muchas de las recetas que van a salir de aquí :)
Creo que perdono los calores infernales de algunos días de verano sólo por la cantidad de fruta que nos trae ^^

He optado (obvio) por algo dulce así que he probado a hacer una tarta "al revés", upside-down cake o tatin (aunque no sé si una tatin debe hacerse con hojaldre...). Además por fin le he dado uso al sirope de arce que compré hace ya tiempo para probarlo... delicioso!

Upside down maple peach cake


- 180 ml de sirope de arce
- 250 ml de leche de soja sabor vainilla
- 2 huevos pequeños o 1 grande
- 2 cucharadas de aceite de girasol
- 5 cucharadas de azúcar
- 1 y 3/4 tazas de harina
- 1 cucharadita de levadura
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 1 cucharadita de mezcla de especias
- 1/4 cucharadita de jengibre
- 1/4 cucharadita de sal
- 3-4 melocotones pelados y laminados

Precalentar el horno a 200º C y engrasar un molde redondo.
Tamizar todos los ingredientes secos juntos en un recipiente. Aparte, batir los huevos con el azúcar y el aceite hasta que quede esponjoso. Añadir alternativamente la mezcla de harina y la leche, batiendo con suavidad hasta forma una masa homogénea (bastante líquida).
Llevar a ebullición en un cazo pequeño el sirope. Verter sobre el molde y colocar encima los melocotones. Poner encima la masa repartiéndola bien y meter en el horno a media altura. Hornear unos 25-30 minutos, hasta que al pincharlo en el centro con palillo salga limpio.
Dejar enfriar unos 10 minutos y luego desmoldar, poniendo encima un plato que cubra todo el molde y dándole la vuelta con cuidado.

Upside down maple peach cake


Cuidado al verter la masa sobre los melocotones, a mí se me descolocaron un poco y algún trozo decidió ocultarse, así que algunas porciones de la tarta llevan también relleno de melocotón :P
La verdad es que no tuve mucha gracia para cortar y ordenar la fruta, pero ha salido tan buena que poco acabó importando la presentación (sobretodo por lo poco que ha durado entera).
Me ha encantado el sirope de arce, tengo que probar más recetas con él, aunque nos salga algo carillo. Tiene un aroma muy profundo y ha empapado toda la tarta con su dulzor, tanto que parece que haya usado harina integral y azúcar moreno.

Upside down maple peach cake

01 julio, 2008

Los plátanos no se llevan bien con el calor

¡Terminé! Este año antes de lo normal, así que no me quejo de que el examen fuera en sábado :)
Mereció la pena coger muchas más asignaturas en el primer cuatrimestre para ir más ligera ahora, el enclaustramiento se lleva mejor si hace frío.
Por el momento me he dedicado básicamente a no hacer nada (aparte el calor no anima a mucho más); leer (adorado Pratchett) y ponerme al día con series y películas que están en lista de espera.

La semana pasada me entró un antojo enorme de repostería casera. Entonces descubrí tres pobres plátanos que habían madurado en soledad demasiado deprisa. Con el calor que hace y al tener que guardarlos fuera si te descuidas maduran enseguida y se ponen algo incomibles (y eso que a mi me gustan bien blandos). Es una pena tirarlos, así que se convirtieron en muffins ^^

Banana muffins


- 2 tazas de harina integral (280 gr)
- 15 gr de salvado integral
- 30 gr de copos de avena
- 250 gr de plátano bien maduro, chafado (3 pequeños y medio)
- 1 huevo medio + 1 clara
- 150 gr de azúcar moreno
- 1 cucharada de aceite de girasol
- 250 gr de yogur de soja natural
- 25-30 ml de leche de soja
- 1/2 cucharadita de sal
- 1/4 cucharadita de jengibre
- 1/4 cucharadita de clavo
- 1 y 1/2 cucharadita de levadura
- 1 cucharadita de bicarbonato

Precalentar el horno a 180 º y preparar los moldes.
Tamizar juntos todos los ingredientes secos y mezclarlos. Aparte batir los huevos con el azúcar y el aceite; añadir el plátano y el yogur (previamente mezclado con la leche) y batir bien. Incorporar esta mezcla a los ingredientes secos, trabajando la masa con una espátula en movimientos suaves hasta que quede bien homogéneo, cuidando que no haya partes de harina escondida sin incorporarse.
Rellenar los moldes dejando un poco de hueco y hornear a media altura unos 18 minutos. Esperar un par de minutos antes de desmoldarlos. Guardar en un recipiente hermético una vez se hayan enfriado totalmente.
Con el calor que hace yo ahora meto la caja donde los guardo en la nevera, así se conservan mejor durante más tiempo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips