30 mayo, 2008

Y de nuevo...

Acabo de tomar esta foto hace apenas un rato.
Pensaba que definitivamente tendríamos el verano encima cuando anoche de madrugada, al volver a casa después de haber huido por cierto concierto, empezó a chispear. Hoy tenemos otra mini tormentilla con nosotros, y desde luego no me quejo. Casi junio y sopla viento frío, el cielo está tremendamente gris, llueve y las nubes descargan lamentos de vez en cuando.
El que peor lo pasa es mi gato, lleva los truenos fatal :)

Raining


Tengo varias entradas pendientes y muchos comentarios que responder, pero es final de curso y vuelve un poco el estrés. Menos mal que por lo menos ya me he quitado de encima un trabajo que me aniquilaba todo el tiempo libre.

Walnuss Makrönchen

Ya he dejado claro otras veces que me gustan mucho este tipo de pastas o galletas, a partir de batir claras de huevo con azúcar y mezclando con frutos secos. Por lo que sé, a este tipo de dulces se les suele llamar macarons, aunque a los macarons franceses famosísimos aún les tengo respeto. Son simples a más no poder y relativamente sanas. En Suiza siempre solemos tomar, caseras o compradas, Hasselnuss- Makrönchen, de avellana. Pero yo lo que tenía eran nueces, así que hice esta variante. A diferencia de las de almendra, estas tienen el interior tierno, así que el dejar algunas nueces con trocitos enteros aporta un toque más crujiente en algunos bocados.

- 3 claras de huevo
- 200 gr de nueces troceadas y machacadas toscamente (dejando trocitos)
- 100 gr de almendra molida
- 100 gr de azúcar
- una pizca de sal
- un poco de zumo de limón

Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja.
Batir a media velocidad las claras con la sal y un poquito de limón; añadir el azúcar y seguir batiendo hasta conseguir casi el punto de nieve (no soy muy precisa, lo hago a ojo). Incorporar las nueces y almendra y trabajar la masa con movimiendos envolventes suaves usando una espátula, hasta que quede homogéneo. Formar las pastas con ayuda de una cuchara o una manga pastelera, sin necesidad de separarlas demasiado. Hornear entre 8-13 minutos, hasta que se hayan dorado ligeramente (o si se prefiere, que se hayan tostado un poco más).
Enfriar sobre una rejilla y guardar en recipiente hermético.

24 mayo, 2008

hemc22: Sorbete de fresas y mango

¿Estamos ya celebrando el HEMC nº 22? ¿Pero por qué nadie pone frenos al tiempo? De nuevo el mes pasado no pudo participar, pero cuando vi el tema de mayo elegido por Raulillo, Helados y Sorbetes, me obligué a no perdérmelo.

A nadie se le escapa que me encanta lo dulce (aunque, algo paradójicamente, me gustan los dulces poco dulces), y lo mismo que me gustan las cosas recién salidas del horno, me encaaaantan los helados. Me pierden por completo. Y ya es mala suerte porque soy intolerante a la lactosa, y la grandísima mayoría de helados llevan cantidades generosas de leche o nata. Pero bueno, no pasa nada, sólo hay que buscar un poco más; menos mal que mis favoritos son de frutas y esos suelen ir más ligeros.

Yo no tengo heladera (aunque este mes sería el ideal para hacerse con una) pero no me quería perder el evento, así que ayer me puse a hacer un sorbete sencillísimo con fruta fresca. Justo ahora que ya tenemos un calor considerable, que ya se estaba retrasando para las fechas en las que estamos. He vuelto a recurrir a las fresas, antes de que tenga que despedirme de ellas otro año más :)


Strawberry mango sorbet


- 1 kg de fresas (menos 2 unidades que no pude evitar devorar nada más comprarlas)
- 70-80 gr de azúcar moreno (dependiendo de lo dulces que sean las fresas)
- 1 mango
- el zumo de una naranja
- 2 yogures naturales de soja
- azúcar vainillado

Lavar y trocear las fresas. Colocarlas en un recipiente amplio junto con el azúcar moreno, repartir bien y dejar reposar unas horas.
Trocear la pulpa del mango y añadir a las fresas con el zumo. Triturar con una batidora. Incorporar los yogures y el azúcar vainillado al gusto. Mezclar y seguir batiendo hasta obtener una mezcla homogénea. Colocar en un recipiente apto para el congelador.
Cada media hora más o menos, romper el hielo y batir un poco para evitar que se formen demasiados cristales.
Servir sólo, con fruta fresca, chocolate rallado, nata, frutos secos... imaginación :)

20 mayo, 2008

El aroma de mi campo en un bizcocho

En una de mis usuales zambullidas por las decenas y decenas de blogs y páginas de cocina y que tengo guardados, de pronto vi una receta de quick bread que me llamó la atención al instante por uno de sus ingredientes: tomillo. Conociendo mi fanatismo por los bizcochos, enseguida supe que tenía que probarlo.
No se me había ocurrido hasta ahora la posibilidad de usar el tomillo para aromatizar una masa dulce, y eso que es de mis especias favoritas; me encanta usarlo en las patatas y verduras asadas, lentejas, el arroz de mi madre, con carnes... pero, en un bizcocho? ¿Por qué no? Quizás no sea una novedad para mucha gente, pero sinceramente, no se me había ocurrido antes.

Usando de base la receta de have cake, will travel, la adapté a mi gusto y sobretodo pensando en ponerle un toque más "campo murciano". He usado más limón aprovechando los limones gordos y potentes de mi abuelo y de paso he añadido aroma de azahar (es genial pasear bajos los naranjos en flor, huelen a primavera). Y he empleado tomillo seco que recogimos a mano del campo hace ya bastante tiempo, pero que nada más abrir el bote el aroma casi te pega en la cara de lo penetrante que es.
Resultado: buenísimo!! Al principio me supo raro y creía que me había pasado con el tomillo (después de echar la primera cucharadita empecé a poner más y más -y más- pizquitas a ojo), pero al final se ha convertido en uno de los bizcochos caseros que más me han gustado por el momento. Habrá que seguir experimentando con más aromas :)

Bizcocho de tomillo y limón


- 250 gr yogur de soja natural
- 75 ml aceite de oliva o girasol
- el zumo de un buen limón, tirando a gordo
- la piel rallada del limón
- 1 huevo medio-grande
- 1/2 taza de azúcar moreno
- 1 y 1/2 tazas de harina bigia
- 1 cucharada de harina/ harina integral
- 1 cucharada de salvado integral
- 1 cucharadita de levadura
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 1/4 cucharadita de sal
- 1 y 1/2 - 2 cucharaditas de tomillo seco
- 1 cucharada de aroma de azahar

Precalentar el horno a 180º y engrasar o preparar un molde.
Batir el huevo con el azúcar y el aceite. Añadir el zumo y la ralladura del limón, el azahar y el yogur. Tamizar aparte todos los ingredientes secos y mezclar con el tomillo. Incorporar los húmedos y trabajar la masa con una espátula siguiendo movimientos suaves, hasta que quede homogéneo. Verter sobre el molde de forma uniforme y hornear entre 30-45 minutos, hasta que se haya dorado, esté firme al tacto y/o al pincharlo con un palillo o brocheta salga limpio. Esperar unos minutos antes de desmoldarlo y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Bizcocho de tomillo y limón


Notas:
1.Usar preferiblemente un limón que no haya sido tratado con demasiada química, y en cualquier caso, lavarlo bien antes de usarlo.
2. El aceite de girasol es más suave, pero para hacer este bizcocho más "mediterráneo" se puede usar el de oliva :P
3. La harina bigia se puede sustituir por harina integral o harina de otro tipo.
4. El tomillo suele tener un aroma fuerte, quizás es mejor probar con una cucharadita rasa primero; yo usé 2 porque lo quería fuertecillo :)

PD. El domingo granizó! En Murcia! A finales de mayo!

17 mayo, 2008

Un snack saludable y otro premio

Los días festivos mi padre no perdona jamás su hora del aperitivo. Sentarse tranquilamente a media mañana a leer el periódico, con su cerveza en mano, es casi un ritual para él. Y claro, la cerveza no sabe igual si no se acompaña de algo para picar :P Normalmente no se complica la vida y suele abrir una bolsa de patatas fritas algo rústicas (de una pequeña empresa murciana que lleva con el mismo embalaje por lo menos 30 años) y/o salzstangen. Pero hace unos años llegó su hija la pesada a limitarle el consumo de patatas fritas de bolsa (no nos engañemos, muy sanas no son, por pocos aditivos que lleven) así que ahora el rey del aperitivo son los frutos secos, que también le encantan.
Los frutos secos son muy energéticos pero muy saludables, tienen mucha grasa pero de la buena, además de minerales, proteínas y también vitaminas. Pero como tampoco me fío mucho de los que vienen fritos o sazonados de fábrica ahora prefiero comprarlos crudos y prepararlos en casa. Además así experimento con varios sabores. Mejor tostarlos antes que freírlos.

Quise hacer cacahuetes con un toque picante, así que usé cayena. Si se quieren pelados es más fácil deshacerse de la piel una vez tostados, así que se podrían tostar primero, pelar, y luego volver a poner en el horno con las especias. Yo los puse directamente con piel, porque así los que toleran menos el picante sólo tienen que quitarle la piel y simplemente se quedarán con un toque aromático en el cacahuete, dejando el picante fuerte en la piel.

- frutos secos crudos, sin ningún añadido
- sal
- aceite de oliva
- zumo de limón
- especias al gusto

Tan sencillo como mezclar todos los ingredientes y embadurnar bien los frutos secos, dejándolos marinar un rato. Luego se colocan sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado y se tuestan a media altura a unos 150º, removiéndolos de vez en cuando.
La próxima vez, pistachos (cuando los encuentre crudos y sin salar, claro).

Spicy peanuts



Y tengo que agradecer de nuevo a tartasacher de milpostres por concederme otro premio internacional, el Yummy Blog Award. Me encanta ese término inglés, así que me ha hecho ilusión pensar que se considera a espacio un blog "yummy" ^^ Muchas gracias :)

15 mayo, 2008

Pan de frutas para el té

Una noche de la semana pasada algo me despertó entre las 3 y las 4 de la madrugada. Algo atontada por la repentina interrupción de uno de mis sueños absurdos, de pronto toda mi habitación se iluminó durante un instante, e inmediatamente después sonó un ruido grave y profundo desde algún lugar del exterior. Me espabilé de golpe y me di cuenta de que teníamos encima toda una tormenta, como hacía mucho tiempo que no veía. Mi pobre gato se asustó muchísimo y corrió a esconderse debajo de la cama, pero yo estuve un buen feliz mirando por la ventana, viendo cómo toda la calle se llenaba de luz intermitentemente, hasta que por fin rompió a llover. Me recordó a las tormentas de verano que suelen caer muchas noches en Suiza, y que al amanecer parece que hayan renovado el mundo :) Me encantan, quizá por lo poco comunes que son por aquí.

Al día siguiente continuó lloviendo mucho, y mi horno ya sabía que tendía trabajo :P Si llueve, a hornear. Quería hacer algo para la famosa hora del café/té que fuera un poco "otoñal", aprovechando este paréntesis climatológico antes del puro verano.

Por lo que he podido ver, los fruit tea bread suelen ser recetas de panes rápidos, más o menos como un bizcocho pero menos esponjosos y con frecuencia poco dulces, que pueden llevar o no té en sus ingredientes. El nombre le va más bien porque es ideal para eso, la hora del té, y suele llevar buena cantidad de frutas secas, y especias. Lo vi ideal para el tiempo que hacía ^^

Fruity tea bread


- 230 gr de harina integral
- 1 cucharada de salvado de trigo
- 100 gr de azúcar moreno
- 2 huevos
- 150 ml de leche de soja
- 1 cucharadita de levadura
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 1 cucharadita de mezcla de especias
- 1/2 cucharadita de canela
- 1/4 cucharadita de esencia de limón
- 200-225 gr de pasas moscatel*
- 125-150 gr de mezcla de orejones de albaricoque y papaya seca
- 2 sobres de té negro con especias

Precalentar el horno a 180º y preparar un molde rectangular.
En un recipiente amplio tamizar la harina, salvado, levadura, bicarbonato, té y especias; añadir el azúcar moreno y mezclar. Aparte batir los huevos con la leche. Incorporar a la primera preparación, mezclando con movimientos envolventes usando una espátula. Cuando la masa esté homogénea, añadir las frutas repartiéndolas bien. Colocar sobre el molde, nivelándolo lo máximo posible, y hornear durante unos 30-45 minutos, hasta que se haya dorado bien, sea firme al tacto y/o al pincharlo con un palillo salga limpio. Dejar enfriar unos minutos antes de desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla. Guardar tapado y en un recipiente hermético, aguanta bien varios días. Incluso aguanta mejor si se guarda en la nevera y luego se calientan ligeramente las rebanadas a la hora de servirlo.
Sugerencia: cubrir obscenamente las rebanadas con una miel de aroma potente :)

Fruity tea bread *Nota: mi idea era usar sultanas, dejándolas macerar en té fuerte, pero como sólo tenía a mano pasas moscatel y ya son muy aromáticas de por sí las eché directamente (troceándolas, que son bien gordas); le dan un sabor estupendo, las usaré más veces en repostería.

12 mayo, 2008

Aprikosen-Tarte, tradición de mi padre

La semana pasada sentí realmente que tenemos el verano casi encima; fue al morder el primer albaricoque de la temporada. Esta delicia de fruta, que pasa entre nosotros durante un tiempo brevísimo, es de mis favoritas, y para mí es el sabor de la primavera-casi-verano. Al ser tan pequeños normalmente me pego un festín algo excesivo cuando me apetece tomar alguno, están tan deliciosos que es imposible no coger varios puñados de la fuente. Al menos es mi caso, que soy una adicta a la fruta...
En la casa del campo teníamos un albaricoquero precioso que cada año nos regalaba varios kilos de fruta (le caían las ramas al suelo, al pobre). Pero por desgracia, hace un tiempo comenzó un lento declive, hasta que mi padre tuvo que arrancarlo definitivamente. Maldito suelo pobre y seco.
Por suerte tenemos amigos estupendos, con una casa en otra zona de la Región, donde se pueden encontrar lugares preciosos y verdes, donde espero que no lleguen jamás las malditas constructoras de resorts e inmobiliarias que nos invaden por aquí. Uy, que me desvío... el caso es que nos regalaron una caja enorme llena de albaricoques tremendamente dulces, tiernos y llenos de sabor; un vicio absoluto. Una semana nos han durado. Pretendía hacer una mermelada o compota, pero ha sido imposible :P



Lo que no podía faltar es la tarta de albaricoques que cada año prepara mi padre por estas fechas. No tiene ninguna complicación, pero a mí me encanta sobretodo por los recuerdos que me trae el aroma que sale del horno de cuando era pequeña.
Como no es muy dulce, mis padres suelen tomarlo como cena. Yo me guardé un trozo para el postre del día siguiente, y esta vez lo espolvoreé con canela y cilantro seco molido :D


Pongo los ingredientes de la receta original, y las cantidades que suele usar mi padre entre paréntesis. La masa que compramos de hojaldre da para más de una tarta así que aumentamos las proporciones. Se puede modificar perfectamente a ojo al gusto de cada uno.



- 200 gr de masa de hojaldre (1 paquete)
- 50 gr de almendra molida (75 gr)
- 50 gr azúcar blanco (un poco menos, estos albaricoques son muy dulces)
- 30 gr de clara de huevo (1 clara de huevo grande)
- 3 cucharadas de Kirsch (4-5 cucharadas)
-200 gr de albaricoques (unos 300 gr)
- 20 grde mantequilla derretida (un poco a ojo)
- 1 yema de huevo

Descongelar el hojaldre (si se usa congelado) y precalentar el horno a 200ºC.
Trabajar el hojaldre amasando un poco con algo de harina; extender con un rodillo y forrar un molde redondo grande o un par más pequeños, doblando sobre sí misma la masa del borde. Mezclar en un cazo la almendra molida con la clara y el azúcar (sin batir); poner al fuego bajo un poco para que se haga consistente. Dejar enfriar unos minutos y añadir el Kirsch. Rellenar los moldes con esta masa repartiéndolo homogéneamente sobre el hojaldre.
Lavar y cortar los albaricoques en gajos, retirando los huesos; colocarlos sobre la tarta. Verter un poco de mantequilla derretida -no muy caliente- sobre la fruta, y pintar el borde de la masa con la yema de huevo batida. Hornear a media altura durante unos 20 minutos.



Se puede servir tanto caliente como frío. Se puede conservar bien en la nevera un par de días, y calentar un poco en el horno o microondas para tomarlo caso como recién hecho.

09 mayo, 2008

Galletas de chips de chocolate

Chocolate chip cookie; hay pocas galletas más simples que sean tan deliciosas y tengan tanta fama. Creo que debe ser el tipo de galleta más consumido en el mundo, sobretodo en EEUU, donde se "inventó". No sé si cuánto tiene de verdad ni si hoy se ha convertido más en una leyenda que en algo real, pero hace poco vi un reportaje en la televisión sobre la historia de las galletas en EEUU y explicaban cómo surgieron. Al parecer fue un accidente, cuando la dueña de un pequeño restaurante decidió usar trozos de chocolate para sus galletas en sustitución del cacao normal, pensando que se fundiría. Pero no fue así, los trocitos conservaron su forma tras el horneado, llenado la galleta de deliciosos tropezones de chocolate. Pronto se extendió la fiebre de las galletas con chips de chocolate por todo el país y se empezaron a comercializar. Hoy las fabrican en distintas variantes muchísimas empresas a nivel internacional, pero donde estén unas galletas caseras que se quiten las comerciales :)


Chocolate chip cookies


Receta ligeramente adaptada; original aquí. Según la receta salen 18 galletas, pero deben ser galletas gigantes porque a mí me dio para casi 40 de tamaño medio y razonable.

- 1 taza de harina
- 2 cucharadas de harina integral
- 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
- 1/4 cucharadita de sal
- 8 cucharadas (unos 115 gr.) de mantequilla ablandada
- algo más de 1/2 taza de azúcar moreno
- algo menos de 1/3 taza de azúcar blanco
- 20 gr de azúcar vainillado
- 1 huevo grande
- 200 gr de chips de chocolate

Precalentar el horno a 175º y preparar un par de bandejas.
Tamizar y mezclar las harinas, bicarbonato y sal; reservar. Con una batidora de varillas, batir bien la mantequilla ablandada y troceada con los azúcares; una vez esté cremoso añadir el huevo y seguir batiendo con fuerza. Bajar la velocidad e ir incorporando gradualmente la mezcla de harina. Continuar a mano con una espátula y añadir el chocolate hasta obtener una masa homogénea.
Con ayuda de un par de cucharas ir colocando porciones de masa sobre las bandejas. Cuidado porque se expanden bastante en el horno (no es necesario darles mucha forma, con soltar "pegotes" es suficiente), hay que dejar algunos cms de separación entre cada una. Hornear entre 10 y 15 minutos, hasta que tengan el tono dorado que más guste (al usar más azúcar moreno salen más oscuras). Yo las prefiero un poco tostaditas. Esperar un par de minutos antes de colocarlas sobre una rejilla para que se enfríen; guardar en un recipiente hermético.
Crujientes y muy dulces, riquísimas :)


Chocolate chip cookies

06 mayo, 2008

Cumpleaños con sushi: Restaurante TAN

Por mi cumpleaños tocaba comida familiar fuera, así que me dejé aconsejar por mi madre (que sabe bien lo que me gusta) y fuimos a un restaurante de cocina japonesa-asiática, donde habían cenado ellos con unos amigos hace un tiempo.
El restaurante TAN cuenta con un local de tamaño medio, no muy grande, decorado con elementos asiáticos agradables y jugando con el negro y blanco. Está centrado quizás más en la gastronomía típica japonesa pero tiene un repertorio más amplio con platos que pueden apetecer más a los que no sean muy amigos de las algas, sushi y pescado en general. En la carta ofrecen varias entradas (ensaladas, rollitos diversos, pinchos, tataki, wan-tu, hokayaki, sao-mai...), algunas sopas, variedad de sushi, un par de tempuras, teppanyaki (solomillo, pollo, pescado, langostinos, arroz...), varios acompañantes (arroces, fideos, tallarines), una buena lista de especialidades (pato laqueado pekinés, pato asado cantonés, pollo con distintas salsas, con anacardos, cordero, solomillos, verduras salteadas, lubinas, angostinos, vieiras, bogavante...) y por último postres típicos comerciales y otros más "exóticos".

Me gustó bastante, tienen mucha variedad y todo lo que probé estaba muy bueno, sobretodo los pescados (soy poco de carne); la ensalada de algas también me encantó. Lo bueno es pedir varias cosas para compartir, así se prueba un poco de todo y hay menos riesgo de pasarse con las cantidades. Pocos días después volví para cenar con unas amigas, ya que teníamos una cena pendiente desde hace tiempo. Como algunas tenían ganas de sushi lo ví perfecto, porque a otras no les gusta nada y así podían elegir buenas alternativas.

De todo lo que pedimos me faltan sólo imágenes de los rollitos (vietnamitas, con hojas de hierbabuena, y de verduras; mucho mejores que los típicos de los chinos) y de un par de postres (la manzana frita de mi padre y la tarta de queso sin interés de mi hermano).


Ensalada de algas

Ensalada de algas con huevas al estilo japonés.

Yakitori

Yakitori, pinchos de pollo y puerro con salsa especial, y un champiñón súper tierno.

Tempura de verduras y langostinos

Tempura de verduras y langostinos.

Mixto sushi y sashimi

Sushi

Mixto de sushi y sashimi y sushi variado. El pescado amarillento no sé qué es, pero estaba delicioso, muy tierno y con un sabor diferente, algo delicado. ¿Qué sería?


Lubina teppanyaki

Lubina teppanyaki; buenísima. Salsa aparte.

Arroz con piña thai

Arroz frito con gambas y piña estilo Thai. Me encantó el arroz con la piña.

Pollo al coco y curry

Dados de pollo con verduras y leche de coco al curry Thai; ligeramente picante, con el sabor justito de coco.

Pollo con almendras

Pollo salteado con almendras. Tierno, con muchas almendras. Salsa aparte.

Pato

Loncha de pato con salsa agridulce y picante Thai. Según mi hermano, estupendo.

Tallarines

Tallarines tie-ban (creo), con gambas, carne y verduras varias.

Helado en tempura

Helado en tempura

Helado de chocolate en tempura. El camarero lo flambea en la mesa con Cointreau; el contraste entre el caliente del exterior de la tempura, y el frío del helado es interesante (y rico).

Brocheta de frutas caramelizadas

Brocheta de frutas caramelizadas. No pedí un postre más contundente porque me esperaba en casa uno casero :P Es curioso que pusieran unos tomates cherry, aunque pensándolo bien tienen más en común con la fruta que con las verduras.. Pues no desentonaban, me ha gustado el tomate dulce.

Un buen sitio para variar y tomar algo asiático. El servicio genial, camareros agradables, rápidos y serviciales, y que además saben explicar bien lo que nos suene raro de la carta. De precio creo que normal para un sitio así; claro que si bebes agua como yo y te tomas el postre en casita la cuenta final lo agradece. Ah, y me encanta el detalle de la toalla caliente antes y después :P

I love you this much award

Tartasacher no sólo hace cada vez postres más deliciosos sino que además es un encanto de bloguera, la aprecio mucho y me alegro de poder considerarla una buena amiga, aunque sea por red :) Ha querido elegirme entre los 10 blogs a los que hay que dar este premio, del que me ha encantado el nombre y el dibujito (últimamente tengo la vena tierna). Así que, aunque me cueste, recojo el testigo y elijo a 10 blogs que no sólo me gusta visitar, sino que también aprecio a sus autores.
Muchas gracias otra vez tartasacher :)

02 mayo, 2008

Desayunos saludables: muffins para mamá

Cuando me enteré a través del blog El Rincón de Bea de la nueva propuesta que ella, Mar y Ana estaban organizando, tardé poco en apuntarme. Creo que ya he dicho más de una vez que me encantan los desayunos; más bien me apasionan. Desayunar para mí no es sólo una necesidad (si no desayuno nada o poca cosa me paso la mañana medio muerta y mi estómago no tarda en comenzar a devorarse a sí mismo, torturándome encima con ruidos atronadores), es mi comida favorita del día. En casa acostumbro a madrugar siempre por gusto, porque me encanta levantarme cuando el mundo está sereno, empezando a iluminarse, y mi casa silenciosa. Es un momento que me guardo para mí misma, me gusta estar un rato tranquila acompañada del olor a café recién hecho, y mi desayuno. En vacaciones me gusta sin embargo desayunar en familia, y eso por no hablar de cuando estamos en Suiza, porque allí los desayunos son casi mágicos. Esos panes y mermeladas caseras, la miel del pueblo, el Bircher Müesli de mi tía...

Healthy muffins

Eso sí, soy algo tradicional y no me gusta nada lo salado por las mañanas, si acaso pan tostadito con aceite, pero nada más. Mi desayuno suele incluir: zumo recién exprimido; cereales integrales/avena con frutos secos+yogur+leche de soja; un par de piezas de fruta fresca; y una hora después, café con leche+algo dulce (para mojar :P). Cuando he tenido tiempo para hornear en casa, cambio los cereales por rebanadas de pan con mermelada/miel, bizcocho, panecillos, bollos... y a veces, en lugar de café, me preparo un . En general no me gusta desayunar siempre lo mismo así que procuro tener variedad en casa.

Tras este rollo inicial, mi propuesta para la primera edición de Desayunos Saludables. Como se ha elegido de tema el Día de la Madre me he decidido por algo sencillo y he preparado unos muffins sanísimos. A mi madre le encantan los bizcochos y madalenas, y siempre me sugiere que haga una hornada de muffins cuando me apetece preparar algo. Una pieza de repostería casera no tiene por qué ser una opción no-saludable por las mañanas, ya que podemos controlar todos los ingredientes a nuestro gusto y necesidad. Estos muffins no tienen ni mantequilla ni aceite, tienen una buena cantidad de fibra y vitaminas, y están bien ricos, tiernos, jugosos y aromáticos.

Healthy muffins


- 1 taza de harina integral
- 1/2 taza de harina bigia
- 3/4 taza de salvado integral
- 3/4 + 1 cucharada de copos de avena
- 1/2 taza de azúcar moreno
- 1/4 taza de melaza
- 2 huevos
- 1 naranja: piel rallada y zumo
- 2 manzanas peladas y ralladas
- 1 pera pelada y rallada
- 1 yogur de soja
- leche de soja
- 2 cucharadas de semillas de amapola
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 1/2 cucharadita de levadura
- 1/2 cucharadita de sal
- 1/4 cucharadita de jengibre
- 1/4 cucharadita de nuez moscada
- 1/2 cucharadita de canela

Parecen muchos ingredientes, pero sólo hay que seguir los mismos pasos que con cualquier receta de muffins: tamizar los ingredientes secos; batir aparte los húmedos; incorporar ambas mezclas con movimientos suaves; añadir la fruta; repartir en moldes adecuados y hornear unos 15-20 minutos a 180º en horno precalentado.
Me salieron 16 unidades y un pequeño bizcochito que hice en un mini molde (para no desperdiciar nada de masa).

Healthy muffins


Tengo ganas de ver todos los desayunos que se van a publicar el día 4. Gracias a las organizadoras del evento por tener tan buena idea, hay que promover los buenos desayunos :)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips